In English | En español
¿Preguntas sobre el cáncer? 1-800-422-6237

Noticias en español

Contacte la Oficina de Prensa del NCI (solo disponible en inglés)
  • Publicación: 8 de octubre de 2009
  • Actualización: 31 de mayo de 2011

Opciones

  • Imprimir página
  • Enviar este documento

Asociación entre el virus XMRV y enfermedades humanas: preguntas y respuestas


Puntos clave

  • El XMRV es un virus que está estrechamente relacionado con virus que se sabe causan cáncer y otras enfermedades en ratones de laboratorio. (Vea la pregunta 1)
  • Se ha comprobado ahora que la asociación del virus XMRV con cánceres y enfermedades humanas se debió a la contaminación de experimentos de laboratorio. (Vea la pregunta 5)
  • Otros virus podrían tener un papel en el cáncer de próstata dado que se sabe que una variedad de virus contribuyen a causar casi 15% de los cánceres humanos conocidos. (Vea la pregunta 6).

 1. ¿Qué es el virus XMRV?

El XMRV, o virus xenotrópico relacionado con el virus de la leucemia murina (xenotropic murine leukemia virus-related virus), es un retrovirus del que se informó por primera vez en 2006 como una causa potencial del cáncer de próstata. Este está estrechamente relacionado con los virus de leucemia murina, los cuales causan una amplia variedad de cánceres así como también enfermedades inmunológicas y neurológicas en ratones. Se sabe que el virus XMRV no se disemina por medio del aire como el virus de la influenza.

 

2. ¿Qué es un retrovirus?

Un retrovirus es un tipo de virus que tiene ácido ribonucleico (ARN) en vez de ácido desoxirribonucleico (ADN) como su material genético. En las células infectadas, el ARN pasa por un proceso conocido como transcripción inversa, en el cual se hacen copias del ADN del ARN, las cuales son luego introducidas en forma permanente en los cromosomas de las células huésped (estructuras organizadas de ADN y proteína que se encuentran dentro del núcleo de una célula). Si el ADN viral se expresa dentro de una célula huésped, el ARN y las moléculas de proteína que resultan pueden usarse para generar nuevas partículas del virus. Cuando los retrovirus infectan las células germinales (espermatozoides u óvulos), pueden surgir formas hereditarias de los virus. Luego el ADN viral integrado, o provirus, es transmitido de padre a hijo. Sin embargo, no existe evidencia que sugiera que el virus XMRV puede infectar células germinales humanas.

Los retrovirus se encuentran en una amplia variedad de mamíferos y pueden contribuir a la formación de cánceres, como leucemia o linfoma, así como a enfermedades neurológicas. El HTLV-1 (virus linfotrópico humano de células T tipo 1), el primer retrovirus humano identificado, causa leucemia de células T en adultos. El segundo retrovirus humano,  el  HTLV-2, no ha sido asociado con ninguna enfermedad. Un tercer retrovirus, el virus de inmunodeficiencia humana (VIH), también conocido como HTLV-3, causa el sida.

 

3. ¿Existe alguna relación entre el XMRV y el cáncer u otras enfermedades?

En 2006, se informó originalmente que el XMRV se encontraba en muestras de tejido de hombres con cáncer de próstata y la mayoría de las veces en combinación con un defecto específico en un gen llamado RNASE L, el cual ayuda al cuerpo a defenderse contra los virus.

Un estudio de 2009 de más de 300 muestras de tejido de próstata recolectadas de hombres estadounidenses hizo saber de la presencia de XMRV en 27% de las muestras de tumores de hombres que habían sido diagnosticados con cáncer de próstata y en 6% de las muestras de próstata sin cáncer de hombres que habían sido diagnosticados con enfermedad prostática benigna. Por el contrario, un grupo de investigación en Alemania no encontró una asociación entre el XMRV y los tumores de próstata. El grupo analizó 589 muestras de tumores de próstata para comprobar si el virus estaba presente y analizó muestras de sangre de 146 pacientes con cáncer de próstata en busca de anticuerpos contra el virus y no encontró evidencia del virus ni de anticuerpos contra el mismo. Otro estudio alemán, y un estudio irlandés, tampoco encontraron evidencia de una conexión entre el XMRV y el cáncer de próstata. Estas diferencias en los resultados destacaron la necesidad de llevar a cabo más investigaciones acerca del virus.

Posteriormente se informó que el virus infectaba con síndrome de fatiga crónica a individuos humanos. Un estudio que examinó casos de grupos con síndrome de fatiga crónica en Nevada, Florida y Carolina del Sur informó de la presencia de XMRV en 67% de las 101 personas con síndrome de fatiga crónica, pero en menos de 4% de las 218 personas sanas.

 

4. ¿Qué medidas tomaron el Instituto Nacional del Cáncer (NCI) y otros investigadores para llegar a un mejor entendimiento del posible papel del XMRV como causante de enfermedades?

2009:

El NCI convocó una reunión internacional de científicos en julio de 2009 para debatir acerca de las implicaciones posibles del XMRV para la salud pública. Durante esta reunión, se presentaron pruebas que sugirieron que había una conexión entre el XMRV y el síndrome de fatiga crónica. Estas pruebas señalaban la necesidad inmediata de crear herramientas y métodos rápidos y precisos de diagnóstico para identificar y analizar el XMRV. Los laboratorios del NCI en Frederick, Maryland, establecieron un plan de acción para el XMRV cuya responsabilidad era producir las herramientas de investigación necesarias tanto en calidad como cantidad; establecieron plataformas reproducibles de diagnóstico; y pusieron herramientas, tecnologías y experiencia a disposición de investigadores en la comunidad científica en general, con la meta de emprender estudios epidemiológicos a gran escala.

2010:

Las herramientas producidas por el NCI fueron puestas a disposición de investigadores externos por medio del Depósito de Reactivos del Sida de los Institutos Nacionales de la Salud (NIH) (vaya a https://www.aidsreagent.org/Index.cfm). Al mismo tiempo, se iniciaron nuevos estudios independientes dentro del NCI para determinar si el XMRV estaba presente en personas que habían sido diagnosticadas con síndrome de fatiga crónica o con cáncer de próstata. Si se encontraba una relación, la meta era tratar de establecer si el virus tenía un papel en una de las dos enfermedades y, de ser así, determinar si los tratamientos antirretrovirales que son eficaces contra el VIH podrían mostrar actividad de amplio espectro también contra el XMRV. El NCI fue el primero en mostrar que además del antirretrovírico AZT (uno de los primeros fármacos que se usaron contra el VIH), el tenofovir y el raltegravir inhibieron potencialmente la replicación del XMRV. 

2011:

A diferencia de los hallazgos anteriores, y de acuerdo con los informes que surgieron posteriormente en publicaciones, dos estudios independientes del NCI no pudieron detectar el XMRV en humanos. En otros estudios, se observó que la replicación del XMRV está considerablemente inhibida en los glóbulos blancos humanos, poniendo en duda que el XMRV se haya replicado eficientemente en los glóbulos sanguíneos de pacientes con síndrome de fatiga crónica como se informó anteriormente. Se obtuvieron pruebas adicionales que mostraron que la información anterior se había confundido posiblemente debido a la presencia del ADN contaminante de ratón o por contaminación con el virus XMRV en el laboratorio.

 

 5. ¿Qué conclusiones se pueden sacar ahora acerca del XMRV y las enfermedades humanas?

Estudios recientes del NCI y de laboratorios de la Universidad Tufts han mostrado que el XMRV se originó por una recombinación entre dos virus de ratones cuando tumores de próstata humanos fueron cultivados en ratones a mediados de los años noventa como parte de experimentos para formular un sistema de modelado animal del cáncer de próstata humano. Debido a que todos los XMRV que han sido aislados y secuenciados genéticamente son sumamente parecidos al virus que apareció en este acontecimiento original de recombinación, es muy probable que estos sean contaminantes de laboratorio derivados de este virus recombinante. Mediante el uso de técnicas de alta sensibilidad de detección del ADN del XMRV (similares a las que se han convertido en el criterio de referencia para el VIH), junto con métodos para detectar el ADN de ratón, los investigadores del NCI realizaron pruebas a muestras nuevas de suero recolectadas en forma independiente de un pequeño grupo de pacientes que informaron estar infectados en la publicación original de Science de 2009 en la cual se presentó la hipótesis de una conexión entre el XMRV y el síndrome de fatiga crónica. Este análisis indicó la presencia de concentraciones considerables de contaminación del ADN de ratón en varias de estas muestras; sin embargo, no hubo evidencia de que alguna de las personas a quienes se les realizaron pruebas por segunda vez había sido infectada con el XMRV. Además, una muestra de los virus de XMRV de los que se informó en el artículo de 2009 se cultivó a partir de muestras de pacientes y se analizó en el NCI. A diferencia de los hallazgos iniciales, los nuevos datos sugieren que es poco probable que estos virus XMRV fueran derivados de pacientes infectados. En cambio, al igual que los demás virus XMRV que han sido secuenciados, estos son aparentemente contaminantes de laboratorio. 

Se informa del estudio del NCI en el mismo número de Science en el que aparece otro estudio de XMRV (Knox et al.), el cual no encuentra una asociación entre el virus y el síndrome de fatiga crónica aun en los mismos pacientes del estudio de 2009. 

 

 6. ¿Puede descartarse ahora un papel de los virus como causantes de cáncer de próstata o del síndrome de fatiga crónica?

Aunque los estudios excluyen ahora de manera acumulativa y convincente el papel del XMRV en el cáncer de próstata y en el síndrome de fatiga crónica, estos no descartan la posibilidad de que algún otro virus u otros virus puedan tener un papel en una de las dos enfermedades. Se sabe que una variedad de virus contribuyen a cerca de 15% de los cánceres humanos conocidos.

###

 

Bibliografía:

 

Paprotka T, Delviks-Frankenberry KA, Cingoz O, Martinez A, Kung H, Tepper CG, Hu W, Fivash Jr. MJ, Coffin, JM, and Pathak VK.  Recombinant Origin of the Retrovirus XMRV.  Science.  Online May 31, 2011.

 

Knox K, Carrigan D, Simmons G, Teque F, Zhou Y,  Hackett Jr. J,  Qiu X, Luk K, Schochetman G,  Knox A, Kogelnik AM, and  Levy JA. No Evidence of Murine-like Gammaretroviruses in CFS Patients Previously Identified as XMRV-infected.Science.  OnlineMay 31, 2011.

Shin CH, Bateman L, Schlaberg R, Bunker AM, Leonard CJ, Hughen RW, Light AR, Light KC and Singh IR.  Absence of XMRV and other MLV-related viruses in patients with Chronic Fatigue Syndrome. J Virol. May 4, 2011. doi:10.1128/JVI.00693-11

Coffin JM and Stoye JP. A New Virus for Old Diseases? Science. 2009. 326:530-531.

Hohn O, Krause H, Barbarotto P, Niederstadt L, Beimforde N, Denner J, Miller K, Kurth R, and Bannert N. Lack of evidence for xenotropic murine leukemia virus-related virus (XMRV) in German prostate cancer patients. Retrovirology. 2009. 6:92.

Lombardi VC, Ruscetti FW, Das Gupta J, Pfost MA, Hagen KS, Peterson DL, Ruscetti SK, Bagni RK, Petrow-Sadowski C, Gold B, Dean M, Silverman RH, and Mikovits JA. Detection of an Infectious Retrovirus, XMRV, in Blood Cells of Patients with Chronic Fatigue Syndrome. Science. 2009. 326: 585-589.

Schlaberg R, Choeb DJ, Browna KR, Thakerb HM, and Singh IR. XMRV is present in malignant prostatic epithelium and is associated with prostate cancer, especially high-grade tumors. PNAS 2009. 106: 16351–16356.

Urisman A, Molinaro RJ, Fischer N, Plummer SJ, Casey G, Klein EA, Malathi K, Magi-Galluzzi C, Tubbs RR, Ganem D, Silverman RH, DeRisi JL. Identification of a Novel Gammaretrovirus in Prostate Tumors of Patients Homozygous for R462Q RNASEL Variant. PLoS Pathogen. 2006 2:211-225.

Fischer N, Hellwinkel O, Schulz C, Chun FK, Huland H, Aepfelbacher M, Schlomm

T.Prevalence of human gammaretrovirus XMRV in sporadic prostate cancer. J Clin Virol.2008. 43:277-283.

D'Arcy F, Foley R, Perry A, Marignol L, Lawler M, Gaffney E, Watson R, Fitzpatrick J, and Lynch T.No evidence of XMRV in Irish prostate cancer patients with the R462Q mutation. European Urology Supplements.2008. 7:271.

Paprotka T, Venkatachari NJ, Chaipan C, Burdick R, Delviks-Frankenberry KA, Hu W-S, and Pathak VK.  Inhibition of xenotropic murine leukemia virus-related virus by APOBEC3 proteins and antiviral drugs.  J. Virol.2010. 84: 5719-5729.

Chaipan, C, Dilley, KA, Paprotka, T, Delviks-Frankenberry, KA, Venkatachari, NJ, Hu, W-S, and Pathak, VK. Severe restriction of xenotropic murine leukemia virus-related virus replication and spread in cultured human peripheral blood mononuclear cells.  J. Virol.2011.85: 4888-4897.

Aloia AL, Sfanos KS, Isaacs WB, Zheng Q, Maldarelli F, De Marzo AM, and Rein A.  XMRV: A new virus in prostate cancer?  Cancer Res.2010. 70: 10028-10033.

Li M, Dimaio F, Zhou D, Gustchina A, Lubkowski J, Dauter Z, Baker D, Wlodawer A.
Crystal structure of XMRV protease differs from the structures of other retropepsins. Nat. Struct. Mol. Biol. 2011. 18: 227-9.