Boletin
 
6 de diciembre de 2011 • Volumen 3 - Edición 13

Opciones

  • Imprimir página
  • Imprimir documento
  • Ver documento
  • Enviar este documento

Los receptores de trasplantes de órganos son más vulnerables a varios tipos de cáncer

> Artículo en inglés

Cirugía de trasplante de órganosInvestigadores del NCI han hallado mayores riesgos de contraer 32 tipos de cáncer en un grupo de receptores de trasplantes en el Estudio de Emparejamiento de Cáncer con Trasplantes.

La probabilidad de que se presente un cáncer en las personas que han recibido el trasplante de una víscera maciza, como riñón, pulmón o corazón, es dos veces más alta que en la población general, y el riesgo se extiende a una amplia variedad de tumores malignos, según lo indica una investigación publicada el 1 de noviembre en la revista JAMA.

Los médicos han sabido desde los primeros días del trasplante de órganos que el cáncer es una complicación posible de este procedimiento que a menudo salva vidas. El nuevo estudio ofrece a los investigadores una primera vista general de los patrones del riesgo de cáncer en una población extensa de receptores de trasplante de vísceras macizas en los Estados Unidos, entre los cuales se encuentran también los patrones de riesgo para los tumores malignos menos comunes.

"El riesgo es mayor con respecto a un amplio grupo de tumores malignos", dijo el investigador principal, doctor Eric Engels, de la División de Epidemiología y Genética del Cáncer (DCEG) del NCI. "Los resultados aclaran el espectro de estos tipos de cáncer, lo cual nos anima a profundizar en el estudio de los mismos".

Él y sus colegas determinaron que los riesgos de contraer 32 tipos de tumores malignos eran más altos en un grupo de casi 176 000 receptores de trasplantes que participaron en el Estudio de Emparejamiento de Cáncer con Trasplantes (Transplant Cancer Match Study). Si bien los riesgos variaron según el tipo de cáncer, el riesgo general estimado estuvo en línea con los resultados de estudios anteriores.

Gran parte del mayor riesgo de contraer cáncer entre los receptores de trasplante de órganos se ha atribuido a los medicamentos que estos pacientes toman para evitar que el sistema inmunitario rechace el órgano de un donante. Al suprimir el sistema inmunitario, aumenta el riesgo de contraer ciertos tipos de cáncer, en particular, aquellos causados por agentes infecciosos, tales como un virus.

 Gran parte del mayor riesgo de que se presente un cáncer en los receptores de trasplante de órganos se ha atribuido a los medicamentos que estos pacientes toman para evitar que el sistema inmunitario rechace el órgano de un donante.

En este estudio, el linfoma no Hodgkin, cuya causa puede ser el virus Epstein-Barr, fue el tipo de cáncer más común, y el riesgo de contraerlo fue mucho mayor en los pacientes con trasplantes que en la población en general. Los investigadores también encontraron un mayor riesgo de contraer tipos de cáncer que no tenían relación establecida con infecciones, tales como el melanoma, el cáncer de labio y el cáncer de tiroides.

El cáncer de pulmón, el cáncer de riñón y el cáncer de hígado también fueron comunes y el riesgo de contraerlos fue más alto que en la población en general.

Este estudio resalta el importante papel que desempeña el sistema inmunitario en la prevención del cáncer, hizo notar la doctora Claire Vajdic, de la University of New South Wales en Australia, cuya investigación incluye el trasplante de órganos y el cáncer, pero quien no participó en este estudio.

"Los hallazgos demuestran claramente que esta población es altamente vulnerable a una variedad particularmente amplia de tumores malignos en vísceras macizas y tumores hematológicos", declaró en un mensaje por correo electrónico. "Las estrategias para prevenir el cáncer en esta población de alto riesgo es de suma importancia".

Una mejor comprensión del riesgo de cáncer en los receptores de trasplantes ayudaría a aclarar el papel del sistema inmunitario, las infecciones y otros factores que participan en la formación de malignidades, hicieron notar los autores del estudio. También podría revelar maneras de aumentar la inocuidad de los trasplantes de órganos, añadieron.

El doctor Engels y sus colegas analizaron datos sobre receptores de trasplantes de vísceras macizas del Registro Científico de Receptores de Trasplantes de los Estados Unidos (1987-2008) y los datos de 13 registros de tumores estatales y regionales. La mayoría de los estudios anteriores no fueron lo suficientemente extensos como para elaborar perfiles de riesgo para tipos de cáncer menos comunes.

"Estamos muy entusiasmados con este estudio", afirmó el doctor James Bowman, director médico de la División de Trasplantes de la Administración de Recursos y Servicios de Salud (Health Resources and Services Administration). "Hasta ahora no habíamos podido calcular estadísticas confiables con respecto a los tumores malignos menos comunes".

A la larga, añadió el doctor Bowman, la información sobre los riesgos de cáncer podría ayudar a los médicos de atención primaria a "permanecer alertas" ante los posibles riesgos de contraer cáncer que enfrentan los pacientes que han recibido un trasplante.

El estudio halló altos índices de algunos cánceres comunes en los seis primeros meses después de un trasplante, dijo la doctora Vajdic. Sin embargo, advirtió que estos índices podrían incluir tumores malignos que estaban presentes en los receptores de órganos pero que no habían sido detectados para el momento del trasplante, y no tumores que hubieran aparecido a causa de la supresión del sistema inmunitario.

El trasplante de órganos representa una nueva esperanza en los pacientes con deficiencias de algunos órganos. Seguiremos haciendo investigaciones con el fin de aprender a reducir al mínimo la carga que implica el cáncer en estos pacientes.

—Dr. Eric Engels

En algunos informes de prensa se han descrito casos en los cuales es posible que un paciente haya contraído cáncer después de recibir un órgano de un donante que tenía un tumor, que no había sido diagnosticado. Pero en este estudio, aclaró el doctor Engels, este tipo de trasmisión probablemente represente una muy pequeña fracción de casos, si es que representa alguno.

El estudio no pudo explicar el mayor riesgo de contraer cáncer de riñón en pacientes que habían recibido cualquier otro órgano que no fuera un riñón. Investigadores del Reino Unido reportaron recientemente un caso similar.

"No se tiene una explicación para esto, sin embargo, es posible que nuestros resultados lleven a los investigadores a hacerse nuevas preguntas sobre las razones por las cuales se presentan tumores malignos en los receptores de trasplantes, dijo el doctor Engels. "No es solamente la supresión del sistema inmunitario la causa del aumento del riesgo de cáncer; es probable que también haya que tomar en cuenta otros factores".

Han trascurrido más de cuatro décadas desde que el doctor Israel Penn reportó por primera vez la presencia de tumores malignos en receptores de trasplantes. Pionero en el trasplante de órganos, el doctor Penn fundó un registro nacional que estimuló la investigación sobre los riesgos de cáncer entre los receptores de trasplantes y sentó las bases para el estudio actual.

"El trasplante de órganos es uno de los milagros de la medicina moderna y representa una nueva esperanza en los pacientes con deficiencias de algunos órganos", dijo el doctor Engels. "Seguiremos haciendo investigaciones con el fin de aprender a reducir al mínimo la carga que implica el cáncer en estos pacientes".

—Edward R. Winstead

< Sección anterior  |  Siguiente sección >