In English | En español
¿Prequntas sobre el cáncer?
Boletín del Instituto Nacional del Cáncer
 Página principal del BoletínArchivoContáctenos
  • Publicación: 8 de diciembre de 2009

La información y los enlaces en esta página ya no se están actualizando y se proporcionan únicamente como referencia.

Orientación telefónica personalizada ayuda a los adolescentes a dejar de fumar

> Lea el artículo en inglés

En el estudio clínico más grande en su tipo, investigadores del Centro de Investigación de Cáncer Fred Hutchinson han indicado que la orientación telefónica que incluye entrevistas de motivación y métodos cognoscitivos-conductuales ayuda a los adolescentes mayores a dejar de fumar. El estudio es el primero en demostrar un efecto prolongado (definido en el estudio como efecto que dura al menos 6 meses) en dejar de fumar entre los adolescentes que fuman. Este hallazgo es consistente con la recomendación de las Directrices para la práctica clínica del Servicio de Salud Pública de los EE. UU. en el 2008, las cuales indican que la orientación puede ser un tratamiento efectivo para ayudar a los jóvenes a dejar de fumar.

"Estos resultados son de vital importancia para apoyar y estimular la búsqueda nacional para encontrar formas satisfactorias de ayudar a reducir el tabaquismo en adolescentes y adultos jóvenes", dijo el investigador principal del estudio, doctor Arthur V. Peterson, Jr., en un comunicado de prensa. El estudio fue publicado el 12 de octubre en línea en la Revista del Instituto Nacional del Cáncer (JNCI).

El estudio, financiado por el NCI, incluyó a 2 151 fumadores adolescentes mayores (identificados por medio de encuestas) de 50 escuelas secundarias del estado de Washington. La mitad de las escuelas fueron asignadas aleatoriamente para recibir orientación confidencial, mientras que los estudiantes participantes de las 25 escuelas restantes no recibieron orientación. Un grupo grande de adolescentes que no fumaban fueron también inscritos en el estudio para enmascarar la situación de los participantes que fumaban.

Casi dos tercios de los participantes del grupo de orientación participaron en al menos una llamada de orientación. Ésta, explicó el equipo de investigación, se concentró en dos técnicas: entrevista de motivación, la cual ayuda proporcionar a los participantes la motivación y la confianza para dejar de fumar, y entrenamiento en habilidades cognoscitivas-conductuales, el cual proporciona las herramientas para saber cómo dejar de fumar.

Entre todos los fumadores, los índices de 6 meses sin fumar fueron mayores en los participantes que recibieron la orientación en comparación con los que no la recibieron (21,8% contra 17,7%). Los fumadores de diario que recibieron la orientación tenían casi el doble de probabilidad de reportar índices de abstinencia de 6 meses en comparación con los fumadores de diario que no recibieron orientación (10,1% contra 5,9%). Los efectos de la intervención de orientación fueron diferentes en los hombres y mujeres que fumaban diariamente. Los hombres fumadores de diario que recibieron la orientación tenían más probabilidad que los fumadores de diario que no recibieron orientación de mantener índices de abstinencia de 6 meses. Sin embargo, esto no fue así entre las adolescentes que fumaban.

En un editorial adjunto del JNCI, el doctor Scott Leischow y Eva Matthews, del Centro Oncológico de Arizona, elogiaron el estudio y pidieron a los servicios telefónicos estatales para dejar de fumar "que fomenten en la forma más enérgica posible poner en práctica la intervención…en la medida de lo posible".