Boletin
 
4 de diciembre de 2012 • Volumen 4 - Edición 13

Opciones

  • Imprimir página
  • Imprimir documento
  • Ver documento
  • Enviar este documento

Décadas después, el accidente de Chernobil arroja pistas sobre el riesgo de leucemia

> Artículo en inglés

Foto histórica del personal encargado de la limpieza de la planta nuclear de Chernobil (Cortesía del doctor Victor Kryuchkov, del Centro Médico Federal de Biofísica de Burnazyan).Estudios realizados sobre el personal encargado de la limpieza de la planta nuclear de Chernobil han descubierto una relación entre la radiación ionizante y la leucemia linfocítica crónica. (Foto cortesía del doctor Victor Kryuchkov, del Centro Médico Federal de Biofísica de Burnazyan).

La exposición a dosis bajas de radiación ionizante por periodos prologados puede aumentar el riesgo futuro de leucemia linfocítica crónica (LLC), así como de otros tipos de leucemia, según se desprende de un nuevo estudio. Los hallazgos provienen de un estudio sobre trabajadores ucranianos que fueron expuestos a radiación cuando estaban realizando tareas de limpieza luego del accidente de la planta nuclear de Chernobil de 1986.

Veinte años después del desastre, estos trabajadores, en su conjunto, presentaron un aumento del riesgo de LLC y otros tipos de leucemia, informaron los investigadores a principios de noviembre en la publicación Environmental Health Perspectives. El estudio de casos y controles usó la información de un estudio de mayor alcance que rastreó el estado de salud de más de 110 000 miembros del personal de limpieza del accidente de Chernobil.

"En investigaciones anteriores se demostró que existe un aumento del riesgo de padecer algunos tipos de leucemia relacionados con la exposición a la radiación", comentó la investigadora principal, la doctora Lydia Zablotska de la Universidad de California en San Francisco. "No obstante, como en ninguno de estos estudios se halló una asociación con la LLC estamos intrigados con nuestros resultados".

En el nuevo estudio, el equipo de la doctora Zablotska atribuyó 19 de los 117 casos de leucemia (16 por ciento), diagnosticados entre el personal de limpieza, a la exposición a la radiación por el accidente del reactor nuclear de Chernobil. La magnitud del riesgo fue similar para la LLC y para otros tipos de leucemia.

En los Estados Unidos, la LLC es más común que otras leucemias y el año pasado hubo unos 15 000 casos diagnosticados de la enfermedad. Se trata de un tipo de leucemia relativamente benigno, pero algunos pacientes necesitan quimioterapia y el cáncer puede resultar mortal.

Además de proporcionar pistas sobre las causas de la LLC, los nuevos resultados podrían ayudar a los investigadores a comprender los efectos de salud a largo plazo causados por la exposición a dosis bajas de radiación. "Las cantidades de radiación en los Estados Unidos han aumentado en el transcurso de los últimos 20 años, principalmente debido a la exposición a las exploraciones por tomografía computarizada", dijo la doctora Zablotska. "Queremos saber cuáles son los efectos a largo plazo de esta radiación". 

Foto más reciente de la planta nuclear de Chernobil con un monumentoVeinte años después del desastre, los investigadores continúan vigilando la salud de las personas expuestas a la radiación del accidente de Chernobil.

La radiación puede causar daños al ADN que, con el tiempo, pueden derivar en cáncer. Estudios con supervivientes de explosiones de bombas atómicas han documentado los riesgos de cáncer asociados a la exposición a corto plazo de dosis de radiación entre moderadas y altas. Pero existe aún menos información sobre los efectos en la salud de la exposición a dosis más bajas de radiación durante periodos prologados, como las dosis a las que fue expuesto el personal de limpieza. 

En 2008, el equipo de investigación informó incialmente de una asociación entre la exposición a la radiación y la LLC en el personal asignado a las tareas de limpieza del accidente de Chernobil. Debido a que este hallazgo fue inesperado, los autores decidieron llevar a cabo el presente estudio con una muestra más grande y un seguimiento más prolongado.

"Para los investigadores, estos resultados son de gran interés porque podrían propiciar nuevas investigaciones sobre el mecanismo que determina la aparición de la LLC", expresó el doctor Kiyohiko Mabuchi, quien dirige la Unidad de Investigación de Chernobil en la División de Epidemiología y Genética del Cáncer del NCI, y es el autor principal del nuevo estudio.

El doctor Mabuchi señaló que otros estudios sobre personal expuesto a la radiación no han detectado un aumento del riesgo de la LLC, por ello se necesitan más investigaciones para comprender estas discrepancias. Es importante identificar el mecanismo biológico subyacente en esta asociación, agregó.

Este estudio brinda "algunos de los indicios científicos más importantes con que contamos hasta el momento para respaldar la conclusión de que la LLC es una posible consecuencia adversa de la exposición a la radiación ionizante", puntualizó el doctor David Richardson, un epidemiólogo de la Universidad de Carolina del Norte, Chapel Hill, quien estudia los efectos de la radiación en la salud pero quien no participó en la investigación.

"Es importante continuar haciendo seguimiento a las consecuencias en la salud", agregó el doctor Mabuchi, "tanto en el personal encargado de la limpieza así como en otros grupos expuestos a la radiación del accidente de Chernobil".

—Edward R. Winstead

Esta investigación fue respaldada por el Programa Interno de Investigaciones del NCI.

< Sección anterior  |  Siguiente sección >