¿Prequntas sobre el cáncer?

Prevención del cáncer de esófago (PDQ®)

Versión para profesionales de salud

Aspectos generales

Nota: también se dispone de sumarios por separado del PDQ sobre Exámenes de detección del cáncer de esófago, Tratamiento del cáncer de esófago y Grados de comprobación científica de los estudios de investigación sobre detección y prevención del cáncer.

Carcinoma de células escamosas del esófago

Quién está en riesgo

Fumar y consumir alcohol constituyen aproximadamente 90% de los casos de carcinoma de células escamosas del esófago en los países occidentales como los Estados Unidos.[1]

Factores con pruebas adecuadas de un aumento en el riesgo de carcinoma de células escamosas del esófago

Fumar cigarrillos y beber alcohol

Con base en pruebas sólidas, fumar cigarrillos y consumir alcohol aumenta el riesgo de presentar carcinoma de células escamosas del esófago. Fumar y consumir alcohol constituyen aproximadamente 90% de los casos de carcinoma de células escamosas del esófago en los países occidentales como los Estados Unidos.[1]

Magnitud del efecto: aumento del riesgo, magnitud moderada.

  • Diseño del estudio: pruebas de estudios de casos y controles y cohortes con base en la población.
  • Validez interna: razonable.
  • Congruencia: buena.
  • Validez externa: razonable.
Infección por Helicobacter pylori y atrofia gástrica

Con base en pruebas razonables, los anticuerpos del suero del gen A (CagA) relacionado con la citocina y la atrofia gástrica se relacionan con un aumento del riesgo del carcinoma de células escamosas del esófago (oportunidad relativa [OR], 2,1; IC 95%, 1,1–4,0 y OR, 4,3; 95% intervalo de confianza [IC], 1,9–9,6, respectivamente).[2])

Magnitud del efecto: magnitud desconocida pero probablemente pequeña en términos de riesgo absoluto.

  • Diseño del estudio: pruebas de estudios de casos y controles y cohortes.
  • Validez interna: razonable.
  • Congruencia: estudio grande.
  • Validez externa: razonable.

Factores con pruebas adecuadas de disminución del riesgo de carcinoma de células escamosas del esófago

Evitar el tabaco y el alcohol

Con base en pruebas sólidas, evitar el tabaco y el alcohol disminuiría el riesgo de cáncer de células escamosas.[1,3]

Magnitud del efecto: beneficio positivo grande.

  • Diseño del estudio: pruebas obtenidas de cohortes o estudios de casos y controles.
  • Validez interna: razonable.
  • Congruencia: estudios múltiples.
  • Validez externa: razonable.
Quimioprevención
Uso de Aspirina y de fármacos antinflamatorios no esteroides (AINES)
Beneficios

Con base en pruebas razonables, se ha observado en estudios epidemiológicos que el uso de Aspirina o de AINE se relaciona con una disminución de riesgo de presentar o morir por cáncer del esófago (OR, 0,57; IC 95%, 0,47–0,71).[4]

Magnitud del efecto: positivo pequeño.

  • Diseño del estudio: pruebas obtenidas de los estudios de cohortes o de casos y controles.
  • Validez interna: razonable.
  • Congruencia: buena.
  • Validez externa: razonable.
Perjuicios

Con base en pruebas sólidas, entre los perjuicios del uso de AINES están la hemorragia gastrointestinal superior y los episodios cardiovasculares graves, como el infarto al miocardio, la insuficiencia cardíaca, el ictus hemorrágico y la disfunción renal.

Magnitud del efecto: aumento en el riesgo, magnitud pequeña.

  • Diseño del estudio: pruebas obtenidas de ensayos aleatorizados controlados.
  • Validez interna: razonable.
  • Congruencia: buena.
  • Validez externa: razonable.

Adenocarcinoma del esófago

Factores con pruebas adecuadas del aumento en el riesgo de adenocarcinoma del esófago

Reflujo gastroesofágico y esófago de Barrett

Con base en pruebas sólidas, existe una relación entre la enfermedad de reflujo gastroesofágico (ERGE) y el adenocarcinoma, especialmente si la ERGE ha sido prolongado y los síntomas son graves.[5,6] En un estudio de casos y controles en Suecia, el OR de pacientes con síntomas de reflujo recidivante fue 7,7, mientras que el OR de pacientes con síntomas prolongados y graves fue de 43,5 (IC 95%, 18,3–103,5).[7]

Se desconoce si la eliminación del reflujo gastroesofágico mediante cirugía o el ejercicio médico reduciría el riesgo de adenocarcinoma del esófago.[7,8]

Magnitud del efecto: desconocido.

  • Diseño del estudio: estudios ecológicos y descriptivos.
  • Validez interna: razonable.
  • Congruencia: buena; múltiples estudios.
  • Validez externa: razonable.

Intervenciones con pruebas adecuadas de disminución en el riesgo de adenocarcinoma del esófago

Uso de Aspirina y de fármacos antinflamatorios no esteroides (AINES)
Beneficios

Con base en pruebas razonables, se ha observado que el uso de Aspirina o AINE en estudios epidemiológicos se relaciona con una disminución de riesgo de presentar cáncer de esófago o de morir por este (oportunidad relativa [OR], 0,57; IC 95%, 0,47–0,71).[4,9]

Magnitud del efecto: positivo; magnitud desconocida.

  • Diseño del estudio: pruebas obtenidas de estudios de cohorte o control de casos.
  • Validez interna: razonable.
  • Congruencia: buena.
  • Validez externa: razonable.
Perjuicios

Con base en pruebas sólidas, entre los perjuicios del uso de AINES están la hemorragia gastrointestinal superior y los episodios cardiovasculares graves, como el infarto al miocardio, la insuficiencia cardíaca, el ictus hemorrágico y la disfunción renal.

Magnitud del efecto: aumento del riesgo; magnitud pequeña.

  • Diseño del estudio: pruebas obtenidas de estudios controlados aleatorizados.
  • Validez interna: buena.
  • Congruencia: buena.
  • Validez externa: buena.
Ablación del esófago de Barrett con displasia
Beneficios

En un ensayo controlado aleatorizado, se encontró que la ablación por radiofrecuencia del esófago de Barrett con displasia grave puede llevar a la erradicación tanto de la displasia como de la metaplasia intestinal y a una reducción del riesgo de la evolución de la enfermedad.[10]

Magnitud del efecto: se desconoce la incidencia de la mortalidad por cáncer.

  • Diseño del estudio: pruebas obtenidas de un ensayo controlado aleatorizado.
  • Validez interna: buena.
  • Congruencia: estudio simple.
  • Validez externa: buena.
Perjuicios

Con base en pruebas sólidas, entre los perjuicios de la ablación por radiofrecuencia están la estenosis esofágica y el requisito para una dilatación y hemorragia gastrointestinal superior pero en tasas menores. Es posible que el sobrediagnóstico y el sobretratamiento del esófago de Barrett, en especial los que no presentan displasia grave, puedan provocar una cantidad importante de perjuicios.

Magnitud del efecto: ante las tasas bajas de estenosis esofágica y requistios de una dilatación y una hemorragia gastrointestinal superior en tasas menores, los riesgos pueden resultar obvios si esta práctica es adoptada ampliamente por médicos con menos experiencia.

  • Diseño del estudio: pruebas obtenidas de un ensayo controlado aleatorizado.
  • Validez interna: buena.
  • Congruencia: estudio simple.
  • Validez externa: los pacientes representativos de un subconjunto de personas con displasia, especialmente con displasia grave; los médicos en general, pueden no ser representativos de los médicos con experiencia ya que esto es una tecnología nueva y requiere de conocimiento especializado.

Bibliografía

  1. Engel LS, Chow WH, Vaughan TL, et al.: Population attributable risks of esophageal and gastric cancers. J Natl Cancer Inst 95 (18): 1404-13, 2003. [PUBMED Abstract]
  2. Ye W, Held M, Lagergren J, et al.: Helicobacter pylori infection and gastric atrophy: risk of adenocarcinoma and squamous-cell carcinoma of the esophagus and adenocarcinoma of the gastric cardia. J Natl Cancer Inst 96 (5): 388-96, 2004. [PUBMED Abstract]
  3. Siemiatycki J, Krewski D, Franco E, et al.: Associations between cigarette smoking and each of 21 types of cancer: a multi-site case-control study. Int J Epidemiol 24 (3): 504-14, 1995. [PUBMED Abstract]
  4. Corley DA, Kerlikowske K, Verma R, et al.: Protective association of aspirin/NSAIDs and esophageal cancer: a systematic review and meta-analysis. Gastroenterology 124 (1): 47-56, 2003. [PUBMED Abstract]
  5. Lagergren J, Bergström R, Lindgren A, et al.: Symptomatic gastroesophageal reflux as a risk factor for esophageal adenocarcinoma. N Engl J Med 340 (11): 825-31, 1999. [PUBMED Abstract]
  6. Fitzgerald RC: Molecular basis of Barrett's oesophagus and oesophageal adenocarcinoma. Gut 55 (12): 1810-20, 2006. [PUBMED Abstract]
  7. Lagergren J, Ye W, Lagergren P, et al.: The risk of esophageal adenocarcinoma after antireflux surgery. Gastroenterology 138 (4): 1297-301, 2010. [PUBMED Abstract]
  8. Spechler SJ, Goyal RK: The columnar-lined esophagus, intestinal metaplasia, and Norman Barrett. Gastroenterology 110 (2): 614-21, 1996. [PUBMED Abstract]
  9. Liao LM, Vaughan TL, Corley DA, et al.: Nonsteroidal anti-inflammatory drug use reduces risk of adenocarcinomas of the esophagus and esophagogastric junction in a pooled analysis. Gastroenterology 142 (3): 442-452.e5; quiz e22-3, 2012. [PUBMED Abstract]
  10. Shaheen NJ, Sharma P, Overholt BF, et al.: Radiofrequency ablation in Barrett's esophagus with dysplasia. N Engl J Med 360 (22): 2277-88, 2009. [PUBMED Abstract]
  • Actualización: 31 de julio de 2014