English
¿Preguntas sobre el cáncer? 1-800-422-6237
  • Ver el documento completo
  • Imprimir
  • Enviar por correo electrónico
  • Facebook
  • Twitter
  • Google+
  • Pinterest

La nutrición en el tratamiento del cáncer (PDQ®)

La nutrición para el cáncer avanzado

El cuidado paliativo ayuda a aliviar los síntomas que molestan al paciente y ayuda a mejorar su calidad de vida.

La meta del cuidado paliativo es mejorar la calidad de vida de los pacientes que tienen una enfermedad grave o que pone en peligro su vida. Se considera que el cuidado paliativo se dirige a prevenir o tratar los síntomas, los efectos secundarios y los problemas psicológicos, sociales y espirituales que causa una enfermedad o su tratamiento.

El cuidado paliativo para los pacientes de cáncer avanzado incluye la terapia nutricional (consulte la sección sobre Tratamiento de los síntomas) o la terapia farmacológica.

Las necesidades nutricionales son diferentes para los pacientes de cáncer avanzado.

Es común que los pacientes de cáncer avanzado quieran menos alimentos. Habitualmente, los pacientes prefieren alimentos blandos y líquidos claros. Quienes tienen problemas para tragar pueden estar mejor con líquidos espesos que con líquidos livianos. A menudo, los pacientes nunca tienen mucha hambre y pueden necesitar muy pocos alimentos.

Para los pacientes de cáncer avanzado se permiten casi todos los alimentos. Durante esta etapa, se puede enfocar la alimentación más en el placer que en obtener suficientes nutrientes. En general, los pacientes no pueden comer bastante de cualquier alimento que les pueda causar problemas. Sin embargo, algunos pacientes pueden necesitar mantenerse con una alimentación especial. Por ejemplo, los pacientes de un cáncer que afecta el abdomen pueden necesitar una dieta blanda para impedir que se bloquee el intestino.

Los beneficios y los riesgos del apoyo nutricional son diferentes para cada paciente.

Las respuestas a las siguientes preguntas pueden ayudar a tomar decisiones acerca del uso del apoyo nutricional.

  • ¿Cuáles son los deseos y las necesidades del paciente y la familia?
  • ¿Mejorará la calidad de vida del paciente?
  • ¿Los posibles beneficios superan los riesgos y costos?
  • ¿Hay instrucciones por adelantado? Las instrucciones por adelantado constan en un documento legal que establece el tratamiento o la atención que una persona desea recibir o no si se torna incapaz de tomar decisiones médicas. Un testamento en vida es un tipo de instrucción por adelantado.

Las pacientes de cáncer y las personas a cargo del paciente tienen el derecho de tomar decisiones fundamentadas. El equipo de atención de la salud, con la orientación de un especialista en nutrición, puede explicar los beneficios y riesgos del uso del apoyo nutricional para los pacientes de cáncer avanzado. En la mayoría de los casos, los riesgos superan los beneficios, especialmente en el caso del apoyo con nutrición parenteral. No obstante, en el caso de una persona que aún goce de una buena calidad de vida pero no pueda obtener suficientes alimentos y líquidos por la boca, la alimentación con sonda puede ser la mejor opción. Entre los beneficios y los riesgos de la nutrición enteral durante el estadio de un cáncer avanzado se incluyen los siguientes:

Beneficios

  • Puede mejorar el estado de alerta del paciente.
  • Puede proporcionar consuelo a la familia.
  • Puede disminuir las náuseas.
  • Puede hacer que el paciente se sienta más esperanzado.

Riesgos

  • Se puede necesitar cirugía para colocar una sonda a través del abdomen.
  • Puede aumentar la cantidad de saliva en la boca y la garganta. Esto puede causar asfixia o neumonía.
  • Puede causar diarrea o estreñimiento.
  • Puede causar náuseas.
  • Puede causar infecciones.
  • Hace que la atención del paciente sea más difícil para la persona a cargo de su cuidado.
  • Actualización: 4 de diciembre de 2014