¿Prequntas sobre el cáncer?

Brotes de cáncer

Puntos clave

  • Un brote de cáncer es el suceso de un número mayor del esperado de casos de cáncer en un grupo de gente en una zona geográfica definida por un período específico de tiempo.
  • Un brote sospechoso de cáncer se puede reportar a un departamento local o estatal de salud. Estas dependencias proporcionan la primera respuesta a preocupaciones por brotes de cáncer.
  1. ¿Qué es un brote de cáncer?

    Un brote de cáncer es el suceso de un número mayor del esperado de casos de cáncer en un grupo de gente en una zona geográfica definida por un período específico de tiempo. Se puede sospechar de un brote de cáncer cuando la gente comunica que varios miembros de la familia, varios amigos, vecinos o compañeros de trabajo han sido diagnosticados con el mismo tipo de cáncer o con tipos relacionados de cáncer.

    Los brotes de cáncer pueden ayudar a los científicos a identificar sustancias en el ambiente causantes de cáncer. Por ejemplo, a principios de los años setenta, se detectó en los trabajadores de una fábrica de productos químicos un brote de casos de angiosarcoma de hígado, un cáncer poco común. La investigación posterior indicó que todos los trabajadores estaban expuestos al cloruro de vinílo y que trabajadores en otras fábricas que usaban cloruro de vinilo tenían también un índice mayor de angiosarcoma de hígado. Ahora se sabe que el cloruro de vinilo es un factor principal de riesgo de angiosarcoma de hígado.

    Sin embargo, la mayoría de los brotes sospechosos de cáncer resultan, después de una investigación detallada, que no son brotes verdaderos de cáncer (vea la pregunta 4).  Es decir, no existe una causa que se puede identificar y el conjunto de casos resulta ser un suceso aleatorio.

  2. ¿En dónde se puede notificar un brote sospechoso de cáncer o saber si se está investigando alguno?

    Los individuos preocupados pueden ponerse en contacto con su departamento local o estatal de salud para notificar un brote sospechoso de cáncer o para saber si se está investigando alguno.  Los departamentos de salud proporcionan la primera respuesta a preguntas sobre brotes de cáncer porque ellos, junto con los registros estatales de cáncer, tienen los datos más actualizados de incidencia de cáncer en la zona. Si se requieren recursos adicionales para investigar un brote sospechoso de cáncer, el departamento estatal de salud puede solicitar ayuda de las dependencias federales, incluso de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) y de la Oficina de Sustancias Tóxicas y Registro de Enfermedades (ATSDR), la cual forma parte de los CDC (vea la pregunta 5).

    El sitio web provee enlaces a departamentos locales y estatales de salud. Estas dependencias pueden estar también en la lista de las páginas azules del gobierno en los directorios telefónicos.

    Aunque el NCI no conduce investigaciones de brotes individuales de cáncer, los investigadores y el personal del NCI pueden proporcionar ayuda a otras dependencias investigadoras según sea necesario. Además, los científicos en el NCI y los investigadores financiados por el NCI analizan variaciones en las tendencias del cáncer, incluso la frecuencia, la distribución y los patrones del cáncer en grupos de gente. Estos análisis pueden detectar patrones de cáncer en poblaciones específicas. Por ejemplo, el sitio web del NCI de Mapas de Mortalidad del Cáncer usa datos de mortalidad proporcionados por el Centro Nacional de Estadísticas de Salud, el cual es parte de los CDC, y cálculos demográficos de la Oficina del Censo de EE. UU. para proporcionar mapas generados dinámicamente que muestran los patrones geográficos de los índices de mortalidad por cáncer en todo Estados Unidos.

  3. ¿En qué forma se investigan los brotes sospechosos de cáncer?

    Los departamentos de salud usan criterios establecidos para investigar notificaciones de brotes de cáncer. Los Centros para el Control de Enfermedades y el Consejo de Epidemiólogos Estatales y Territoriales han publicado pautas actualizadas para investigar brotes sospechosos de cáncer y para responder a las preocupaciones de la comunidad (1).

    Como primer paso, la dependencia investigadora reúne información de la persona que reportó el brote sospechoso de cáncer. Los investigadores buscan detalles del brote sospechoso, como los tipos de cáncer y el número de casos de cada tipo, la edad de las personas con cáncer y la zona y el período de tiempo durante el cual fueron diagnosticados los cánceres. Ellos preguntan también sobre los peligros o preocupaciones ambientales específicas de la zona afectada.

    Si la revisión de los resultados de esta investigación inicial sugiere que hay necesidad de una investigación ulterior, los investigadores comparan entonces información sobre los casos en el brote sospechoso con los datos del registro estatal de cáncer y los datos del censo.

    Si el segundo paso revela un exceso estadísticamente importante de casos de cáncer, el tercer paso es determinar si un estudio epidemiológico puede llevarse a cabo para investigar si el brote está asociado con factores de riesgo en el ambiente local. Algunas veces, aun cuando haya un claro exceso de casos de cáncer, no es factible llevar a cabo un estudio ulterior, por ejemplo, si el número total de casos es muy pequeño.

    Finalmente, si un estudio epidemiológico es factible, el cuarto paso es determinar si el brote de casos de cáncer está asociado con un contaminante sospechoso en el ambiente. Aun cuando se encuentre una posible asociación con un contaminante ambiental, sin embargo, se necesitarían más estudios para confirmar que el contaminante ambiental fue el que causó el brote.

  4. ¿Cuáles son los retos al investigar brotes sospechosos de cáncer?

    Los investigadores se enfrentan a varios retos para determinar si un número mayor del esperado de casos de cáncer representa un brote de cáncer.

    Clases de cánceres incluidos
    Para evaluar con precisión un brote sospechoso de cáncer, los investigadores necesitan determinar si el tipo de cáncer en cuestión es un cáncer primario (un cáncer localizado en el órgano original o tejido en donde empezó el cáncer) o un cáncer que ha tenido metástasis (cáncer que se ha diseminado, llamado también cáncer secundario) a otro sitio en el cuerpo desde el órgano o tejido original en donde empezó el cáncer. Los investigadores consideran solo el cáncer primario cuando investigan un brote sospechoso de cáncer. Un brote confirmado de cáncer es más probable cuando comprende un tipo de cáncer que si comprende múltiples tipos diferentes de cáncer. Esto es porque la mayoría de los carcinógenos en el ambiente causan solo un tipo específico de cáncer y no causan cáncer en general.

    Comprobación del número de casos de cáncer en el brote sospechoso
    Muchos brotes que se han reportado incluyen muy pocos casos de cáncer para que los investigadores determinen si el número de casos de cáncer es mayor estadísticamente importante que el número esperado.

    Determinación de la importancia estadística
    Para confirmar la existencia de un brote, los investigadores deben mostrar que el número de casos de cáncer en el brote es más importante estadísticamente que el número de casos de cáncer esperado dados la edad, el sexo y la distribución racial del grupo de gente que ha presentado la enfermedad. Si la diferencia entre el número real y el número esperado de casos de cáncer es importante estadísticamente, no es probable que el resultado sea consecuencia solo de la suerte. Sin embargo, es importante tener en cuenta que aun una diferencia estadísticamente importante entre los números reales de casos y los esperados sea resultado de la suerte.

    Determinación de la población y de la zona geográfica pertinentes
    Un reto importante al confirmar un brote de cáncer es la definición exacta del grupo de gente que deba ser considerado potencialmente con riesgo de padecer el cáncer específico (de ordinario, el número total de personas que viven en una zona geográfica específica). Al definir un brote de cáncer, puede haber una tendencia a extender los límites geográficos conforme se descubren casos adicionales de la enfermedad sospechosa. Sin embargo, si los investigadores definen los límites de un brote basándose en dónde encuentran casos de cáncer, ellos pueden alarmar a la gente por cánceres que no están relacionados con el cáncer sospechoso. Por el contrario, los investigadores definen primero la población y la zona geográfica que "tienen riesgo" y luego identifican los casos de cáncer dentro de esos parámetros.

    Identificación de la causa de un brote
    Un brote confirmado de cáncer, es decir, el descubrimiento de un exceso estadísticamente importante de cánceres, puede no ser el resultado de una sola causa externa o peligro (llamado también una exposición). Un brote de cáncer podría ser el resultado de la suerte, de un error de los cálculos del número esperado de casos de cáncer, de diferencias en cómo se clasificaron los casos de cáncer o de una causa conocida de cáncer, como el tabaquismo. Aun cuando se haya confirmado un brote, puede ser muy difícil identificar la causa. La gente entra y sale de una zona geográfica al pasar el tiempo, lo que puede hacer difícil para los investigadores identificar los peligros o los posibles carcinógenos a los que puede haber estado expuesta y para obtener expedientes médicos que confirmen el diagnóstico de cáncer. También, de ordinario se lleva un tiempo largo para que se presente el cáncer, y cualquier exposición pertinente puede haber sucedido en el pasado o en una zona geográfica diferente de la zona en donde se diagnosticó el cáncer.

  5. ¿En dónde se puede obtener más información sobre los brotes de cáncer?

    Además de los departamentos locales y estatales de salud y de los registros de cáncer, las dependencias aquí abajo pueden tener más información sobre los brotes de cáncer.

    Oficina de Sustancias Tóxicas y Registro de Enfermedades (ATSDR)
    Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades
    1–800–232–4636 (1–800–CDC–INFO)
    http://www.atsdr.cdc.gov

    La ATSDR de los CDC lleva a cabo evaluaciones de salud pública de sitios de basura potencialmente peligrosos, efectúa consultas sanitarias de sustancias peligrosas específicas, diseña y lleva a cabo programas sanitarios de vigilancia y provee educación y capacitación sobre sustancias peligrosas. La información sobre las evaluaciones de salud pública llevadas a cabo por la ATSDR se puede encontrar en su página de Public Health Assessments and Health Consultations.  Los informes se pueden buscar por estado o por territorio de los EE. UU. La información para ponerse en contacto con las oficinas regionales de la ATSDR está disponible en Internet.

    Centro Nacional para la Salud Ambiental (NCEH)
    Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades
    1–800–232–4636 (1–800–CDC–INFO)
    cdcinfo@cdc.gov
    http://www.cdc.gov/nceh/clusters

    El NCEH trabaja para promover ambientes saludables y no peligrosos y para prevenir exposiciones perjudiciales. El sitio web del NCEH incluye información general sobre brotes de cáncer, enlaces a recursos y respuestas a preguntas frecuentes.

    Instituto Nacional de Salud y Seguridad Ocupacional (NIOSH)
    Unidad de Evaluación de Peligros y Asistencia Técnica
    Programa de Evaluación de Peligros para la Salud (HHE)
    Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades
    513–841–4382
    HHERequestHelp@cdc.gov
    http://www.cdc.gov/niosh/hhe

    El Programa HHE de NIOSH de los CDC investiga las condiciones de trabajo posiblemente peligrosas, incluso brotes sospechosos de cáncer. Los empleados, los representantes autorizados de los empleados y las empresas pueden solicitar estas evaluaciones. Los informes del HHE están disponibles en el sitio web del NIOSH.

    Oficina de Medicina Ocupacional
    Administración de Salud y Seguridad Ocupacional (OSHA)
    Departamento del Trabajo de los EE. UU.
    202–693–2323
    http://www.osha.gov/dts/oom/index.html

    La Oficina de Medicina Ocupacional de la OSHA efectúa evaluaciones de casos relacionados con el lugar de trabajo e investigaciones de brotes, incluidas las revisiones de expedientes médicos, entrevistas a empleados y actividades médicas de selección.

Bibliografía selecta
  1. Centers for Disease Control and Prevention. Investigating Suspected Cancer Clusters and Responding to Community Concerns: Guidelines from CDC and the Council of State and Territorial Epidemiologists. Morbidity and Mortality Weekly Report 2013;62(RR08):1-14.

    [PubMed Abstract]
  • Revisión: 18 de marzo de 2014