In English | En español
¿Prequntas sobre el cáncer?

Delirio (PDQ®)

Versión Paciente
Actualizado: 14 de mayo de 2013

Diagnóstico del delirio



Los signos posible de delirio incluyen cambios súbitos de personalidad, dificultad para pensar, y depresión y ansiedad poco habituales.

Cuando se presentan los siguientes síntomas de repente, pueden ser signos de delirio:

  • Agitación.
  • Falta de cooperación.
  • Cambios de personalidad o comportamiento.
  • Dificultad para pensar.
  • Dificultad para prestar atención.
  • Ansiedad o depresión poco habituales.

Los síntomas del delirio se parecen mucho a los síntomas de depresión y demencia.

Los primeros síntomas de delirio son como los síntomas de la depresión y la demencia. El delirio que hace que el paciente esté inactivo puede parecer que es depresión. Tanto el delirio como la demencia producen problemas de memoria, pensamiento y juicio. La demencia puede obedecer a una cantidad de afecciones de salud, como la enfermedad de Alzheimer. Las diferencias entre los síntomas de delirio y demencia son los siguientes:

  • Los pacientes con delirio a menudo muestran cambios en su capacidad de atención o estado de alerta. Los pacientes con demencia habitualmente están alertas y concientes hasta que la demencia avanza mucho.
  • El delirio se presenta de repente (en el término de horas o días). La demencia aparece gradualmente (en el término de meses o años) y empeora con el paso del tiempo.

Los pacientes de cáncer en edad avanzada pueden sufrir tanto de demencia como de delirio. Esto hace que al médico le resulte difícil diagnosticar el problema. Si se administra tratamiento para el delirio y se siguen presentando síntomas, es más probable que el diagnóstico sea de demencia. Vigilar la salud y los síntomas del paciente con el paso del tiempo puede ayudar a diagnosticar el delirio y la demencia.

Para diagnosticar las causas del delirio, se realizan exámenes físicos y otras pruebas de laboratorio.

Los médicos tratarán de encontrar las causas del delirio mediante:

  • Examen físico y antecedentes : examen del cuerpo para revisar el estado general de salud, e identificar cualquier signo de enfermedad, como nódulos o cualquier otra cosa que parezca inusual. También se toman datos sobre los hábitos de salud del paciente, así como los antecedentes de enfermedades como la depresión y los tratamientos aplicados en cada caso. Un examen físico puede ayudar a descartar una afección física que está causando síntomas.

  • Pruebas de laboratorio : procedimientos médicos para analizar muestras de tejido, sangre, orina u otras sustancias en el cuerpo. Estas pruebas ayudan a diagnosticar enfermedades, planificar y vigilar el tratamiento, o controlar la enfermedad con el paso del tiempo.