In English | En español
¿Preguntas sobre el cáncer? 1-800-422-6237

La radioterapia y usted: Apoyo para las personas con cáncer

  • Publicación: 26 de noviembre de 2007

Opciones

Efectos secundarios de la radioterapia y cómo controlarlos

Diarrea
Fatiga
Caída del cabello
Cambios en la boca
Náuseas y vómitos
Cambios sexuales y de fertilidad
Cambios en la piel
Cambios en la garganta
Cambios urinarios y en la vejiga

Diarrea

Recibir radiación en el área sombreada puede causar diarrea. Recibir radiación en el área sombreada puede causar diarrea
¿Qué es?

La diarrea es la defecación frecuente. Puede ser blanda (suave), suelta o líquida. La diarrea puede ocurrir en cualquier momento durante la radioterapia.

¿Por qué ocurre?

Puede tener diarrea si recibe radioterapia en:

  • La pelvis
  • El estómago
  • El abdomen (barriga, panza)

La gente padece diarrea porque la radiación daña las células sanas de los intestinos delgado y grueso. Estas áreas son muy sensibles a la cantidad de radiación necesaria para tratar el cáncer.

Qué hacer para controlarla:

Cuando tenga diarrea:

  • Beba líquidos claros (por lo menos 8 tazas de 8 onzas al día). Vea Líquidos claros para obtener ideas de bebidas y alimentos que sean líquidos claros.

    Si bebe líquidos con mucha azúcar (como jugos de fruta, té helado endulzado ("sweetened iced tea" en inglés), o Hi-C®), pregúntele a su enfermera o dietista (nutricionista) si debe agregar más agua que lo normal.
  • Haga muchas comidas pequeñas. Por ejemplo, haga 5 ó 6 comidas pequeñas en lugar de 3 comidas grandes.
  • Coma alimentos que sean fáciles de digerir (es decir, alimentos con poca fibra, grasa y lactosa). Vea Alimentos y bebidas fáciles de digerir para obtener más ideas sobre alimentos que se pueden digerir fácilmente. Si tiene diarrea intensa es posible que su doctor o enfermera le sugiera que coma:
    • Bananas (guineos)
    • Arroz
    • Puré de manzanas
    • Pan tostado

  • Cuídese el área del recto (ano). En lugar de papel higiénico, use una toallita húmeda para bebés ("baby wipes" en inglés). O use un frasco con bomba para rociar agua ("spray bottle" en inglés) para limpiarse después de cada defecación. Además, pregúntele a la enfermera si puede tomar un baño de asiento ("sitz bath" en inglés).

    Estos son baños de agua tibia que se toman sentado en una bañera o tina, de modo que el agua sólo le cubra las caderas y los glúteos. Dígale a su doctor o enfermera si le empieza a doler el área del recto.
  • Evite lo siguiente:
    Productos que debe evitar consumir:Ejemplos:
    Leche y productos lácteosHelado, crema y queso
    Alimentos picantesSalsas picantes, chiles
    Alimentos y bebidas con cafeínaCafé, té negro, gaseosas (soda) y chocolate
    Alimentos y bebidas que produzcan gasFrijoles (habichuelas), col, brócoli, leche de soya y demás productos de soya
    Alimentos que tengan mucha fibraFrutas y verduras crudas, frijoles (habichuelas), pan de trigo integral y cereales integrales
    Alimentos fritos o grasososPollo frito, papas fritas, frijoles refritos (habichuelas refritas) y chicharrones
    Alimentos de restaurantes de comida rápida ("fast food" en inglés)Pizza, hamburguesas
  • Hable con su doctor o enfermera. Dígale si tiene diarrea. Le sugerirán maneras para controlarla. Es posible que le recomiende que tome medicina, como la marca Immodium®.

Fatiga

La fatiga es un efecto secundario común. Es muy probable que la radioterapia le haga sentir algún nivel de fatiga.

¿Qué es?

La fatiga debida a la radioterapia puede variar de una leve a una extrema sensación de cansancio. Muchas personas describen la fatiga como una sensación de:

  • Debilidad
  • Falta de energía
  • Pesadez
  • Lentitud

¿Por qué ocurre?

La fatiga puede suceder debido a varias razones, como:

  • Anemia
  • Ansiedad
  • Depresión
  • Estrés
  • Infecciones
  • Inactividad
  • Medicinas

La fatiga también puede deberse al esfuerzo de ir a sesiones de radioterapia todos los días. La mayoría del tiempo no sabrá por qué se siente fatigado.

¿Cuánto dura?

El momento en que se sienta fatigado por primera vez dependerá de algunos factores como:

  • Su edad
  • Su salud
  • Su nivel de actividad
  • Cómo se sintió antes de comenzar la radioterapia

La fatiga puede durar de 6 semanas a 12 meses después de su última sesión de radioterapia. El nivel de la fatiga dependerá de cada persona. Algunas personas sienten fatiga con más frecuencia que otras. Es posible que algunas siempre se sientan fatigadas y que no tengan tanta energía como antes, incluso después de terminar la radioterapia.

Qué hacer para controlarla:

"La primera vez que me aconsejaron hacer ejercicios de yoga, me pareció raro y diferente. Pero después de hablar con mi doctor, entendí que estos ejercicios me ayudarán mientras reciba tratamiento."  —  Angélica
  • Intente dormir al menos 8 horas cada noche. Esto quizá sea más de lo que necesitaba dormir antes de la radioterapia. Una manera de dormir mejor por las noches es mantenerse activo durante el día. Por ejemplo, puede:
    • Ir a caminar
    • Practicar yoga
    • Andar en bicicleta
    Otra manera de dormir mejor por las noches es relajarse antes de acostarse. Puede:
    • Leer un libro
    • Armar un rompecabezas
    • Escuchar música
    • Practicar otro pasatiempo que lo calme
  • Planifique tiempo para descansar. Tal vez necesite tomar una siesta durante el día. Muchas personas dicen que les ayuda descansar de 10 a 15 minutos. Si duerme siesta, intente dormir menos de una hora cada vez.
  • Trate de no hacer demasiado. Con la fatiga, es posible que no tenga suficiente energía para hacer todo lo que quiere hacer. Manténgase activo, pero elija las actividades que sean más importantes para usted. Por ejemplo, tal vez decida ir a trabajar pero no hacer las tareas del hogar (como limpiar o cocinar). O quizás elija mirar las actividades deportivas de sus hijos pero no salir a cenar.
  • Haga ejercicio. La mayoría de las personas se siente mejor cuando hace un poco de ejercicio todos los días. Por ejemplo:
    • Camine durante 15 a 30 minutos
    • Haga ejercicios de estiramiento
    • Practique yoga
    Hable con su doctor o enfermera acerca de cuánto ejercicio puede hacer mientras recibe radioterapia.
  • Planifique un horario de trabajo que sea adecuado para usted. La fatiga puede afectar la cantidad de energía que tiene para hacer su trabajo. Es posible que tenga suficiente energía para trabajar el horario completo. O quizás quiera o necesite:
    • Trabajar menos (tal vez sólo algunas horas al día o algunos días a la semana)
    • Hablar con su jefe sobre opciones para trabajar desde su hogar
    • Pensar en obtener permiso para no trabajar mientras recibe radioterapia
  • Haga un plan de radioterapia que sea adecuado para usted. Quizás desee hacer la cita para su radioterapia de acuerdo con su horario de trabajo o los horarios de su familia. Por ejemplo, tal vez desee recibir la radioterapia en la mañana para poder trabajar por la tarde.
  • Deje que los demás le ayuden en el hogar. Si tiene seguro médico, hable con su compañía de seguro para saber si cubre los servicios de cuidado en el hogar. Puede pedirles a los miembros de su familia y a sus amigos que le ayuden cuando se sienta fatigado. El personal de cuidado en el hogar, los miembros de su familia y sus amigos pueden ayudarle:
    • Con las tareas del hogar
    • A hacer mandados
    • A llevarlo y traerlo de las citas de radioterapia
    • A preparar comidas para servirlas recién hechas o congelarlas para comerlas después
  • Aprenda de otros que tienen cáncer. Las personas con cáncer pueden ayudarse unas a otras compartiendo información sobre qué hacer para controlar la fatiga. Una manera de conocer a otras personas con cáncer es unirse a un grupo de apoyo, ya sea personalmente o por Internet. Hable con su doctor o enfermera para obtener más información sobre estos grupos de apoyo.
  • Hable con su doctor o enfermera. Si tiene problemas para lidiar con la fatiga, es posible que su doctor le recete medicinas psicoestimulantes. Estas medicinas pueden:
    • Ayudarle a disminuir la fatiga
    • Darle una sensación de bienestar
    • Aumentarle el apetito
    También es posible que su doctor sugiera tratamientos si usted tiene anemia, depresión o no puede dormir por la noche.

Caída del cabello

¿Qué es?

La caída del cabello consiste en la caída de parte o todo el cabello. También se llama alopecia.

¿Por qué ocurre?

La radioterapia puede causar la caída del cabello porque daña las células que crecen rápidamente, como las de las raíces del cabello.

La radioterapia causa la caída del cabello únicamente en la parte del cuerpo que está recibiendo tratamiento. Esto no es lo mismo que la caída del cabello por la quimioterapia, que sucede en todo el cuerpo. Es posible que se le caiga parte o todo el cabello de la cabeza si recibe radiación en el cerebro. Pero si recibe radiación en la cadera es posible que solamente se le caiga el vello púbico (entre las piernas).

¿Cuánto dura?

Es posible que el cabello en el área de tratamiento comience a caérsele de 2 a 3 semanas después de la primera sesión de radioterapia. Todo el cabello del área de tratamiento se le caerá en aproximadamente una semana. Es posible que el cabello le vuelva a crecer de 3 a 6 meses después de terminar el tratamiento. Sin embargo, a veces la cantidad de radiación es tan alta que no vuelve a crecerle nunca.

Una vez que el cabello vuelva a crecer de nuevo, es posible que no tenga el mismo aspecto y textura que tenía antes. Quizá sea más fino, o rizado en lugar de lacio. O tal vez tenga un color más oscuro o más claro que antes.

Qué hacer para controlarla:

Antes de la caída del cabello:

  • Decida si desea cortarse el cabello o afeitarse la cabeza. Si planifica por adelantado, es posible que sienta más control sobre la caída del cabello. Por ejemplo, si sabe que se le va a caer el cabello, quizás quiera cortarse el cabello muy corto o afeitarse la cabeza. Si decide afeitarse la cabeza, use una afeitadora eléctrica para evitar cortarse.
  • Si piensa comprar una peluca, hágalo mientras aún tiene cabello. El mejor momento para escoger una peluca es antes o poco después de comenzar la radioterapia. De este modo, la peluca se parecerá al color y estilo de su propio cabello. Algunas personas llevan la peluca a su peluquero. Una vez que se le haya caído el cabello querrá pedir que le ajusten la peluca. Elija una peluca cómoda y que no le lastime el cuero cabelludo.
  • Si tiene seguro médico, pregunte a su compañía de seguro si pagará por la peluca. Si no cubre el costo, puede deducir el costo de la peluca de sus impuestos como un gasto médico. Algunos grupos también patrocinan bancos de pelucas gratuitas. Pregúntele a su doctor, enfermera o trabajador social si puede darle información sobre bancos de pelucas gratuitas en su comunidad. Un banco de pelucas ("wig bank" en inglés) es un lugar que presta o regala pelucas.
  • Tenga cuidado cuando se lave el cabello. Use champú suave, como champú para bebés. Séquese el cabello con toques suaves usando una toalla suave. No lo frote.
  • No use rizadores, secadores eléctricos, ruleros (rolos), vinchas, hebillas (ganchos de pelo) ni aerosoles o lacas para el cabello ("hairspray" en inglés). Pueden lastimarle el cuero cabelludo o causar que se le caiga el cabello más pronto.
  • No use productos que sean muy fuertes para su cabello. Estos incluyen, por ejemplo:
    • Tintes para el cabello
    • Permanentes
    • Geles
    • Mousse
    • Aceite
    • Grasa
    • Pomada
Se le caerá pelo solamente del área del cuerpo en que recibe tratamiento.

Después de la caída del cabello:

  • Protéjase el cuero cabelludo. Después de la caída del cabello, es posible que el cuero cabelludo quede sensible. Cuando esté al aire libre, cúbrase la cabeza con un sombrero, turbante o pañuelo de cabeza. Trate de no estar en lugares con temperaturas muy bajas o muy altas. Esto significa evitar:

    • El sol directo
    • Las lámparas de rayos ultravioletas
    • El aire muy frío
  • Manténgase abrigado. El cabello le ayuda a mantenerse abrigado, así que pudiera sentir más frío cuando se le caiga. Puede permanecer más abrigado si usa:
    • Sombrero
    • Turbante
    • Pañuelo de cabeza
    • Peluca

Cambios en la boca

Área de tratamiento. Recibir radiación en el área sombreada puede causar cambios en la boca.

Área de tratamiento. Recibir radiación en el área sombreada puede causar cambios en la boca.

¿Qué son?

La radioterapia que se recibe en la cabeza o el cuello puede causar problemas tales como:

  • Lesiones en la boca (pequeños cortes o úlceras en la boca)
    • Boca seca (también llamada xerostomía) y garganta seca
    • Pérdida del sentido del gusto
  • Caries
  • Cambios en el sentido del gusto (como sabor metálico cuando come carne)
  • Infecciones en las encías, los dientes o la lengua
  • Mandíbula tiesa y cambios en los huesos
  • Saliva espesa

¿Por qué ocurren?

La radioterapia destruye células cancerosas. También puede dañar células sanas, como las que se encuentran en:

  • Las glándulas que producen la saliva
  • Las partes húmedas dentro de la boca

¿Cuánto duran?

Algunos problemas, como las lesiones en la boca, a veces desaparecen después de terminar el tratamiento. Otros, como los cambios en el sentido del gusto, pueden durar meses o incluso años. Algunos problemas, como la sequedad de la boca, posiblemente no desaparezcan nunca.

Visite al dentista al menos 2 semanas antes de comenzar la radioterapia en la cabeza o el cuello.

Qué hacer para controlarlos:

  • Si va a recibir radioterapia en la cabeza o el cuello, visite al dentista al menos 2 semanas antes de comenzar el tratamiento. En este momento, el dentista le examinará los dientes y la boca. También le hará el trabajo dental necesario para asegurar que la boca esté lo más sana posible antes de la radioterapia. Si no puede ir al dentista antes de que comience el tratamiento, pregúntele a su doctor si debe hacer una cita para poco después de que comience el tratamiento.
  • Revísese la boca todos los días. Así podrá ver o sentir los problemas tan pronto como empiecen. Los problemas pueden incluir lesiones en la boca, como manchas blancas o infecciones.
  • Mantenga la boca húmeda. Puede:
    • Beber sorbos de agua a menudo durante el día
    • Chupar pedacitos de hielo
    • Chupar caramelos duros sin azúcar ("sugar free" en inglés)
    • Mascar goma (chicle) sin azúcar ("sugar free" en inglés)
    • Usar un sustituto de la saliva ("saliva substitute" en inglés) para ayudar a humedecer la boca
    • Pedirle a su doctor que le recete una medicina que ayude a aumentar la producción de saliva

  • Límpiese la boca, los dientes, las encías y la lengua.
    • Cepíllese los dientes, las encías y la lengua después de cada comida y antes de acostarse.
    • Use un cepillo de dientes extra suave ("extra soft" en inglés). Puede suavizar las cerdas del cepillo poniéndolas bajo el chorro de agua tibia antes de cepillarse.
    • Use una pasta de dientes con fluoruro.
    • Use un gel especial con fluoruro recetado por el dentista.
    • No use enjuagues bucales que contengan alcohol.
    • Pásese suavemente el hilo dental ("dental floss" en inglés) entre los dientes todos los días. Si le sangran o le duelen las encías, evite esas áreas, pero pásese el hilo dental en los demás dientes.
    • Enjuáguese la boca cada hora o cada 2 horas con una solución mezclada en una taza de 8 onzas de agua tibia con:
      • 1/4 de cucharadita de bicarbonato de soda ("baking soda" en inglés)
      • 1/8 de cucharadita de sal
    • Si tiene dentadura postiza, asegúrese de que quede bien. También limite el tiempo de su uso cada día. Si baja de peso, es posible que su dentista necesite ajustarla.
    • Todos los días, remoje y cepille su dentadura postiza para mantenerla limpia.

  • Tenga cuidado con lo que come si le duele la boca.
    • Elija alimentos que sean fáciles de masticar y tragar.
    • Tome bocados pequeños. Mastique lentamente. Beba a sorbos los líquidos con las comidas.
    • Coma alimentos húmedos y suaves como cereales cocidos (como avena), puré de papa y huevos revueltos.
    • Humedezca y suavice los alimentos con jugo de carne ("gravy" en inglés), salsa, caldo, yogur u otros líquidos.
    • Coma alimentos que estén tibios o a temperatura ambiente.
  • Evite las cosas que puedan lastimar, raspar o quemarle la boca.
    Productos que debe evitarEjemplos:
    Alimentos afilados o crujientesTacos hechos con tortillas fritas, papitas y chips de maíz
    Alimentos de temperatura calienteTé, tortilla o sopa caliente
    Alimentos picantesSalsas picantes y chiles
    Frutas y jugos que tengan mucho ácidoTomates, naranjas, limones y pomelos (toronjas)
    Objetos filososPalillos de dientes
    Todos los productos que contengan tabacoCigarrillos, pipas, cigarros y tabaco para mascar
    Bebidas que contengan alcoholCerveza, vino
  • Evite los alimentos y bebidas con mucho azúcar. Los alimentos y bebidas que tienen mucho azúcar pueden causar caries en los dientes. Estos pueden incluir, por ejemplo:
    • Gaseosas (sodas)
    • Goma de mascar (chicle)
    • Dulces
  • Haga ejercicio con los músculos de la mandíbula. Abra y cierre la boca 20 veces. Abra la boca lo más que pueda sin que le cause dolor. Haga este ejercicio 3 veces al día, aun cuando su mandíbula no se sienta tiesa.
Haga ejercicio con los músculos de la mandíbula 3 veces al día. Haga ejercicio con los músculos de la mandíbula 3 veces al día.
  • Medicinas. Pregúntele a su doctor o enfermera sobre medicinas que puedan proteger las glándulas salivales y las partes húmedas dentro de la boca.
  • Llame a su doctor o enfermera cuando le duela la boca. Existen medicinas y otros productos, como geles bucales, que pueden ayudar a controlar el dolor en la boca.
  • Deberá tener cuidado adicional con su boca por el resto de su vida. Pregúntele al dentista qué tan a menudo debe hacerse un chequeo dental. También pregunte sobre la mejor manera de cuidarse los dientes y la boca después de terminar la radioterapia.
No fume tabaco ni beba alcohol mientras recibe radioterapia en la cabeza o el cuello.

Náuseas y vómitos

Área de tratamiento Recibir radiación en el área sombreada puede causar náuseas y vómitos. Área de tratamiento Recibir radiación en el área sombreada puede causar náuseas y vómitos.

¿Qué son?

La radioterapia puede causar náuseas, vómitos o ambos. Las náuseas ocurren cuando uno se siente mal del estómago y le parece que va a vomitar. Usted vomita cuando devuelve alimentos y líquidos. Es posible que también tenga arcadas (vómitos secos). Éstas ocurren cuando su cuerpo intenta vomitar incluso si no tiene nada en el estómago.

¿Por qué ocurren?

Las náuseas y los vómitos pueden suceder después de la radioterapia de:

  • El estómago
  • El intestino delgado
  • El colon
  • Algunas partes del cerebro

El riesgo de presentar náuseas o vómitos depende de:

  • Cuánta radiación esté recibiendo
  • El tamaño del área de tratamiento
  • Si también está recibiendo quimioterapia

Hay más información en Consejos de alimentación para pacientes con cáncer: Antes, durante, y después del tratamiento, un libro del Instituto Nacional del Cáncer. Para obtener una copia gratis, póngase en contacto con el Servicio de Información sobre el Cáncer.

¿Cuánto duran?

Las náuseas y los vómitos pueden ocurrir de 30 minutos a muchas horas después de terminar la sesión de radioterapia. Es posible que se sienta mejor en los días en que no tenga sesión de radioterapia.

Qué hacer para controlarlos:

  • Evite las náuseas. La mejor manera de evitar vomitar es evitar las náuseas. Una manera de hacer esto es consumir alimentos y bebidas suaves y fáciles de digerir. Estos incluyen, por ejemplo:
    • Pan tostado
    • Gelatina
    • Jugo de manzana
    Para obtener más información, vea la lista de alimentos y bebidas fáciles de digerir de Alimentos y bebidas fáciles de digerir.
  • Intente relajarse antes del tratamiento. Es posible que sienta menos náuseas si se relaja antes de cada tratamiento de radioterapia. Puede realizar actividades que disfrute, como:
    • Leer un libro
    • Escuchar música
    • Practicar otros pasatiempos
  • Planifique cuándo va a comer y beber. Algunas personas se sienten mejor cuando comen antes de la radioterapia. Aprenda cuál es el mejor momento para comer y beber. Por ejemplo, tal vez quiera comer galletas y tomar jugo de manzana de 1 a 2 horas antes de la radioterapia. O quizás se sienta mejor si va al tratamiento con el estómago vacío. Es decir, no coma durante 2 ó 3 horas antes del tratamiento.
  • Consuma comidas pequeñas. En lugar de comer 3 comidas grandes al día, tal vez quiera hacer 5 ó 6 comidas pequeñas. Coma lentamente y sin apuro.
  • Consuma alimentos y bebidas que estén tibios o frescos (alimentos que no sean de temperatura ni muy caliente ni muy fría). Antes de comer o beber, deje que los alimentos y bebidas se enfríen si están calientes. O deje que se calienten si están fríos.
  • Hable con su doctor o enfermera. Quizá le sugiera una dieta especial de alimentos que pueda comer. O quizá le recete medicinas que usted puede tomar 1 hora antes de cada sesión de radioterapia para ayudar a evitar las náuseas. También puede hablar con su doctor o enfermera sobre la acupuntura. Es posible que la acupuntura pueda ayudarle a aliviar las náuseas y vómitos causados por el tratamiento del cáncer.
Haga 5 ó 6 comidas pequeñas al día en lugar de 3 comidas grandes.

Cambios sexuales y de fertilidad

¿Qué son?

A veces la radioterapia causa cambios sexuales como:

  • Cambios hormonales
  • Pérdida de interés en las relaciones sexuales
  • Pérdida de la capacidad para tener relaciones sexuales

La radioterapia también puede afectar la fertilidad durante y después del tratamiento. En una mujer esto significa que tal vez no pueda quedar embarazada y tener un bebé. En un hombre significa que tal vez no pueda embarazar a una mujer. Los cambios sexuales y de fertilidad son distintos en hombres y mujeres.

Hable con su doctor o enfermera si quiere tener hijos en el futuro.
Recibir radiación en el área sombreada puede causar cambios de fertilidad.

Recibir radiación en el área sombreada puede causar cambios de fertilidad.

Recibir radiación en el área sombreada puede causar cambios de fertilidad.

Dígale a su doctor si está embarazada antes de comenzar la radioterapia

Los cambios en las mujeres incluyen, por ejemplo:

  • Dolor o incomodidad durante las relaciones sexuales.
  • Picazón, ardor, sequedad o atrofia vaginal. La atrofia vaginal consiste en que los músculos de la vagina se debilitan y sus paredes se adelgazan.
  • Estenosis vaginal, que consiste en que la vagina se vuelve menos elástica, se estrecha y se hace más corta. Esto puede causar dolor durante relaciones sexuales.
  • Síntomas de menopausia en mujeres que aún no tienen la menopausia. Estos síntomas incluyen calores, sequedad vaginal y falta de la menstruación (no tener la regla).
  • No poder quedar embarazada después de terminar la radioterapia

Los cambios en los hombres incluyen, por ejemplo:

  • Impotencia (también llamada disfunción eréctil), lo que significa no poder tener o mantener una erección.
  • No poder embarazar a una mujer después de terminar la radioterapia. Esto puede ocurrir si hay una menor cantidad de semen o menor eficacia del esperma.

¿Por qué ocurren?

Los cambios sexuales y de fertilidad pueden suceder cuando las personas reciben radiación en el área pélvica. En las mujeres esto incluye radiación en:

  • La vagina
  • El útero (matriz)
  • Los ovarios
  • En los hombres esto incluye radiación en:
    • Los testículos
    • La próstata

A veces se forman cicatrices dentro del cuerpo en el área que recibió la radioterapia. Estas cicatrices son la causa de muchos efectos secundarios sexuales. Otros problemas también pueden afectar su interés en las relaciones sexuales. Estos pueden incluir, por ejemplo:

  • Fatiga
  • Dolor
  • Ansiedad
  • Depresión

¿Cuánto duran?

Después de terminar la radioterapia, la mayoría de las personas sienten el mismo deseo de tener relaciones sexuales que tenían antes del tratamiento. Muchos otros efectos secundarios sexuales también desaparecen. Pero es posible que usted tenga problemas con los cambios hormonales y la fertilidad por el resto de su vida. Si la mujer es capaz de quedar embarazada o el hombre es capaz de embarazar a una mujer después de terminar la radioterapia, esto no afectará la salud del bebé.

Qué hacer para controlarlos:

Tanto para los hombres como para las mujeres es importante ser francos y honestos con su cónyuge o pareja sobre sus sentimientos, inquietudes, y el modo en que prefieren tener intimidad mientras reciben la radioterapia.

Estos son algunos asuntos que las mujeres deben comentar con su doctor o enfermera (recuerde que todos los profesionales pueden ser hombres o mujeres):

  • Fertilidad. Antes de comenzar la radioterapia, dígale a su doctor o enfermera si cree que va a querer quedar embarazada después de terminar el tratamiento. Pueden hablar con usted sobre las maneras de conservar la fertilidad, como por ejemplo conservar sus óvulos para usarlos en el futuro.
  • Problemas sexuales. Existe una posibilidad de que usted tenga problemas sexuales. Pero también es posible que no los tenga. Su doctor o enfermera pueden decirle los efectos secundarios que puede esperar y sugerirle maneras de controlarlos.
  • Control de la natalidad. Es muy importante que una mujer no quede embarazada mientras recibe radioterapia. La radioterapia puede hacerle daño al feto en todas las etapas del embarazo. Si aún no ha tenido la menopausia, hable con su doctor o enfermera sobre métodos anticonceptivos.
  • Embarazo. Dígale a su doctor o enfermera si ya está embarazada.
  • Dilatación de la vagina. La estenosis vaginal es un problema común en las mujeres que reciben radioterapia en la pelvis. La estenosis vaginal es cuando la vagina se hace más estrecha. Puede causar dolor durante las relaciones sexuales. Puede ser útil estirar la vagina usando un dilatador. Éste es un instrumento que estira suavemente el tejido de la vagina. Pregúntele a su doctor o enfermera dónde obtener un dilatador y cómo usarlo. Para que se sienta más cómoda puede pedir hablar con una mujer.
  • Lubricación. Una vez al día, use una loción especial (como el producto Replens®) para mantener la vagina húmeda. Cuando tenga relaciones sexuales, use lubricante a base de agua o aceite mineral (como los productos K-Y Jelly® o Astroglide®).
  • Relaciones sexuales. Pregúntele a su doctor o enfermera si está bien tener relaciones sexuales durante la radioterapia. La mayoría de las mujeres puede tenerlas. Pero es mejor preguntar y estar segura. Si la sequedad vaginal le causa dolor al tener relaciones sexuales, puede usar un lubricante a base de agua o aceite mineral.

Estos son algunos asuntos que los hombres deben comentar con su doctor o enfermera (recuerde que todos los profesionales pueden ser hombres o mujeres):

  • Fertilidad. Antes de comenzar la radioterapia, dígale a su doctor o enfermera si piensa que querría tener hijos en el futuro. Antes de que comience el tratamiento, pueden hablar con usted sobre cómo mantener la fertilidad. Un ejemplo es utilizar los servicios de un banco de esperma ("sperm bank" en inglés). Un banco de esperma es un lugar en el que los hombres pueden donar o guardar su esperma. El esperma se congela y se puede usar en el futuro para lograr el embarazo en una mujer con la ayuda de doctores que usan métodos especiales. Será necesario recoger su esperma antes de que comience la radioterapia si quiere tener hijos en el futuro.
  • Impotencia. La impotencia se refiere a las dificultades que un hombre puede padecer para lograr o mantener una erección. Su doctor o enfermera puede decirle si es posible que usted quede impotente y cuánto puede durar esto. Su doctor puede recetarle medicinas u otros tratamientos que quizás le ayuden.
  • Relaciones sexuales. Pregunte si está bien tener relaciones sexuales durante la radioterapia. La mayoría de los hombres puede tenerlas, pero es mejor preguntar y estar seguro.
Si usted es hombre y desea tener hijos en el futuro, será necesario recoger su esperma antes de que comience la radioterapia.

Cambios en la piel

¿Qué son?

La radioterapia puede causar cambios en la piel en el área de tratamiento. Estos son algunos de los cambios comunes que ocurren en la piel:

  • Enrojecimiento. Es posible que la piel en el área de tratamiento se vea como si tuviera una quemadura solar (de leve a grave) o un bronceado. Esto puede ocurrir en cualquier parte de su cuerpo donde reciba radiación.
  • Prurito. Si tiene prurito, la piel en el área de tratamiento tal vez le pique tanto que siempre tendrá ganas de rascarse. Rascarse demasiado puede causarle rompimiento de la piel e infecciones.
  • Piel seca y pelada. Esto sucede cuando la piel del área de tratamiento se seca demasiado, es decir, mucho más de lo normal. De hecho, la piel puede estar tan seca que se pela al igual que después de una quemadura de sol.
  • Reacción húmeda ("moist reaction" en inglés). La radiación destruye células de la piel del área de tratamiento. Esto hace que la piel se pele más rápidamente de lo que vuelve a crecer. Cuando esto pasa, pueden presentarse llagas o úlceras. La piel del área de tratamiento también se puede humedecer o infectar, o le puede causar dolor. Esto es más común en los lugares donde hay pliegues (dobleces) de la piel, como los glúteos, detrás de las orejas y bajo los senos (mamas o pechos). También puede ocurrir donde la piel es muy delgada, como en el cuello.
  • Piel inflamada. Es posible que la piel del área de tratamiento se abotague o hinche.

¿Por qué ocurren?

La radioterapia destruye las células de la piel. Cuando las personas reciben radiación casi todos los días, las células de la piel no tienen tiempo suficiente para crecer de nuevo entre cada tratamiento. Los cambios en la piel pueden suceder en cualquier parte del cuerpo que reciba radiación.

¿Cuánto duran?

Los cambios en la piel pueden presentarse unas semanas después de comenzar la radioterapia. Muchos de estos cambios a menudo desaparecen unas semanas después de terminar el tratamiento. Pero pueden presentarse después de terminar la radioterapia. Es posible que la piel donde recibió el tratamiento siempre se vea más oscura y cubierta de manchas. Tal vez la piel siempre se sienta seca. Es posible que siempre sea sensible al sol y que se queme fácilmente. Usted siempre correrá el riesgo de padecer cáncer de la piel en el área de tratamiento. Evite las camas solares y protéjase del sol con:

  • Un sombrero
  • Mangas largas
  • Pantalones largos
  • Una loción o crema para proteger su piel contra el sol ("sun block" en inglés) con un "SPF" de 30 o más

Qué hacer para controlarlos:

  • Cuidado de la piel. Cuídese bien la piel durante la radioterapia. Trátela con delicadeza. No se frote, cepille ni rasque la piel del área de tratamiento. Además, use las cremas para la piel que su doctor le recete.
>Cuídese bien la piel durante la radioterapia. Trátela con delicadeza. No la frote, cepille ni rasque.
  • No se coloque nada demasiado caliente ni demasiado frío sobre la piel. En el área de tratamiento, esto significa:
    • No usar compresas calientes
    • No usar bolsas de hielo
    • No usar otros objetos fríos ni calientes
    • No lavarse con agua de temperatura caliente ni fría, sino con agua tibia
  • Tenga cuidado cuando se duche o se bañe. YPuede ducharse con agua tibia todos los días. Si prefiere tomar un baño tibio:
    • Hágalo cada dos días
    • No permanezca en el agua durante más de 30 minutos

    Ya sea que se duche o se bañe:

    • Use un jabón que no tenga fragancias ("fragrance free" en inglés) ni desodorantes
    • Séquese con una toalla suave dándose toques suaves
    • No frote la piel con la toalla
    • No borre las marcas de tinta que necesita para la radioterapia
Tenga cuidado de no borrar las marcas de tinta que necesita para la radioterapia.


  • Use únicamente las cremas y los productos para la piel que sugiera su doctor o enfermera. Si usa una crema recetada para problemas de la piel o el acné, debe decírselo a su doctor o enfermera antes de comenzar la radioterapia. Hable con su doctor o enfermera antes de usar cualquiera de los siguientes productos para la piel:
    • Baño de burbujas ("bubble bath" en inglés)
    • Almidón de maíz
    • Crema
    • Desodorante
    • Depiladores
    • Maquillaje
    • Aceite
    • Pomada (ungüento)
    • Perfume
    • Talco
    • Jabón
    • Una loción o crema para proteger su piel contra el sol ("sun screen" en inglés)
    Si usa algún producto para la piel en los días que recibe radioterapia, úselo al menos 4 horas antes de la sesión de tratamiento.
  • Lugares fríos y húmedos. Es posible que la piel se sienta mucho mejor cuando usted está en lugares frescos y húmedos (no en lugares secos). Para humidificar las habitaciones, ponga un recipiente con agua sobre el radiador o utilice un humidificador. Si utiliza un humidificador, siga las instrucciones sobre cómo limpiarlo para evitar las bacterias.
  • Telas suaves. Use ropa y sábanas suaves, por ejemplo, las de algodón.
  • Evite la ropa ajustada (pegada) que no permite que la piel respire (no transpirable), como fajas y pantimedias (medias de nilón).
  • Proteja su piel contra el sol todos los días. El sol puede quemarlo incluso en los días nublados o cuando esté al aire libre sólo durante algunos minutos. No vaya a la playa ni tome sol. Cuando esté al aire libre, use:
    • Sombreros de ala ancha
    • Camisas de manga larga
    • Pantalones largos
    Hable con su doctor o enfermera sobre las lociones o cremas para proteger su piel contra el sol ("sun screen" en inglés). Tal vez le sugieran que use alguna con un "SPF" de 30 o más. Tendrá que proteger su piel del sol incluso después de terminar la radioterapia, ya que correrá un riesgo mayor de padecer cáncer de piel por el resto de su vida.
  • No use camas solares. Las camas solares ("tanning beds" en inglés) lo exponen a los mismos efectos dañinos que el sol.
  • Cinta adhesiva médica. No ponga vendajes, bandas adhesivas (curitas) ni otro tipo de cinta adhesiva médica sobre la piel del área de tratamiento. Pregúntele a su doctor o enfermera cómo vendarse sin cinta adhesiva.
  • Afeitarse. Pregúntele a su doctor o enfermera si puede afeitarse el área tratada. Si puede hacerlo, use una afeitadora eléctrica. No use lociones que contengan alcohol antes ni después de afeitarse.
  • Área del recto. Si recibe radioterapia en el área del recto, es posible que presente problemas de la piel. Estos problemas a menudo son peores después de defecar. En lugar de papel higiénico, utilice una toallita húmeda para bebés ("baby wipes" en inglés). O use un frasco con bomba para rociar agua ("spray bottle" en inglés). Además, pregúntele a la enfermera acerca de los baños de asiento ("sitz baths" en inglés). Estos son baños de agua tibia que se toman sentado en una bañera o tina, de modo que el agua sólo le cubra las caderas y los glúteos.
  • Hable con su doctor o enfermera. Algunos de los cambios en la piel pueden ser muy serios. Cada vez que reciba radioterapia, el equipo de tratamiento verá si tiene cambios en la piel. Avísele de cualquier cambio que note en la piel.
  • Medicinas. Las medicinas pueden ser útiles para tratar algunos cambios en la piel. Estas medicinas incluyen, por ejemplo:
    • Cremas para la piel seca o con picazón
    • Antibióticos para tratar las infecciones
    • Otras medicinas para reducir la inflamación o picazón

Cambios en la garganta

Recibir radiación en el área sombreada puede causar cambios en la garganta. Recibir radiación en el área sombreada puede causar cambios en la garganta.

¿Qué son?

La radioterapia en el cuello o el pecho puede hacer que las paredes de la garganta se inflamen y se vuelvan muy sensibles. A esto se le llama esofaguitis ("esophagitis" en inglés). Puede causar los siguientes síntomas:

  • Es posible que se sienta como si tuviera un nudo en la garganta.
  • Puede que sienta que le arde el pecho o la garganta.
  • Tal vez se le haga difícil tragar.

¿Por qué ocurren?

La radioterapia en el cuello o el pecho no sólo mata las células cancerosas sino que también daña las células sanas de las paredes de la garganta. Por eso puede causar cambios en la garganta. La posibilidad de que le ocurran a usted estos cambios depende de lo siguiente:

  • Cuánta radiación esté recibiendo
  • Si también está recibiendo quimioterapia
  • Si usa tabaco y bebe alcohol mientras recibe la radioterapia.

¿Cuánto duran?

Podría notar cambios en la garganta 2 ó 3 semanas después de comenzar la radioterapia. Es muy probable que se sienta mejor de 4 a 6 semanas después de haber terminado la radioterapia.

Qué hacer para controlarlos

  • Tenga cuidado con lo que come si tiene sensibilidad en la garganta.
    • Coma alimentos que sean fáciles de tragar.
    • Corte los alimentos para que sea más fácil comerlos. Otras posibilidades incluyen mezclar los alimentos con líquido en una licuadora (mezcladora), o triture los alimentos antes de comerlos.
    • Coma alimentos húmedos y suaves como arroz con leche, puré de papa y huevos revueltos.
    • Humedezca y suavice los alimentos con jugo de carne ("gravy" en inglés), salsa, caldo, yogur u otros líquidos.
    • Tome bebidas a temperatura ambiente.
    • Tome los líquidos a sorbos usando un popote (sorbeto o pajilla, "straw" en inglés).
    • Coma alimentos que estén tibios o a temperatura ambiente.

  • Haga comidas pequeñas. Podría ser más fácil comer una pequeña cantidad de alimentos cada vez. En lugar de hacer 3 comidas grandes al día, tal vez quiera comer un total de 5 ó 6 comidas pequeñas.
  • Escoja alimentos y bebidas que tengan muchas calorías y proteínas. Si siente dolor cuando traga, es posible que coma menos y baje de peso. Pero es importante que mantenga su peso igual durante el tiempo que esté recibiendo la radioterapia. Tomar alimentos y bebidas que tengan muchas calorías y proteínas le puede ayudar. En Alimentos y bebidas con muchas calorías o proteínas aparece un cuadro con información sobre alimentos y bebidas con muchas calorías y proteínas. Este cuadro puede ayudarle a obtener ideas.
  • Cuando esté comiendo o bebiendo algo, siéntese derecho y doble la cabeza un poquito hacia el frente. Quédese sentado o de pie y derecho durante al menos 30 minutos después de comer.
  • No coma ni beba nada que pueda quemarle o rasparle la garganta, como por ejemplo:
    • Comidas o bebidas que sean de temperatura muy caliente
    • Comidas picantes o muy condimentadas como salsas y chiles picantes
    • Alimentos y jugos que tengan mucho ácido, como tomates, lima y limón
    • Alimentos afilados o crujientes, como tacos hechos con tortillas fritas, papitas y totopos de maíz ("chips" en inglés)
    • Todos los productos que tengan tabaco, como cigarrillos, pipas, cigarros y tabaco para mascar
    • Bebidas que tengan alcohol

  • Hable con un dietista o nutricionista. Él o ella puede ayudarle a que coma suficiente para que su peso se mantenga igual. Esto podría incluir que usted escoja alimentos que tengan muchas calorías y proteínas y alimentos que sean fáciles de tragar.
  • Hable con su doctor o enfermera. Dígale a su doctor o enfermera si nota cambios en la garganta. Por ejemplo, debe dejarle saber si:
    • Se le hace difícil tragar
    • Tose cuando come o bebe
    • Siente que se está ahogando
    • Tiene dolor en la garganta
    • Baja de peso
    Su doctor le puede recetar medicinas que podrían ayudar a aliviar los síntomas. Por ejemplo, podría recetarle antiácidos, gelatinas (geles) que recubren la garganta y medicinas para el dolor.
Dígale a su doctor o enfermera si:
  • Se le hace difícil tragar
  • Siente que se está ahogando
  • Tose mientras come o bebe algo

Cambios urinarios y en la vejiga

Área de tratamiento Recibir radiación en el área sombreada puede causar cambios urinarios y en la vejiga.
Área de tratamiento Recibir radiación en el área sombreada puede causar cambios urinarios y en la vejiga.
¿Qué son?

La radioterapia puede causar problemas urinarios y de la vejiga, que incluyen, por ejemplo:

  • Ardor o dolor cuando comienza a orinar o después de vaciar la vejiga
  • Dificultad para comenzar a orinar
  • Dificultad para vaciar la vejiga
  • Necesidad frecuente y urgente de orinar
  • Cistitis, que es una hinchazón (inflamación) de las vías urinarias
  • Incontinencia, que consiste en no poder controlar el flujo de orina de la vejiga, especialmente al toser o estornudar
  • Necesidad de levantarse frecuentemente durante la noche para orinar
  • Presencia de sangre en la orina
  • Espasmos en la vejiga, que son como calambres musculares dolorosos.

¿Por qué ocurren?

Recibir radioterapia en la próstata o en la vejiga puede causar los problemas urinarios y de la vejiga. La radioterapia puede dañar las células sanas de la vejiga y de las vías urinarias. Esto puede causar inflamación, úlceras e infecciones.

¿Cuánto duran?

Los problemas urinarios y de la vejiga a menudo comienzan de 3 a 5 semanas después de iniciar la radioterapia. La mayoría de ellos desaparece de 2 a 8 semanas después de terminar el tratamiento.

Qué hacer para controlarlos:

  • Beba muchos líquidos cada día (de 6 a 8 tazas de 8 onzas). Beba suficientes líquidos de modo que la orina sea clara o de color amarillo claro.
  • Evite lo siguiente:
    • El café
    • El té negro
    • El alcohol
    • Las especias
    • Todos los productos que contengan tabaco
  • Hable con su doctor o enfermera si piensa que tiene problemas urinarios. Es posible que le pidan una muestra de orina para saber si tiene una infección.
  • Hable con su doctor o enfermera si tiene incontinencia. Es posible que recomiende que vaya a una cita con un terapeuta físico que evaluará su problema. El terapeuta puede darle ejercicios para mejorar el control de la vejiga.
  • Medicinas. Si sus problemas se deben a una infección, es posible que su doctor le recete antibióticos. También puede recetarle otras medicinas para ayudarle a:
    • Orinar
    • Reducir el ardor o dolor
    • Aliviar los espasmos de la vejiga
Beba de 6 a 8 tazas (de 8 onzas) de líquidos al día.