In English | En español
¿Prequntas sobre el cáncer?

Cuidados médicos de apoyo en niños (PDQ®)

Versión Paciente
Actualizado: 31 de mayo de 2013

Familias



Cuando un niño padece de cáncer, toda la familia se ve afectada.

Los padres sienten un gran sentimiento cuando su niño es diagnosticado con una enfermedad potencialmente mortal. Con el tiempo, el grado de sufrimiento puede disminuir. Cada familia se ve afectada en su propio modo y los distintos miembros de la familia reaccionarán de maneras diferentes.

Ciertos factores pueden aumentar el grado de aflicción familiar; entre ellos:

  • Que el paciente de cáncer sea muy joven en el momento del diagnóstico.
  • Que los tratamientos para el cáncer duren mucho tiempo.
  • Que el niño con cáncer muera.

Toda la familia debe incorporar cambios en la rutina normal mientras los padres tienen que lidiar con el tratamiento del niño, buscan información y tratan al mismo tiempo de atender a los hermanos del niño. La atención de los padres está enfocada en el niño con cáncer.

Los hermanos del paciente de cáncer necesitan ayuda para hacer frente a sus sentimientos de ansiedad, soledad y temor. Los hermanos que donan médula ósea (células madre) al paciente de cáncer pueden estar ansiosos. Los hermanos que no donan médula ósea pueden tener problemas escolares.

Aunque los síntomas relacionados con la tensión son comunes en los hermanos de los pacientes de cáncer infantil, algunas veces ellos cuentan que su experiencia los hizo más compasivos y que la experiencia del cáncer acercó a la familia.

El apoyo social puede ayudar a disminuir el sufrimiento familiar.

Los padres que trabajan y tienen el apoyo de la familia, los amigos y el equipo de atención de la salud, por lo general tienen grados más bajos de aflicción y se sienten más positivos con respecto a la experiencia de su hijo con el cáncer. Los programas de apoyo social, como los grupos de apoyo y los campamentos de verano, ayudan a los hermanos a hacer frente a la enfermedad con más facilidad.