In English | En español
¿Preguntas sobre el cáncer? 1-800-422-6237

Lo que usted necesita saber sobre™

el cáncer de cérvix

  • Actualización: 24 de enero de 2013

Opciones

Diagnóstico

Si usted presenta síntomas de cáncer cervical, su doctor tratará de identificar las causas de los problemas. Usted podrá tener las pruebas siguientes:

  • Pruebas de laboratorio: El médico o la enfermera raspan una muestra de células del cérvix o cuello uterino. En una prueba de Papanicolaou, el laboratorio examina la muestra en busca de células cancerosas del cérvix o de células anormales que después podrían convertirse en cáncer si no son tratadas. Para una prueba de VPH, la misma muestra se analiza para ver si hay infección por VPH. Los VPH pueden causar cambios en las células y cáncer cervical.
  • Examen cervical: El médico usa un colposcopio para examinar el cuello del útero o cérvix. El colposcopio combina una luz brillante con una lente de aumento para ver el tejido con más facilidad. Por lo general, este procedimiento puede hacerse en el consultorio médico o en una clínica.
  • Muestra de tejido: La extracción de tejido para buscar células cancerosas se llama biopsia. A la mayoría de las mujeres les extraen tejido del cérvix en el consultorio médico, y generalmente solo se requiere anestesia local.

El médico extrae tejido por una de las formas siguientes:

  • Biopsia con sacabocados: El médico utiliza un instrumento afilado para obtener muestras pequeñas de tejido cervical.
  • Escisión electroquirúrgica con asa: El médico usa un aro de alambre eléctrico para rebanar un trozo delgado y redondo de tejido cervical.
  • Legrado o curetaje endocervical: El médico usa un raspador o una cureta, un instrumento pequeño en forma de cuchara, para raspar una pequeña muestra de tejido del cérvix. Algunos médicos pueden usar un cepillo delgado y suave en lugar de un raspador.
  • Biopsia de cono: El médico extrae una muestra de tejido en forma de cono. Una biopsia en forma de cono permite que el patólogo vea el tejido bajo la superficie del cérvix para saber si hay allí células anormales. El médico puede hacer estas pruebas en el hospital con anestesia general.

Un patólogo examina el tejido al microscopio para ver si hay células cancerosas presentes. Una biopsia es generalmente la forma más confiable de saber si hay cáncer.

Al extraer tejido del cérvix se puede causar algo de sangrado u otro tipo de secreción. Generalmente, el sitio sana pronto. Algunas mujeres experimentan algo de dolor semejante a los calambres menstruales. Su médico puede recomendarle algún medicamento que le ayudará a aliviar el dolor.

Para obtener más información acerca de las pruebas, de los cambios celulares y tratamientos para dichos cambios, usted puede leer el folleto en inglés Understanding Cervical Changes.

Quizás usted querrá preguntar lo siguiente a su doctor antes de hacerse una biopsia:

  • ¿Qué método de biopsia me recomienda?
  • ¿Cómo se extraerá el tejido?
  • ¿Tendré que ir al hospital?
  • ¿Cuánto tiempo se llevará? ¿Estaré despierta? ¿Dolerá?
  • ¿Existe algún riesgo? ¿Qué probabilidad hay de infección o de sangrado después de la prueba?
  • ¿Cuántos días después de la prueba tendré que evitar usar tampones, lavado vaginal o tener relaciones sexuales?
  • ¿Puede la prueba afectar si quiero embarazarme y tener hijos?
  • ¿Cuándo sabré los resultados? ¿Quién me los explicará?
  • Si tengo cáncer, ¿quién hablará conmigo sobre los siguientes pasos? ¿Cuándo?

Este texto puede copiarse o usarse con toda libertad. Sin embargo, agradeceremos que se dé reconocimiento al Instituto Nacional del Cáncer como creador de esta información. El material gráfico puede ser propiedad del artista o del editor por lo que tal vez sea necesaria su autorización para poder usarlo.