In English | En español
¿Prequntas sobre el cáncer?

Planificación de los cuidados de transición (PDQ®)

Versión Profesional De Salud
Actualizado: 19 de marzo de 2014

Descripción

Cerca del 90% de los cuidados relacionados con el cáncer se administran en consulta externa.[1] Esto conlleva mayor responsabilidad por parte del paciente y su familia [2] y un enfoque coordinado por parte del sistema de atención sanitaria. A la vez que los cuidados del paciente continúan tornándose cada vez más complejos, las presiones de tipo reguladoras y fiscales se han vuelto más restrictivas.[3] Los cuidados óptimos dependen actualmente de una elaboración cuidadosa de los planes por parte de diferentes fuentes de tratamientos a fin de asegurar la continuidad de los mismos. Hoy en día los pacientes cambian de entornos de cuidados médicos varias veces durante su tratamiento (por ejemplo, pasan de estar ingresados en un hospital a ser pacientes ambulatorios con necesidades de atención domiciliaria). Los componentes clave del tratamiento ambulatorio y a domicilio para los pacientes de cáncer son: contar con un equipo coordinado que administre los cuidados de salud necesarios, que haya un compromiso tanto del paciente como de su familia y la necesidad de apoyo y educación continua tanto para el paciente como su familia. (A través de esta sección, se ha utilizado el término familia para referirse a los individuos que tienen una estrecha relación social con el paciente. La naturaleza de estas relaciones puede ser muy variada, y algunas personas a las que se considera familia pueden no ser los familiares más cercanos. En el ambiente de atención domiciliaria estas personas son con frecuencia las que cuidan del enfermo.) Sin embargo, no sólo se pone en riesgo la administración de cuidados si estos son fragmentados, sino que además, las demandas de la enfermedad pueden hacer que las familias corran el riesgo de perder sus trabajos y tengan dificultades económicas en su lucha por atender al pariente en su hogar.[4] La planificación y administración de la atención domiciliaria para los pacientes y sus familiares están por lo general fragmentadas. Esto sucede más a menudo entre los pacientes de cáncer más vulnerables, como aquellos cuyos ingresos son bajos, los que pertenecen a minorías que residen en zonas urbanas [5] y aquellos que viven en zonas rurales.[6]

Lo mejor para los pacientes y familiares es recibir cuidados de manos de un equipo médico ya que sus necesidades con frecuencia son complejas y no reconocidas.[7] Dependiendo del diagnóstico, del estadio de la enfermedad, el grado de atención de enfermería que se necesita y una variedad de factores psicosociales, los pacientes pueden necesitar una asistencia tecnológica mayor o menor así como un grado de apoyo más intenso o menos intenso. Las necesidades de cuidado de los pacientes y sus familias las dictan factores médicos y biológicos, así como factores demográficos, (ambiente urbano o rural) y factores psicosociales. Por lo tanto, las necesidades de cuidado son únicas para cada paciente y cada familia. Sin embargo, la administración de cuidados para aquellos en periodos de transición y para los que necesitan evaluación, planificación y manejo continuo representa un reto que conlleva tiempo, por lo que puede volverse desorganizada y poco sistemática.

En este sumario, a menos que se indique lo contrario, se tratan temas relacionados con datos probatorios y prácticas referidas a los adultos. Los datos probatorios y la aplicación a la práctica referida a los niños pueden diferir significativamente de la información pertinente a los adultos. Cuando la información específica sobre la atención de los niños esté disponible, se resumirá bajo su propio encabezado.

Bibliografía
  1. Haylock PJ: Home care for the person with cancer. Home Healthc Nurse 11 (5): 16-28, 1993 Sep-Oct.  [PUBMED Abstract]

  2. Given BA, Given CW: Family home care for individuals with cancer. Oncology (Huntingt) 8 (5): 77-83; discussion 86-8, 93, 1994.  [PUBMED Abstract]

  3. Wolfe LC: A model system. Integration of services for cancer treatment. Cancer 72 (11 Suppl): 3525-30, 1993.  [PUBMED Abstract]

  4. Muurinen JM: The economics of informal care. Labor market effects in the National Hospice Study. Med Care 24 (11): 1007-17, 1986.  [PUBMED Abstract]

  5. O'Hare PA, Malone D, Lusk E, et al.: Unmet needs of black patients with cancer posthospitalization: a descriptive study. Oncol Nurs Forum 20 (4): 659-64, 1993.  [PUBMED Abstract]

  6. Buehler JA, Lee HJ: Exploration of home care resources for rural families with cancer. Cancer Nurs 15 (4): 299-308, 1992.  [PUBMED Abstract]

  7. Glajchen M: The emerging role and needs of family caregivers in cancer care. J Support Oncol 2 (2): 145-55, 2004 Mar-Apr.  [PUBMED Abstract]