In English | En español
¿Prequntas sobre el cáncer?

Hoja Informativa

  • Revisión: 5 de julio de 2002

Cáncer ovárico: preguntas y respuestas

  1. ¿Qué es el cáncer ovárico?

    El cáncer ovárico es el cáncer que se origina en los ovarios, el par de órganos reproductores femeninos localizados en la pelvis. Los ovarios tienen dos funciones: producir óvulos y hormonas femeninas (químicos que controlan la manera en que ciertas células u órganos funcionan). El cáncer ovárico ocurre cuando las células en el ovario se vuelven anormales y se dividen sin control u orden. Las células cancerosas pueden invadir y destruir el tejido a su alrededor. También pueden separarse del tumor y extenderse para formar nuevos tumores en otras partes del cuerpo.

  2. ¿Quién corre riesgo?

    Se estima que en los Estados Unidos, más de 25.000 mujeres serán diagnosticadas con cáncer ovárico en 1999 y, más de 14.000 morirán de esta enfermedad. Las causas exactas del cáncer ovárico se desconocen. Sin embargo, los estudios demuestran que los siguientes factores pueden aumentar la probabilidad de desarrollar esta enfermedad:

    • Historia familiar. Las parientes de primero grado (madre, hija, hermana) de una mujer que ha tenido cáncer ovárico tienen un mayor riesgo de desarrollar este tipo de cáncer. El riesgo es especialmente alto si dos o más de las parientes de primero grado de una mujer han tenido la enfermedad. Una historia familiar de cáncer del seno o del colon también es asociada con un mayor riesgo de desarrollar cáncer ovárico.

    • Edad. La probabilidad de desarrollar cáncer ovárico aumenta a medida que la mujer envejece. La mayoría de los cánceres ováricos ocurre en las mujeres mayores de 50 años de edad, con más riesgo para las mujeres mayores de 60 años de edad.

    • Maternidad. Las mujeres que nunca han tenido hijos tienen más probabilidades de desarrollar cáncer ovárico que las mujeres que los han tenido. De hecho, entre más hijos se ha tenido, menor la probabilidad de desarrollar cáncer ovárico.

    • Historia personal. Las mujeres que han tenido cáncer del seno o del colon, tienen mayor probabilidad de desarrollar cáncer ovárico que las mujeres que no han tenido estas enfermedades.

    • Medicamentos de fertilidad. El tratamiento de fertilidad con ciertos medicamentos que activan la ovulación está asociado con una probabilidad, superior al promedio, de desarrollar cáncer ovárico.

    • Talco. Algunos estudios sugieren que las mujeres que han usado talco en el área genital durante muchos años puedan tener un mayor riesgo de desarrollar cáncer ovárico. Sin embargo, se necesita más investigación para comprender este posible factor de riesgo.

  3. ¿Hay alguna prueba para detectar temprano el cáncer ovárico?

    Entre más rápido se detecta y trata el cáncer ovárico, mejor la probabilidad de recuperación. Sin embargo, el cáncer ovárico es difícil de detectar temprano. Muchas veces, las mujeres con cáncer ovárico no tienen síntomas o tienen síntomas muy suaves hasta que la enfermedad está en una fase avanzada. Los científicos están estudiando maneras de detectar el cáncer ovárico antes de que los síntomas se desarrollen.

    Un estudio a gran escala, conocido como el estudio de detección temprana del cáncer de la Próstata, Pulmón, Colorectal, y Ovárico, o estudio PLCO, busca determinar si ciertas pruebas reducirán el número de muertes por estos cánceres. El estudio PLCO está actualmente evaluando la utilidad de tres métodos para detectar el cáncer ovárico. Uno, es un análisis de sangre que mide el nivel CA–125, una substancia llamada marcador tumoral, que se encuentra en la sangre a menudo en cantidades superiores a las normales, en las mujeres con cáncer ovárico. Este estudio también está evaluando la eficacia de un examen físico de los ovarios y una prueba llamada ultrasonido transvaginal para detectar temprano la enfermedad. El ultrasonido transvaginal, también conocido como TVP, es un procedimiento que se utiliza para examinar la vagina, el útero, las trompas de Falopio y la vejiga. Se inserta un instrumento en la vagina y, las ondas sonoras hacen vibrar los órganos dentro del área pélvica. Estas ondas sonoras producen ecos, los cuales utiliza la computadora para crear un cuadro llamado sonograma.

  4. ¿Causa algún síntoma el cáncer ovárico?

    El cáncer ovárico por lo general no muestra ninguna señal obvia o síntomas hasta que está avanzado su desarrollo. Las señales y síntomas de cáncer ovárico pueden incluir:

    • Incomodidad abdominal general o dolor (gases, indigestión, presión, hinchazón, inflamación, calambres).
    • Náuseas, diarrea, estreñimiento, o el orinar frecuente.
    • Pérdida de apetito.
    • Sensación de llenura aun después de una comida ligera.
    • Ganancia o pérdida de peso sin justa causa.
    • Sangrando anormal de la vagina.

    Estos síntomas pueden ser ocasionados por el cáncer ovárico o por otros trastornos menos serios. Es importante consultar con su médico sobre cualquiera de estos síntomas.

  5. ¿Cómo se diagnostica el cáncer ovárico?

    Para encontrar la causa de los síntomas, el médico evalúa la historia clínica de la mujer, realiza un examen físico y ordena pruebas de diagnóstico. Algunos de los exámenes y pruebas que pueden ser útiles se describen a continuación:

    • Examen pélvico. Este incluye el tacto del útero, vagina, ovarios, trompas de Falopio, vejiga y el recto para encontrar alguna anormalidad en su forma o tamaño. Por lo general se realiza junto con el examen pélvico una prueba de Papanicolaou (prueba común que se utiliza para detectar cáncer del cuello del útero). Algunas veces esta prueba puede detectar el cáncer ovárico, pero no es una manera fiable de detectar o diagnosticar el cáncer ovárico.

    • Ultrasonido. Se utiliza ondas sonoras de alta frecuencia. Estas ondas que no pueden ser oídas por los humanos, se apuntan a los ovarios. El patrón de los ecos que éstas ondas producen crea un cuadro llamado sonograma. Los tejidos saludables, los quistes llenos de fluido y los tumores lucen diferente en el cuadro.

    • Análisis de CA–125. Consiste en un examen de sangre para medir los niveles de CA–125, un marcador tumoral que se encuentra en la sangre por lo general en cantidades superiores a las normales, en las mujeres con cáncer ovárico.

    • Radiografía del bajo vientre o enema del bario. Consiste en una serie de radiografías del colon y recto. Las fotografías se toman después de que se le da al paciente un enema con una solución blanquecina que contiene bario. El bario perfila el colon y el recto en la radiografía, lo que hace más fácil ver el tumor u otras áreas anormales.

    • Examen de tomografía computarizada (CT scan). Consiste en una serie de fotografías detalladas de áreas dentro del cuerpo creadas por una computadora conectada a una máquina de radiografías.

    • Biopsia. Consiste en la extracción de una muestra de tejido para ser examinada bajo el microscopio. Un patólogo analiza el tejido para hacer un diagnóstico. Para obtener el tejido, el cirujano realiza una laparotomía (incisión y abertura del abdomen). Si se sospecha que hay cáncer, el cirujano realiza una ooforectomía (excisión total del ovario). Esto es importante porque, si el cáncer está presente, al cortar la capa exterior del ovario para quitar simplemente una muestra de tejido, puede que las células de cáncer se escapen y se extienda la enfermedad.

    Si el diagnóstico es el cáncer ovárico, el doctor querrá conocer la etapa (o magnitud) de la enfermedad con el propósito de averiguar si el cáncer se ha extendido y, en caso afirmativo, a qué partes del cuerpo. El determinar la etapa de la enfermedad puede involucrar cirugía, radiografías y otros procedimientos de toma detallada de imágenes, y pruebas del laboratorio. El conocer la etapa de la enfermedad ayuda al médico a planear el tratamiento.

  6. ¿Cómo se trata el cáncer ovárico?

    Se usan diferentes tratamientos y combinaciones de tratamientos para tratar el cáncer ovárico. El plan del tratamiento para una paciente en particular, depende de varios factores, incluso la etapa del cáncer, su edad y salud general.

    • La cirugía es el tratamiento para la mayoría de las mujeres diagnosticadas con cáncer ovárico. Por lo general, los ovarios, el cuello del útero, el útero, y las trompas de Falopio son extraídos mediante una operación llamada una histerectomía con salpingooforectomía bilateral (extirpación quirúrgica de ambas trompas de Falopio y los ovarios).

      Durante la cirugía se determina la etapa de la enfermedad y generalmente involucra la extracción de nódulos linfáticos (órganos pequeños localizados a lo largo de los conductos del sistema linfático); muestras de tejido del diafragma, el epiplón (tejido delgado que cubre el estómago y el intestino grueso) y otros órganos en el abdomen; y fluido del abdomen. Si el cáncer se ha extendido, el cirujano normalmente quita tanto del cáncer como pueda para reducir la cantidad de cáncer que tendrá que ser tratado después con quimioterapia o terapia de radiación.

    • La quimioterapia es el uso de drogas anticancerosas para matar las células cancerosas del cuerpo. La mayoría de las drogas para tratar el cáncer ovárico se dan por inyección en una vena (intravenoso o IV). También pueden darse las drogas de la quimioterapia directamente en el abdomen (intraperitoneal o IP) mediante un catéter, un tubo delgado que se coloca por el tiempo que dure el tratamiento.

      Después de que se completa la quimioterapia, se puede realizar un segundo vistazo con cirugía para examinar el abdomen directamente. El cirujano puede extraer fluido y una muestra de tejido para ver si las drogas anticancerosas han eliminado exitosamente el cáncer.

    • La terapia de radiación, también conocida como radioterapia, involucra el uso de rayos de alto energía para matar las células de cáncer. La terapia de radiación afecta las células de cáncer sólo en el área tratada. La radiación puede venir de una máquina (radiación externa) o de un líquido radiactivo puesto directamente en el abdomen a través de un catéter (radiación intraperitoneal).

  7. ¿Hay estudios clínicos (estudios de investigación) para las pacientes con cáncer ovárico?

    Sí, los estudios clínicos (estudios de investigación) para evaluar nuevas maneras de tratar el cáncer son una opción de tratamiento importante para muchas mujeres con cáncer ovárico. En algunos estudios, todos los pacientes reciben el nuevo tratamiento. En otros, los médicos comparan las diferentes terapias dando a un grupo de pacientes un nuevo tratamiento prometedor y a otro grupo la terapia usual (estándar).

    A través de la investigación, los médicos aprenden nuevas, más eficaces maneras de tratar el cáncer. Puede encontrar más información sobre los estudios de tratamiento en la publicación del Instituto Nacional del Cáncer, titulada: La participación en los estudios clínicos, lo que los pacientes con cáncer deben saber. La página en la Internet del Instituto Nacional del Cáncer, Cancer.gov: http://www.cancer.gov/clinical_trials, mantiene información detallada sobre los estudios que se están llevando a cabo para el cáncer ovárico. La información sobre los estudios clínicos también está disponible a través del Servicio de Información sobre el Cáncer. (Ver a continuación).

# # #

Páginas de Internet y materiales relacionados del Instituto Nacional del Cáncer:

  • Lo que usted necesita saber sobre™ el cáncer
    (http://www.cancer.gov/espanol/tipos/necesita-saber/cancer)

¿En qué podemos ayudarle?

Ofrecemos amplia información de cáncer basada en la investigación para pacientes y familiares, para profesionales médicos, investigadores oncológicos, promotores y para el público en general.