In English | En español
¿Preguntas sobre el cáncer? 1-800-422-6237

Trastornos mieloproliferativos crónicos: Tratamiento (PDQ®)

  • Actualizado: 17 de enero de 2014

Opciones

  • Imprimir página
  • Imprimir documento
  • Ver documento
  • Enviar este documento

Leucemia eosinofílica crónica



La leucemia eosinofílica crónica es una enfermedad en la que se forman demasiados glóbulos blancos (eosinófilos) en la médula ósea.

Los eosinófilos son glóbulos blancos que reaccionan ante los alérgenos (sustancias que desencadenan una respuesta alérgica) y ayudan a combatir las infecciones causadas por ciertos parásitos. En la leucemia eosinofílica crónica hay demasiados eosinófilos en la sangre, la médula ósea y otros tejidos. La leucemia eosinofílica crónica puede permanecer sin cambios o evolucionar rápidamente hasta convertirse en leucemia aguda.

Entre los posibles signos de leucemia eosinofílica crónica se incluyen la fiebre y la sensación de mucho cansancio.

La leucemia eosinofílica crónica puede no presentar síntomas tempranos. Algunas veces se encuentra durante un análisis de sangre de rutina. Los siguientes síntomas pueden ser causados por la leucemia eosinofílica crónica o por otras afecciones. Consultar con el médico si se tiene cualquiera de los siguientes problemas:

  • Fiebre.
  • Sensación de mucho cansancio.
  • Tos.
  • Inflamación debajo de la piel alrededor de los ojos y labios, en la garganta, o en las manos y los pies.
  • Dolor muscular.
  • Picazón.
  • Diarrea.