In English | En español
¿Preguntas sobre el cáncer? 1-800-422-6237

Tumores de ovario de bajo potencial maligno: Tratamiento (PDQ®)

  • Actualizado: 26 de abril de 2013

Opciones

  • Imprimir página
  • Imprimir documento
  • Ver documento
  • Enviar este documento

Tumores de ovario de bajo potencial maligno en estadio avanzado

Ensayos clínicos en curso

Las pacientes con enfermedad avanzada deben someterse a una histerectomía total, salpingooforectomía bilateral, omentectomía, muestreo de ganglios y cirugía de citorreducción agresiva. Las pacientes con enfermedad en estadio III o IV sin tumor residual macroscópico tienen una tasa de supervivencia de 100% en algunas series, independientemente de la duración del seguimiento.[1,2] La tasa de supervivencia a los 7 años en las pacientes con enfermedad residual macroscópica fue del 69% en una serie extensa,[3] y parece ser inversamente proporcional al tiempo de seguimiento.[3]

En las pacientes con enfermedad en estadios más avanzados y con enfermedad residual microscópica o macroscópica, no debe indicarse quimioterapia ni radioterapia. Hay pocos indicios de que la quimioterapia postoperatoria o la radioterapia alteren el curso de esta enfermedad en alguna forma ventajosa.[1,3-6] En un estudio de 364 pacientes sin tumor residual, la terapia adyuvante no tuvo ningún efecto en la supervivencia sin enfermedad o corregida cuando se estratificó según el estadio de la enfermedad.[7] Las pacientes sin tumor residual que no recibieron ningún tratamiento adyuvante tuvieron una tasa de supervivencia igual o mayor a la de los grupos tratados. En el presente, los estudios controlados no han comparado los tratamientos postoperatorios con casos en los que no se realiza ningún tratamiento.

En una evaluación de 150 pacientes con tumores ováricos de tipo limítrofe, la supervivencia de las pacientes con tumores residuales de menos de 2 cm, fue significativamente mejor que la supervivencia de aquellas con tumores residuales de 2 a 5 cm y mayores de 5 cm.[8] Todavía no se ha determinado si los implantes invasivos implican un pronóstico más precario. Algunos investigadores han correlacionado los implantes invasivos con un pronóstico precario [9] mientras que otros no lo han hecho.[2,10] Algunos estudios han indicado que quizás sea posible usar la ploidía del ADN de los tumores para identificar a aquellas pacientes que presentarán enfermedad dinámica.[11,12] Un estudio no pudo correlacionar la ploidía del ADN del tumor seroso primario con la supervivencia, pero encontró que los implantes de aneuploidía invasiva estaban relacionados con un pronóstico precario.[13] En el presente, no hay prueba que indique que el tratamiento de pacientes con tumores aneuploides afecte la supervivencia. No se ha podido establecer ninguna relación significativa entre la sobreexpresión de p53 y HER-2/neu y la recurrencia del tumor o la supervivencia.[14]

En caso de que se presente una evolución clínica, se indica una cirugía de reducción ulterior del tumor, seguida de quimioterapia. Si el intervalo carente de síntomas es largo, no es aconsejable emplear quimioterapia después de un procedimiento de citorreducción secundario. Sin embargo, si la enfermedad recurre rápidamente en forma sintomática, la administración de quimioterapia puede resultar beneficiosa. Algunos informes han documentado quirúrgicamente la eficacia de la quimioterapia en algunas pacientes con enfermedad residual microscópica o macroscópica.[15,16] Un estudio reciente realizado por GOG empleó quimioterapia a base de melfalán para pacientes con enfermedad evolutiva, y usó cisplatino para las pacientes que no responden al melfalán.[17]

Ensayos clínicos en curso

Consultar la lista del NCI de ensayos clínicos sobre el cáncer que se realizan en los Estados Unidos y que están aceptando pacientes. Para realizar la búsqueda, usar los términos en inglés stage III borderline ovarian surface epithelial-stromal tumor y stage IV borderline ovarian surface epithelial-stromal tumor. La lista de ensayos se puede reducir aun más por la ubicación donde se realizan, los medicamentos que se utilizan, el tipo de intervención y otros criterios. Nota: los resultados obtenidos solo estarán disponibles en inglés.

Asimismo, se dispone de información general sobre ensayos clínicos en el portal de Internet del NCI.

Bibliografía
  1. Barnhill D, Heller P, Brzozowski P, et al.: Epithelial ovarian carcinoma of low malignant potential. Obstet Gynecol 65 (1): 53-9, 1985.  [PUBMED Abstract]

  2. Bostwick DG, Tazelaar HD, Ballon SC, et al.: Ovarian epithelial tumors of borderline malignancy. A clinical and pathologic study of 109 cases. Cancer 58 (9): 2052-65, 1986.  [PUBMED Abstract]

  3. Leake JF, Currie JL, Rosenshein NB, et al.: Long-term follow-up of serous ovarian tumors of low malignant potential. Gynecol Oncol 47 (2): 150-8, 1992.  [PUBMED Abstract]

  4. Casey AC, Bell DA, Lage JM, et al.: Epithelial ovarian tumors of borderline malignancy: long-term follow-up. Gynecol Oncol 50 (3): 316-22, 1993.  [PUBMED Abstract]

  5. Tumors of the ovary: neoplasms derived from coelomic epithelium. In: Morrow CP, Curtin JP: Synopsis of Gynecologic Oncology. 5th ed. New York, NY: Churchill Livingstone, 1998, pp 233-281. 

  6. Sutton GP, Bundy BN, Omura GA, et al.: Stage III ovarian tumors of low malignant potential treated with cisplatin combination therapy (a Gynecologic Oncology Group study). Gynecol Oncol 41 (3): 230-3, 1991.  [PUBMED Abstract]

  7. Kaern J, Tropé CG, Abeler VM: A retrospective study of 370 borderline tumors of the ovary treated at the Norwegian Radium Hospital from 1970 to 1982. A review of clinicopathologic features and treatment modalities. Cancer 71 (5): 1810-20, 1993.  [PUBMED Abstract]

  8. Tamakoshi K, Kikkawa F, Nakashima N, et al.: Clinical behavior of borderline ovarian tumors: a study of 150 cases. J Surg Oncol 64 (2): 147-52, 1997.  [PUBMED Abstract]

  9. Bell DA, Scully RE: Serous borderline tumors of the peritoneum. Am J Surg Pathol 14 (3): 230-9, 1990.  [PUBMED Abstract]

  10. Michael H, Roth LM: Invasive and noninvasive implants in ovarian serous tumors of low malignant potential. Cancer 57 (6): 1240-7, 1986.  [PUBMED Abstract]

  11. Friedlander ML, Hedley DW, Swanson C, et al.: Prediction of long-term survival by flow cytometric analysis of cellular DNA content in patients with advanced ovarian cancer. J Clin Oncol 6 (2): 282-90, 1988.  [PUBMED Abstract]

  12. Kaern J, Trope C, Kjorstad KE, et al.: Cellular DNA content as a new prognostic tool in patients with borderline tumors of the ovary. Gynecol Oncol 38 (3): 452-7, 1990.  [PUBMED Abstract]

  13. de Nictolis M, Montironi R, Tommasoni S, et al.: Serous borderline tumors of the ovary. A clinicopathologic, immunohistochemical, and quantitative study of 44 cases. Cancer 70 (1): 152-60, 1992.  [PUBMED Abstract]

  14. Eltabbakh GH, Belinson JL, Kennedy AW, et al.: p53 and HER-2/neu overexpression in ovarian borderline tumors. Gynecol Oncol 65 (2): 218-24, 1997.  [PUBMED Abstract]

  15. Fort MG, Pierce VK, Saigo PE, et al.: Evidence for the efficacy of adjuvant therapy in epithelial ovarian tumors of low malignant potential. Gynecol Oncol 32 (3): 269-72, 1989.  [PUBMED Abstract]

  16. Gershenson DM, Silva EG: Serous ovarian tumors of low malignant potential with peritoneal implants. Cancer 65 (3): 578-85, 1990.  [PUBMED Abstract]

  17. Barnhill DR, Kurman RJ, Brady MF, et al.: Preliminary analysis of the behavior of stage I ovarian serous tumors of low malignant potential: a Gynecologic Oncology Group study. J Clin Oncol 13 (11): 2752-6, 1995.  [PUBMED Abstract]