In English | En español
¿Preguntas sobre el cáncer? 1-800-422-6237

Cáncer de nasofaringe: Tratamiento (PDQ®)

  • Actualizado: 21 de octubre de 2014

Opciones

  • Imprimir página
  • Imprimir documento
  • Ver documento
  • Enviar este documento

Información general sobre el cáncer de nasofaringe



El cáncer de nasofaringe es una enfermedad por que cual se forman células cancerosas (malignas) en los tejidos de la nasofaringe.

La nasofaringe es la porción superior de la faringe (garganta) situada detrás de la nariz. La faringe es un tubo hueco de unas cinco pulgadas de largo que comienza detrás de la nariz y termina en la parte superior de la tráquea y el esófago (el conducto que va de la garganta al estómago) El aire y los alimentos pasan por la faringe en el camino hacia la tráquea o el esófago. Las fosas nasales conducen a la nasofaringe. Una abertura a cada lado de la nasofaringe conduce a cada uno de los oídos. Con frecuencia, el cáncer de nasofaringe empieza en las células escamosas que revisten la nasofaringe.

Ampliar
Anatomía de la faringe; el dibujo muestra la nasofaringe, la orofaringe y la hipofaringe. También se muestran la cavidad nasal, la cavidad oral, el esófago, la tráquea y la laringe.
Anatomía de la faringe (garganta). Las tres partes de la faringe son la nasofaringe, la orofaringe y la hipofaringe.


El cáncer de nasofaringe es un tipo de cáncer de cabeza y cuello.

Los antecedentes étnicos y estar expuesto al virus de Epstein-Barr pueden aumentar el riesgo de cáncer de nasofaringe.

Todo lo que aumente su riesgo de desarrollar una enfermedad se llama factor de riesgo. Tener un factor de riesgo no significa que usted tendrá cáncer; no tener factores de riesgo no significa que usted no tendrá cáncer. Los factores de riesgo de cáncer de nasofaringe son los siguientes:

  • Tener ascendencia china o asiática.
  • Estar expuesto al virus de Epstein-Barr. Este virus se relacionó con ciertos cánceres, como el cáncer de nasofaringe y algunos linfomas.
  • Consumir grandes cantidades de alcohol.

Los signos posibles del cáncer de nasofaringe incluyen dificultad para respirar, hablar u oír.

El cáncer de nasofaringe u otras afecciones pueden causar estos y otros signos y síntomas. Consulte con su médico si tiene algo de lo siguiente:

  • Un bulto en la nariz o el cuello.
  • Irritación en la garganta.
  • Dificultad para respirar o hablar.
  • Hemorragia nasal.
  • Dificultad para oír.
  • Dolor o tintineo en el oído.
  • Dolores de cabeza.

Para detectar (encontrar) y diagnosticar el cáncer de nasofaringe, se utilizan pruebas que examinan la nariz y la garganta.

Se pueden utilizar las siguientes pruebas y procedimientos:

  • Examen físico y antecedentes : examen del cuerpo para revisar el estado general de salud e identificar cualquier signo de enfermedad, como ganglios linfáticos inflamados en el cuello o cualquier otra cosa que parezca extraña. También se toman datos sobre los hábitos de salud del paciente, así como los antecedentes de enfermedades y los tratamientos aplicados en cada caso.

  • Examen neurológico : serie de preguntas y pruebas para examinar el cerebro, la médula espinal y el funcionamiento de los nervios. En el examen se analiza el estado mental de la persona, la coordinación y la capacidad de caminar normalmente, así como el funcionamiento de los músculos, los sentidos y los reflejos. Este examen se conoce también como neuroexamen.

  • Biopsia : extracción de células o tejidos para que un patólogo las pueda observar al microscopio y verificar si hay signos de cáncer. La muestra de tejido se extrae durante uno de los siguientes procedimientos:
    • Nasoscopia : procedimiento para observar el interior de la nariz y determinar si hay áreas anormales. Se introduce un nasoscopio en la nariz. Un nasoscopio es un instrumento delgado en forma de tubo, con una luz y una lente para observar. También puede tener una herramienta para extraer muestras de tejido, que se observan al microscopio para verificar si hay signos de cáncer.

    • Endoscopia superior : procedimiento para observar el interior de la nariz, la garganta, el esófago, el estómago y el duodeno (la primera parte del intestino delgado, cerca del estómago). Se introduce un endoscopio a través de la boca hacia el esófago, el estómago y el duodeno. Un endoscopio es un instrumento en forma de tubo delgado, con una luz y una lente para observar. También puede tener una herramienta para extraer muestras de tejido, que se observan al microscopio para verificar si hay signos de cáncer.

  • IRM (imágenes por resonancia magnética): procedimiento que utiliza un imán, ondas de radio y una computadora para crear imágenes detalladas de áreas internas del cuerpo. Este procedimiento también se llama imágenes por resonancia magnética nuclear (IRMN).

  • Exploración por TC (exploración por TAC): procedimiento mediante el cual se toma una serie de fotografías detalladas del interior del cuerpo, desde ángulos diferentes. Las imágenes son creadas por una computadora conectada a una máquina de rayos X. Se inyecta un tinte en una vena o se ingiere, a fin de que los órganos o los tejidos se destaquen más claramente. Este procedimiento también se llama tomografía computada, tomografía computarizada o tomografía axial computarizada.

  • Exploración con TEP (exploración con tomografía por emisión de positrones): procedimiento para detectar células de tumores malignos en el cuerpo. Se inyecta en una vena una cantidad pequeña de glucosa (azúcar) radiactiva. El escáner de TEP rota alrededor del cuerpo y toma una imagen de los lugares del cuerpo que utilizan la glucosa. Las células de tumores malignos tienen aspecto más brillante en la imagen porque son más activas y absorben más glucosa que las células normales. Se puede usar la exploración con TEP para encontrar cánceres de nasofaringe que se diseminaron hasta los huesos. A veces, se realizan al mismo tiempo una exploración con TEP y una exploración con TC. Si hay cáncer, esto aumenta las probabilidades de encontrarlo.

  • Estudios químicos de la sangre : procedimiento en el cual se examina una muestra de sangre para medir las cantidades de ciertas sustancias que los órganos y tejidos del cuerpo liberan en la sangre. Una cantidad inusual (mayor o menor que la normal) de una sustancia puede ser signo de enfermedad en el órgano o el tejido que la elabora.

  • Recuento sanguíneo completo (RSC): procedimiento en el que se toma una muestra de sangre para verificar los siguientes elementos:

  • Prueba del virus de Epstein-Barr: análisis de sangre para verificar si hay anticuerpos y marcadores de ADN del virus de Epstein-Barr. Estos se encuentran en la sangre de los pacientes que se infectaron con el VEB.

  • Prueba de audición: procedimiento para verificar si se pueden oír sonidos bajos, altos, graves y agudos. Cada oído se examina por separado.

Ciertos factores afectan el pronóstico (probabilidad de recuperación) y las opciones de tratamiento.

El pronóstico (probabilidad de recuperación) y las opciones de tratamiento dependen de los siguientes aspectos:

  • El estadio del cáncer (si afecta una parte de la nasofaringe, si afecta a toda la nasofaringe o si se diseminó hasta otras partes del cuerpo).
  • El tipo de cáncer de nasofaringe.
  • El tamaño del tumor.
  • La edad y el estado general de salud del paciente.