• Control de tamaño de fuente
  • Imprimir
  • Enviar por correo electrónico
  • Facebook
  • Twitter
  • Google+
  • Pinterest

El cáncer puede causar privaciones económicas, confirma un estudio

23 de diciembre de 2015 por Equipo del NCI

Un nuevo estudio subraya la importancia de que los pacientes y sus médicos conversen sobre los gastos del tratamiento del cáncer.

Crédito: ¡Stock

En una encuesta de supervivientes del cáncer, muchos informaron haber experimentado dificultades económicas—como endeudarse, declarar bancarrota y preocupación constante sobre asuntos económicos—relacionadas con su enfermedad y su tratamiento.

Los resultados del estudio fueron publicados el 7 de noviembre en el Journal of Clinical Oncology.

“Encontramos que los supervivientes del cáncer, especialmente la gente en edad laboral, experimentan en forma común estos tipos de privaciones económicas materiales y psicológicas”, dijo la investigadora principal, doctora Robin Yabroff, anteriormente de la División del Control de Cáncer y Ciencias Demográfícas (DCCPS) y actualmente de la Oficina de Políticas de Salud del Departamento de Salud y Servicios Humanos.

Para efectuar el estudio, la doctora Yabroff y sus colegas analizaron respuestas de aproximadamente 1200 supervivientes del cáncer adultos a la Encuesta de 2011 de Experiencias con el Cáncer de la Encuesta del Panel de Gastos Médicos (MEPS). La MEPS, una encuesta representativa de la nación que lleva a cabo entrevistas en persona con pacientes sobre el uso y gastos de atención médica, es conducida por la Agency for Healthcare Research and Quality. El NCI y algunas otras dependencias federales proveen algún financiamiento para efectuar esta encuesta adicional sobre temas como la carga económica del cáncer y el acceso a la atención médica entre los supervivientes del cáncer.  

En general, los investigadores encontraron que aproximadamente 20% de los supervivientes del cáncer declararon privaciones económicas materiales, incluso tener que pedir dinero prestado o verse en la necesidad de endeudarse y de no poder pagar sus gastos médicos.

Las privaciones económicas fueron más comunes en quienes tenían de 18 a 64 años de edad que en quienes tenían de 65 años y más. Además, las mujeres, las minorías raciales o étnicas y quienes habían recibido tratamiento más recientemente declararon grados más altos de privaciones económicas materiales.

Quienes respondieron que tuvieron que ausentarse de sus trabajos por más tiempo o que se cambiaron a un trabajo de tiempo parcial después de recibir su diagnóstico tenían más del doble de probabilidad de declarar privaciones económicas que quienes seguían trabajando o que no tenían empleo al tiempo de su diagnóstico.

Más del doble de los supervivientes de 18 a 64 años declararon privaciones económicas psicológicas que quienes tenían más de 65 años. Las preocupaciones sobre asuntos económicos eran más comunes en quienes no tenían seguro médico, y casi la mitad fueron quienes experimentaron esta preocupación.

Los investigadores notaron varias limitaciones en el estudio, incluso su pequeña población y que las encuestas demográficas a domicilio, como la MEPS, tienen una población seleccionada en cierta manera, incluso que muchos supervivientes participan mucho tiempo después de su diagnóstico inicial, mientras que esas encuestas contienen solo números reducidos de gente diagnosticada recientemente con cáncer o con cánceres poco comunes.

“Los aumentos continuos en el costo del tratamiento del cáncer, específicamente las terapias orales, subrayan la necesidad de identificar características de supervivientes de cáncer que tienen más probabilidad de experimentar privaciones económicas”, dijo la doctora Yabroff.

Este es un asunto particularmente importante, continuó ella, porque algunos estudios han sugerido que los pacientes que experimentan privaciones económicas o que tienen gastos más elevados pagados de sus bolsillos “tienen más probabilidad de posponer o de interrumpir su atención médica y se adhieren con menos fidelidad a su tratamiento del cáncer”.

Un componente clave de la toma de decisiones basado en la información de pacientes que están recibiendo tratamiento del cáncer es tener conversaciones con sus médicos acerca de los costos del tratamiento, dijo la doctora Yabroff. Pero, continúa ella, los médicos clínicos siguen siendo reacios a hablar con sus pacientes sobre asuntos económicos.

“De esta forma, serán importantes los esfuerzos para mejorar las comunicaciones detalladas entre el médico y el paciente sobre el costo de la atención del cáncer y sobre la habilidad para poder pagar, especialmente con los cambios en el acceso a la atención de la salud”, concluyó la doctora Yabroff.

< Artículo anterior

FDA aprueba el cobimetinib como parte de una combinación de fármacos para melanoma avanzado

Artículo siguiente >

Tres nuevas terapias aprobadas para mieloma múltiple

Este texto puede copiarse o usarse con toda libertad. Sin embargo, agradeceremos que se dé reconocimiento al Instituto Nacional del Cáncer como creador de esta información. El material gráfico puede ser propiedad del artista o del editor por lo que tal vez sea necesaria su autorización para poder usarlo.

Archivo

2017

2016

2015