Boletin
 
4 de diciembre de 2012 • Volumen 4 - Edición 13

Opciones

  • Imprimir página
  • Imprimir documento
  • Ver documento
  • Enviar este documento

Investigadores identifican un posible marcador biológico para el cáncer de pulmón en estadio inicial

> Artículo en inglés

Una proteína que se puede detectar en muestras de sangre es posible que sirva en un futuro como marcador biológico para el cáncer de pulmón en estadio inicial, de acuerdo con los resultados de un nuevo estudio. Estos resultados, publicados el 16 de octubre en Proceedings of the National Academy of Sciences, permiten suponer que medir el nivel de una variante de la proteína Ciz1 podría ayudar a detectar el cáncer de pulmón de manera temprana y no invasiva en personas con alto riesgo.

"Nos ha costado encontrar marcadores biológicos que sean específicos para una enfermedad, y este puede ser un paso en la dirección correcta", dijo el doctor Sudhir Srivastava, jefe del Grupo de Investigación de Marcadores Biológicos del Cáncer del NCI. El doctor Srivastava catalogó al estudio como promisorio pero señaló que los resultados necesitan mayor validación.

Un grupo de investigadores dirigidos por la doctora Dawn Coverley de la Universidad de York en el Reino Unido descubrió que la "variante b" de la proteína Ciz1 estaba presente en 34 de los 35 tumores pulmonares pero no en el tejido adyacente. Se demostró con otros experimentos que un anticuerpo específico para esta variante de la Ciz1 puede detectar la proteína en muestras pequeñas de sangre de personas con cáncer de pulmón de células no pequeñas (NSCLC) y cáncer de pulmón de células pequeñas (SCLC).

En dos grupos independientes de muestras sanguíneas (de 170 y 160 pacientes, respectivamente), los investigadores mostraron que cuando los niveles de la variante de la Ciz1 eran superiores a un umbral específico, se pudo identificar correctamente entre 95 y 98 por ciento de los pacientes con cáncer de pulmón, con una especificidad general de 71 a 75 por ciento. Con el segundo grupo de muestras, los investigadores demostraron que el nivel de la variante de la Ciz1 pudo distinguir entre pacientes con NSCLC en estadio I y fumadores empedernidos de la misma edad sin diagnóstico de cáncer, personas con nódulos pulmonares benignos y pacientes con enfermedades respiratorias inflamatorias.

Si bien el alto índice de resultados positivos falsos que se observa con la variante de la Ciz1 es preocupante, los autores señalaron que un análisis de sangre para detectar la variante de la Ciz1 podría ser en última instancia útil para la detección del cáncer de pulmón cuando se le combina con la tomografía computarizada helicoidal de dosis baja, también conocida como TC en espiral. En ese contexto, la prueba podría confirmar la presencia de cáncer de pulmón en pacientes que tienen resultados dudosos en una TC en espiral, lo cual disminuye la necesidad de hacer procedimientos invasivos a fin de confirmar un diagnóstico de cáncer de pulmón, Además, si se usa antes de una TC en espiral, "la prueba podría reducir la cantidad de personas que pasan por exámenes de imaginología... debido a que el índice de resultados negativos falsos es muy bajo", escribió la doctora Coverley en un correo electrónico.

Para determinar los niveles de la variante de la Ciz1, los investigadores usaron una técnica de laboratorio llamada análisis Western blot. No obstante, los investigadores reconocieron que como este enfoque no podría aplicarse de manera habitual en un contexto clínico, se necesitaría formular "una técnica de mejor rendimiento".

Financiado en parte por la Subvención de la Red de Investigación de Detección Temprana del NCI U01CA086137.

< Sección anterior  |  Siguiente sección >