In English | En español
¿Prequntas sobre el cáncer?

Noticias en español

Contacte la Oficina de Prensa del NCI (solo disponible en inglés)
  • Publicación: 18 de julio de 2014
Comunicado de prensa del NCI

Estudio de los NIH revela que un resultado negativo de la prueba del VPH es un mejor predictor de un riesgo bajo de cáncer de cuello uterino que una prueba de Pap negativa

De acuerdo con un estudio en el que participaron más de un millón de mujeres, los investigadores de los Institutos Nacionales de la Salud (NIH) han determinado que el resultado negativo de una prueba para la detección del virus del papiloma humano (VPH) proporciona mayor certeza o conocimiento frente a riesgos futuros de cáncer de cuello uterino que una prueba de Pap negativa. Esto quiere decir que las mujeres que obtienen un resultado negativo en la prueba del VPH presentan un riesgo sumamente bajo de presentar cáncer de cuello uterino. Este hallazgo, de los investigadores del Instituto Nacional del Cáncer (NCI), que forma parte de los NIH, y de sus colegas, se publicó en línea el 18 de julio de 2014 en el Journal of the National Cancer Institute.

Con la prueba del VPH se detecta el ADN (o el ARN) de los tipos de virus del papiloma humano que causan casi todos los cánceres de cuello uterino. Con la prueba de Pap se detectan cambios anómalos en las células, los cuales están asociados a la presencia del cáncer de cuello uterino. Ambos tipos de pruebas se realizan con una muestra de células extraídas del cuello uterino.

Desde 2003, mujeres entre 30 y 64 años de edad inscritas en el sistema de atención médica de Kaiser Permanente Northern California se han hecho exámenes de detección del cáncer de cuello uterino con pruebas simultáneas de VPH y de Pap (conocidas como pruebas conjuntas). Este grupo de mujeres es el más grande del cual se tiene conocimiento en los Estados Unidos con un antecedente tan prolongado de realización de pruebas de VPH en consultas clínicas de rutina. En 2011, los investigadores del NCI y sus colegas publicaron los resultados de los exámenes de detección de cerca de 300 000 mujeres que formaban parte de este grupo. Esos datos se usaron como base para las directrices actuales sobre exámenes de detección y control de enfermedades del cuello uterino en los Estados Unidos, entre ellas, las emitidas por el Grupo de Trabajo de Servicios Preventivos de EE. UU. (U.S. Preventive Services Task Force, USPSTF), que recomienda a mujeres con resultados normales hacerse la prueba de Pap cada tres años (entre los 21 y 65 años de edad) o realizarse las pruebas conjuntas cada cinco años (entre los 30 y 65 de edad).

En el nuevo estudio, los investigadores ampliaron el análisis de 2011 a más de 1 millón de mujeres que se habían hecho exámenes de detección hasta el 31 de diciembre de 2012. Los investigadores calcularon los riesgos de cáncer de cuello uterino en mujeres con resultados negativos de solo la prueba del VPH, de solo la prueba de Pap y de las pruebas conjuntas. Compararon las estimaciones de los riesgos basándose en las directrices de la USPSTF que recomiendan pruebas de Pap cada tres años y pruebas conjuntas cada cinco años.

Los investigadores hallaron que el riesgo de padecer cáncer de cuello uterino en los tres años siguientes a la obtención de un resultado negativo en la prueba del VPH fue casi la mitad del observado después de un resultado negativo de la prueba de Pap, el cual que ya era un riesgo bajo. El riesgo de cáncer de cuello uterino en los tres años posteriores a un resultado negativo de la prueba del VPH fue similar al riesgo de padecer cáncer cinco años después un resultado negativo de una prueba conjunta. Los investigadores estimaron que la cifra de mujeres que padecerían cáncer de cuello uterino después de recibir un resultado negativo en las pruebas sería la siguiente:

  • Resultado negativo de la prueba de Pap: 20 por cada 100 000 mujeres durante tres años
  • Resultado negativo de la prueba del VPH: 11 por cada 100 000 mujeres durante tres años
  • Resultado negativo de la prueba conjunta: 14 por cada 100 000 mujeres durante cinco años

"Nuestros resultados demuestran el valor predictivo superior de un resultado negativo de la prueba del VPH, en comparación con un resultado negativo de la prueba de Pap. Nuestros hallazgos proporcionan indicios científicos para respaldar las directrices actuales de realizar pruebas conjuntas, así como la posibilidad de que la prueba primaria de VPH sea otra alternativa para la detección del cáncer de cuello uterino", comentó Julia Gage, Ph.D., autora principal del informe e investigadora de la Subdivisión de Genética Clínica de la División de Epidemiología y Genética del Cáncer del NCI.

###

Bibliografía: Gage JC, et al. Reassurance against future risk of precancer and cancer conferred by a negative HPV test. JNCI. Online July 18, 2014. DOI: 10.1093/jnci/dju153.

El Instituto Nacional del Cáncer, NCI, dirige el Programa Nacional de Cáncer y el esfuerzo de los Institutos Nacionales de la Salud (NIH) para reducir drásticamente la prevalencia del cáncer y mejorar las vidas de los pacientes con cáncer y de sus familias, por medio de la investigación sobre prevención y biología del cáncer, la creación de nuevas intervenciones y la capacitación y mentoría de nuevos investigadores. Para obtener más información sobre el cáncer, visite, por favor, el sitio web del NCI en http://www.cancer.gov/espanol o llame al Servicio de Información sobre el Cáncer del Instituto Nacional del Cáncer al 1-800-422-6237 (1-800-4-CANCER).

Los Institutos Nacionales de la Salud (NIH), la dependencia de investigación médica del país, están compuestos por 27 institutos y centros y forman parte del Departamento de Salud y Servicios Humanos de EE. UU. NIH es la principal dependencia federal que lleva a cabo y apoya la investigación básica, clínica y médica aplicada e investiga las causas, tratamientos y curas tanto de enfermedades comunes como de enfermedades poco comunes. Para obtener más información sobre los NIH y sus programas, visite http:www/nih.gov..