In English | En español
¿Prequntas sobre el cáncer?

Complicaciones gastrointestinales (PDQ®)

Versión Paciente
Actualizado: 20 de diciembre de 2013

Obstrucción intestinal



Una obstrucción intestinal es un bloqueo del intestino grueso o delgado por otra causa que no sea impacción fecal.

Las obstrucciones intestinales (bloqueos) impiden el movimiento de la materia fecal a través del intestino delgado o grueso. Esto puede obedecer a cambios físicos o afecciones que impiden que los músculos intestinales se muevan normalmente. El intestino puede estar parcial o totalmente bloqueado. La mayor parte de las obstrucciones se presentan en el intestino delgado.

Cambios físicos

  • El intestino se puede retorcer o formar un lazo, cerrarse y atrapar la materia fecal.
  • La inflamación, el tejido cicatrizal por una cirugía y las hernias pueden estrechar mucho el intestino.
  • Los tumores que dentro o fuera del intestino pueden hacer que este se obstruya parcial o totalmente.

Si los intestinos se bloquean por causas físicas, esto puede impedir el flujo sanguíneo a las partes bloqueadas. Se debe restablecer el flujo sanguíneo o los tejidos afectados pueden morir.

Afecciones que afectan el músculo intestinal

Los cánceres más comunes que ocasionan obstrucciones intestinales son los cánceres del colon, estómago y ovario.

Otros cánceres, como el de pulmón y los cánceres de mama, y el melanoma, se pueden diseminar hasta el abdomen y producir una obstrucción intestinal. Los pacientes sometidos a cirugía del abdomen o radioterapia dirigida al abdomen tienen un riesgo más alto de obstrucción intestinal. Las obstrucciones intestinales son más comunes durante los estadios avanzados del cáncer.

La evaluación incluye un examen físico y pruebas de imágenes.

Para diagnosticar una obstrucción intestinal se pueden llevar a cabo las siguientes pruebas y procedimientos:

  • Examen físico : un examen del cuerpo para revisar signos generales de salud, como enfermedad, masas o cualquier otra cosa que parezca inusual. El doctor revisará si el paciente tiene dolor abdominal, vómitos o cualquier movimiento de gases o materia fecal en el intestino.

  • Recuento sanguíneo completo (RSC): procedimiento para el que se extrae una muestra de sangre y se analiza para lo siguiente:

  • Panel de electrolitos : examen de sangre que mide la concentración de electrolitos, como sodio, potasio y cloruro.

  • Análisis de orina : análisis para verificar el color de la orina y sus contenidos, como azúcar, proteína, glóbulos rojos y glóbulos blancos.

  • Radiografía del abdomen : radiografía de los órganos del interior del abdomen. Un rayo X es un tipo de haz de energía que atraviesa el cuerpo y se plasma en una película que muestra una imagen de áreas internas del cuerpo.

  • Enema de bario : serie de radiografías del tracto gastrointestinal inferior. Se introduce en el recto un líquido que contiene bario (un compuesto metálico de color plateado blancuzco). El bario reviste el tracto gastrointestinal inferior y luego se toman radiografías. Este procedimiento también se llama serie GI inferior. Esta prueba muestra la parte bloqueada del intestino.
    Ampliar
    Procedimiento con enema de bario; muestra la inserción del bario líquido en el recto que fluye hasta el colon. El recuadro interior muestra la imagen de un paciente en camilla al que se le administra una enema de bario.
    Procedimiento con enema de bario. El paciente se acuesta en una camilla de rayos X, se le inserta el bario líquido por el recto el cual fluye hasta el colon. Se toman radiografías en busca de anomalías.

El tratamiento es diferente para la obstrucción intestinal aguda o crónica.

Obstrucción intestinal aguda

La obstrucción intestinal aguda se presenta de repente, pude no haberse presentado antes y no dura mucho tiempo. El tratamiento puede incluir los siguientes procedimientos:

  • Tratamiento para la restitución de líquidos: tratamiento para reintroducir la cantidad normal de líquidos en el cuerpo. Se pueden administrar líquidos intravenosos (IV) y se pueden recetar medicinas.
  • Corrección de electrolitos: tratamiento para obtener las cantidades correctas de sustancias químicas en la sangre, como sodio, potasio y cloruro. Se pueden administrar líquidos con electrolitos mediante infusión.
  • Transfusión de sangre: procedimiento mediante el que una persona recibe una infusión de sangre completa o de componentes de la sangre.
  • Sonda nasogástrica o colorrectal: se introduce una sonda nasogástrica a través de la nariz y el esófago hacia el estómago. Se introduce una sonda colorrectal a través del recto hacia el colon. Esto se realiza para disminuir la inflamación, extraer la acumulación de líquidos y gases y aliviar la presión.
  • Cirugía: se puede realizar una cirugía para aliviar la obstrucción si esta causa síntomas graves que no se alivian con otros tratamientos.

Los pacientes con síntomas que continúan empeorando se someterán a exámenes de seguimiento para verificar la presencia de signos y síntomas de crisis y asegurar que la obstrucción no empeore.

Obstrucción intestinal crónica maligna

Las obstrucciones intestinales crónicas empeoran con el tiempo. Los pacientes de cáncer avanzado pueden tener obstrucciones intestinales crónicas que no se pueden solucionar con cirugía. El intestino puede estar bloqueado o más estrecho en más de un lugar o el tumor puede ser demasiado grande para extirparlo por completo. Los tratamientos incluyen los siguientes procedimientos:

  • Cirugía: se elimina la obstrucción para aliviar el dolor y mejorar la calidad de vida del paciente.
  • Endoprótesis: se introduce un tubo de metal en el intestino para abrir el área bloqueada.
  • Sonda de gastrostomía: se introduce una sonda a través de la pared del abdomen directamente hacia el estómago. La sonda de gastrostomía puede aliviar la acumulación de líquido y aire en el estómago, y permitir la administración directa de medicamentos y líquidos hacia el estómago. También se puede añadir a la sonda de gastrostomía una bolsa de drenaje con una válvula. Cuando la válvula está abierta, el paciente puede comer o beber por la boca, y los alimentos drenan directamente hacia la bolsa. Esto le permite al paciente probar el gusto de los alimentos y mantener la boca húmeda. Se evita proporcionar alimentos sólidos porque pueden obstruir la sonda y la bolsa de drenaje.
  • Medicinas: inyecciones o infusiones de medicinas para el dolor, las náuseas y los vómitos, o para vaciar los intestinos. Esto se puede recetar a pacientes que no se pueden ayudar con una sonda o una bolsa de gastrostomía.