In English | En español
¿Preguntas sobre el cáncer? 1-800-422-6237

Delirio (PDQ®)

  • Actualizado: 14 de mayo de 2013

Opciones

  • Imprimir página
  • Imprimir documento
  • Ver documento
  • Enviar este documento

Efectos del delirio en el paciente, la familia y los proveedores de atención de la salud



El delirio causa cambios en el paciente que pueden afectar la familia y las personas a cargo del paciente.

El delirio puede ser peligroso para el paciente si este le afecta el juicio. El delirio puede hacer que el paciente se conduzca de modo poco habitual. Incluso un paciente callado o calmado, puede tener un cambio de ánimo repentino o volverse agitado y necesitar más atención.

El delirio puede afectar a la familia y a las personas a cargo del paciente. Cuando el paciente se agita, los familiares a menudo piensan que tiene dolor, pero pueden estar equivocados. Aprender las diferencias entre los síntomas de delirio y de dolor puede ayudar a la familia y las personas a cargo del paciente a entender la cantidad de medicina que se necesita. Los proveedores de atención de la salud pueden ayudar a la familia y las personas que atienden al paciente a identificar estas diferencias.

El delirio puede afectar la salud física y la comunicación.

Los pacientes con delirio:

  • Tienen más probabilidades de caerse.
  • A veces no pueden controlar la vejiga o los intestinos.
  • Es más probable que se deshidraten (al tomar muy poca agua para mantenerse sanos.

A menudo necesitan estar más tiempo en el hospital que los pacientes sin delirio.

El estado mental de confusión de estos pacientes puede llevarlos a:

  • Ser incapaces de hablar sobre sus necesidades y sentimientos con los familiares y las personas que los atienden.
  • Ser incapaces de tomar decisiones sobre la atención.

Esto hace más difícil para los proveedores de atención de la salud evaluar los síntomas del paciente. La familia puede necesitar tomar decisiones por el paciente.