In English | En español
¿Prequntas sobre el cáncer?

Exámenes de detección del cáncer de piel (PDQ®)

Versión Paciente
Actualizado: 14 de marzo de 2014

¿Qué son los exámenes de detección?

Los exámenes de detección son la búsqueda de cáncer antes de que la persona presente algún síntoma. Esto puede ayudar a encontrar el cáncer en un estadio inicial. Cuando el tejido anormal o cáncer se encuentran a tiempo, puede ser más fácil tratarlos. Cuando aparecen los síntomas, el cáncer puede haber empezado a diseminarse.

Los científicos tratan de entender mejor quiénes tienen más probabilidades de enfermarse de ciertos tipos de cáncer. También estudian lo que las personas hacen y las cosas que las rodean para ver si causan cáncer. Esta información ayuda a los médicos a recomendar quién se debe someter a exámenes de detección del cáncer, qué pruebas se deben usar y con qué frecuencia se deben realizar.

Es importante recordar que el médico no piensa necesariamente que usted tiene cáncer si ordena un examen de detección, ya que estos se realizan cuando la persona no tiene síntomas.

Si el resultado de un examen de detección es anormal, usted necesitaría someterse a más pruebas para determinar si tiene cáncer. Estas se llaman pruebas de diagnóstico.

Información general sobre el cáncer de piel



El cáncer de piel es una enfermedad por la que se forman células malignas (cancerosas) en los tejidos de la piel.

La piel es el órgano más grande del cuerpo. Protege del calor, la luz solar, las lesiones y las infecciones. La piel también ayuda a controlar la temperatura y almacena agua, grasa y vitamina D. La piel contiene varias capas, pero las dos principales son la epidermis (capa superior o exterior) y la dermis (capa inferior o interna). El cáncer de piel comienza en la epidermis, que se compone de tres tipos de células:

  • Células escamosas: son células delgadas y planas que forman la capa superior de la epidermis. El cáncer que se forma en las células escamosas se llama carcinoma de células escamosas.
  • Células basales: son células redondas que están por abajo de las células escamosas. El cáncer que se forma en las células basales se llama carcinoma de células basales.
  • Melanocitos: se encuentran en la parte inferior de la epidermis; estas células producen melanina, el pigmento que le da a la piel su color natural. Cuando la piel se expone al sol, los melanocitos producen más pigmentos que hacen que la piel se dore o se torne más oscura. El cáncer que se forma en los melanocitos se llama melanoma.
Ampliar
Anatomía de la piel; el dibujo muestra capas de la epidermis, la dermis y el tejido subcutáneo, como los tallos del pelo y los folículos pilosos, las glándulas sebáceas, los vasos linfáticos, los nervios, el tejido graso, las venas, las arterias y una glándula sudorípara.
Anatomía de la piel. Muestra la epidermis, la dermis y el tejido subcutáneo.

El cáncer de piel no melanoma es el cáncer más común en los Estados Unidos.

El carcinoma de células basales y el carcinoma de células escamosas también se conocen como cáncer de piel no melanoma y son las formas más comunes de cáncer de piel. La mayoría de los cánceres de piel de células basales y células escamosas se pueden curar.

El melanoma tiene mayores probabilidades de diseminarse hasta los tejidos cercanos y otras partes del cuerpo, y puede ser más difícil curarlos. El melanoma es más fácil de curar si el tumor se encuentra antes de que se disemine hasta la dermis (la capa interior de la piel). No es probable que el melanoma ocasione la muerte cuando este se encuentra y se trata temprano.

Ampliar
Anatomía de la piel con melanocitos; el dibujo muestra la anatomía de la piel normal, con la epidermis, la dermis, los folículos pilosos, las glándulas sudoríparas, los tallos del pelo, las venas, las arterias, el tejido graso, los nervios, los vasos linfáticos, las glándulas sebáceas y el tejido subcutáneo. La ampliación muestra las capas de células escamosas y de células basales de la epidermis sobre la dermis con vasos capilares. Se muestra la melanina en las células. Se muestra un melanocito en la capa de las células basales en la parte más profunda de la epidermis.
Anatomía de la piel que muestra la epidermis y la dermis. Los melanocitos están en la capa de las células basales, en la parte más profunda de la epidermis.

En los Estados Unidos, parece haber aumentado el número de casos de cáncer de piel no melanoma en los últimos años. El número de casos de melanoma ha aumentado durante los últimos 30 años. Parte de las razones de este aumento puede ser que las personas están más concientes del cáncer de piel. Es más probable que se sometan a exámenes y biopsias de piel, y recibir un diagnóstico de cáncer de piel.

Durante los últimos 20 años, el número de defunciones por melanoma ha disminuido un poco entre los hombres y las mujeres blancas menores de 50 años. Durante este período, el número de defunciones por melanoma ha disminuido un poco entre los hombres blancos mayores de 50 años y permaneció casi igual entre las mujeres blancas mayores de 50 años.

Para mayor información sobre el cáncer de piel, consultar los siguientes sumarios del PDQ:

Exponerse a la radiación ultravioleta puede aumentar el riesgo de cáncer de piel.

Cualquier cosa que aumente su probabilidad de presentar una enfermedad se llama factor de riesgo. Tener un factor de riesgo no significa que usted enfermará de cáncer; no tener factores de riesgo no significa que usted no enfermará de cáncer. Las personas que piensan que pueden estar en riesgo deberán discutirlo con su médico.

Exponerse a la radiación ultravioleta (UV) y tener piel sensible a la radiación UV, son factores de riesgo para el cáncer de piel. Radiación UV es el nombre que reciben los rayos invisibles que son parte de la energía que proviene del sol. Las lámparas solares y las camillas de bronceado también emiten radiación UV.

Los factores de riesgo para los cánceres de no melanoma y melanoma no son iguales.

Los factores de riesgo para el cáncer de piel no melanoma son los siguientes:
  • Exponerse a la luz solar natural o artificial (como la de las camillas de bronceado) por mucho tiempo.
  • Tener tez clara, como en los siguientes ejemplos:
    • Tener tez clara en la que salen pecas o se quema con facilidad, que no se broncea o se broncea mal.
    • Tener ojos azules, verdes o claros.
    • Ser pelirrojo o rubio.
  • Presentar queratosis actínica.
  • Tratamiento previo con radiación.
  • Tener debilitado el sistema inmunitario.
  • Exponerse al arsénico.

Los factores de riesgo para el cáncer de piel melanoma son los siguientes:
  • Tener tez clara, como en los siguientes ejemplos:
    • Tener tez clara en la que salen pecas o se quema con facilidad, que no se broncea o se broncea mal.
    • Tener ojos azules, verdes o claros.
    • Ser pelirrojo o rubio.
  • Exponerse a la luz solar natural o artificial (como la de las camillas de bronceado) por mucho tiempo.
  • Tener antecedentes de ampollas por quemaduras de sol, sobre todo durante la infancia o la adolescencia.
  • Tener muchos lunares grandes o pequeños.
  • Tener antecedentes familiares de lunares no habituales (síndrome de nevo atípico).
  • Tener antecedentes familiares o personales de melanoma.
  • Ser de raza blanca.

Exámenes de detección del cáncer de piel



Hay pruebas que se usan para detectar diferentes tipos de cáncer.

Algunas pruebas de detección se usan porque han mostrado ser útiles para encontrar cánceres en su etapa inicial y disminuir la probabilidad de morir por estos cánceres. Hay otras pruebas que se usan porque han mostrado encontrar cáncer en algunas personas; sin embargo, no se ha probado en estudios o ensayos clínicos que su uso disminuya el riesgo de morir por cáncer.

Los científicos estudian los exámenes de detección para identificar los que tienen menos riesgos y más beneficios. Los ensayos de exámenes de detección del cáncer también tienen el propósito de mostrar si la detección temprana (identificar el cáncer antes de que produzca síntomas) disminuye la probabilidad de una persona de morir a causa de la enfermedad. En algunos tipos de cáncer, el lugar donde se encuentra el tumor y el tratamiento de la enfermedad en un estadio temprano puede resultar en una mejor probabilidad de recuperación.

En muchas partes del país, se realizan estudios o ensayos clínicos que estudian métodos de detección del cáncer. Para mayor información sobre ensayos clínicos en curso, consultar el portal de Internet del NCI.

Los exámenes de la piel se usan para identificar el cáncer de piel.

Una revisión mensual de la piel lo ayudará a identificar algún cambio del que deberá informar a su médico. Es importante que el médico revise con regularidad la piel de las personas que ya han tenido este cáncer.

Si un área de la piel parece anormal, habitualmente se lleva a cabo una biopsia. El médico extirpará la mayor cantidad de tejido de aspecto dudoso posible mediante una escisión local. Luego, un patólogo observa el tejido bajo un microscopio para verificar si hay células cancerosas. Debido a que es difícil saber si un crecimiento en la piel es benigno (no canceroso) o maligno (canceroso), es posible que desee tener la muestra de la biopsia verificada por un segundo patólogo.

La mayoría de los melanomas de la piel se pueden ver a simple vista. Por lo general, el melanoma crece durante mucho tiempo debajo de la capa externa de la piel (la epidermis) pero no penetra la capa más profunda de la piel (la dermis). Esto da tiempo para que el cáncer de piel se detecte a tiempo. El melanoma se cura más fácil si se encuentra antes de que se disemine.

Hay otros exámenes de detección que se estudian en ensayos clínicos.

En muchas partes del país se realizan estudios o ensayos clínicos de exámenes de detección. Para mayor información sobre ensayos clínicos en curso, consultar el portal de Internet del NCI.

Riesgos de los exámenes de detección del cáncer de piel



El riesgo de los exámenes de detección.

Tomar una decisión sobre los exámenes de detección disponibles puede ser difícil ya que no todos los exámenes son útiles y la mayoría tiene riesgos. Antes de someterse a un examen de detección, debe consultarlo con su médico ya que es importante conocer los riesgos del examen y si se ha probado que este reduce el riesgo de morir de cáncer.

Los riesgos de los exámenes de detección del cáncer de piel son los siguientes:

Encontrar un cáncer de piel no siempre mejora la salud o lo ayuda a vivir más tiempo.

Los exámenes de detección no siempre mejoran su salud o lo ayudan a vivir más tiempo si usted tiene un cáncer de piel avanzado.

Algunos cánceres nunca producen síntomas ni son mortales, pero si un examen de detección lo identifica, el cáncer podría recibir tratamiento. Los tratamientos del cáncer pueden producir efectos secundarios graves.

Los exámenes pueden tener un resultado negativo falso.

Los resultados de los exámenes de detección pueden parecer normales aunque haya cáncer. Una persona que recibe un resultado negativo falso de una prueba (que muestra que no hay cáncer cuando en realidad lo hay) se puede demorar en buscar atención médica aunque tenga síntomas.

Los exámenes pueden tener un resultado positivo falso.

Los resultados de los exámenes de detección pueden parecer anormales aunque no haya cáncer. Un resultado positivo falso de una prueba (que muestra que hay un cáncer cuando en realidad no lo hay) puede provocar ansiedad y, por lo general, esto conduce a más pruebas y procedimientos (como una biopsia), que también tiene riesgos.

Una biopsia puede dejar cicatrices.

Cuando se realiza una biopsia de piel, el médico tratará que la cicatriz sea lo más pequeña posible, pero hay un riesgo de cicatrización e infección.

Consulte con su médico sobre su riesgo de presentar cáncer de piel y la necesidad de someterse a exámenes de detección.

Modificaciones a este sumario (03/14/2014)

Los sumarios del PDQ con información sobre el cáncer se revisan con regularidad y se actualizan en la medida en que se obtiene nueva información. Esta sección describe los cambios más recientes introducidos en este sumario a partir de la fecha arriba indicada.

Se incorporaron cambios editoriales en este sumario.

Información sobre este sumario del PDQ



Información sobre el PDQ

El Physician Data Query (PDQ) es la base de datos integral del Instituto Nacional del Cáncer (NCI) que contiene información completa sobre el cáncer. La base de datos del PDQ incluye sumarios de la última información publicada sobre la prevención, detección, genética, tratamiento, cuidados médicos de apoyo, y medicina complementaria y alternativa relacionada con el cáncer. La mayoría de los sumarios se presentan en dos versiones. Las versiones para profesionales de la salud tienen información detallada escrita en lenguaje técnico. Las versiones para pacientes se escriben en un lenguaje fácil de comprender, que no es técnico. Ambas versiones tienen información sobre el cáncer que es exacta y actualizada. Además, las versiones también están disponibles en inglés.

El PDQ es uno de los servicios del NCI. El NCI forma parte de los Institutos Nacionales de la Salud (NIH). El NIH es el centro principal de investigación biomédica del gobierno federal. Los sumarios del PDQ se basan en una revisión independiente de la literatura médica. No son declaraciones de políticas del NCI o el NIH.

Propósito de este sumario

Este sumario del PDQ con información sobre el cáncer contiene información actualizada sobre los exámenes de detección del cáncer de piel. Tiene como objetivo informar y ayudar a los pacientes, las familias y las personas a cargo de pacientes. No provee pautas o recomendaciones formales para la toma de decisiones relacionadas con la atención de la salud.

Revisores y actualizaciones

Los Consejos Editoriales redactan los sumarios de información sobre el cáncer del PDQ y los actualizan. Estos Consejos están compuestos por expertos en el tratamiento del cáncer y otras especialidades relacionadas con este. Los sumarios se revisan regularmente y se les incorporan cambios a medida que se obtiene nueva información. La fecha de cada sumario ("Actualizado") indica la fecha del cambio más reciente.

La información en este sumario para pacientes se tomó de la versión para profesionales de la salud, que el Consejo Editorial del PDQ® de Exámenes de Detección y Prevención revisa con regularidad y actualiza cuando es necesario.

Información sobre ensayos clínicos

Un estudio o ensayo clínico es un estudio para responder a una pregunta científica; por ejemplo, si un tratamiento es mejor que otro. Los ensayos se basan en estudios anteriores y lo se aprendió en el laboratorio. Cada ensayo responde a ciertas preguntas científicas dirigidas a encontrar maneras nuevas y mejores de ayudar a los pacientes de cáncer. Durante los ensayos clínicos de tratamiento, se recoge información acerca de los efectos de un tratamiento nuevo y su eficacia. Si un ensayo clínico indica que un tratamiento nuevo es mejor que el tratamiento estándar, el tratamiento nuevo se puede convertir en "estándar". Los pacientes deberían considerar participar en un ensayo clínico. Algunos ensayos clínicos están abiertos solo a los pacientes que no han comenzado un tratamiento.

La lista en inglés de ensayos clínicos del PDQ están disponibles en línea en el portal de Internet del NCI. La lista de muchos médicos que participan en ensayos clínicos también se encuentra en el PDQ. Para mayor información, llamar al Servicio de información sobre cáncer al 1-800-4-CANCER (1-800-422-6237).

Permisos para el uso de este sumario.

PDQ es una marca registrada. Aunque el contenido de los documentos del PDQ se puede usar libremente como texto, este no se puede identificar como un sumario de información sobre cáncer del PDQ del NCI, a menos que se reproduzca en su totalidad y se actualice con regularidad. Sin embargo, se permitirá que un usuario tendría permiso para escribir una oración como "El sumario de información sobre el cáncer del PDQ del NCI sobre la prevención del cáncer de mama indica los siguientes riesgos: "[incluir extracto del sumario]".

El formato preferido para citar un sumario del PDQ es el siguiente:

National Cancer Institute: PDQ® Exámenes de detección del cáncer de piel. Bethesda, MD: National Cancer Institute. Última actualización: <MM/DD/YYYY>. Disponible en: http://cancer.gov/espanol/pdq/deteccion/piel/Patient. Fecha de acceso: <MM/DD/YYYY>.

Las imágenes que aparecen en los sumarios del PDQ se usan con permiso de los autores, artistas o la casa editorial para su sola inclusión en los sumarios del PDQ. El permiso para usar imágenes fuera del contexto de información del PDQ se debe obtener del propietario; el Instituto Nacional del Cáncer no lo puede otorgar. Para mayor información sobre el uso de las gráficas en este sumario, así como muchas otras imágenes relacionadas con el cáncer, consultar el enlace Visuals Online. Visuals Online es una colección de más de 2.000 imágenes científicas.

Cláusula sobre el descargo de responsabilidad

No se debe usar la información contenida en estos sumarios para tomar decisiones acerca del reembolso de seguros. Para mayor información sobre cobertura de seguros, consultar la página Información económica, legal y de seguro médico, disponible en Cancer.gov.

Para mayor información

En Cancer.gov/espanol se ofrece más información sobre cómo comunicarse o recibir ayuda en la página ¿En qué podemos ayudarle?. Las preguntas también se pueden enviar por correo electrónico utilizando el Formulario de comunicación.

Preguntas u opiniones sobre este sumario

Si tiene preguntas o algún comentario sobre este sumario, por favor envíelas a través del formulario de opinión disponible en nuestro portal de Internet, Cancer.gov/espanol.

Obtenga más información del NCI

Llame al 1-800-4-CANCER

Para obtener más información, las personas que residen en los Estados Unidos pueden llamar gratis al Servicio de Información del Instituto Nacional del Cáncer (NCI) al 1-800-4-CANCER (1-800-422-6237), de lunes a viernes de 8:00 a. m. a 8:00 p. m, hora del Este. Un especialista en información sobre el cáncer estará disponible para responder a sus preguntas.

Escríbanos

Para obtener información del NCI, sírvase escribir a la siguiente dirección:

NCI Public Inquiries Office
9609 Medical Center Dr.
Room 2E532 MSC 9760
Bethesda, MD 20892-9760

Busque en el portal de Internet del NCI

El portal de Internet del NCI provee acceso en línea a información sobre el cáncer, ensayos clínicos, y otros portales de Internet u organizaciones que ofrecen servicios de apoyo y recursos para los pacientes con cáncer y sus familias. Para una búsqueda rápida, use la casilla de búsqueda en la esquina superior derecha de cada página Web. Los resultados de una gama amplia de términos buscados incluirán una lista de las “Mejores Opciones,” páginas web que son escogidas de forma editorial que se asemejan bastante al término que usted busca.

Hay muchos lugares donde las personas pueden obtener materiales e información sobre tratamientos para el cáncer y servicios. Los hospitales pueden tener información sobre instituciones o regionales que ofrecen información sobre ayuda financiera, transporte de ida y vuelta para recibir tratamiento, atención en el hogar y sobre cómo abordar otros problemas relacionados con el tratamiento del cáncer.

Publicaciones

El NCI tiene folletos y otros materiales para pacientes, profesionales de la salud y el público en general. Estas publicaciones describen los diferentes tipos de cáncer, los métodos para tratarlo, pautas para hacerle frente e información sobre ensayos clínicos. Algunas publicaciones proveen información sobre las diferentes pruebas de detección del cáncer, sus causas y cómo prevenirlo, además de estadísticas e información sobre actividades de investigación llevadas a cabo en el NCI. Los materiales del NCI sobre estos y otros temas, se pueden solicitar en línea al Servicio de Localización de Publicaciones del Instituto Nacional del Cáncer (National Cancer Institute Publications Locator) o imprimirse directamente. Estos materiales también se pueden solicitar con una llamada gratuita al Servicio de Información sobre el Cáncer del Instituto Nacional del Cáncer (National Cancer Institute's Cancer Information Service) al 1-800-4-CANCER (1-800-422-6237).