In English | En español
¿Prequntas sobre el cáncer?

Lo que usted necesita saber sobre™

el cáncer de próstata

  • Publicación: 3 de abril de 2007

El proceso del cáncer

El cáncer empieza en las células, las cuales son las unidades básicas que forman los tejidos. Los tejidos forman los órganos del cuerpo.

Normalmente, las células crecen y se dividen para formar nuevas células a medida que el cuerpo las necesita. Cuando las células envejecen, mueren, y células nuevas las reemplazan.

Algunas veces este proceso ordenado se descontrola. Células nuevas se siguen formando cuando el cuerpo no las necesita y las células viejas no mueren cuando deberían morir. Estas células adicionales forman una masa de tejido, que es lo que se llama tumor.

Los tumores pueden ser benignos o malignos:

  • Los tumores benignos no son cancerosos.
    • Los tumores benignos rara vez ponen la vida en peligro.
    • Generalmente, los tumores benignos se pueden operar y pocas veces vuelven a crecer.
    • Las células de tumores benignos no invaden los tejidos de su derredor.
    • Las células de tumores benignos no se diseminan a otras partes del cuerpo.
    La hiperplasia prostática benigna (HPB) es el crecimiento anormal de células benignas de la próstata. La próstata crece más y presiona contra la uretra. Esto obstruye el flujo normal de orina.

    La hiperplasia prostática benigna es un problema muy común. En Estados Unidos, la mayoría de los hombres mayores de 50 años tienen síntomas de HPB. Para algunos hombres, los síntomas pueden ser suficientemente graves como para requerir tratamiento.

    Para información acerca de la hiperplasia prostática benigna y otros cambios de la próstata que no son cancerosos, lea el folleto del NCI Understanding Prostate Changes: A Health Guide for Men.

  • Los tumores malignos son cancerosos.
    • Los tumores malignos generalmente son más graves que los tumores benignos. Pueden poner la vida en peligro.
    • Los tumores malignos generalmente pueden extirparse, pero algunas veces pueden volver a crecer.
    • Las células de tumores malignos pueden invadir y dañar tejidos y órganos cercanos.
    • Las células de tumores malignos pueden diseminarse (presentan metástasis) a otras partes del cuerpo. Las células cancerosas se diseminan al desprenderse del tumor original (primario) y entrar en el torrente de la sangre o en el sistema linfático. Estas células invaden otros órganos y forman tumores nuevos que dañan estos órganos. Cuando el cáncer se disemina, se llama metástasis.

Cuando el cáncer de próstata se disemina (se extiende) fuera de la próstata, las células cancerosas se encuentran con frecuencia en los ganglios linfáticos cercanos. Si el cáncer ha llegado a estos ganglios, es posible que también se haya diseminado a otros ganglios linfáticos, a los huesos o a otros órganos.

Cuando el cáncer se disemina desde su sitio original a otra parte del cuerpo, el nuevo tumor tiene el mismo tipo de células anormales y el mismo nombre que el tumor primario. Por ejemplo, si el cáncer de próstata se disemina a los huesos, las células cancerosas en los huesos son en realidad células cancerosas de próstata. La enfermedad es cáncer metastático de próstata; no es cáncer de huesos. Por esa razón, se trata como cáncer de próstata, no de hueso. Los médicos llaman al tumor nuevo enfermedad "distante" o metastática.