In English | En español
¿Prequntas sobre el cáncer?

Lo que usted necesita saber sobre™

el cáncer de cérvix

  • Actualización: 24 de enero de 2013

Cirugía

La cirugía es una opción para las mujeres en estadio I o II de cáncer cervical. Usted y su cirujano pueden hablar acerca de los tipos de cirugía y sobre cuál es el más indicado para usted.

Si usted tiene un tumor pequeño, el tipo de cirugía puede depender de si usted quiere embarazarse y tener hijos en el futuro. Algunas mujeres con cáncer cervical en estadio muy inicial pueden decidir junto con su cirujano que se extirpe solamente el cérvix, parte de la vagina y los ganglios linfáticos en la pelvis (cervicectomía radical).

Otras mujeres pueden optar por que les extirpen el cérvix y el útero (histerectomía completa). El cirujano puede también extirpar parte del tejido cercano al cérvix, parte de la vagina, las trompas de Falopio o los ovarios. Además, el cirujano puede extirpar los ganglios linfáticos cercanos al tumor.

Es común sentirse cansada o débil por algún tiempo después de una cirugía de cáncer cervical. El tiempo que toma la recuperación es diferente para cada mujer. Es probable que usted pueda salir del hospital en un par de días. La mayoría de las mujeres regresan a sus actividades normales de 4 a 8 semanas después de la cirugía.

Es posible que sienta dolor y malestar durante los primeros días después de la cirugía. Los medicamentos pueden ayudar a controlar su dolor. Antes de la cirugía, usted deberá discutir el plan de alivio del dolor con su médico o enfermera. Después de la cirugía, su médico puede ajustar el plan si usted necesita más alivio.

Después de una cervicectomía radical, algunas mujeres necesitan que se les coloque un tubo en la vejiga para drenar la orina. Este tubo generalmente se puede retirar unos días después de la cirugía.

Después de una histerectomía, algunas mujeres pueden tener estreñimiento o náuseas y vómitos.

Además, algunas mujeres no pueden controlar su vejiga o tienen problemas para orinar. Estos efectos generalmente son temporales.

Después de una histerectomía, usted ya no tendrá períodos menstruales y no podrá embarazarse.

Cuando se extirpan los ovarios, la menopausia aparece de inmediato. Usted puede tener sofocos o bochornos, sequedad vaginal y sudores nocturnos. Estos síntomas son el resultado de la falta repentina de hormonas femeninas. Hable con su equipo de cuidados médicos sobre sus síntomas para que puedan elaborar un plan de tratamiento juntos. Hay fármacos y cambios en el estilo de vida que pueden ayudar, y la mayoría de los síntomas desaparecen o disminuyen con el tiempo.

La cirugía para extirpar los ganglios linfáticos puede causar hinchazón (linfedema) en una o en ambas piernas. Pregunte a su equipo de cuidados médicos cómo puede prevenir o controlar la hinchazón. La información sobre linfedema está disponible en el sitio web del NCI en http://www.cancer.gov/espanol/cancer/sobrellevar/pagina-central.

En algunas mujeres, una cirugía para extirpar el cérvix y los tejidos cercanos puede afectar sus relaciones íntimas. Es posible que tenga sentimientos de haber perdido algo que dificulten su relación sexual. El compartir esos sentimientos con su pareja puede ayudar. A veces las parejas hablan con un asesor para que les ayude a expresar sus preocupaciones.

Usted querrá hacer las siguientes preguntas al médico antes de someterse a cirugía:
  • ¿Me recomienda usted la cirugía? Si es así, ¿qué tipo de operación me recomienda? ¿Me extirparán los ovarios? ¿Será necesario extirpar algunos de mis ganglios linfáticos?
  • ¿Cuál es el objeto de la cirugía?
  • ¿Cuáles son los riesgos de la cirugía?
  • ¿Cómo me sentiré después de la operación? Si tengo dolor, ¿cómo será controlado?
  • ¿Cuánto tiempo tendré que permanecer en el hospital?
  • ¿Tendré efectos secundarios duraderos?