In English | En español
¿Preguntas sobre el cáncer? 1-800-422-6237

Prurito (PDQ®)

  • Actualizado: 13 de marzo de 2014

Opciones

  • Imprimir documento
  • Enviar este documento

Información general sobre el prurito

El prurito es una sensación de picazón que provoca el deseo de rascarse la piel. Se puede presentar sin una erupción o lesiones en la piel. Es un síntoma de una afección o una enfermedad. El prurito puede obedecer a un cáncer, a tratamientos del cáncer y a afecciones relacionadas con un cáncer. También puede obedecer a una infección, piel seca, reacción a un medicamento o a una enfermedad o afección distintas del cáncer.

La piel es el órgano más grande del cuerpo. La función más importante de la piel es proteger contra el calor, la luz solar, las lesiones y las infecciones. La piel también es importante para la autoimagen y para la capacidad de tocar y ser tocado.

El prurito puede ser muy incómodo y rascarse puede causar grietas en la piel, sangrado e infección. Si siente picazón en la piel, informe a su médico para que se pueda tratar y aliviar.

Causas del prurito en los pacientes de cáncer



Es probable que ciertos cánceres y trastornos en la sangre causen prurito.

Ellos son los siguientes:

Ciertos tratamientos del cáncer pueden causar prurito.

Los tratamientos del cáncer que pueden causar prurito son los siguientes:

Quimioterapia

Cuando la quimioterapia causa prurito, esto puede ser un signo de que usted es sensible a los medicamentos que se usan. Los medicamentos contra el cáncer que generalmente causan prurito son los siguientes:

El modo en que usted reacciona depende del medicamento y la dosis, y si usted es alérgico a este. La picazón que se presenta cuando los medicamentos se administran mediante una infusión habitualmente ocurre cerca del lugar donde se introdujo la aguja y, por lo general, desaparece de forma espontánea entre 30 y 90 minutos después de que termina la infusión. Es importante informar a su médico sobre la picazón que causa la quimioterapia porque sus reacciones pueden empeorar cada vez que se utiliza el mismo medicamento.

Radioterapia

La radiación puede destruir células de la piel y causar sequedad, ardor y picazón a medida de que se descascara la piel. La piel agrietada se puede infectar. Si su piel está muy dañada, es posible que los tratamientos con radiación se tengan que suspender temporalmente para dar tiempo a que la piel se cure. Esto puede afectar la eficacia de su tratamiento de cáncer. Su médico tratará de mantener su piel sana para que pueda continuar el tratamiento. Algunos tipos de radiación causan menos efectos secundarios que otros.

Radioterapia y quimioterapia juntas

Los efectos secundarios de la radioterapia y la quimioterapia administradas juntas pueden ser más graves que cuando cada una se administra sola.

Terapia biológica

Hay varios medicamentos de terapia biológica que pueden causar picazón. Esto es más común con los medicamentos que se llaman interferones.

Trasplante de médula ósea

Después de un trasplante de médula ósea, se puede presentar la enfermedad de injerto contra huésped (EICH). En algunos pacientes, la EICH puede causar sequedad de la piel y sarpullido con picazón. En casos graves, puede convertirse en esclerodermia, que es un endurecimiento y engrosamiento de la piel. Los músculos y los tendones también se pueden endurecer y volver rígidas las articulaciones. Esta complicación del escleroderma se llama contractura.

Medicamentos para cuidados médicos de apoyo

Algunos de los siguientes medicamentos que se usan para tratar o prevenir los síntomas del cáncer pueden causar prurito:

El prurito puede ser un síntoma de una infección.

La picazón alrededor del ano o la vulva puede obedecer a infecciones por tricomonas u hongos, tumores, hemorroides, desgarros en el ano o líquidos que drenan de las heridas.

Evaluación del prurito



El primer paso para aliviar el prurito es encontrar la causa de la picazón.

Debido a que el prurito es un síntoma de una enfermedad o afección, el primer paso para aliviarlo es hallar y tratar su causa.

Para evaluar el prurito se realiza un examen físico y un análisis de sangre.

Para encontrar el problema que causa la picazón, se pueden realizar las siguientes pruebas y procedimientos:

  • Examen físico y antecedentes : se verifican los signos de salud y de enfermedad, como masas o cualquier otra cosa que no parezca habitual. El médico estudiará su piel para determinar si hay algo de lo siguiente:

    También anotará sus antecedentes de hábitos de salud o enfermedades y tratamientos anteriores, incluso la información siguiente:

    • Cuándo empezó el prurito, cuánto dura, cuán molesto es y dónde lo siente en su cuerpo.
    • Si usted tuvo prurito anteriormente.
    • Qué alivia o empeora el prurito.
    • Enfermedades que tiene o tuvo antes.
    • Tratamientos que recibe o recibió.
    • Analgésicos, antibióticos u otros medicamentos que está tomando.
    • Si su alimentación es saludable y si toma suficientes líquidos.
    • Cómo se cuida la piel.

  • Recuento sanguíneo completo (RSC) : procedimiento mediante el que se toma una muestra de sangre y se analiza en cuanto a lo siguiente:

Tratamiento del prurito



El tratamiento del prurito en los pacientes de cáncer incluye aprender cuáles son los desencadenantes y tomar medidas para evitarlos.

Es importante que usted y las personas a cargo del paciente sepan lo que desencadena la picazón, como la piel seca y los baños calientes, de modo que pueda tomar medidas para evitarla. Puede ser que necesite más de un tipo de tratamiento para aliviar o prevenir el prurito, protegerse la piel y mantenerse cómodo.

Tanto el cuidado personal, como los medicamentos y las medidas para sentirse cómodo se pueden usar juntos para tratar el prurito.

Cuidado personal

El cuidado personal incluye evitar los desencadenantes del prurito y practicar un buen cuidado de la piel:

  • Mantener su hogar fresco y húmedo. El aire caliente y seco puede hacer que la piel se seque y produzca picazón. El aire fresco y húmedo previene la picazón.

  • Consumir una alimentación saludable y beber mucho líquido. Esto ayuda a que su piel se mantenga húmeda y sana.

  • Evite residuos de detergente en la ropa y las sábanas. Los restos de detergentes para lavar la ropa y de suavizantes pueden quedar en las telas y agravar el prurito. El residuo se puede reducir agregando vinagre (una cucharadita por cada cuarto de agua) al ciclo de enjuague o usando un detergente suave como el que se usa para lavar la ropa de bebé.

  • Use ropa y sábanas de algodón. El calor corporal, la lana y algunos tejidos sintéticos pueden provocar picazón. Use ropa suelta de algodón liviano y sábanas de algodón.

  • Controle la tensión. La tensión y la ansiedad pueden hacer más difícil que usted enfrente el prurito. Los medios para controlar la tensión incluyen terapia de relajación, imágenes positivas, musicoterapia y actividades para distraerse. Hable con su médico si la tensión es un problema para usted.

  • Use cremas y lociones humectantes. El humectante de la piel evita la sequedad que puede causar picazón. Un humectante contiene agua y forma una capa sobre la superficie de la piel para mantenerla húmeda. Elija un humectante que satisfaga sus necesidades propias. Algunos ingredientes, como vaselina, lanolina y aceite mineral, alcohol y mentol, pueden producir reacciones alérgicas en algunas personas. Las cremas esteroides tópicas pueden reducir la picazón, pero también pueden hacer que la piel se vuelva fina y se lastime con facilidad.

  • Evite los baños calientes. Los baños calientes pueden provocar picazón. Los baños tibios y que no duran más de media hora todos los días o cada dos días pueden ayudar a aliviar la picazón. Los baños más frecuentes pueden resecar más la piel.

  • Use jabones suaves. Los jabones de baño suaves contienen menos jabón o detergente, que pueden irritar la piel. Se puede añadir aceite al agua al final de un baño o aplicarlo a la piel antes de secarse.

  • Evitar polvos, baños de burbujas, almidón de maíz, desodorantes y antitranspirantes. Estos productos se deben usar con cuidado porque pueden irritar la piel y causar picazón.
    • El almidón de maíz puede ayudar a prevenir la picazón de la piel seca que causa la radioterapia, pero no se debe usar cuando la piel está húmeda. Cuando el almidón de maíz se humedece, pueden crecer hongos. Evite usarlo en áreas cercanas a las membranas mucosas, como la vagina o el recto, en los pliegues de la piel y en áreas que tienen cabello o glándulas sudoríparas.
    • Algunos polvos y desodorantes, como los que contienen talco y aluminio, irritan la piel durante la radioterapia y debe evitarse mientras recibe un tratamiento de radiación.

Medicamentos

Su médico le puede recetar un antibiótico si el prurito obedece a una infección. También puede recibir un antihistamínico oral para aliviar la picazón, con una dosis más alta a la hora de acostarse para ayudarlo a dormir. Para el prurito que no se relaciona con la radiación, puede utilizar un corticosteroide suave sobre la piel para aliviar la picazón. Si no se conoce la causa del prurito, no se deberían usar corticosteroides.

Otros medicamentos que se pueden utilizar si otros tratamientos no son eficaces para controlar el prurito son los sedantes y los antidepresivos. Los antidepresivos pueden tener fuertes efectos antihistamínicos y antipruriginosos.

Hable con su médico acerca de los medicamentos que toma y que puedan estar causando prurito, como los opioides, la morfina o los antibióticos. El cambio a un medicamento diferente puede detener la picazón.

Medidas de bienestar y acupuntura

Lo siguiente puede ayudar a aliviar la picazón:

  • Colocar una toalla fresca o hielo sobre el área afectada.
  • Aplicar presión firme en el área afectada o en la misma área del lado opuesto del cuerpo.
  • Acupresión o acupuntura.
  • Frotar o aplicar vibración en el área afectada.

Modificaciones a este sumario (03/13/2014)

Los sumarios del PDQ con información sobre el cáncer se revisan con regularidad y se actualizan en la medida en que se obtiene nueva información. Esta sección describe los cambios más recientes hechos a este sumario a partir de la fecha arriba indicada.

El formato del presente sumario se modificó completamente y se añadió contenido.

Información sobre este sumario del PDQ



Información sobre el PDQ

El Physician Data Query (PDQ) es la base de datos integral del Instituto Nacional del Cáncer (NCI) que contiene información completa sobre el cáncer. La base de datos del PDQ incluye sumarios de la última información publicada sobre la prevención, detección, genética, tratamiento, cuidados médicos de apoyo, y medicina complementaria y alternativa relacionada con el cáncer. La mayoría de los sumarios se presentan en dos versiones. Las versiones para profesionales de la salud tienen información detallada escrita en lenguaje técnico. Las versiones para pacientes se escriben en un lenguaje fácil de comprender, que no es técnico. Ambas versiones tienen información sobre el cáncer que es exacta y actualizada. Además, las versiones también están disponibles en inglés.

El PDQ es uno de los servicios del NCI. El NCI forma parte de los Institutos Nacionales de la Salud (NIH). El NIH es el centro principal de investigación biomédica del gobierno federal. Los sumarios del PDQ se basan en una revisión independiente de la literatura médica. No son declaraciones de políticas del NCI o el NIH.

Propósito de este sumario

Este sumario del PDQ con información sobre el cáncer contiene información actualizada sobre las causas y el tratamiento del prurito. Tiene como objetivo informar y ayudar a los pacientes, las familias y las personas a cargo de pacientes. No provee pautas o recomendaciones formales para la toma de decisiones relacionadas con la atención de la salud.

Revisores y actualizaciones

Los Consejos Editoriales redactan los sumarios de información sobre el cáncer del PDQ y los actualizan. Estos Consejos están compuestos por expertos en el tratamiento del cáncer y otras especialidades relacionadas con este. Los sumarios se revisan regularmente y se les incorporan cambios a medida que se obtiene nueva información. La fecha de cada sumario ("Actualizado") indica la fecha del cambio más reciente.

La información en este sumario para pacientes se tomó de la versión para profesionales de la salud, que el Consejo Editorial sobre Cuidados Médicos de Apoyo del PDQ revisa con regularidad y actualiza cuando es necesario.

Información sobre ensayos clínicos

Un estudio o ensayo clínico es un estudio para responder a una pregunta científica; por ejemplo, si un tratamiento es mejor que otro. Los ensayos se basan en estudios anteriores y lo se aprendió en el laboratorio. Cada ensayo responde a ciertas preguntas científicas dirigidas a encontrar maneras nuevas y mejores de ayudar a los pacientes de cáncer. Durante los ensayos clínicos de tratamiento, se recoge información acerca de los efectos de un tratamiento nuevo y su eficacia. Si un ensayo clínico indica que un tratamiento nuevo es mejor que el tratamiento estándar, el tratamiento nuevo se puede convertir en "estándar". Los pacientes deberían considerar participar en un ensayo clínico. Algunos ensayos clínicos están abiertos solo a los pacientes que no han comenzado un tratamiento.

La lista en inglés de ensayos clínicos del PDQ están disponibles en línea en el portal de Internet del NCI. La lista de muchos médicos que participan en ensayos clínicos también se encuentra en el PDQ. Para mayor información, llamar al Servicio de información sobre cáncer al 1-800-4-CANCER (1-800-422-6237).

Permisos para el uso de este sumario.

PDQ es una marca registrada. Aunque el contenido de los documentos del PDQ se puede usar libremente como texto, este no se puede identificar como un sumario de información sobre cáncer del PDQ del NCI, a menos que se reproduzca en su totalidad y se actualice con regularidad. Sin embargo, se permitirá que un usuario tendría permiso para escribir una oración como "El sumario de información sobre el cáncer del PDQ del NCI sobre la prevención del cáncer de mama indica los siguientes riesgos: "[incluir extracto del sumario]".

El formato preferido para citar un sumario del PDQ es el siguiente:

National Cancer Institute: PDQ® Prurito. Bethesda, MD: National Cancer Institute. Última actualización: <MM/DD/YYYY>. Disponible en: http://cancer.gov/espanol/pdq/cuidados-medicos-apoyo/prurito/Patient. Fecha de acceso: <MM/DD/YYYY>.

Las imágenes que aparecen en los sumarios del PDQ se usan con permiso de los autores, artistas o la casa editorial para su sola inclusión en los sumarios del PDQ. El permiso para usar imágenes fuera del contexto de información del PDQ se debe obtener del propietario; el Instituto Nacional del Cáncer no lo puede otorgar. Para mayor información sobre el uso de las gráficas en este sumario, así como muchas otras imágenes relacionadas con el cáncer, consultar el enlace Visuals Online. Visuals Online es una colección de más de 2.000 imágenes científicas.

Cláusula sobre el descargo de responsabilidad

No se debe usar la información contenida en estos sumarios para tomar decisiones acerca del reembolso de seguros. Para mayor información sobre cobertura de seguros, consultar la página Información económica, legal y de seguro médico, disponible en Cancer.gov.

Para mayor información

En Cancer.gov/espanol se ofrece más información sobre cómo comunicarse o recibir ayuda en la página ¿En qué podemos ayudarle?. Las preguntas también se pueden enviar por correo electrónico utilizando el Formulario de comunicación.

Preguntas u opiniones sobre este sumario

Si tiene preguntas o algún comentario sobre este sumario, por favor envíelas a través del formulario de opinión disponible en nuestro portal de Internet, Cancer.gov/espanol.

Obtenga más información del NCI

Llame al 1-800-4-CANCER

Para obtener más información, las personas que residen en los Estados Unidos pueden llamar gratis al Servicio de Información del Instituto Nacional del Cáncer (NCI) al 1-800-4-CANCER (1-800-422-6237), de lunes a viernes de 8:00 a. m. a 8:00 p. m, hora del Este. Un especialista en información sobre el cáncer estará disponible para responder a sus preguntas.

Escríbanos

Para obtener información del NCI, sírvase escribir a la siguiente dirección:

NCI Public Inquiries Office
9609 Medical Center Dr.
Room 2E532 MSC 9760
Bethesda, MD 20892-9760

Busque en el portal de Internet del NCI

El portal de Internet del NCI provee acceso en línea a información sobre el cáncer, ensayos clínicos, y otros portales de Internet u organizaciones que ofrecen servicios de apoyo y recursos para los pacientes con cáncer y sus familias. Para una búsqueda rápida, use la casilla de búsqueda en la esquina superior derecha de cada página Web. Los resultados de una gama amplia de términos buscados incluirán una lista de las “Mejores Opciones,” páginas web que son escogidas de forma editorial que se asemejan bastante al término que usted busca.

Hay muchos lugares donde las personas pueden obtener materiales e información sobre tratamientos para el cáncer y servicios. Los hospitales pueden tener información sobre instituciones o regionales que ofrecen información sobre ayuda financiera, transporte de ida y vuelta para recibir tratamiento, atención en el hogar y sobre cómo abordar otros problemas relacionados con el tratamiento del cáncer.

Publicaciones

El NCI tiene folletos y otros materiales para pacientes, profesionales de la salud y el público en general. Estas publicaciones describen los diferentes tipos de cáncer, los métodos para tratarlo, pautas para hacerle frente e información sobre ensayos clínicos. Algunas publicaciones proveen información sobre las diferentes pruebas de detección del cáncer, sus causas y cómo prevenirlo, además de estadísticas e información sobre actividades de investigación llevadas a cabo en el NCI. Los materiales del NCI sobre estos y otros temas, se pueden solicitar en línea al Servicio de Localización de Publicaciones del Instituto Nacional del Cáncer (National Cancer Institute Publications Locator) o imprimirse directamente. Estos materiales también se pueden solicitar con una llamada gratuita al Servicio de Información sobre el Cáncer del Instituto Nacional del Cáncer (National Cancer Institute's Cancer Information Service) al 1-800-4-CANCER (1-800-422-6237).