In English | En español
¿Preguntas sobre el cáncer? 1-800-422-6237

Lo que usted necesita saber sobre™

el cáncer de tiroides

  • Publicación: 11 de junio de 2013

Opciones

  • Imprimir página
  • Imprimir documento
  • Ver documento
  • Enviar este documento
  • Ver/Imprimir en formato PDF
  • Descargar en Kindle
  • Descargar en otros lectores electrónicos

Estadificación

Si la biopsia muestra que hay cáncer presente, su médico necesita saber la extensión (estadio o etapa) de la enfermedad para ayudarle a elegir el mejor tratamiento.

El estadio está basado en el tamaño del nódulo y si el cáncer ha invadido tejidos cercanos o se ha diseminado a otras partes del cuerpo. El cáncer de tiroides suele diseminarse con más frecuencia a los tejidos cercanos del cuello o a los ganglios linfáticos. También puede diseminarse a los pulmones y a los huesos.

Cuando el cáncer se disemina desde su lugar original a otra parte del cuerpo, el tumor nuevo tiene el mismo tipo de células cancerosas y el mismo nombre que el tumor original. Por ejemplo, si el cáncer tiroideo se disemina a los pulmones, las células cancerosas en los pulmones son en realidad células cancerosas de tiroides. La enfermedad es cáncer tiroideo metastásico, no cáncer de pulmón. Se trata como cáncer tiroideo, no como cáncer de pulmón. Los médicos llaman al nuevo tumor enfermedad “distante”.

La estadificación puede incluir una o varias pruebas de las que se indican a continuación:

  • Ecografía: Un examen de ecografía de su cuello puede mostrar si el cáncer se ha diseminado a los ganglios linfáticos o a otros tejidos cerca de su tiroides.
  • Exploración de tomografía computarizada: Una máquina de rayos X conectada a una computadora toma una serie de imágenes detalladas de su cuello y del pecho. Una tomografía computarizada puede mostrar si el cáncer se ha diseminado a los ganglios linfáticos, a otras áreas en su cuello o a su pecho.
  • Resonancia magnética (RM): La resonancia magnética usa un imán potente conectado a una computadora. Crea imágenes detalladas de su cuello y de la región del pecho. Las imágenes de resonancia magnética pueden mostrar si el cáncer se ha diseminado a los ganglios linfáticos o a otras zonas.
  • Radiografías del pecho: Las radiografías pueden mostrar con frecuencia si el cáncer se ha diseminado a los pulmones.
  • Radiografía de cuerpo entero: Se le puede hacer una exploración del cuerpo entero para ver si el cáncer se ha diseminado desde la tiroides hacia otras partes del cuerpo. Se le da una dosis pequeña de una sustancia radiactiva (como lo es el yodo radiactivo). La sustancia viaja por el torrente sanguíneo. Las células de cáncer tiroideo en los otros órganos o en los huesos absorben la sustancia. El cáncer tiroideo que se ha diseminado se puede ver en una exploración de cuerpo entero.

Este texto puede copiarse o usarse con toda libertad. Sin embargo, agradeceremos que se dé reconocimiento al Instituto Nacional del Cáncer como creador de esta información. El material gráfico puede ser propiedad del artista o del editor por lo que tal vez sea necesaria su autorización para poder usarlo.