Ataxia telangiectasia

  • Control de tamaño de fuente
  • Imprimir
  • Enviar por correo electrónico
  • Facebook
  • Twitter
  • Google+
  • Pinterest

¿Qué es la ataxia telangiectasia?

La ataxia telangiectasia (A-T) es una enfermedad de inmunodeficiencia primaria que afecta a diferentes órganos del cuerpo. Una enfermedad de inmunodeficiencia es la que causa que falle el sistema inmunitario y que el cuerpo sea susceptible de enfermedades. Es una enfermedad genética recesiva poco común de la niñez y ocurre en 1 de 40 000 a 100 000 personas a nivel mundial. La afección es progresiva. Los pacientes con A-T suelen necesitar silla de ruedas en la adolescencia, y la enfermedad es generalmente mortal cuando llegan a los veinte años de edad.

La A-T se caracteriza por problemas neurológicos, en particular anomalías del equilibrio, infecciones recurrentes (que regresan) de los senos paranasales y de las vías respiratorias, y vasos sanguíneos dilatados en los ojos y en la superficie de la piel. Por lo general, los pacientes presentan anomalías en el sistema inmunitario y son muy sensibles a los efectos de los tratamientos con radiación.

En Estados Unidos, donde las infecciones recurrentes que caracterizan a la enfermedad se controlan usualmente con antibióticos, los pacientes enfrentan un gran riesgo de morir por cáncer, en particular por leucemias o linfomas.

¿Cuáles son los signos de A-T?

Los primeros signos de la enfermedad, que incluyen el retraso en el desarrollo de habilidad de movimiento, problemas de equilibrio y dificultad para hablar, por lo general ocurren durante la primera década de vida. Las telangiectasias (pequeñas venas rojas en forma de araña) que se presentan en las esquinas de los ojos o en la superficie de las orejas y mejillas, son características de la enfermedad, pero no siempre están presentes y en general no aparecen en los primeros años de vida.

Aproximadamente 20 por ciento de quienes tienen A-T padecen cáncer, con más frecuencia leucemia linfocítica aguda o  linfoma. Muchas personas con A-T tienen un sistema inmunitario debilitado, lo que las hace susceptibles de infecciones respiratorias recurrentes. Otras características de la enfermedad pueden incluir diabetes mellitus leve, aparición prematura de canas, dificultad para pasar alimentos y retraso en el desarrollo físico y sexual. Los niños con A-T en general tienen un nivel de inteligencia normal o superior al normal.

¿Tiene cura la A-T?

En la actualidad no hay cura para la A-T. La clonación y secuenciación del gen conocido como ATM (que significa ataxia telangiectasia, mutado) ha abierto varias oportunidades de investigación para diseñar mejores tratamientos, como son: (1) terapia génica; (2) diseño de medicamentos para corregir el funcionamiento de la proteína alterada y (3) reemplazo directo de la proteína funcional. Se usa fisioterapia, terapia ocupacional y terapia del habla para ayudar a mantener la flexibilidad; se aplican inyecciones de gammaglobulina para complementar al sistema inmunitario de los pacientes con A-T y se están investigando tratamientos con altas dosis de vitaminas que han tenido resultados moderados.

La investigación indica que una proteína cinasa, llamada ATM, reacciona a los daños en el ADN al modificar químicamente y desencadenar la acumulación de un supresor tumoral o molecular conocido como p53. Este supresor de tumores es defectuoso en casi la mitad de todos los cánceres en seres humanos y es el interruptor de control principal de un proceso que normalmente impide que las células se dividan. En los pacientes con A-T, la proteína ATM no está presente o es defectuosa. Esto demora la acumulación de p53, lo que permite que las células se multipliquen sin reparar su ADN y, de este modo, aumenta el riesgo de cáncer. Los resultados de esta investigación fueron dados a conocer en forma separada por dos grupos de investigadores en la edición de septiembre de 1998 de la revista Science.

¿Qué significa que la A-T es recesiva?

Una enfermedad recesiva necesita dos copias del gen que genera la predisposición, una de la madre y otra del padre, para que el niño tenga la enfermedad.

¿Qué es un portador de una mutación de ATM?

Un portador es una persona con una copia normal y una copia alterada del gen que está relacionado con una enfermedad en particular. Estas personas generalmente no saben que son portadoras de mutaciones génicas porque la enfermedad no está presente o sus signos y síntomas son muy leves.

Una persona con una copia normal y una copia alterada del gen ATM es portadora de una mutación ATM.

¿Cuántos portadores de la mutación ATM hay en los Estados Unidos?

Se estima que 1% de la población de EE. UU., lo que equivale aproximadamente a 2,5 millones de personas, podrían ser portadoras de la mutación ATM. La A-T no tiene barreras raciales, económicas, geográficas ni de educación. Los hombres y las mujeres se ven afectados por igual. Se piensa que muchos niños con A-T, en particular quienes mueren cuando son pequeños, nunca recibieron el diagnóstico adecuado. Por lo tanto, es posible que la enfermedad sea mucho más común de lo que indican las proyecciones.

¿Cómo sé si yo soy un portador de la mutación ATM?

En el pasado, los portadores de la mutación ATM se identificaban principalmente por ser padres de niños con A-T. Pero en la actualidad, con la clonación del gen ATM los médicos o profesionales especializados en la genética oncológica pueden realizar pruebas genéticas y analizar el ADN de los pacientes para buscar la presencia de mutaciones relacionadas con la A-T en el gen ATM. Las pruebas genéticas son complejas y difíciles y, por lo tanto, no siempre pueden dar resultados definitivos.

Una de las pruebas de laboratorio más útiles que se usan para ayudar en el diagnóstico de la A-T es la medición de las "proteínas fetales" en la sangre o alfafetoproteína en suero. Son proteínas que, en general, se producen durante el crecimiento del feto pero que pueden mantenerse después del nacimiento en concentraciones altas en algunas enfermedades (como la A-T). La gran mayoría de los pacientes con A-T (más de 95%) tienen concentraciones elevadas de alfafetoproteína en suero. Cuando se eliminan otras causas posibles de la elevación de alfafetoproteína, la concentración elevada de alfafetoproteína en la sangre, junto con los signos y síntomas característicos, hacen que el diagnóstico de A-T sea prácticamente cierto.

¿Tienen los pacientes con A-T un riesgo mayor de padecer cáncer? Si es así, ¿qué tipos de cáncer?

Sí. En general, el riesgo de que un paciente con A-T se enferme de cualquier tipo de cáncer es 37 veces mayor que de las personas de la población general. Sin embargo, el riesgo de presentar tumores linfoides (que son los cánceres que más frecuentemente se diagnostican en pacientes con A-T) es 100 veces mayor que de la población general. Los pacientes con A-T tienen casi 10% de riesgo de padecer linfoma o leucemia. Los cánceres también ocurren en el estómago, el cerebro, los ovarios, la piel, el hígado, la laringe, la glándula parótida y los senos (mamas).

¿Tienen los portadores de la mutación ATM  un riesgo mayor de padecer cáncer? Si es así, ¿qué tipos de cáncer?

Todavía no se tiene información definitiva para responder esta pregunta, pero algunos científicos piensan que los portadores de la mutación ATM, en comparación con la población general, podrían tener un riesgo mayor de algunos cánceres. En estudios demográficos, la elevación más consistente de del riesgo está en el cáncer de seno y posiblemente el cáncer de estómago. Esta elevación, si se observa, es pequeña.

Los resultados de modelos animales no han respaldado la teoría de que hay riesgos mayores de cáncer en los portadores de la mutación ATM. En estudios del gen ATM con animales, prácticamente todos los ratones con la enfermedad murieron por cáncer; mientras que los ratones portadores de una copia del gen mutante no han mostrado tumores.

Los estudios de casos y controles han indicado una relación entre el gen ATM y un riesgo mayor de cáncer de seno, pero los hallazgos no han sido uniformes. En la actualidad, el NCI financia dos estudios internacionales a gran escala con el objetivo de examinar el riesgo de cáncer en las familias con A-T.

¿Son los pacientes con A-T sensibles a la radiación?

Sí. Los pacientes con A-T tienen una mayor sensibilidad a la radiación ionizante, que es la que se encuentra en los rayos X. En cultivos de laboratorio, los glóbulos de la sangre y células de la piel de estos pacientes tienen una marcada disminución en su capacidad para multiplicarse y para formar colonias de células después de la exposición a los rayos X.

¿Son los portadores de la mutación ATM sensibles a los efectos de la radiación?

Esta es una pregunta que necesita más investigación. En cultivos de laboratorio, los glóbulos de la sangre y las células de la piel de portadores confirmados del la mutación ATM son menos sensibles a los rayos X que las células de los pacientes con A-T y más sensibles que las células de la población en general. Todavía no hay datos de estudios clínicos para responder en forma definitiva a la pregunta sobre la sensibilidad de los portadores. El NCI está financiando un estudio a gran escala en el que participan muchas instituciones con el fin de comprender mejor la interacción entre la exposición a la radiación y el gen ATM.

¿Son dañinos los rayos X para los pacientes con A-T?

Los pacientes con A-T son sensibles a los efectos de la radiación y, por lo tanto, deberán estar en observación para detectar efectos adversos. Sin embargo, cuando es necesario se someten a rayos X con fines diagnósticos.

La información sobre la sensibilidad a la radiación en la ataxia telangiectasia proviene en gran medida de la observación de pacientes con A-T que reciben radioterapia, en especial para el cáncer, y también de estudios de laboratorio en las células de la piel y en los glóbulos de la sangre. Los médicos que atienden a pacientes con A-T limitan las exposiciones a los rayos X mediante el uso de las técnicas y los equipos más modernos a disposición, pero ellos recomiendan que se efectúen estas pruebas diagnósticas cuando sean necesarias.

¿Es peligroso para los portadores de la mutación ATM hacerse pruebas de diagnóstico con rayos X debido a que puedan tener mayor sensibilidad a la radiación que el público en general?

Por ahora, la evidencia en general no indica que haya un riesgo documentado para los portadores de la mutación ATM. No obstante, se debe limitar el uso de rayos X diagnósticos debido al riesgo teórico de que pueden causar un mal funcionamiento cromosómico que podría provocar la aparición de una enfermedad maligna. En general, los rayos X solo se deberán usar si el resultado de la prueba va a influir en el tratamiento y no hay ninguna otra manera de obtener la información sino por medio de los rayos X.

Supongamos que me entero de que soy portadora de una mutación de ATM, ¿puede la mamografía aumentar la posibilidad de que yo padezca cáncer de seno?

No existe aún evidencia definitiva de que las portadoras de la mutación ATM de cualquier edad tengan una mayor sensibilidad a los rayos X de las mamografías o de otras pruebas diagnósticas.

Los exámenes clínicos de los senos y las ecografías de seno son exámenes de detección que evitan la exposición a la radiación. Cuando la exposición a la radiación es inevitable, los doctores que atienden a portadores de la mutación ATM deberán usar los equipos y las tecnologías más modernas a disposición, a fin de minimizar la exposición a la radiación.

¿Qué sucede con las fuentes de radiación en el ambiente, como los teléfonos celulares? ¿Deberán evitar este tipo de exposición los portadores de la mutación ATM?

En los estudios del NCI a la fecha, no se ha encontrado una relación entre la radiación no ionizante, como la que proviene de teléfonos celulares y de líneas de alta tensión, y el cáncer.

¿Cuáles estudios está llevando a cabo el NCI para responder estas preguntas de manera más definitiva?

El NCI patrocina una gran variedad de investigaciones sobre la ataxia telangiectasia (A-T), sobre las mutaciones y reparación del ADN y sobre la interacción entre el gen ATM y las mutaciones en BRCA1 y BRCA2 (los genes de susceptibilidad de cáncer de seno). Los científicos clínicos del NCI tienen más de 30 años de experiencia en el estudio de la A-T y continúan la investigación para formular mejores pruebas diagnósticas, análisis de disfunción inmunitaria y tratamientos.

Además, el NCI patrocina tres estudios multinacionales a gran escala con el objetivo de investigar la A-T. Uno de los estudios demográficos examina el riesgo de cáncer en pacientes con A-T y sus familiares y es un trabajo en colaboración con investigadores de Estados Unidos, Canadá, Costa Rica, Alemania, Israel, Italia, Polonia y Turquía. El NCI está llevando a cabo otro análisis del riesgo de cáncer en familias con A-T en colaboración con registros de Noruega, Suecia, Dinamarca y Finlandia. En otro estudio grande y multicéntrico que tiene lugar en Estados Unidos y Dinamarca, se investiga si las mujeres portadoras de la mutación ATM que han recibido radioterapia como parte de un tratamiento para el cáncer de seno tienen un mayor riesgo de presentar un segundo cáncer en el otro seno (segundo cáncer primario en el seno contralateral).