In English | En español
¿Prequntas sobre el cáncer?
Boletín del Instituto Nacional del Cáncer
 Página principal del BoletínArchivoContáctenos
  • Publicación: 10 de noviembre de 2009

La información y los enlaces en esta página ya no se están actualizando y se proporcionan únicamente como referencia.

El proyecto Atlas del Genoma de Cáncer hará un mapa de 20 tipos de tumores

> Lea el artículo en inglés

Durante una visita a los NIH el miércoles, 30 de septiembre, el Presidente Barack Obama recorrió un laboratorio con la Dra. Kathleen Sebelius, secretaria de Salud y Servicios Humanos, el Dr. Anthony Fauci, director del Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas y el Dr. Francis Collins, director de los NIH. (De izquierda a derecha). Durante su visita a los NIH el miércoles, 30 de septiembre, el Presidente Barack Obama recorrió un laboratorio con la Dra. Kathleen Sebelius, secretaria de Salud y Servicios Humanos, el Dr. Anthony Fauci, director del Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas y el Dr. Francis Collins, director de los NIH. (Izq. a der.)

Durante una visita a la sede de los Institutos Nacionales de la Salud (NIH) recientemente, el Presidente Barack Obama anunció que NIH gastará 275 millones de dólares en los próximos dos años para catalogar los cambios genéticos que causan la formación de más de 20 tipos de cáncer. 

La subvención, que incluye 175 millones de dólares de los fondos del Decreto de Recuperación, apoyará la segunda fase del proyecto del Atlas del Genoma de Cáncer (TCGA).  Este esfuerzo de colaboración dirigido por el Instituto Nacional del Cáncer y el Instituto Nacional de Investigación del Genoma Humano (NHGRI) tiene como objetivo descubrir las alteraciones moleculares que ocurren en los principales tipos y subtipos de cáncer.

Los directores del proyecto dijeron que el estudio piloto del TCGA, lanzado en el 2006, ha demostrado la viabilidad del uso de estrategias integradas de genómica para caracterizar las alteraciones moleculares en el cáncer.  Los tres primeros cánceres perfilados fueron el de cerebro, de pulmón y de ovario.

"El proyecto piloto mostró no sólo que era posible construir la infraestructura para un proyecto a gran escala de mapeo del genoma, sino también que un equipo muy grande de científicos podrían unirse y hacer un trabajo que beneficia a toda la sociedad", dijo la doctora Anna Barker, subdirectora del NCI, quien participa en la dirección del programa de investigación.

Más de 150 investigadores en unos 18 centros del país usarán diversas tecnologías genómicas, como las máquinas secuenciadoras de ADN de siguiente generación, para producir los datos.  Como ha ocurrido durante el proyecto piloto, la información será depositada en bases de datos públicas, donde la comunidad científica podrá usar los resultados con fines diversos, incluso la búsqueda de vulnerabilidad en los tumores que podría ser explotada por los tratamientos. 


Comentarios del Presidente Obama en los NIH

Abrir en un reproductor de video independiente

El proyecto se propone completar análisis genómicos exhaustivos de 10 tipos de cáncer, al usar cerca de 500 muestras tanto de tumores como de tejido normal correspondiente a cada tipo; al mismo tiempo, se hará la secuenciación y caracterización de por lo menos 100 tumores para cada uno de los otros cánceres en los próximos 2 años, dijeron los funcionarios.

La red de investigación del TCGA ampliará sus actividades de mapeo y generará más análisis exhaustivos de todos los cánceres en los tres años siguientes.  La doctora Barker señaló que la creación de nuevas herramientas de bioinformática para analizar grandes cantidades de datos del genoma será fundamental para el éxito del proyecto.

El NCI y el NHGRI obligarán cada uno 50 millones de dólares, que no proceden del Decreto de Recuperación, para el TCGA por el período inicial de 2 años.  Los dos institutos se han comprometido también a financiar los 3 años restantes del proyecto, cuyos detalles se determinarán en poco tiempo, dijeron los funcionarios.  

No se han dado a conocer los 20 tipos de cáncer, pero los criterios incluyen la alta incidencia, considerable mortalidad y la disponibilidad de muestras de alta calidad biológica para su análisis.  Un tipo de cáncer de riñón llamado carcinoma renal de células claras y un tipo de cáncer de mama llamado carcinoma ductal invasor son ejemplos de los cánceres que probablemente tendrán prioridad. 

"Este esfuerzo ambicioso promete abrir nuevas puertas hacia la biología de todos los cánceres; transformar los métodos de investigación oncológica e iniciar una era más individualizada de atención del cáncer", dijo el doctor Francis Collins, director de los NIH, en un comunicado de prensa. 

Por ejemplo, los datos del TCGA podrían acelerar el descubrimiento de marcadores biológicos asociados con subtipos específicos de cáncer.  Aun antes que se creen nuevos medicamentos o medios de diagnóstico para pacientes que tengan estos subtipos de cáncer, los médicos podrían usar biomarcadores para asignar a los pacientes a estudios clínicos más adecuados, indicó la doctora Barker.  

El proyecto también recoge información detallada sobre el curso clínico y resultados de cada paciente, para que los investigadores puedan identificar asociaciones entre variaciones genómicas y la respuesta al tratamiento.  Por ejemplo, los investigadores del TCGA informaron recientemente que ciertas alteraciones genéticas en pacientes con glioblastoma (una forma de cáncer de cerebro) se asocian con la formación de resistencia a un medicamento que se usa comúnmente para tratar la enfermedad.

En su discurso en el Centro Clínico de los NIH el 30 de septiembre, el Presidente Obama anunció que 5 mil millones de dólares de los fondos del Decreto de Recuperación para los NIH financiarían más de 12 000 subvenciones. Al decir que las subvenciones del Decreto de Recuperación son "por sí solas, el más grande refuerzo para la investigación biomédica en la historia", el Presidente indicó que la inversión impulsaría la investigación más sofisticada en todo Estados Unidos, descubriendo tratamientos para enfermedades como el cáncer "que han afectado a la humanidad por mucho tiempo".

Después de asistir a una reunión científica sobre el cáncer de cerebro, la doctora Barker dijo que el TCGA ya estaba produciendo frutos en este campo.  Muchas de las presentaciones incluyeron datos del TCGA, y los médicos clínicos estuvieron hablando sobre la cuestión de la resistencia a los medicamentos descubierta por los investigadores del proyecto.  Algunos investigadores en la reunión habían comenzado a trabajar en el glioblastoma principalmente porque estaban a disposición datos genómicos confiables sobre el tipo del tumor, indicó la doctora.

"Este proyecto ha transformado nuestra opinión sobre el glioblastoma, en primer lugar y sobre todo, por que aporta nuevos puntos terapéuticos de ataque", dijo en un correo electrónico el doctor Ronald DePinho, del Instituto de Cáncer Dana-Farber, quien asistió también a la reunión.  "Es un recurso extraordinario para toda la ciencia del cáncer, no sólo del glioblastoma".

"Lo que es particularmente útil para este campo", continuó, "es que los investigadores pueden ahora realizar un análisis exhaustivo de las rutas y sus interacciones en todas las dimensiones del espacio del genoma; es decir, del ARN, del empalme, de los microARN, número de copias, mutaciones y epigenética". 

Mientras se pone en marcha la siguiente fase del proyecto, la doctora Barker predijo que la comunidad científica seguirá usando los datos para adquirir una nueva percepción de la biología del cáncer.

"Creo que el método del TCGA trae consigo enormes promesas para cambiar el semblante de la investigación del cáncer mientras lanzamos los perfiles genómicos de estos tumores en los próximos 5 años", dijo la doctora.

--Edward R. Winstead