¿Prequntas sobre el cáncer?

Resultados de pruebas de laboratorio

Puntos clave

  • Una prueba de laboratorio es un procedimiento por el que una muestra de sangre, de orina, de otro líquido del cuerpo o de tejido se examina para obtener información acerca de la salud de una persona.
  • Aunque muchas pruebas de laboratorio se usan para ayudar a diagnosticar el cáncer, una biopsia (la extracción de células o tejidos para examinarlos al microscopio por un patólogo) es necesaria para asegurarse de que una persona tiene cáncer.
  • Las pruebas de laboratorio en los Estados Unidos, con la excepción de las que se hacen en estudios clínicos y en otros tipos de investigación humana, son reguladas por los Centros de Servicios de Medicare y Medicaid por medio de los Clinical Laboratory Improvement Amendments (CLIA). El programa CLIA ayuda a asegurar que el personal de laboratorio está capacitado adecuadamente y recibe supervisión, y que los resultados de las pruebas de laboratorio son precisas y confiables sin importar en dónde se efectúan esas pruebas.
  1. ¿Qué son las pruebas de laboratorio?

    Una prueba de laboratorio es un procedimiento por el que una muestra de sangre, de orina, de otro líquido del cuerpo o de tejido se examina para obtener información acerca de la salud de una persona. Algunas pruebas de laboratorio proveen información precisa y confiable acerca de problemas específicos de salud. Otras pruebas proveen información más general que ayuda a los médicos a identificar o a descartar posibles problemas de salud. Los médicos usan con frecuencia otras clases de pruebas, como son las pruebas con imágenes, además de las pruebas de laboratorio para saber más acerca de la salud de una persona.

  2. ¿Cómo se usan las pruebas de laboratorio en oncología?

    Las pruebas de laboratorio se usan en oncología de muchas maneras:

    • Como exámenes de detección de cáncer o de padecimientos cancerosos antes de que la persona tenga síntomas de la enfermedad
    • Para ayudar a diagnosticar el cáncer
    • Para proveer información acerca del estadio de un cáncer (es decir, su gravedad); para tumores malignos, esto incluye el tamaño y la extensión del tumor original (primario) y si el tumor se ha extendido (ha tenido metástasis) a otras partes del cuerpo
    • Para planificar el tratamiento
    • Para vigilar la salud general del paciente durante el tratamiento y revisar posibles efectos secundarios del tratamiento
    • Para determinar si un cáncer reacciona al tratamiento
    • Para saber si un cáncer ha regresado (ha tenido recidiva)

  3. ¿Qué pruebas de laboratorio se usan en oncología?

    Las categorías de algunas pruebas comunes de laboratorio que se usan en oncología están en orden alfabético en la lista de abajo.

    Qué es lo que mide: Las cantidades de algunas sustancias que los órganos y los tejidos del cuerpo segregan en la sangre, como son los metabolitos, los electrolitos, los lípidos y las proteínas, incluso las enzimas.   Los análisis bioquímicos de la sangre incluyen de ordinario análisis para la urea y la creatinina en la sangre.

    Cómo se usa: Para el diagnóstico y la observación de pacientes durante y después del tratamiento. Las concentraciones altas o bajas de algunas sustancias pueden ser signos o efectos secundarios del tratamiento.

    • Análisis citogenético

    Qué es lo que mide: Los cambios en el número o estructura de los cromosomas en los glóbulo blancos o en las células de médula ósea de un paciente

    Cómo se usa: Para el diagnóstico, para decidir el tratamiento adecuado

    Qué es lo que mide: El color de la orina y su contenido, como azúcar, proteínas, glóbulos rojos y glóbulos blancos.

    Cómo se usa: Para la detección y el diagnóstico de cáncer de riñón y de cánceres uroteliales.

    Qué es lo que mide: La presencia de células anómalas que se desprenden de las vías urinarias en la orina para detectar enfermedades.

    Cómo se usa: Para la detección y diagnóstico de cáncer de vejiga y de otros cánceres uroteliales; para vigilar la recurrencia de cáncer en pacientes

    • Estudio citológico del esputo (llamado también cultivo de esputo)

    Qué es lo que mide: La presencia de células anómalas en el esputo (la mucosidad y otra materia que se arroja al expectorar de los pulmones al toser)

    Cómo se usa: Para el diagnóstico de cáncer de pulmón

    • Inmunofenotipado

    Qué es lo que mide: Identifica las células basándose en los tipos de antígeno presentes en la superficie celular

    Cómo se usa: Para el diagnóstico, la estadificación y la observación de cánceres del sistema circulatorio y de otros trastornos hematológicos, incluso las leucemias, los linfomas, los síndromes mielodisplásicos y los trastornos mieloproliferativos.  Se hace con más frecuencia en muestras de sangre o de médula ósea, pero puede hacerse también en otros fluidos corporales o en muestras de tejido de biopsia.

    Qué es lo que miden: Algunos miden la presencia, las concentraciones o la actividad de proteínas específicas o los genes en el tejido, en la sangre, o en otros fluidos del cuerpo que pueden ser signo de cáncer o de algunas afecciones benignas (no cancerosas). Un tumor que tiene una concentración mayor de lo normal de un marcador de tumores puede responder al tratamiento con un fármaco que se apunta a ese marcador. Por ejemplo, las células cancerosas que tienen concentraciones altas del gen o proteína HER2/neu puede responder a tratamiento con un fármaco que se apunta a la proteína HER2/neu.

    Algunos análisis de marcadores de tumores analizan el ADN en busca de mutaciones génicas específicas que pueden estar presentes en cánceres pero no en tejido normal. Ejemplos son el análisis de mutaciones del gen EGFR para ayudar a determinar el tratamiento y hacer una estimación del pronóstico en cáncer de pulmón de células no pequeñas y el análisis de mutaciones del gen BRAF para predecir la reacción a terapias dirigidas en melanoma y en cáncer colorrectal

    Más aún, otros análisis de marcadores de tumores, llamados  análisis multigénicos (o análisis de expresión génica de parámetros múltiples), analizan la expresión de un grupo específico de genes en muestras tumorales. Estos análisis se usan para el pronóstico y la planificación de tratamiento. Por ejemplo, el sello de 21 genes puede ayudar a las pacientes con cáncer de seno con ganglios linfáticos negativos, –con receptores de estrógeno– a decidir si puede haber beneficio de tratarse con quimioterapia además de terapia hormonal o no.

    Más información acerca de los marcadores de tumores, incluso una lista de los que están actualmente en uso general, se puede encontrar en la hoja informativa del NCI titulada Marcadores de tumores.

    Cómo se usan: Para el diagnóstico, para decidir el tratamiento adecuado, para evaluar la respuesta al tratamiento y para observar la recurrencia del cáncer

    • Pruebas de mutaciones génicas cancerosas

    Qué es lo que miden: La presencia o ausencia de mutaciones específicas heredadas en los genes que se sabe influyen en la formación de cáncer. Los ejemplos incluyen las pruebas para buscar las mutaciones en los genes BRCA1 y BRCA2, las cuales tienen una función en la formación de los cánceres de seno, de ovario y de otros cánceres.

    Cómo se usan: En evaluación del riesgo de cáncer

    Qué es lo que mide: Las cantidades de diferentes tipos de células de la sangre, incluso de los glóbulos rojos, de los glóbulos blancos y de las plaquetas en una muestra de sangre. Este análisis mide también la cantidad de hemoglobina (la proteína que transporta el oxígeno) en la sangre; el porcentaje del volumen total de sangre que ocupan los glóbulos rojos (hematocrito); el tamaño de los glóbulos rojos y la cantidad de hemoglobina en ellos.

    Cómo se usa: Para el diagnóstico, en especial de leucemias, y para observar durante y después del tratamiento

  4. ¿Cómo interpreto yo los resultados de mis pruebas?

    Con algunas pruebas de laboratorio, los resultados que se obtienen en personas sanas pueden variar de alguna manera de una persona a otra. Los factores que pueden causar las variaciones de una persona a otra en las pruebas de laboratorio son la edad, el sexo, la raza, los antecedentes médicos y la salud en general. De hecho, los resultados que se obtienen de una sola persona a la que se hace la misma prueba en días diferentes pueden variar también. Por lo tanto, para estas pruebas, los resultados se consideran normales si caen dentro de ciertos límites o valores mínimos y máximos. Este rango de valores normales se conoce como el "rango normal", el "rango de referencia", y como el "intervalo de referencia". Cuando la gente sana tiene tales pruebas, se espera que sus resultados caigan dentro del rango normal 95% de las veces. (5% de las veces, los resultados de gente sana caerán fuera del rango normal y se marcarán como "anómalos").  Los rangos de referencia están basados en resultados de pruebas de un gran número de personas que se hicieron las pruebas en el pasado.

    Algunos resultados de las pruebas pueden afectarse por ciertos alimentos y medicamentos. Por esta razón, se puede pedir a las personas que no coman o beban por varias horas antes de una prueba de laboratorio o que pospongan tomar los medicamentos hasta después de la prueba.

    Para muchas pruebas, es posible que alguien con cáncer tenga resultados que caen dentro del rango normal. De la misma forma, es posible que alguien que no tiene cáncer tenga resultados de la prueba que caen fuera del rango normal. Esta es una de las razones por las que muchas pruebas de laboratorio por sí solas no pueden proporcionar un diagnóstico definitivo de cáncer o de otra enfermedad.

    En general, los resultados de pruebas de laboratorio necesitan interpretarse en el contexto de la salud general del paciente y considerarse junto con los resultados de otros exámenes, pruebas y procedimientos.  El médico que está familiarizado con los antecedentes médicos del paciente y con la situación presente es la persona que puede explicar mejor los resultados de las pruebas y su significado.

  5. ¿Qué sucede si el resultado de una prueba de laboratorio no es claro o no es concluyente?

    Si un resultado no es claro o no es concluyente, es probable que el médico repetirá la prueba para asegurarse del resultado y puede ordenar pruebas adicionales.  El médico puede también comparar los últimos resultados de la prueba con resultados anteriores, si se dispone de ellos, para tener una mejor idea de lo que es normal en esa persona.

  6. ¿Qué preguntas se pueden hacer al médico acerca de las pruebas de laboratorio?

    Puede ser útil llevar una lista de preguntas al consultorio del médico. Las preguntas acerca de las pruebas de laboratorio pueden ser:

    • ¿Qué medirá esta prueba?
    • ¿Por qué se ordena esta prueba?
    • ¿Tiene esta prueba algunos riesgos o efectos secundarios?
    • ¿Cómo deberé prepararme para la prueba?
    • ¿Cuándo estarán listos los resultados de la prueba?
    • ¿Cómo me entregarán los resultados (por carta, por una llamada telefónica, en Internet)?
    • ¿Será necesario hacer esta prueba más de una vez?

  7. ¿Qué tan confiables son las pruebas de laboratorio y sus resultados?

    Los resultados de las pruebas de laboratorio afectan muchas de las decisiones que toma un médico para atender la salud de una persona, incluso si es necesario hacer pruebas adicionales, la formulación de un plan de tratamiento o la vigilancia de la reacción de la persona al tratamiento. Por lo tanto, es muy importante que las pruebas mismas de laboratorio sean confiables y que el laboratorio que efectúe las pruebas satisfaga las normas rigurosas regulatorias estatales y federales. 

    La Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) regula la creación y la comercialización de todas las pruebas de laboratorio que usan pruebas en paquete y el equipo que se fabrica comercialmente en los Estados Unidos. Después de que la FDA aprueba una prueba de laboratorio, otras dependencias federales y estatales aseguran que los materiales y el equipo de las pruebas satisfacen normas estrictas durante su fabricación y luego durante su uso en un laboratorio médico o clínico.

    Toda prueba de laboratorio que se efectúa en seres humanos en los Estados Unidos (con excepción de las pruebas que se hacen en estudios clínicos y en otros tipos de investigación en humanos) es regulada por medio de los Clinical Laboratory Improvement Amendments (CLIA), que fueron legislados por el Congreso en 1988.  El programa de certificación de laboratorios conforme a los CLIA es administrado por los Centros de Servicios de Medicare y Medicaid (CMS) junto con la FDA y los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades. Los CLIA aseguran que el personal de laboratorio está capacitado y es supervisado adecuadamente y que los laboratorios de pruebas tienen establecidos programas de control de calidad con el fin de que los resultados de las pruebas sean precisos y confiables.

    Para registrarse en el programa de los CLIA, los laboratorios deben completar un proceso de certificación que se basa en el grado de complejidad de las pruebas que efectuará el laboratorio. En cuanto más compleja es la prueba, más exigentes son los requisitos para la certificación. Los laboratorios deben demostrar que ellos pueden llevar a cabo pruebas tan exactas y tan precisas como lo hizo el fabricante para lograr la aprobación de la prueba por la FDA.  Los laboratorios deben también evaluar regularmente las pruebas para asegurarse de que siguen cumpliendo con las especificaciones del fabricante. Los laboratorios reciben inspecciones regulares en su sitio sin previo aviso para asegurar que ellos siguen los requisitos estipulados en los CLIA para recibir y conservar el certificado.

    Algunos estados tienen requisitos adicionales que son iguales o más exigentes que los estipulados en los CLIA.  Los CMS han determinado que Washington y Nueva York tengan programas estatales de licencia que estén exentos de los requisitos del programa de los CLIA. Por esta razón, las autoridades de licenciatura en Washington y en Nueva York tienen la principal responsabilidad de supervisar las prácticas de laboratorio de sus estados.

  8. ¿Qué pruebas nuevas de laboratorio hay en el futuro para la oncología?

    Las pruebas que miden el número de células cancerosas en una muestra de sangre (células circulantes tumorales) o que examinan el ADN de tales células despiertan mucho interés en oncología porque la investigación sugiere que las concentraciones de estas células podría ser útil para evaluar la reacción al tratamiento y para detectar la recurrencia (recidiva) del cáncer. Una prueba de células circulantes tumorales ha sido aprobada por la FDA para vigilar a pacientes con cáncer de seno, de colon o de recto, o con cáncer de próstata. Sin embargo, tales pruebas están todavía siendo evaluadas en estudios clínicos y no se usan de rutina en la práctica clínica.

    Se están formulando pruebas que determinan las secuencias de un número grande de genes en una sola vez mediante el uso de métodos de vanguardia de secuenciación del ADN para proporcionar perfiles génicos de mutaciones de tumores sólidos (p. ej., cáncer de pulmón).  Algunas de estas pruebas se están usando para ayudar a elegir el mejor tratamiento, pero ninguna ha sido aprobada por la FDA.

  • Revisión: 11 de diciembre de 2013