In English | En español
¿Preguntas sobre el cáncer? 1-800-422-6237

Lo que usted necesita saber sobre™

el cáncer de cérvix

  • Actualización: 24 de enero de 2013

Opciones

Quimioterapia

La quimioterapia es el uso de fármacos para destruir las células cancerosas. La quimioterapia generalmente se combina con radioterapia para el tratamiento del cáncer de cérvix. Cuando el cáncer se ha diseminado a otros órganos, la quimioterapia puede usarse sola.

La mayoría de los fármacos para el cáncer cervical se inyectan en la vena (por vía intravenosa) con una aguja fina. Algunos fármacos pueden tomarse por la boca. Casi todas las mujeres reciben la quimioterapia en una clínica o en el consultorio del médico. Los fármacos que se toman por vía oral pueden tomarse en casa. Algunas mujeres pueden necesitar permanecer en el hospital para el tratamiento.

Los efectos secundarios dependen principalmente de los fármacos que se usen y de la dosis. La quimioterapia destruye células cancerosas que crecen con rapidez, pero los fármacos pueden también dañar las células normales que se dividen con rapidez, tales como:

  • Glóbulos de la sangre: Cuando la quimioterapia hace bajar las concentraciones de glóbulos de la sangre sanos, usted tiene más probabilidad de contraer infecciones, de magullarse o de sangrar con facilidad y puede sentir mucha debilidad y cansancio. Su equipo de atención médica le hará análisis de sangre para vigilar las concentraciones bajas de glóbulos de la sangre. Si las concentraciones están bajas, su equipo de atención médica puede detener la quimioterapia por un tiempo o reducir la dosis del fármaco. Tal vez le administren medicamentos que pueden ayudar a que su cuerpo produzca nuevos glóbulos sanguíneos.
  • Células en las raíces del pelo: La quimioterapia puede causar la caída del pelo. Si se le cae el pelo, volverá a crecer al terminar el tratamiento, pero es posible que sea diferente en color y textura.
  • Células que revisten el tubo digestivo: La quimioterapia puede causar falta de apetito, náuseas y vómitos, diarrea o llagas en la boca y labios. Su equipo de atención médica puede administrarle medicamentos y sugerirle otras formas de controlar estos efectos.

Otros efectos secundarios pueden incluir salpullido en la piel, hormigueo o entumecimiento de manos y pies, problemas para oír, falta de equilibrio, dolor en las articulaciones e hinchazón de piernas y pies. Su equipo de atención médica puede sugerirle formas para controlar muchos de estos efectos secundarios. La mayoría desaparecen cuando termina el tratamiento.

Tal vez le sea útil leer el folleto del NCI La quimioterapia y usted.

Usted querrá hacer estas preguntas a su médico antes de recibir quimioterapia:

  • ¿Por qué necesito este tratamiento?
  • Qué fármaco o fármacos tomaré?
  • ¿Cómo funcionan los fármacos?
  • ¿Cuáles son los beneficios esperados del tratamiento?
  • ¿Cuáles son los riesgos y los efectos secundarios posibles de cada tratamiento? ¿Qué podemos hacer para controlarlos?
  • ¿Cuándo empezará el tratamiento? ¿Cuándo terminará?
  • ¿Cómo afectará el tratamiento mis actividades normales?

Este texto puede copiarse o usarse con toda libertad. Sin embargo, agradeceremos que se dé reconocimiento al Instituto Nacional del Cáncer como creador de esta información. El material gráfico puede ser propiedad del artista o del editor por lo que tal vez sea necesaria su autorización para poder usarlo.