Temas sobre terapias integrales, alternativas y complementarias (PDQ®)–Versión para profesionales de salud

  • Control de tamaño de fuente
  • Imprimir
  • Enviar por correo electrónico
  • Facebook
  • Twitter
  • Google+
  • Pinterest

Aspectos generales

La medicina complementaria y alternativa (MCA) abarca una amplia variedad de tratamientos y productos botánicos. La terapia integral combina la atención estándar con las prácticas de la MCA. En la National Health Interview Survey del 2007 se informó que 4 de cada 10 adultos utilizan un tratamiento de MCA; los tratamientos más utilizados son aquellos con productos naturales y ejercicios de respiración profunda.[1] En una encuesta grande de sobrevivientes de cáncer se informó sobre el uso de tratamientos complementarios.[2] Las terapias más utilizadas fueron la oración y la práctica espiritual (61 %), la relajación (44 %), la fe y la curación espiritual (42 %), las vitaminas y los complementos nutricionales (40 %). Entre 31 y 84 % de los niños con cáncer utilizan las terapias de MCA, tanto en el ámbito de un ensayo clínico como fuera de este.[3,4] Las terapias de MCA se han utilizado en el tratamiento de los efectos secundarios del cáncer o su tratamiento.

En este sumario de información sobre el cáncer, se ofrece una breve descripción y un enlace a las terapias integrales, alternativas y complementarias que se presentan en los sumarios del PDQ o en las hojas informativas del NCI. Para brindar más información y referencias sobre el tema, los enlaces conducen al sumario específico del PDQ, una hoja informativa del NCI o una sección de un sumario del PDQ. Para obtener enlaces a otros recursos en inglés, consultar la página de Internet de la NCI's Office of Cancer Complementary and Alternative Medicine.

Bibliografía
  1. Barnes PM, Bloom B, Nahin RL: Complementary and alternative medicine use among adults and children: United States, 2007. Natl Health Stat Report (12): 1-23, 2009. [PUBMED Abstract]
  2. Gansler T, Kaw C, Crammer C, et al.: A population-based study of prevalence of complementary methods use by cancer survivors: a report from the American Cancer Society's studies of cancer survivors. Cancer 113 (5): 1048-57, 2008. [PUBMED Abstract]
  3. Kelly KM: Complementary and alternative medical therapies for children with cancer. Eur J Cancer 40 (14): 2041-6, 2004. [PUBMED Abstract]
  4. Ndao DH, Ladas EJ, Bao Y, et al.: Use of complementary and alternative medicine among children, adolescent, and young adult cancer survivors: a survey study. J Pediatr Hematol Oncol 35 (4): 281-8, 2013. [PUBMED Abstract]

Acupuntura

La acupuntura es una parte de la medicina china tradicional practicada en China y Asia desde hace miles de años. Se ha utilizado en la práctica clínica para controlar los síntomas relacionados con el cáncer, tratar los efectos secundarios inducidos por la quimioterapia o la radioterapia, aumentar el número de glóbulos rojos y mejorar la actividad de los linfocitos y las células citolíticas naturales. El uso principal de la acupuntura para el tratamiento del cáncer es el control de los síntomas; por lo común, los síntomas más tratados son el dolor causado por el cáncer, las náuseas y los vómitos inducidos por la quimioterapia y otros síntomas que afectan la calidad de vida del paciente, como pérdida de peso, ansiedad, depresión, insomnio, falta de apetito y síntomas gastrointestinales (estreñimiento y diarrea). Para obtener más información, consultar el sumario del PDQ Acupuntura.

Productos botánicos o herbarios

Hierba sonajero (cimicifuga racemosa)

Una sustancia obtenida de la raíz de la planta perenne hierba sonajero se ha usado en algunas culturas para tratar una cantidad de problemas médicos. Se ha estudiado para reducir los sofocos. En los ensayos clínicos de la hierba sonajero con buen diseño, con un grupo aleatorizado controlado con placebo, también se encontró que la hierba sonajero no es mejor que un placebo para reducir los sofocos. Para obtener más información acerca de los ensayos clínicos de la hierba sonajero, consultar la sección sobre Complementos herbarios o alimentarios del sumario del PDQ Sofocos y sudores nocturnos.

Cannabis y canabinoides (también conocidos como marihuana)

Cannabis se originó en Asia Central pero en la actualidad se cultiva en todo el mundo. En los Estados Unidos, es una sustancia controlada y se clasifica en la Lista I (fármaco con un mayor potencial de abuso y ningún uso médico conocido). La planta de Cannabis produce una resina que contiene compuestos psicoactivos llamados canabinoides. Los posibles beneficios del Cannabis medicinal para las personas que viven con cáncer son los efectos antieméticos, la estimulación del apetito, el alivio del dolor y la mejora del sueño. Para obtener más información, consultar el sumario del PDQ Cannabis y canabinoides.

Essiac y Flor Essence

Essiac y Flor Essence son mezclas de té de hierbas formuladas originalmente en el Canadá. Se comercializan en todo el mundo como complementos alimentarios. Sus defensores afirman que Essiac y Flor Essence pueden ayudar a desintoxicar el cuerpo, fortalecer el sistema inmunitario y combatir el cáncer. No se dispone de datos controlados de estudios en humanos que indiquen que Essiac o Flor Essence pueden ser eficaces para el tratamiento de pacientes de cáncer. Para obtener más información, consultar el sumario del PDQ Essiac y Flor Essence.

Linaza

La linaza se obtiene de la semilla de la planta del lino y es una fuente rica en ácidos grasos omega-3, fibra y un compuesto que se llama lignina. Está en estudio para la prevención de varios tipos de cáncer. La linaza también se ha estudiado por su efecto sobre los sofocos. Para obtener información acerca de los ensayos clínicos en los que se estudió la linaza, consulte la sección sobre Complementos herbarios o alimentarios del sumario del PDQ Sofocos y sudores nocturnos.

Jengibre

El jengibre es una hierba cuya raíz se ha usado para cocinar y, en algunas culturas, para tratar las náuseas, los vómitos y otras afecciones. Se ha estudiado para reducir las náuseas en pacientes de cáncer. Para obtener información acerca de los ensayos aleatorizados controlados de jengibre para pacientes de cáncer, consulte la sección sobre Jengibre en el sumario del PDQ Náuseas y vómitos relacionados con el tratamiento.

Ginsén

El ginsén, otro complemento popular utilizado para tratar la fatiga, se estudió en pacientes sometidos a un tratamiento contra el cáncer o que habían completado el tratamiento. Hubo una diferencia significativa y clínicamente importante en favor del grupo ginsén sobre el grupo de placebo. Para obtener más información, consultar la sección sobre Intervención en el sumario del PDQ Fatiga.

L-carnitina

L-carnitina es un complemento alimentario que se cree que es útil para tratar la fatiga relacionada con el cáncer por su función en el metabolismo energético celular y su capacidad para disminuir las citocinas proinflamatorias. Para obtener más información acerca de un ensayo de fase III en el que se comparó L-carnitina con placebo, consultar la sección sobre Intervención en el sumario del PDQ Fatiga.

Marihuana

Para obtener más información, consultar el sumario del PDQ Cannabis y canabinoides.

Cardo mariano

El cardo mariano es una planta cuyos frutos y semillas se han utilizado durante más de 2000 años como tratamiento para los trastornos hepáticos y biliares. El principio activo de cardo mariano es la silimarina. En estudios de laboratorio se demostró que la silimarina actúa como antioxidante, estabiliza las membranas celulares, estimula las vías de desintoxicación, estimula la regeneración del tejido hepático, inhibe el crecimiento de ciertas líneas celulares de cáncer, tiene actividad citotóxica directa hacia ciertas líneas celulares de cáncer y puede aumentar la eficacia de ciertas sustancias quimioterapéuticas. Para obtener más información, consultar el sumario del PDQ Cardo mariano.

Extractos de muérdago

El muérdago es una planta semiparasitaria que se ha utilizado durante siglos para tratar numerosas enfermedades humanas. Se utiliza comúnmente en Europa, donde se manufactura una variedad de diferentes extractos que se comercializan como medicamentos inyectables de prescripción. Estos medicamentos inyectables no están disponibles comercialmente en los Estados Unidos y no están aprobados como tratamiento para las personas con cáncer. Para obtener más información, consultar el sumario del PDQ Extractos de muérdago.

PC-SPES

PC-SPES es una mezcla patentada de ocho hierbas. Se notificó que cada hierba usada en la PC-SPES tiene propiedades antinflamatorias, antioxidantes o anticancerígenas. PC-SPES se recogió y retiró del mercado debido a que ciertos lotes estaban contaminados con medicamentos de prescripción controlados por la Administración de Medicamentos y Alimentos. El fabricante ya no opera y el PC-SPES ya no se produce. Para obtener más información en inglés, consultar el sumario del PDQ PC-SPES.

Hierba de San Juan

Todavía hay grados altos de interés por el uso de hierbas y complementos nutricionales para el control de los síntomas y la mejora de la calidad de vida relacionada con la salud y el bienestar. La hierba de San Juan, una planta de origen griego, es un producto herbario popular usado para tratar la depresión. Se ha planteado la hipótesis de que los principales componentes activos de la hierba de San Juan son melatonina, hipericina, hiperforina y adhiperforina, aunque la hipericina no lograría concentraciones suficientes en los seres humanos como para tener actividad biológica. Se cree que la hipericina es un inhibidor de la monoaminoxidasa, mientras que la hiperforina y la adhiperforina inhibirían la recaptación de serotonina, dopamina y norepinefrina.[1-4] Estos mecanismos de acción proporcionan la justificación para evaluar la hierba de San Juan para el tratamiento de la depresión.

Es importante que el médico conozca los medicamentos que ya toma el paciente antes de que éste empiece a consumir la hierba de San Juan, que reduce la eficacia de otros medicamentos administrados simultáneamente. Se deben tener en cuenta dos advertencias cruciales para usar la hierba de San Juan para la depresión:

  1. Como es una hierba, la Administración de Medicamentos y Alimentos (FDA) de los Estados Unidos regula la hierba de San Juan como un complemento alimentario o nutricional. Aunque la FDA emitió una norma final en la que estableció la reglamentación que exige a los fabricantes de los complementos nutricionales que prueben el uso de procesos correctos de fabricación y el etiquetado correcto de sus ingredientes,[5] la FDA no exige la estandarización de productos como la hierba de San Juan en cuanto a la cantidad deseada de ingredientes potencialmente activos; sin embargo algunos fabricantes sí lo hacen. Por lo tanto, si el ingrediente deseado es la hiperforina, la cantidad de hiperforina en cualquiera de las formulaciones de hierba de San Juan puede diferir considerablemente entre las diferentes marcas.
  2. El sistema del citocromo P450 metaboliza la hierba de san Juan que tiene efectos inhibitorios, así como de inducción, de varias enzimas metabólicas. La hierba de San Juan afecta las enzimas CYP3A4, CYP2C9 y CYP2D6. En un estudio de seres humanos, los efectos en las concentraciones sistémicas de los medicamentos de la vía del citocromo CYP3A4 fueron evidentes al cabo de tan solo 14 días.[6] Desde el punto de vista clínico, esto significa que el uso simultáneo de hierba de San Juan con otros medicamentos podría disminuir las concentraciones farmacológicas necesarias para producir efectos terapéuticos. En cuanto al cáncer y su tratamiento, se ha observado que la hierba de San Juan reduce las concentraciones de irinotecán en pacientes que reciben tratamiento;[7] por otra parte, se sospecha que in vitro esta hierba puede reducir las concentraciones de docetaxel.[8] Además, se ha encontrado que la hierba de San Juan afecta las concentraciones de ciclosporina A y tacrolimús, que son importantes para la incorporación de un injerto,[9] así como las concentraciones de indinavir para el tratamiento del virus de inmunodeficiencia humana.

Durante los últimos 25 años, en muchos ensayos se ha comparado la hierba de San Juan con placebo, antidepresivos y, en ocasiones, con ambos. Han emergido una variedad amplia de resultados, desde observaciones de ausencia de diferencia entre los grupos, datos de que la hierba de San Juan mejora los desenlaces de la depresión moderada cuando se compara con un placebo, datos de que generalmente se prefiere la hierba de San Juan a un placebo, hasta observaciones de que la hierba de San Juan es igual a los antidepresivos para aliviar los síntomas de la depresión.[6];[10,11][Grado de comprobación: I] En los primeros estudios en los que se comparó la hierba de San Juan con un tratamiento antidepresivo, la tendencia fue usar dosis bajas de antidepresivos, y no se hizo un ajuste con aumento de las dosis de los antidepresivos según la respuesta a las dosis habituales que se utilizan para el control de la depresión. El mejor panorama general de la investigación en esta área se presenta en un metanálisis de ensayos aleatorizados controlados.[11] Las conclusiones de este metanálisis, que incluyó 37 ensayos, son que la hierba de San Juan no tiene un efecto clínico importante en el trastorno depresivo mayor y que, en otras formas de depresión más leves, puede tener algún efecto (pero el efecto es pequeño).

Los efectos secundarios notificados en los estudios de hierba de San Juan son mínimos. En un estudio en el que se comparó la hierba de San Juan con la sertralina y un placebo, se encontró que los efectos secundarios de la hierba de San Juan que eran significativamente diferentes de los del placebo fueron: anorgasmia, poliuria y sudoración.[12][Grado de comprobación: I] Según un metanálisis de ensayos aleatorizados controlados, menos pacientes tratados con hierba de San Juan abandonaron los ensayos debido a efectos secundarios que aquellos tratados con antidepresivos.[11]

La cuestión principal del uso de la hierba de San Juan para el tratamiento de la depresión es que, a pesar de su perfil de efectos secundarios más tolerables y de que hay algunas pruebas que permitan demostrar una ventaja de usar este producto herbario sobre el tratamiento antidepresivo aprobado, no hay pruebas inequívocas al respecto. Los datos no permiten sustentar un efecto fuerte en el trastorno depresivo mayor o incluso en la depresión leve a moderada. Este hecho, en combinación con las preocupaciones sobre las interacciones farmacológicas y la falta de uniformidad en la estandarización, limita las pruebas que permiten confirmar que la hierba de San Juan es eficaz para el tratamiento de la depresión, específicamente en pacientes con cáncer.

Selected Vegetables/Sun's Soup

"Selected Vegetables" o "Sun's Soup" son nombres de diferentes mezclas de vegetales y hierbas que se han estudiado para el tratamiento del cáncer. Una sola persona formuló estas mezclas. Las dos fórmulas de Selected Vegetables o Sun's Soup se comercializan en los Estados Unidos como complementos alimentarios. Se cree que los vegetales y las hierbas en Selected Vegetables o Sun's Soup tienen propiedades anticancerosas o propiedades que estimulan el sistema inmunitario. Los datos disponibles sobre la eficacia de Selected Vegetables o Sun's Soup como tratamiento para el cáncer son escasos y débiles. Para obtener más información en inglés, consultar el sumario del PDQ Selected Vegetables/Sun’s Soup.

Bibliografía
  1. Natural Medicines Comprehensive Database: St. John's Wort. Stockton, Calif: Therapeutic Research Faculty, 2015. Available online. Last accessed March 14, 2017.
  2. Memorial Sloan-Kettering Cancer Center Integrative Medicine Service: About Herbs, Botanicals & Other Products: St. John’s Wort. New York, NY: Memorial Sloan-Kettering Cancer Center, 2014. Available online. Last accessed March 14, 2017.
  3. National Center for Complementary and Integrative Health: Get the Facts: St. John's Wort and Depression. Bethesda, Md: National Institutes of Health, 2013. NCCIH Pub. No. D005. Also available online. Last accessed March 31, 2016.
  4. Franklin M, Cowen PJ: Researching the antidepressant actions of Hypericum perforatum (St. John's wort) in animals and man. Pharmacopsychiatry 34 (Suppl 1): S29-37, 2001. [PUBMED Abstract]
  5. U.S. Food and Drug Administration: FDA Issues Dietary Supplements Final Rule. Silver Spring, Md: U.S. Food and Drug Administration, 2007. Available online. Last accessed March 14, 2017.
  6. Markowitz JS, Donovan JL, DeVane CL, et al.: Effect of St John's wort on drug metabolism by induction of cytochrome P450 3A4 enzyme. JAMA 290 (11): 1500-4, 2003. [PUBMED Abstract]
  7. Mathijssen RH, Verweij J, de Bruijn P, et al.: Effects of St. John's wort on irinotecan metabolism. J Natl Cancer Inst 94 (16): 1247-9, 2002. [PUBMED Abstract]
  8. Komoroski BJ, Parise RA, Egorin MJ, et al.: Effect of the St. John's wort constituent hyperforin on docetaxel metabolism by human hepatocyte cultures. Clin Cancer Res 11 (19 Pt 1): 6972-9, 2005. [PUBMED Abstract]
  9. Mansky PJ, Straus SE: St. John's Wort: more implications for cancer patients. J Natl Cancer Inst 94 (16): 1187-8, 2002. [PUBMED Abstract]
  10. Mannel M, Kuhn U, Schmidt U, et al.: St. John's wort extract LI160 for the treatment of depression with atypical features - a double-blind, randomized, and placebo-controlled trial. J Psychiatr Res 44 (12): 760-7, 2010. [PUBMED Abstract]
  11. Linde K, Berner M, Egger M, et al.: St John's wort for depression: meta-analysis of randomised controlled trials. Br J Psychiatry 186: 99-107, 2005. [PUBMED Abstract]
  12. Hypericum Depression Trial Study Group: Effect of Hypericum perforatum (St John's wort) in major depressive disorder: a randomized controlled trial. JAMA 287 (14): 1807-14, 2002. [PUBMED Abstract]

Terapias psicosomáticas y masaje

Aromaterapia y aceites esenciales

La aromaterapia es el uso terapéutico de los aceites esenciales (también conocidos como aceites volátiles) de las plantas (flores, hierbas o árboles) para mejorar el bienestar físico, emocional y espiritual. La aromaterapia se usa para pacientes de cáncer como cuidado médico de apoyo para el bienestar general y, con otros tratamientos complementarios (por ejemplo, masaje y acupuntura), como tratamiento estándar. Para obtener más información, consultar el sumario del PDQ Aromaterapia y aceites esenciales.

Terapia cognitivo-conductual

La terapia cognitivo-conductual (TCC) es un tipo de psicoterapia que ayuda a los pacientes a modificar el comportamiento al cambiar la forma en que piensan y sienten acerca de ciertas cosas. Se utiliza para tratar trastornos mentales, emocionales, de personalidad y de conducta. Los componentes de la TCC son los siguientes:

Para obtener información acerca del uso de la TCC para tratar la fatiga, consultar la sección sobre Tratamiento cognitivo-conductual del sumario del PDQ Fatiga.

La psicoterapia se ha ofrecido en una variedad de formas para tratar la depresión. La mayoría de las intervenciones se han ofrecido en formatos individuales y de grupos pequeños, y han incluido un componente educativo estructurado sobre el cáncer o un componente específico de relajación. Para obtener más información acerca del uso de la psicoterapia para tratar la depresión, consultar la sección sobre Psicoterapia en el sumario del PDQ Depresión. Para obtener más información acerca del uso de la TCC para tratar los síntomas postraumáticos, consultar la sección sobre Tratamiento del sumario del PDQ Trastorno de estrés postraumático relacionado con el cáncer.

La TCC también mostró ser prometedora para el tratamiento del insomnio en pacientes de cáncer. Para obtener más información acerca de los estudios del sueño en pacientes de cáncer, consulte la sección sobre Tratamiento en el sumario del PDQ Trastornos del sueño.

Hipnosis

La hipnosis es un estado parecido al trance en el que la persona se vuelve más atenta y enfocada, y está más abierta a la sugestión. Cuando una persona está hipnotizada, se puede concentrar con más claridad, sin distraerse, en un determinado pensamiento, sentimiento o sensación. Para obtener más información acerca del uso de la hipnosis para aliviar el dolor, consultar la sección sobre Intervenciones psicosociales para el sufrimiento del sumario del PDQ Adaptación al cáncer: ansiedad y sufrimiento.

Terapia manual del linfedema

El tratamiento manual del linfedema es un masaje para estimular el flujo de líquido linfático del brazo o la pierna afectada y dirigirlo a los ganglios linfáticos sanos, donde se puede drenar. Para obtener más información acerca de la terapia manual del linfedema, consultar la sección sobre Terapia manual del linfedema del sumario del PDQ Linfedema.

Gigong

El gigong es un componente de la medicina tradicional china en el que se combina el movimiento, la meditación y la respiración controlada. Con este se intenta mejorar el flujo sanguíneo y el flujo del qi. En algunos ensayos, sobre todo con tamaños de muestras pequeños, se indicó que el gigong puede mejorar la calidad de vida y la fatiga de los pacientes de cáncer.[1] Para obtener más información acerca del modo en que el gigong se estudia en relación con la fatiga vinculada al cáncer, consultar la sección sobre Ejercicio del sumario del PDQ Fatiga.

Espiritualidad

De acuerdo con encuestas nacionales, la espiritualidad y la religión son importantes para la mayoría de las personas de la población general. En el ámbito de la atención de la salud, las preocupaciones sobre el bienestar espiritual y religioso se han considerado a veces como un aspecto de la medicina complementaria y alternativa, pero esta percepción puede estar más difundida entre los proveedores que entre los pacientes. Para obtener información acerca de la religión, la espiritualidad, el bienestar espiritual y la salud, consultar el sumario del PDQ La espiritualidad en el tratamiento del cáncer.

Tai Chi

En algunos ensayos, sobre todo con tamaños de muestras pequeños, se indicó que el tai chi puede mejorar la calidad de vida y la fatiga de los pacientes de cáncer.[1]

Yoga

El yoga es un antiguo sistema de prácticas que se utilizan para equilibrar la mente y el cuerpo mediante el ejercicio, la meditación (pensamientos enfocados) y el control de la respiración y las emociones. El yoga está en estudio como una forma de aliviar el estrés y tratar los problemas del sueño en pacientes de cáncer. Para obtener información acerca de un ensayo clínico en el que se usó meditación y yoga para reducir el estrés en sobrevivientes de cáncer de mama, consultar la sección sobre Reducción de estrés en los sobrevivientes de cáncer de mama con base en la atención o consciencia plena en el sumario del PDQ Adaptación al cáncer: ansiedad y sufrimiento.

Bibliografía
  1. Zeng Y, Luo T, Xie H, et al.: Health benefits of qigong or tai chi for cancer patients: a systematic review and meta-analyses. Complement Ther Med 22 (1): 173-86, 2014. [PUBMED Abstract]

Terapias nutricionales

Antioxidantes y prevención del cáncer

Los antioxidantes son sustancias que pueden proteger a las células contra el daño causado por moléculas inestables conocidas como radicales libres. Los radicales libres pueden ocasionar cáncer. Los antioxidantes interactúan con los radicales libres y los estabilizan, y pueden prevenir algunos de los daños que los radicales libres podrían causar. Se ha manifestado cierta preocupación por el hecho de que los antioxidantes podrían disminuir la eficacia de la quimioterapia y la radioterapia. Ejemplos de antioxidantes son el betacaroteno, el licopeno, las vitaminas C, E y A y otras sustancias. Para obtener más información acerca de los antioxidantes, consultar la hoja informativa del NCI sobre Antioxidantes y prevención del cáncer.

Coenzima Q10

El cuerpo humano elabora naturalmente la coenzima Q10. La coenzima Q10 ayuda a producir energía y actúa como antioxidante. Se observó que la coenzima Q10 puede estimular el sistema inmunitario y proteger el corazón del daño causado por ciertos medicamentos de quimioterapia. No se ha publicado un informe de ensayo clínico aleatorizado de la coenzima Q10 como tratamiento para el cáncer en una revista científica revisada por expertos. Para obtener más información, consultar el sumario del PDQ Coenzima Q10.

Complementos alimentarios

En muchos estudios se indica que es común que los pacientes con cáncer de próstata usen la medicina complementaria y alternativa, y que estos pacientes informan sobre el uso de vitaminas, complementos y determinados alimentos. Para obtener información acerca del uso que hacen los pacientes de cáncer de próstata del té verde, el licopeno, la pectina cítrica modificada (PCM), la granada, la soja y los suplementos Zyflamend, consultar el sumario del PDQ Cáncer de próstata, nutrición y suplementos alimentarios.

Terapia Gerson

Los partidarios de la terapia Gerson la defienden como método de tratamiento de los pacientes con cáncer mediante cambios en la alimentación y la ingesta de nutrientes. Las principales características de la terapia Gerson son una dieta vegetariana orgánica más complementos nutricionales y biológicos, enzimas pancreáticas y enemas de café u otros tipos. En la bibliografía médica hay pocos estudios clínicos de la terapia Gerson. Para obtener más información en inglés, consultar el sumario del PDQ Gerson Therapy.

Régimen Gonzalez

El régimen Gonzalez es un tratamiento complejo para el cáncer que el médico adapta para cada paciente y que por el momento solo está disponible para los pacientes de su inventor. Las principales sustancias utilizadas en el régimen son enzimas pancreáticas orales que se cree que tiene efectos directos antitumorales. El régimen también incluye dietas específicas, complementos vitamínicos y minerales, extractos de órganos de animales y enemas de café. Para obtener más información, consultar el sumario del PDQ Régimen Gonzalez.

Licopeno

El licopeno es un carotenoide que se encuentra en una serie de frutas y hortalizas, como los albaricoques, la guayaba y la sandía, pero la mayoría del licopeno que se consume en los Estados Unidos proviene de productos derivados de tomate. Cuando se ingiere, el licopeno se descompone en una cantidad de metabolitos que se cree que tienen diversas funciones biológicas; por ejemplo, capacidades antioxidantes. El licopeno se ha investigado por su función en las enfermedades crónicas, como las enfermedades cardiovasculares y el cáncer. Para obtener más información, consultar la sección sobre Licopeno del sumario del PDQ Cáncer de próstata, nutrición y suplementos alimentarios.

Melatonina

La melatonina es una hormona que produce la glándula pineal durante las horas de oscuridad, tiene una función importante en el ciclo sueño-vigilia y se relaciona con el ritmo circadiano. Los estudios clínicos de cáncer de riñón, mama, colon, pulmón y cerebro indican que la melatonina combinada con quimioterapia y radioterapia ejerce efectos antineoplásicos; sin embargo, las pruebas no son concluyentes. Para obtener más información acerca del modo en que se estudia la melatonina en relación con los trastornos del sueño, consulte la sección sobre Suplementos botánicos o alimentarios del sumario del PDQ Trastornos del sueño.

Pectina cítrica modificada

La pectina cítrica es un polisacárido complejo que se encuentra en la cáscara y pulpa de los cítricos, y se puede modificar por un tratamiento con temperaturas y pH altos. Como lo indica la investigación preclínica, la PCM puede tener efectos sobre el crecimiento y las metástasis del cáncer por medio de múltiples mecanismos posibles. En algunas investigaciones, se indica que la PCM puede proteger de varios tipos de cáncer, como el de colon, el de pulmón y el de próstata. Para obtener más información, consulte la sección sobre Pectina cítrica modificada del sumario del PDQ Cáncer de próstata, nutrición y suplementos alimentarios.

Granada

La granada (Punica granatum L.) es nativa de Asia y muy cultivada en todo el mundo. Hay varios componentes del fruto del granado que contienen compuestos bioactivos, como los compuestos fenólicos, los flavonoides y las antocianinas, y algunos de ellos son antioxidantes. Se observó que los extractos de granada inhiben la proliferación de células cancerosas de próstata humana in vitro. Para obtener más información, consultar la sección sobre Granada del sumario del PDQ Cáncer de próstata, nutrición y suplementos alimentarios.

Probióticos

Los probióticos son complementos nutricionales que contienen una cantidad determinada de microorganismos viables. Se ha indicado el uso de alimentos funcionales probióticos (microorganismos vivos beneficiosos) para modificar la microflora intestinal en el caso de afecciones clínicas relacionadas con la diarrea, la disfunción de la barrera intestinal y la respuesta inflamatoria. Para obtener información acerca de los probióticos, consultar la sección sobre Manejo del sumario del PDQ Complicaciones gastrointestinales.

Selenio

El selenio es un oligoelemento esencial que interviene en varios procesos biológicos, como la regulación enzimática, la expresión génica y la función inmunitaria. El selenio está en estudio por su relación con el cáncer. Para obtener información acerca de los estudios de investigación de los efectos del selenio en el cáncer de próstata, consulte la sección sobre Selenio en el sumario del PDQ Cáncer de próstata, nutrición y suplementos alimentarios.

Soja

La soja se obtiene de una planta de origen asiático que produce granos utilizados en muchos productos alimenticios. Los alimentos de soja (por ejemplo, leche de soja, miso, tofu y harina de soja) contienen fitoquímicos que pueden ofrecer beneficios para la salud; entre ellos, las isoflavonas de la soja han sido el foco de la mayor parte de la investigación. La soja está en estudio para la prevención del cáncer, los sofocos que produce la menopausia y la osteoporosis (pérdida de densidad ósea). Para obtener información acerca del uso de la soja para pacientes de cáncer de mama, consultar la sección sobre Soja del sumario del PDQ La nutrición en el tratamiento del cáncer. Para obtener información acerca de los estudios en los que se investigan los efectos de la soja en el cáncer de próstata, consultar la sección sobre Soja del sumario del PDQ Cáncer de próstata, nutrición y suplementos alimentarios.

Desde hace mucho tiempo que el té se ha considerado como una ayuda para la buena salud; muchos creen que puede reducir el riesgo de cáncer. El té contiene polifenoles, en particular catequinas, que son antioxidantes y cuya actividad biológica puede ser importante para prevenir el cáncer. Para obtener información acerca del té y la prevención del cáncer, consultar la hoja informativa del NCI sobre El té y la prevención del cáncer: Solidez y límites de la evidencia científica.

Algunos estudios de observación y de intervención indican que el té verde puede tener un efecto protector contra las enfermedades cardiovasculares; también hay pruebas de que el té verde puede proteger contra distintas formas de cáncer. Para obtener información acerca de los estudios en los que se investigan los efectos del té verde en el cáncer de próstata, consultar la sección sobre Té verde del sumario del PDQ Cáncer de próstata, nutrición y suplementos alimentarios.

Dosis altas de vitamina C

La vitamina C (ácido ascórbico) es un nutriente esencial con funciones antioxidantes; además es un cofactor de varias enzimas y cumple una función importante en la síntesis del colágeno. La vitamina C en dosis altas se ha estudiado para el tratamiento de pacientes con cáncer. Para obtener más información, consultar el sumario del PDQ Dosis altas de vitamina C.

Vitamina D

La vitamina D participa en numerosos procesos esenciales para la buena salud. El cuerpo produce vitamina D como respuesta a la exposición al sol. También se puede obtener del régimen alimenticio, pero hay pocos alimentos que contienen vitamina D en forma natural. Estos alimentos son los pescados grasos, el aceite de hígado de pescado y los huevos. Para obtener información acerca de los estudios en los que se investigan los posibles efectos de la vitamina D en la prevención del cáncer, consultar la hoja informativa del NCI sobre Vitamina D y prevención del cáncer. Para obtener información acerca de los estudios en los que se investigan los efectos de la vitamina D en el cáncer de próstata, consultar la sección sobre Vitamina D del sumario del PDQ Cáncer de próstata, nutrición y suplementos alimentarios.

Vitamina E

La vitamina E es un nutriente que el cuerpo necesita en pequeñas cantidades para estar sano y funcionar bien. Es liposoluble (se puede disolver en grasas y aceites) y se encuentra en las semillas, nueces, vegetales de hoja verde y aceites vegetales. La vitamina E estimula el sistema inmunitario y ayuda a impedir la formación de coágulos. También ayuda a prevenir el daño celular causado por los radicales libres (sustancias químicas altamente reactivas). La vitamina E está en estudio para la prevención y el tratamiento de algunos tipos de cáncer. Es un tipo de antioxidante que también se llama tocoferol α. Para obtener información acerca de los estudios en los que se investigan los efectos de la vitamina E en el cáncer de próstata, consultar la sección sobre Vitamina E del sumario del PDQ Cáncer de próstata, nutrición y suplementos alimentarios. Para obtener información acerca de los sofocos y los estudios de vitamina E, consultar la sección sobre Complementos herbarios o alimentarios del sumario del PDQ Sofocos y sudores nocturnos.

Tratamientos farmacológicos

714-X

714-X es un derivado natural del alcanfor que se modifica químicamente por la introducción de un átomo de nitrógeno. Se afirma que 714-X protege y estabiliza el sistema inmunitario, y restaura su capacidad para combatir el cáncer. No se ha publicado un estudio de 714-X en una revista científica revisada por expertos para demostrar su inocuidad o eficacia en el tratamiento de cáncer. Para obtener más información, consultar el sumario del PDQ 714-X.

Antineoplastones

Los antineoplastones son fármacos que contienen compuestos químicos que están presentes de modo natural en la orina y la sangre. Se utilizan en un tratamiento experimental del cáncer que pretende proporcionar una sustancia bioquímica natural que se excreta y, por lo tanto, está ausente en las personas con cáncer. La terapia con antineoplastones para pacientes de cáncer solo está disponible en los Estados Unidos y solo para pacientes de su creador. Para obtener más información, consultar el sumario del PDQ Antineoplastones.

Cancell/Cantron/Protocel

Cancell/Cantron/Protocel —que también se conocen como fórmula de Sheridan, Jim’s Juice, JS-114, JS-101, 126-F, y los productos Cantron y Protocel que son similares al Cancell— es un líquido que se ha producido en distintas formas desde fines de la década de 1930, esencialmente por dos fabricantes. No se conoce la composición exacta de Cancell/Cantron/Protocel o su eficacia para tratar algún tipo de cáncer. Para obtener más información, consultar el sumario del PDQ Cancell/Cantron/Protocel.

Cartílago (bovino y de tiburón)

El cartílago bovino (vacuno) y el cartílago de tiburón se han estudiado para el tratamiento de las personas con cáncer y otras afecciones durante más de 30 años. En el cartílago bovino se identificaron tres inhibidores diferentes de la angiogénesis y se purificaron dos inhibidores de la angiogénesis en el cartílago de tiburón. Para obtener más información, consultar el sumario del PDQ Cartílago (bovino y de tiburón).

Sulfato de hidracina

El sulfato de hidracina es una sustancia química que se ha estudiado para el tratamiento del cáncer y el tratamiento de la emaciación (es decir, caquexia) relacionada con esta enfermedad. Se ha afirmado que el sulfato de hidracina limita la capacidad de los tumores para obtener glucosa, que es un tipo de azúcar utilizado por las células para producir energía. Para obtener más información en inglés, consultar el sumario del PDQ Hydrazine Sulfate.

Laetrilo (amigdalina)

Laetrilo es otro nombre de la sustancia química amigdalina, que se encuentra en las semillas de muchas frutas y en numerosas plantas. Se cree que el cianuro es el principal componente antineoplásico del laetrilo. En estudios con animales, se ha observado poca actividad del laetrilo contra el cáncer y ninguna actividad contra el cáncer en ensayos clínicos con seres humanos. Para obtener más información, consultar el sumario del PDQ Laetrilo (amigdalina).

Virus de la enfermedad de Newcastle

El virus de la enfermedad de Newcastle (VEN) es un paramixovirus que causa la enfermedad de Newcastle en una amplia variedad de aves (en particular, los pollos). Aunque el VEN causa una enfermedad potencialmente mortal, no cancerosa (enfermedad de Newcastle) en las aves, solo causa una enfermedad leve en los seres humanos. El VEN parece replicarse (es decir, reproducirse) sustancialmente mejor en las células cancerosas humanas que en la mayoría de las células humanas normales. Para obtener más información, consultar el sumario del PDQ Virus de la enfermedad de Newcastle.

Modificaciones a este sumario (07/14/2017)

Los sumarios del PDQ con información sobre el cáncer se revisan con regularidad y se actualizan a medida que se obtiene nueva información. Esta sección describe los cambios más recientes introducidos en este sumario a partir de la fecha arriba indicada.

Se incorporaron cambios editoriales en este sumario.

Este sumario está redactado y mantenido por el Consejo editorial del PDQ® sobre las terapias integrales, alternativas y complementarias, que es editorialmente independiente del NCI. El sumario refleja una revisión independiente de la bibliografía y no representa una declaración de políticas del NCI o de los NIH. Para mayor información sobre las políticas de los sumarios y la función de los consejos editoriales del PDQ que mantienen los sumarios del PDQ, consultar en Información sobre este sumario del PDQ y la página sobre Banco de datos de información de cáncer - PDQ®.

Información sobre este sumario del PDQ

Propósito de este sumario

Este sumario del PDQ con información sobre el cáncer para profesionales de la salud proporciona información integral revisada por expertos y con fundamento en datos probatorios sobre las terapias integrales, alternativas y complementarias que se encuentran en los sumario de PDQ y las hojas informativas del NCI. El propósito es servir como fuente de información y ayuda para los médicos que atienden a pacientes de cáncer. No ofrece pautas ni recomendaciones formales para tomar decisiones relacionadas con la atención sanitaria.

Revisores y actualizaciones

El Consejo editorial del PDQ® sobre las terapias integrales, alternativas y complementarias, cuya función editorial es independiente del Instituto Nacional del Cáncer (NCI), revisa con regularidad este sumario y, en caso necesario, lo actualiza. Este sumario refleja una revisión bibliográfica independiente y no constituye una declaración de la política del Instituto Nacional del Cáncer ni de los Institutos Nacionales de la Salud (NIH).

Cada mes, los miembros de este Consejo examinan artículos publicados recientemente para determinar si se deben:

  • tratar en una reunión,
  • citar textualmente, o
  • sustituir o actualizar, si ya se citaron con anterioridad.

Los cambios en los sumarios se deciden mediante consenso, una vez que los integrantes del Consejo evalúan la solidez de los datos probatorios en los artículos publicados y determinan la forma en que se incorporarán al sumario.

Cualquier comentario o pregunta sobre el contenido de este sumario se debe enviar mediante el formulario de comunicación en Cancer.gov/espanol del NCI. No comunicarse con los miembros del Consejo para enviar preguntas o comentarios sobre los sumarios. Los miembros del Consejo no responderán a preguntas del público.

Grados de comprobación científica

En algunas referencias bibliográficas de este sumario se indica el grado de comprobación científica. El propósito de estas designaciones es ayudar al lector a evaluar la solidez de los datos probatorios que sustentan el uso de ciertas intervenciones o enfoques. El Consejo editorial del PDQ® sobre las terapias integrales, alternativas y complementarias emplea un sistema de jerarquización formal para establecer las designaciones del grado de comprobación científica.

Permisos para el uso de este sumario

PDQ (Physician Data Query) es una marca registrada. Se autoriza el libre uso del texto de los documentos del PDQ. Sin embargo, no se podrá identificar como un sumario de información sobre cáncer del PDQ del NCI, salvo que se reproduzca en su totalidad y se actualice con regularidad. Por otra parte, se permitirá que un autor escriba una oración como “En el sumario del PDQ del NCI de información sobre la prevención del cáncer de mama se describen, en breve, los siguientes riesgos: [incluir fragmento del sumario]”.

Se sugiere citar la referencia bibliográfica de este sumario del PDQ de la siguiente forma:

PDQ® . PDQ Temas sobre terapias integrales, alternativas y complementarias. Bethesda, MD: National Cancer Institute. Actualización: <MM/DD/YYYY>. Disponible en: https://www.cancer.gov/espanol/cancer/tratamiento/mca/pro/temas-mca-pdq. Fecha de acceso: <MM/DD/YYYY>.

Las imágenes en este sumario se reproducen con el permiso del autor, el artista o la editorial para uso exclusivo en los sumarios del PDQ. La utilización de las imágenes fuera del PDQ requiere la autorización del propietario, que el Instituto Nacional del Cáncer no puede otorgar. Para obtener más información sobre el uso de las ilustraciones de este sumario o de otras imágenes relacionadas con el cáncer, consultar Visuals Online, una colección de más de 2000 imágenes científicas.

Cláusula sobre el descargo de responsabilidad

La información en estos sumarios no se debe utilizar como base para determinar reembolsos por parte de las aseguradoras. Para obtener más información sobre la cobertura de seguros, consultar la página Manejo de la atención del cáncer disponible en Cancer.gov/espanol.

Para obtener más información

En Cancer.gov/espanol, se ofrece más información sobre cómo comunicarse o recibir ayuda en ¿En qué podemos ayudarle?. También se puede enviar un mensaje de correo electrónico mediante este formulario.

  • Actualización: 14 de julio de 2017

Este texto puede copiarse o usarse con toda libertad. Sin embargo, agradeceremos que se dé reconocimiento al Instituto Nacional del Cáncer como creador de esta información. El material gráfico puede ser propiedad del artista o del editor por lo que tal vez sea necesaria su autorización para poder usarlo.