English
¿Preguntas sobre el cáncer? 1-800-422-6237
  • Imprimir
  • Enviar por correo electrónico
  • Facebook
  • Twitter
  • Google+
  • Pinterest

Cuidados médicos de apoyo en niños (PDQ®)

Índice

Descripción

Nota: en el futuro, se agregará a este sumario información sobre la adaptación física al tratamiento, los problemas de desarrollo físico y cognitivo, y la vida después del tratamiento de cáncer.

La meta de los cuidados médicos pediátricos de apoyo es mejorar la calidad de vida de los pacientes jóvenes con cáncer y la de sus familias.

La mayoría de los niños que padecen de cáncer pueden ser curados. Sin embargo, el tratamiento de los pacientes jóvenes puede causar efectos secundarios no deseados así como otros problemas ya sea durante el tratamiento o después de este. El tratamiento temprano de los síntomas y los efectos secundarios del tratamiento ayuda a los pacientes a sentirse mejor, permanecer fuertes y hacer frente a la vida después del cáncer. Los cuidados médicos de apoyo mejoran la calidad de vida física, psicológica, social y espiritual del paciente.

Los cuidados médicos de apoyo se les prestan a todo niño independientemente de la edad, incluso a lactantes, adolescentes y adultos jóvenes.

El cáncer en los niños es diferente del cáncer en los adultos.

En los niños y adultos jóvenes, el cáncer es diferente al que puede presentarse más adelante en la vida. Los cánceres de la niñez generalmente no son iguales a los cánceres de los adultos y no se tratan de la misma manera:

  • Tratamiento

    En general, en los tratamientos para los cánceres infantiles se usan dosis más altas de quimioterapia y radiación de las que se usan para los adultos. Estos tratamientos también se pueden administrar en un período más corto de tiempo que los de los adultos. La razón es que los niños pueden recibir un tratamiento más intenso (dosis más altas en menos tiempo) que los adultos, antes de que se presenten efectos secundarios importantes.

  • Efectos secundarios

    Algunos de los efectos secundarios no deseados de los tratamientos de cáncer causan más daño a los niños que a los adultos. Esto es así porque los cuerpos de los niños todavía están creciendo y desarrollándose, de modo que el cáncer y su tratamiento tienen mayores probabilidades de afectar los órganos en desarrollo.

    Los efectos secundarios de la quimioterapia y la radioterapia se pueden presentar de inmediato, o meses o años después de terminar el tratamiento. El tratamiento del cáncer también puede afectar el crecimiento del niño o hacer que se forme un segundo cáncer. Los problemas que aparecen semanas o años después del tratamiento se llaman efectos tardíos. Debido a los posibles efectos tardíos, los sobrevivientes del cáncer infantil necesitan seguimiento durante toda la vida. (Para mayor información, consultar el sumario del PDQ sobre Efectos tardíos del tratamiento anticanceroso en la niñez.)

  • Cuidados médicos de apoyo

    Los tipos de cuidados médicos de apoyo que se administran a los niños pueden ser diferentes de aquellos que se usan en los adultos. Por ejemplo, ciertas medicinas que se usan para controlar los síntomas en adultos quizá no sean seguros en los niños.

Los niños de edades diferentes necesitan tratamientos y apoyo diferentes.

Los tratamientos y los cuidados de apoyo serán distintos en los diferentes grupos de edad y cambiarán a medida que el niño crezca y se desarrolle. En algunos cánceres, el pronóstico (probabilidad de recuperación) y el riesgo de efectos secundarios dependen en parte de la edad del niño al momento del diagnóstico o el tratamiento. Para mayor información en inglés sobre el tratamiento y los cuidados de apoyo para los distintos grupos de edad, consultar CureSearch.

Por lo general, el círculo de familiares y amigos de un niño puede ser más grande que el de los adultos.

Incluso con un diagnóstico de cáncer, el niño seguirá yendo a la escuela, pasará tiempo con amigos y familiares y gozará de muchas actividades que formaban parte de su vida antes del cáncer. El círculo de familiares y amigos del niño puede ser amplio. Además de los padres y hermanos, muchas otras personas pueden involucrarse estrechamente en la vida diaria del niño. Esto incluye a los abuelos, los tíos, los primos, los profesores, los compañeros de escuela y los amigos. Todas las personas en el círculo de familiares y amigos del niño se ven afectadas por el diagnóstico y el tratamiento de cáncer del niño y los posibles efectos secundarios del tratamiento.

Los padres o tutores del niño tomarán la mayoría de las decisiones sobre la atención.

Los niños menores de 18 años de edad no tienen legalmente el derecho de tomar sus propias decisiones sobre el tratamiento. Sus padres o tutores toman legalmente estas decisiones por ellos. Por esto, las decisiones sobre el tratamiento pueden ser difíciles de tomar. Hay preocupaciones éticas con respecto al consentimiento con consentimiento válido (el proceso de proveer información acerca de los posibles tratamientos, y sus riesgos y beneficios, antes de que se tomen decisiones sobre el tratamiento). En el caso del tratamiento de niños, se informa a los padres y estos deciden dar el permiso. Siempre que sea posible, es mejor que el niño participe en las decisiones con respecto al tratamiento y esté de acuerdo con ellas.

Adaptación psicológica

La mayoría de los niños que padecen de cáncer se adaptan bien.

El tratamiento de cáncer causa estrés en el niño y la familia. Sin embargo, hay estudios que indicaron que la mayoría de los niños tratados por cáncer y los niños que son sobrevivientes a largo plazo de cáncer tienen pocos problemas psicológicos graves.

Los primeros días de tratamiento, cuando el niño está a menudo en el hospital, son generalmente los que causan más estrés al niño y la familia. El niño quizá esté ansioso por estar lejos del hogar y recibir un tratamiento nuevo. Por lo general, esta ansiedad disminuye con el paso del tiempo. Hay estudios que revelan que los niños tratados por cáncer generalmente no se diferencian de otros niños en cuanto a su autoestima, optimismo, depresión, ansiedad o sentimientos de soledad.

Es menos probable que los niños que reciben mucha atención de su familia tengan problemas para adaptarse.

El tipo de cáncer y el tratamiento pueden afectar la adaptación.

Algunos de los factores que pueden aumentar el riesgo de que se presenten problemas sociales, emocionales o de comportamiento son los siguientes:

Depresión y suicidio

Un número pequeño de niños pueden tener problemas que lleven a la depresión o el suicidio.

Algunos estudios mostraron que el sufrimiento físico y emocional relacionado con el cáncer y su tratamiento pueden causar problemas de salud mental en ciertos sobrevivientes del cáncer infantil. Estos problemas incluyen una depresión que necesita tratarse y que puede llevar al suicidio. Los signos de depresión incluyen los siguientes aspectos:

  • Sentirse vacío, sin valor, no amado o que la vida no vale la pena vivirla.
  • Sentirse nervioso, inquieto o irritable.
  • Cambios en el apetito.
  • Falta de energía.
  • Problemas para dormir.
  • Menos interés en las actividades.
  • Más llanto.

Para mayor información, consultar el sumario del PDQ de cuidados médicos de apoyo sobre Depresión en los niños.

Ciertos medicamento antidepresivos pueden causar pensamientos o acciones suicidas en los niños, los adolescentes y los adultos jóvenes.

Los medicamentos que se llaman ISRS (inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina) mostraron que reducen la depresión en las personas jóvenes. Habitualmente, los ISRS tienen pocos efectos secundarios, pero pueden causar pensamientos o acciones suicidas en las personas jóvenes (niños, adolescentes y adultos jóvenes). La Administración de Drogas y Alimentos de los Estados Unidos (FDA) advirtió que se debe controlar cuidadosamente a las personas jóvenes hasta la edad de 25 años que toman ISRI para determinar si la depresión está empeorando, especialmente en relación con los pensamientos y la conducta suicida. El control cuidadoso es especialmente importante durante las primeras 4 a 8 semanas de tratamiento. El paciente, la familia y el proveedor de atención de la salud deben tratar los riesgos y los beneficios de usar ISRS para tratar la depresión.

Es importante que a los sobrevivientes de cáncer infantil, se les hagan revisiones de salud mental como parte del seguimiento médico.

El seguimiento médico puede estar a cargo del médico que trata el cáncer o el médico de familia, por ejemplo, pueden proporcionar la atención de seguimiento del cáncer. Es importante que revisiones regulares de salud mental formen parte de este seguimiento. Un paciente que muestre signos de depresión u otros problemas de salud mental debe ser referido a la consulta con un terapeuta u otro especialista en salud mental. Muchos sobrevivientes pueden obtener ayuda de terapeutas que tienen experiencia en ayudar a las personas que se están recobrando del cáncer.

Trastorno por tensión postraumática y síntomas

El trastorno por tensión postraumática (TTPT) es un trastorno de ansiedad que se presenta después de una lesión física grave o una aflicción mental o emocional grave.

Muy a menudo, el recibir un diagnóstico de una enfermedad potencialmente mortal y someterse a tratamiento es una experiencia traumática. Este trauma puede causar un conjunto de síntomas que se llama trastorno por tensión postraumática (TTPT). El TTPT se define como padecer de ciertos síntomas después de un acontecimiento estresante que implica muerte o representa una muerte potencial, una lesión grave o una amenaza para uno mismo u otras personas.

Las personas que sobreviven situaciones de mucha tensión, como una contienda militar o un desastre natural, también pueden padecer de TTPT. Un TTPT puede afectar a los supervivientes de cáncer de las siguientes maneras:

  • Revivir el momento en que recibieron el diagnóstico o el tratamiento para el cáncer en forma de pesadillas o alucinaciones, y pensar constantemente en esto.
  • Evitar lugares, acontecimientos y personas que les recuerden su experiencia con el cáncer.
  • Estar permanentemente sobreexcitado, temeroso, irritable, no poder dormir o tener problemas para concentrarse.

Tener problemas familiares o un apoyo social escaso o nulo de parte de familiares y amigos, así como fuentes de tensión que no están relacionadas con el cáncer, puede aumentar las probabilidades de padecer TTPT.

Los sobrevivientes que padecen de TTPT podrían no obtener el tratamiento médico que necesitan, debido a que su tendencia a evitar lugares o personas relacionadas con el cáncer, es parte del TTPT.

Es más probable que los sobrevivientes de cáncer infantil a los que se les diagnostica un TTPT sufran de depresión y tengan dificultades con los aspectos habituales de ser adultos jóvenes; por ejemplo, rendir bien en la escuela, tomar parte en actividades sociales y alcanzar las metas en su carrera.

Los niños y adolescentes que padecen de cáncer, así como sus padres o hermanos, pueden correr el riesgo de padecer de trastorno por tensión postraumática.

Los síntomas de TTPT en adolescentes y niños que padecen de cáncer se pueden presentar durante el tratamiento o después de que el tratamiento finalizó. Quienes se sienten muy inseguros acerca de su enfermedad y su futuro tienen más probabilidades de presentar síntomas de TTPT. Los padres y hermanos de los sobrevivientes del cáncer infantil también corren el riesgo de sufrir de TTPT.

Es importante que los sobrevivientes de un cáncer infantil y sus familias reciban información sobre los efectos psicológicos de su experiencia con el cáncer y acerca del tratamiento temprano de los síntomas de TTPT.

El seguimiento médico puede estar a cargo del médico que trata el cáncer o el médico de familia, por ejemplo, pueden proporcionar la atención de seguimiento del cáncer. Es importante que revisiones regulares de salud mental formen parte de este seguimiento. Un paciente que muestre signos de depresión u otros problemas de salud mental debe ser referido a la consulta con un terapeuta u otro especialista en salud mental. Muchos sobrevivientes pueden obtener ayuda de terapeutas que tienen experiencia en ayudar a las personas que se están recobrando del cáncer.

Familias

Cuando un niño padece de cáncer, toda la familia se ve afectada.

Los padres sienten un gran sentimiento cuando su niño es diagnosticado con una enfermedad potencialmente mortal. Con el tiempo, el grado de sufrimiento puede disminuir. Cada familia se ve afectada en su propio modo y los distintos miembros de la familia reaccionarán de maneras diferentes.

Ciertos factores pueden aumentar el grado de aflicción familiar; entre ellos:

  • Que el paciente de cáncer sea muy joven en el momento del diagnóstico.
  • Que los tratamientos para el cáncer duren mucho tiempo.
  • Que el niño con cáncer muera.

Toda la familia debe incorporar cambios en la rutina normal mientras los padres tienen que lidiar con el tratamiento del niño, buscan información y tratan al mismo tiempo de atender a los hermanos del niño. La atención de los padres está enfocada en el niño con cáncer.

Los hermanos del paciente de cáncer necesitan ayuda para hacer frente a sus sentimientos de ansiedad, soledad y temor. Los hermanos que donan médula ósea (células madre) al paciente de cáncer pueden estar ansiosos. Los hermanos que no donan médula ósea pueden tener problemas escolares.

Aunque los síntomas relacionados con la tensión son comunes en los hermanos de los pacientes de cáncer infantil, algunas veces ellos cuentan que su experiencia los hizo más compasivos y que la experiencia del cáncer acercó a la familia.

El apoyo social puede ayudar a disminuir el sufrimiento familiar.

Los padres que trabajan y tienen el apoyo de la familia, los amigos y el equipo de atención de la salud, por lo general tienen grados más bajos de aflicción y se sienten más positivos con respecto a la experiencia de su hijo con el cáncer. Los programas de apoyo social, como los grupos de apoyo y los campamentos de verano, ayudan a los hermanos a hacer frente a la enfermedad con más facilidad.

Atención en la etapa final de la vida

Los padres participan con los médicos para tomar decisiones sobre la atención para la etapa final de la vida de su hijo.

Si bien hay nuevos y mejores tratamientos que aumentan las probabilidades de una cura o una remisión, algunos tipos de cánceres infantiles no mejoran. Cuando el cáncer de un niño no mejora o vuelve, los padres pueden no estar seguros acerca de continuar con un tratamiento y, si es así, qué clase de tratamiento.

Los padres que cuidan a un hijo en la etapa final de la vida necesitan de mucho apoyo. Este incluye a los familiares y al equipo de atención de la salud del niño. El equipo de atención de la salud puede ayudar a los padres a entender el modo en que los diferentes tratamientos pueden afectar la calidad de vida de su hijo. Los padres tienen que decidir si quieren que su hijo continúe recibiendo tratamiento aunque no sea probable que este afecte el cáncer. También tienen que decidir si quieren que su hijo participe en las decisiones sobre la atención en la etapa final de la vida.

Los padres han informado que encuentran mayor apoyo de los médicos encargados del tratamiento cuando ellos se expresan de las siguientes maneras:

  • Brindan información clara.
  • Se comunican de una manera considerada y sensible.
  • Se comunican directamente con su hijo cuando es necesario.
  • Les dejan saber qué esperar a medida que su hijo se aproxima a la muerte y los ayudar a prepararse para ello.

Es posible que haya servicios que puedan ayudar en la atención para la etapa final de la vida de los niños.

Algunos centros médicos que se especializan en la atención del cáncer infantil tienen servicios que ayudan con los cuidados paliativos y para el final de la vida. Estos servicios de apoyo pueden ser los siguientes:

Otros servicios que son útiles, pero que quizás sean más difíciles de encontrar, son los siguientes:

Aunque los servicios de apoyo para la atención paliativa y para el final de la vida no estén disponibles, los médicos que tratan el cáncer pueden indicar otras opciones a los padres. Si los padres cuentan con el apoyo de servicios de atención a domicilio, muchos pueden planificar el cuidado para la etapa final de la vida del niño en el hogar. Esto puede proporcionar los siguientes efectos positivos:

  • El niño puede no necesitar ser hospitalizado tan frecuentemente.
  • Los padres sienten que tienen más control y son más capaces de aceptar la muerte de su hijo.
  • Si el niño muere en el hospital, es menos probable que los haga en una unidad de cuidados intensivos en la que a menudo se usan tratamientos invasores.

Hay muchas maneras importantes de mejorar la etapa final de la vida de los niños.

Cuando un niño se acerca a la etapa final de su vida, toda la familia necesita apoyo compasivo de tipo médico, espiritual, emocional y práctico. Este incluye los siguientes tipos de ayuda:

  • Comunicación que sea considerada y sensible a las necesidades del niño y la familia. La comunicación se debe basar en la edad y la etapa de desarrollo del niño.
  • Cuidado paliativo que incluya formas de aliviar el dolor y otros síntomas en la etapa final de la vida. Medicinas y tratamientos no medicinales que puedan aliviar el dolor, la agitación, la picazón, las náuseas, los vómitos y las convulsiones.
  • Las transfusiones de plaquetas pueden ayudar a prevenir hemorragias.
  • Apoyo para las necesidades emocionales y espirituales del niño y la familia que tengan en cuenta las diferencias entre los miembros de la familia, así como las creencias culturales de la familia.
  • Atención para el duelo puede incluir ayuda para que las familias creen recuerdos con el niño, como álbumes de fotos o impresiones de las manos. También ayuda a la familia a saber qué esperar en el momento de la muerte y en los días, semanas y meses que siguen. Se pueden ofrecer sesiones de apoyo para elaborar el duelo después de la muerte del niño. Para mayor información, consultar el sumario del PDQ sobre Aflicción, duelo y manejo de la pérdida.
  • La planificación de los cuidados de apoyo por adelantado puede ayudar a las familias a tomar decisiones sobre los siguientes aspectos:
    • Tipos de tratamientos que se administrarán.
    • Si la familia desea que el niño muera en el hogar.
    • Si la familia quiere atención en un hospicio.
    • Arreglos funerarios.
    • Si se hará efectiva la orden de no resucitar (DNR).
    • Si ayudará que el niño participe en las decisiones.
  • Información y asesoramiento del equipo de atención de la salud sobre aspectos médicos, éticos y legales.

La buena atención para la etapa final de la vida incluye tratamientos y cuidados de apoyo basados en las necesidades especiales del niño y la familia, y mejora la calidad de sus vidas.

Para mayor información, consultar el sumario del PDQ sobre Etapa final de la vida.

Modificaciones a este sumario (05/31/2013)

Los sumarios del PDQ con información sobre el cáncer se revisan con regularidad y se actualizan en la medida en que se obtiene nueva información. Esta sección describe los cambios más recientes introducidos en este sumario a partir de la fecha arriba indicada.

Se incorporaron cambios editoriales en este sumario.

Información sobre este sumario del PDQ

Información sobre el PDQ

El Physician Data Query (PDQ) es la base de datos integral del Instituto Nacional del Cáncer (NCI) que contiene información completa sobre el cáncer. La base de datos del PDQ incluye sumarios de la última información publicada sobre la prevención, detección, genética, tratamiento, cuidados médicos de apoyo, y medicina complementaria y alternativa relacionada con el cáncer. La mayoría de los sumarios se presentan en dos versiones. Las versiones para profesionales de la salud tienen información detallada escrita en lenguaje técnico. Las versiones para pacientes se escriben en un lenguaje fácil de comprender, que no es técnico. Ambas versiones tienen información sobre el cáncer que es exacta y actualizada. Además, las versiones también están disponibles en inglés.

El PDQ es uno de los servicios del NCI. El NCI forma parte de los Institutos Nacionales de la Salud (NIH). El NIH es el centro principal de investigación biomédica del gobierno federal. Los sumarios del PDQ se basan en una revisión independiente de la literatura médica. No son declaraciones de políticas del NCI o el NIH.

Propósito de este sumario

Este sumario del PDQ con información sobre el cáncer contiene información actualizada sobre los cuidados médicos de apoyo que se relacionan con el tratamiento de niños y adolescentes. Tiene como objetivo informar y ayudar a los pacientes, las familias y las personas a cargo de pacientes. No provee pautas o recomendaciones formales para la toma de decisiones relacionadas con la atención de la salud.

Revisores y actualizaciones

Los Consejos Editoriales redactan los sumarios de información sobre el cáncer del PDQ y los actualizan. Estos Consejos están compuestos por expertos en el tratamiento del cáncer y otras especialidades relacionadas con este. Los sumarios se revisan regularmente y se les incorporan cambios a medida que se obtiene nueva información. La fecha de cada sumario ("Actualizado") indica la fecha del cambio más reciente.

La información en este sumario para pacientes se tomó de la versión para profesionales de la salud, que el Consejo Editorial sobre Cuidados Médicos de Apoyo del PDQ revisa con regularidad y actualiza cuando es necesario.

Información sobre ensayos clínicos

Un estudio o ensayo clínico es un estudio para responder a una pregunta científica; por ejemplo, si un tratamiento es mejor que otro. Los ensayos se basan en estudios anteriores y lo se aprendió en el laboratorio. Cada ensayo responde a ciertas preguntas científicas dirigidas a encontrar maneras nuevas y mejores de ayudar a los pacientes de cáncer. Durante los ensayos clínicos de tratamiento, se recoge información acerca de los efectos de un tratamiento nuevo y su eficacia. Si un ensayo clínico indica que un tratamiento nuevo es mejor que el tratamiento estándar, el tratamiento nuevo se puede convertir en "estándar". Los pacientes deberían considerar participar en un ensayo clínico. Algunos ensayos clínicos están abiertos solo a los pacientes que no han comenzado un tratamiento.

La lista en inglés de ensayos clínicos del PDQ están disponibles en línea en el portal de Internet del NCI. La lista de muchos médicos que participan en ensayos clínicos también se encuentra en el PDQ. Para mayor información, llamar al Servicio de información sobre cáncer al 1-800-4-CANCER (1-800-422-6237).

Permisos para el uso de este sumario.

PDQ es una marca registrada. Aunque el contenido de los documentos del PDQ se puede usar libremente como texto, este no se puede identificar como un sumario de información sobre cáncer del PDQ del NCI, a menos que se reproduzca en su totalidad y se actualice con regularidad. Sin embargo, se permitirá que un usuario tendría permiso para escribir una oración como "El sumario de información sobre el cáncer del PDQ del NCI sobre la prevención del cáncer de mama indica los siguientes riesgos: "[incluir extracto del sumario]".

El formato preferido para citar un sumario del PDQ es el siguiente:

National Cancer Institute: PDQ® Cuidados médicos de apoyo en niños. Bethesda, MD: National Cancer Institute. Última actualización: <MM/DD/YYYY>. Disponible en: http://www.cancer.gov/espanol/pdq/cuidados-medicos-apoyo/pediatrica/Patient. Fecha de acceso: <MM/DD/YYYY>.

Las imágenes que aparecen en los sumarios del PDQ se usan con permiso de los autores, artistas o la casa editorial para su sola inclusión en los sumarios del PDQ. El permiso para usar imágenes fuera del contexto de información del PDQ se debe obtener del propietario; el Instituto Nacional del Cáncer no lo puede otorgar. Para mayor información sobre el uso de las gráficas en este sumario, así como muchas otras imágenes relacionadas con el cáncer, consultar el enlace Visuals Online. Visuals Online es una colección de más de 2.000 imágenes científicas.

Cláusula sobre el descargo de responsabilidad

No se debe usar la información contenida en estos sumarios para tomar decisiones acerca del reembolso de seguros. Para mayor información sobre cobertura de seguros, consultar la página Información económica, legal y de seguro médico, disponible en Cancer.gov.

Para mayor información

En Cancer.gov/espanol se ofrece más información sobre cómo comunicarse o recibir ayuda en la página ¿En qué podemos ayudarle?. Las preguntas también se pueden enviar por correo electrónico utilizando el Formulario de comunicación.

Preguntas u opiniones sobre este sumario

Si tiene preguntas o algún comentario sobre este sumario, por favor envíelas a través del formulario de opinión disponible en nuestro portal de Internet, Cancer.gov/espanol.

Obtenga más información del NCI

Llame al 1-800-4-CANCER

Para obtener más información, las personas que residen en los Estados Unidos pueden llamar gratis al Servicio de Información del Instituto Nacional del Cáncer (NCI) al 1-800-4-CANCER (1-800-422-6237), de lunes a viernes de 8:00 a. m. a 8:00 p. m, hora del Este. Un especialista en información sobre el cáncer estará disponible para responder a sus preguntas.

Escríbanos

Para obtener información del NCI, sírvase escribir a la siguiente dirección:

  • NCI Public Inquiries Office
  • 9609 Medical Center Dr.
  • Room 2E532 MSC 9760
  • Bethesda, MD 20892-9760

Busque en el portal de Internet del NCI

El portal de Internet del NCI provee acceso en línea a información sobre el cáncer, ensayos clínicos, y otros portales de Internet u organizaciones que ofrecen servicios de apoyo y recursos para los pacientes con cáncer y sus familias. Para una búsqueda rápida, use la casilla de búsqueda en la esquina superior derecha de cada página Web. Los resultados de una gama amplia de términos buscados incluirán una lista de las “Mejores Opciones,” páginas web que son escogidas de forma editorial que se asemejan bastante al término que usted busca.

Hay muchos lugares donde las personas pueden obtener materiales e información sobre tratamientos para el cáncer y servicios. Los hospitales pueden tener información sobre instituciones o regionales que ofrecen información sobre ayuda financiera, transporte de ida y vuelta para recibir tratamiento, atención en el hogar y sobre cómo abordar otros problemas relacionados con el tratamiento del cáncer.

Publicaciones

El NCI tiene folletos y otros materiales para pacientes, profesionales de la salud y el público en general. Estas publicaciones describen los diferentes tipos de cáncer, los métodos para tratarlo, pautas para hacerle frente e información sobre ensayos clínicos. Algunas publicaciones proveen información sobre las diferentes pruebas de detección del cáncer, sus causas y cómo prevenirlo, además de estadísticas e información sobre actividades de investigación llevadas a cabo en el NCI. Los materiales del NCI sobre estos y otros temas, se pueden solicitar en línea al Servicio de Localización de Publicaciones del Instituto Nacional del Cáncer (National Cancer Institute Publications Locator) o imprimirse directamente. Estos materiales también se pueden solicitar con una llamada gratuita al Servicio de Información sobre el Cáncer del Instituto Nacional del Cáncer (National Cancer Institute's Cancer Information Service) al 1-800-4-CANCER (1-800-422-6237).

  • Actualización: 31 de mayo de 2013