English
¿Preguntas sobre el cáncer? 1-800-422-6237
  • Ver el documento completo
  • Imprimir
  • Enviar por correo electrónico
  • Facebook
  • Twitter
  • Google+
  • Pinterest

Aspectos relacionados con la sexualidad y la reproducción (PDQ®)

Problemas sexuales como efecto secundario del cáncer

Muchos tipos de cáncer y sus tratamientos pueden causar efectos secundarios sexuales.

Muchos tipos de cáncer y sus tratamientos pueden afectar el funcionamiento sexual. Estos cambios pueden ser temporales o permanentes. Los problemas sexuales son comunes en los pacientes con los siguientes tipos de cáncer:

Se sabe menos sobre el modo en que otros tipos de cáncer afectan la sexualidad.

Tanto el deseo como la capacidad sexual se pueden ver afectados.

Los problemas sexuales más comunes de los pacientes con cáncer son los siguientes:

  • Pérdida del deseo sexual tanto en hombres como en mujeres.
  • En los hombres, problemas para alcanzar una erección y mantenerla.
  • En las mujeres, dolor durante el coito.

Los problemas menos comunes en los hombres son los siguientes:

Los problemas menos comunes en las mujeres son los siguientes:

  • Dolor o adormecimiento en los genitales.
  • Dificultad para alcanzar un orgasmo.

A diferencia de otros efectos secundarios físicos del tratamiento de cáncer, es posible que los problemas sexuales no mejoren en el primer o segundo año del tratamiento. Los problemas pueden empeorar con el tiempo e interferir con el retorno a una vida normal. Es por eso que es importante obtener ayuda para aprender a adaptarse a los cambios en el funcionamiento sexual.

Usted y su pareja deciden lo que es normal para ustedes.

La sexualidad involucra tanto el cuerpo como la mente. El funcionamiento sexual "normal" abarca una amplia gama de experiencias. Usted y su pareja definen lo que es normal para ustedes. Lo que es "normal" se puede ver afectado por los siguientes aspectos:

  • Sexo.
  • Edad.
  • Actitudes sobre el sexo.
  • Valores religiosos.
  • Valores culturales.

El funcionamiento sexual puede ser una parte importante de su calidad de vida. Hable con su médico si tiene problemas o inquietudes sobre su funcionamiento sexual. Si su médico no puede hablar con usted acerca de los problemas sexuales, solicite información de otros lugares o por el nombre de un médico que se sienta cómodo hablando con usted acerca de ellos.

  • Actualización: 24 de enero de 2014