Boletin
 
4 de diciembre de 2012 • Volumen 4 - Edición 13

Opciones

  • Imprimir página
  • Imprimir documento
  • Ver documento
  • Enviar este documento

Un fármaco reduciría el deterioro cognitivo después de la radiación para metástasis cerebrales

> Artículo en inglés

Un fármaco ya aprobado con fines de mejorar el funcionamiento intelectual en algunos pacientes con demencia podría limitar el deterioro de la memoria y otras funciones cognitivas en pacientes que están recibiendo radioterapia total del cerebro (WBRT) para tratar el cáncer que se ha extendido al cerebro. Los resultados de un estudio clínico para probar la eficacia del fármaco, memantina (Namenda), en pacientes con metástasis cerebral fueron presentados el 28 de octubre en el congreso anual de la Sociedad Americana de Oncología Radioterápica (ASTRO).

Más de 60 por ciento de los pacientes con metástasis cerebral que reciben radioterapia total del cerebro presentan problemas de funcionamiento intelectual en los cuatro meses siguientes al tratamiento, explicó la investigadora principal del estudio, la doctora Nadia Laack del Centro Oncológico de la Clínica Mayo, durante una rueda de prensa. El estudio subvencionado por el NCI tenía la intención de determinar si la memantina podría prevenir el deterioro de la memoria en pacientes, más que comprobar si el fármaco mejora la supervivencia generalsin evolución, señaló la doctora Laack.

El estudio con distribución al azar de fase III, llevado a cabo por el Grupo de Oncología Radioterápica y denominado RTOG-0614, incluyó a más de 550 pacientes que recibieron memantina o un placebo durante la radioterapia total del cerebro y 6 meses después de terminar el tratamiento. Los investigadores evaluaron la memoria de los participantes y otras funciones cognitivas, tales como la capacidad de procesar información y tomar decisiones, antes y después del tratamiento. Debido a que muchos de los pacientes en el estudio fallecieron o el cáncer que tenían continuó su evolución, solo se pudo evaluar a 149 pacientes después de transcurridas 24 semanas.

Los pacientes cuya enfermedad continuó evolucionado, rehusaron hacerse las pruebas con frecuencia, por lo que estábamos, de hecho, evaluando en su mayoría a pacientes que no presentaban un empeoramiento de la enfermedad", explicó la doctora Laack en un mensaje de correo electrónico.

En pacientes tratados con memantina, el deterioro de la memoria demoró más tiempo en aparecer y fue menos grave, si bien la mejoría no resultó estadísticamente significativa. Sin embargo, el riesgo de deterioro cognitivo disminuyó un 17 por ciento, una reduccion que fue estadísticamente significativa.

“Si bien la administración de memantina se interrumpió a los 6 meses, el efecto en el funcionamiento intelectual se mantuvo durante el transcurso del estudio, lo cual hace pensar que la memantina podría prevenir las lesiones por radiación más que tratar simplemente la disfunción cognitiva", comentó la doctora Laack.

A partir de los resultados del estudio, es probable que la memantina se use ahora como tratamiento estándar para pacientes que se someten a radioterapia total del cerebro con el fin de tratar las metástasis cerebrales, agregó la doctora. "Creemos que esto va a tener una influencia en la práctica clinica el día de mañana y que, en futuros estudios, la memantina será el estándar de comparación usado para evaluar a otros agentes".

Este estudio fue financiado en parte por los Institutos Nacionales de la Salud (CA21661, CA32115 y CA37422, RTOG U10 CA21661 y CCOP U10 CA37422).

< Sección anterior  |  Siguiente sección >