In English | En español
¿Preguntas sobre el cáncer? 1-800-422-6237

Cáncer de seno paranasal y de cavidad nasal: Tratamiento (PDQ®)

  • Actualizado: 14 de marzo de 2014

Opciones

  • Imprimir página
  • Imprimir documento
  • Ver documento
  • Enviar este documento

Información general sobre el cáncer de seno paranasal y de cavidad nasal

Incidencia y mortalidad
Características anatómicas
Evaluación clínica y seguimiento
Carcinogenia y factores de riesgo



Incidencia y mortalidad

La mayoría de los tumores de los senos paranasales se presentan en estado avanzado y por lo general las tasas de curación son precarias (≤50%). El carcinoma de células escamosas (CCE) es el tipo más frecuente de tumor maligno en la nariz y senos paranasales (70–80%). Los papilomas son entidades únicas que pueden presentar degeneración maligna. Los cánceres crecen dentro de los límites óseos de los senos y a menudo son asintomáticos hasta que erosionan e invaden las estructuras adyacentes.[1-3]

El compromiso ganglionar no es frecuente. Aunque se pueden presentar metástasis tanto en la cavidad nasal como en los senos paranasales, se encuentran metástasis a distancia en 20 a 40% de los pacientes que no responden al tratamiento; la recidiva locorregional representa la mayoría de las muertes por cáncer, ya que la mayor parte de los pacientes mueren a causa de una extensión directa a áreas vitales del cráneo o de una enfermedad local que recidiva con rapidez.

Los cánceres del seno maxilar son los más comunes de los cánceres de seno paranasal. Los tumores de los senos etmoidales, del vestíbulo nasal y de la cavidad nasal son menos comunes, y los tumores de los senos esfenoidales y frontales son poco comunes.

Características anatómicas

La ruta principal de drenaje linfático del antro maxilar es mediante los troncos de recolección lateral e inferior a la primera estación de los ganglios submandibulares, parotídeos y yugulodigástricos, y mediante el tronco superoposterior a los ganglios retrofaríngeos y yugulares.

Evaluación clínica y seguimiento

La evaluación y la estadificación previas al tratamiento, así como también la necesidad de hacer una planificación con un enfoque multidisciplinario al tratamiento es muy importante. En general, el tratamiento inmediato de pacientes con cánceres de la cabeza y el cuello es el más eficaz, aunque ocasionalmente la cirugía de rescate o la radioterapia de rescate, según sea apropiado, pueden ser exitosas. Puesto que la mayoría de los fracasos de tratamiento ocurren dentro de los primeros dos años, el seguimiento de pacientes deberá ser frecuente y meticuloso durante este período. Además, debido a que casi 33% de estos pacientes presentan segundos cánceres primarios en el tracto aerodigestivo, el seguimiento de por vida es esencial.

Carcinogenia y factores de riesgo

Algunos datos indican que varias exposiciones a productos industriales que pueden estar relacionados con el cáncer de seno paranasal y de cavidad nasal. El riesgo de presentar un segundo tumor primario de cabeza y cuello aumenta considerablemente. Un subgrupo ha mostrado que el CCE de seno paranasal y la[4] cavidad nasal, están relacionados con la infección por el virus del papiloma humano (VPH) y que los pacientes positivos al VPH pueden tener un mejor pronóstico que los que son negativos al VPH.[5]

Bibliografía
  1. Mendenhall WM, Werning JW, Pfister DG: Treatment of head and neck cancer. In: DeVita VT Jr, Lawrence TS, Rosenberg SA: Cancer: Principles and Practice of Oncology. 9th ed. Philadelphia, Pa: Lippincott Williams & Wilkins, 2011, pp 729-80. 

  2. Laramore GE, ed.: Radiation Therapy of Head and Neck Cancer. Berlin: Springer-Verlag, 1989. 

  3. Thawley SE, Panje WR, Batsakis JG, et al., eds.: Comprehensive Management of Head and Neck Tumors. 2nd ed. Philadelphia, Pa: WB Saunders, 1999. 

  4. Johns ME, Kaplan MJ: Advances in the management of paranasal sinus tumors. In: Wolf GT, ed.: Head and Neck Oncology. Boston, Mass: Martinus Nijhoff Publishers, 1984, pp 27-52. 

  5. Alos L, Moyano S, Nadal A, et al.: Human papillomaviruses are identified in a subgroup of sinonasal squamous cell carcinomas with favorable outcome. Cancer 115 (12): 2701-9, 2009.  [PUBMED Abstract]