Boletin
 
7 de diciembre de 2010 • Volumen 2 - Edición 13

Nuevo fármaco reduce eficazmente tumores de linfoma de Hodgkin

> Artículo en inglés

Un fármaco en fase de investigación compuesto de un anticuerpo monoclonal vinculado a un potente agente de quimioterapia produjo una reducción considerable o completa en los tumores de cerca del 40 por ciento de los pacientes con linfoma de Hodgkin en un estudio clínico de fase I, informaron investigadores el mes pasado. Los resultados fueron publicados el 4 de noviembre en la revista New England Journal of Medicine.

En el estudio clínico, 42 pacientes con linfoma de Hodgkin y tres con linfoma anaplásico de células grandes (LACG) que habían sufrido recidivas después de tratamientos anteriores (entre los que se incluye el trasplante de células madre), o que presentaban resistencia a tratamientos convencionales, recibieron el fármaco brentuximab vedotin (SGN-35). El anticuerpo de este actúa sobre una proteína llamada CD30 que se encuentra en la superficie de las células del linfoma. Y adherido al anticuerpo se encuentra un poderoso fármaco de investigación para quimioterapia llamado monometil auristatin E (MMAE).

El MMAE es entre 100 y 1,000 veces más potente que otros fármacos de quimioterapia, según lo indican los laboratorios Seattle Genetics, la compañía que elabora el fármaco. El anticuerpo dirige al fármaco a las células cancerosas, donde es absorbido y degradado por las enzimas en el núcleo de las células para liberar MMAE y originar la muerte celular.

De los 17 pacientes que presentaron respuestas medibles, 11 no mostraron evidencia de cáncer existente (respuesta completa) después del tratamiento y, en el resto, la reducción tumoral fue de por lo menos un 50 por ciento (respuesta parcial). Dado que se trata de un estudio de fase I, los pacientes recibieron dosis distintas. De los 12 pacientes que recibieron la dosis más eficaz con los efectos secundarios menos graves (la dosis máxima tolerada), seis tuvieron una respuesta medible. En general, el 86 por ciento de los pacientes del estudio mostró por lo menos cierta reducción tumoral con efectos secundarios limitados.

En las últimas tres décadas, se han registrado pocos avances en la elaboración de nuevos tratamientos contra el linfoma de Hodgkin. Estos resultados ofrecen una promesa significativa para algunos pacientes, indicó la doctora Anas Younes, investigadora principal, del Centro Oncológico M. D. Anderson de la Universidad de Texas. “Creo que debe destacarse que la mayoría de los pacientes presentó reducción tumoral cuando fueron tratados en la fase I del estudio”, escribió en un correo electrónico.

Los resultados iniciales de un estudio de fase II del fármaco en la misma población de pacientes parecen ser aún más sólidos que los de la fase I, de acuerdo con Seattle Genetics. A finales de septiembre pasado, la compañía anunció que el 75 por ciento de los 102 pacientes del estudio de fase II, todos los cuales tenían linfoma de Hodgkin recidivante/resistente al tratamiento, presentaron una respuesta objetiva. Y, a principios de octubre, la compañía reportó que pacientes con LACG de otro estudio de brentuximab de fase II tuvieron una tasa de respuesta medible del 86 por ciento. En la reunión anual de la Sociedad Americana de Hematología, a principios de diciembre, se presentaron resultados más completos y en detalle de ambos estudios clínicos.