¿Prequntas sobre el cáncer?

Linfedema (PDQ®)

Versión para pacientes
Índice

Información general sobre el linfedema

El linfedema es la acumulación de líquido en los tejidos blandos del cuerpo cuando el sistema linfático está dañado o bloqueado.

El linfedema se presenta cuando el sistema linfático está dañado o bloqueado. El líquido se acumula en los tejidos blandos del cuerpo y causa hinchazón. Se trata de un problema habitual que se puede deber al cáncer o al tratamiento de cáncer. Por lo general, el linfedema afecta un brazo o una pierna, pero también puede afectar otras partes del cuerpo. El linfedema puede causar problemas físicos, psicológicos y sociales a largo plazo en los pacientes.

El sistema linfático está constituido por una red de vasos linfáticos, tejidos y órganos que transportan la linfa por todo el cuerpo.

Las siguientes son las partes del sistema linfático que desempeñan una función directa en el linfedema:

  • Linfa: líquido transparente que contiene linfocitos (glóbulos blancos) que combaten las infecciones y la formación de tumores. La linfa también contiene plasma, la parte acuosa de la sangre que transporta las células sanguíneas.
  • Vasos linfáticos: red de tubos delgados que recogen linfa de diferentes partes del cuerpo y la devuelven al torrente sanguíneo.
  • Ganglios linfáticos: estructuras pequeñas, en forma de frijol que filtran la linfa y almacenan los glóbulos blancos que ayudan a combatir infecciones y enfermedades. Los ganglios linfáticos están ubicados a lo largo de la red de vasos linfáticos de todo el cuerpo. Se encuentran racimos de ganglios linfáticos en la axila, la pelvis, el cuello, el abdomen y la ingle.

El bazo, el timo, las amígdalas y la médula ósea también forman parte del sistema linfático, pero no desempeñan una función directa en el linfedema.

Lymph system
Anatomía del sistema linfático: se muestran los vasos linfáticos y los órganos linfáticos, incluso los ganglios linfáticos, las amígdalas, el timo, el bazo y la médula ósea. La linfa (líquido claro) y los linfocitos se desplazan a través de los vasos linfáticos y entran en los ganglios linfáticos donde los linfocitos destruyen las sustancias nocivas. La linfa entra en la sangre a través de una vena grande cerca del corazón.


El linfedema se presenta cuando la linfa no puede circular por el cuerpo como debe.

Cuando el sistema linfático funciona como debe, la linfa circula por el cuerpo y es devuelta al torrente sanguíneo.

  • El líquido y el plasma se fuga fuera de los capilares (los vasos sanguíneos más pequeños) y circula alrededor de los tejidos del cuerpo para que las células puedan absorber los nutrientes y el oxígeno.
  • Parte de este líquido vuelve al torrente sanguíneo. El resto del líquido entra en el sistema linfático a través de vasos linfáticos diminutos. Estos vasos linfáticos toman la linfa y la envían hacia el corazón. La linfa se mueve lentamente a través de vasos linfáticos cada vez más grandes y pasa a través de los ganglios linfáticos, donde se filtran los desechos de la linfa.
  • La linfa sigue circulando por el sistema linfático y se acumula cerca del cuello, luego circula hacia uno de dos grandes conductos:
    • El conducto linfático derecho acumula la linfa del brazo derecho y el lado derecho de la cabeza y el pecho.
    • El conducto linfático izquierdo acumula la linfa de ambas piernas, el brazo izquierdo y el lado izquierdo de la cabeza y el pecho.
  • Estos conductos grandes desembocan en las venas debajo de las clavículas que llevan la linfa hasta el corazón y desde allí se devuelve al torrente sanguíneo.

Cuando una parte del sistema linfático está dañada o bloqueada, el líquido de los tejidos del cuerpo cercanos no puede drenar. El líquido se acumula en los tejidos y causa hinchazón.

Hay dos tipos de linfedema.

El linfedema puede ser primario o secundario:

  • El linfedema primario es el resultado del desarrollo anormal del sistema linfático. Los síntomas se pueden presentar en el momento del nacimiento o más adelante en la vida.
  • El linfedema secundario es el resultado de un daño en el sistema linfático. El sistema linfático se puede dañar o bloquear por una infección, una lesión, cáncer, extracción de los ganglios linfáticos, radiación dirigida al área afectada o por cicatrices en el tejido por la radioterapia o la cirugía.

Este sumario se refiere al linfedema secundario en adultos que se presenta por un cáncer o un tratamiento de cáncer.

Entre los signos posibles de linfedema se incluyen hinchazón de los brazos o las piernas.

Otras afecciones pueden causar los mismos síntomas. Se debe consultar con un médico si se presenta alguno de los siguientes problemas:

  • Hinchazón de un brazo o una pierna, que puede incluir los dedos de las manos y los pies.
  • Sensación de llenura o pesadez en un brazo o una pierna.
  • Sensación de tener la piel ajustada.
  • Problema para mover una articulación del brazo o la pierna.
  • Engrosamiento de la piel, con cambios de la piel como ampollas o verrugas o sin ellos.
  • Sensación de que la ropa, los zapatos, las pulseras, los relojes o los anillos ajustan más.
  • Picazón en las piernas o los dedos de los pies.
  • Sensación de quemadura en las piernas.
  • Problemas para dormir.
  • Pérdida de cabello.

El linfedema puede afectar las actividades diarias y la capacidad de trabajar y disfrutar de las aficiones.

Estos síntomas se pueden presentar de forma rápida o lenta si hay una infección o una lesión en el brazo o la pierna.

El cáncer y su tratamiento representan factores de riesgo del linfedema.

El linfedema se puede presentar después de algún cáncer o tratamiento que afecta el flujo de la linfa a través de los ganglios linfáticos, tal como la extracción de ganglios linfáticos. Se puede presentar a los pocos días después de empezar el tratamiento o muchos años después del mismo. La mayoría de los linfedemas se presenta en un plazo de tres años después de la cirugía. Los factores de riesgo del linfedema son los siguientes:

  • Extracción de los ganglios linfáticos de la axila, la ingle, la pelvis o el cuello, o radiación dirigida a estos. El riesgo de linfedema aumenta con el número de ganglios linfáticos afectados. Hay menos riesgo cuando se extraen solo los ganglios linfáticos centinela (el primer ganglio linfático que recibe drenaje linfático desde un tumor).
  • Tener exceso de peso u obesidad.
  • Cicatrización lenta de la piel después de la cirugía.
  • Tumor que afecta o bloquea el conducto linfático izquierdo o los ganglios o vasos linfáticos del cuello, el pecho, la axila, la pelvis o el abdomen.
  • Cicatrices en los conductos linfáticos debajo de las clavículas por causa de una cirugía o radiación.

El linfedema se presenta a menudo en los pacientes de cáncer de mama a los que se le extirpó toda la mama o parte de ella, y se les extirpó los ganglios linfáticos de una axila. El linfedema en las piernas se suele presentar después de la cirugía por cáncer uterino cáncer de próstata, linfoma o melanoma. También se puede presentar con cáncer de vulva o cáncer de ovario.

Para diagnosticar el linfedema, se utilizan pruebas en las que se examina el sistema linfático.

Es importante asegurarse de que no hay ninguna otra causa de la hinchazón, como infección o coágulos de sangre. Para diagnosticar el linfedema se pueden utilizar las siguientes pruebas y procedimientos:

  • Examen físico y antecedentes: examen del cuerpo para chequear los signos generales de salud, incluso verificar si hay signos de enfermedad, como masas o cualquier otra cosa que parezca anormal. También se toman los antecedentes de los hábitos de salud del paciente, así como los antecedentes médicos de sus enfermedades y tratamientos anteriores.
  • Linfocentellografía: método que se usa para producir imágenes (que se llaman gammagrafías) del sistema linfático para verificar si hay bloqueos o cualquier otra cosa que parezca extraña. Se inyecta una sustancia radiactiva bajo la piel, entre el primer y segundo dedo de cada mano o pie. Los vasos linfáticos absorben la sustancia y un escáner la detecta. El escáner toma imágenes del flujo de la sustancia a través del sistema linfático que se pueden ver en el monitor de una computadora.
  • IRM (imágenes por resonancia magnética): procedimiento para el que se usa un imán, ondas de radio y una computadora para crear imágenes detalladas de áreas internas del cuerpo. Este procedimiento también se llama imágenes por resonancia magnética nuclear (IRMN).

Por lo general, se mide el brazo o la pierna hinchada y se compara con el otro brazo o la otra pierna. Se toman las mediciones periódicamente para determinar si el tratamiento es eficaz.

También se usa un sistema de grados para diagnosticar y describir el linfedema. Los grados 1, 2, 3 y 4 se basan en el tamaño del miembro afectado y en la gravedad de los signos y síntomas.

Para describir el linfedema, se pueden usar estadios.

  • Estadio I: el miembro (brazo o pierna) se hincha y se siente pesadez. La presión en el área hinchada deja una marca sobre la piel (hendidura). En este estadio, el linfedema puede desaparecer sin tratamiento.
  • Estadio II: el miembro está hinchado y se siente como una esponja. Se puede presentar una afección que se llama fibrosis tisular que hace que el miembro se sienta duro. La presión en el área hinchada no deja una marca en la piel.
  • Estadio III: es el estadio más avanzado. El miembro hinchado puede ser muy grande. El linfedema en estadio III se presenta con poca frecuencia en los pacientes de cáncer de mama. El estadio III también se llama elefantiasis linfostática.

Manejo del linfedema

Los pacientes deben tomar medidas para prevenir el linfedema o para evitar que empeore.

Tomar medidas preventivas puede impedir que se presente linfedema. Los proveedores de atención de la salud pueden enseñar a los pacientes a prevenir el linfedema y atenderlo en el hogar. Si se presenta un linfedema, se pueden tomar las siguientes medidas para evitar que empeore.

Las medidas preventivas incluyen las siguientes:

Avisar al proveedor de atención de la salud inmediatamente después de notar síntomas de linfedema.

Consultar la sección Información general para obtener información sobre los síntomas que puede causar un linfedema. Avisar al médico inmediatamente si se tiene alguno de esos síntomas. La probabilidad de mejorar la afección es mejor si el tratamiento empieza temprano. El linfedema que se deja sin tratar puede causar problemas que no se pueden hacer retroceder.

Mantener la piel y las uñas limpias y cuidadas para prevenir infecciones.

Las bacterias pueden ingresar en el cuerpo a través de un corte, un rasguño, una picadura de insecto u otra lesión en la piel. El líquido que el linfedema atrapa en los tejidos del cuerpo hace más fácil que las bacterias crezcan y causen infecciones. Observar si hay signos de infección como enrojecimiento, dolor, hinchazón, calor, fiebre o rayas rojas debajo de la superficie de la piel. Llamar inmediatamente al médico si aparece cualquiera de esos signos. La atención cuidadosa de la piel y las uñas ayuda a prevenir infecciones.

  • Usar cremas o lociones para mantener la piel húmeda.
  • Tratar pequeños cortes o desgarros de la piel con ungüento antibacteriano.
  • Evitar pinchazos de aguja de cualquier tipo en el miembro (brazo o pierna) con linfedema. Ello incluye inyecciones o análisis de sangre.
  • Usar un dedal para coser.
  • Evitar probar la temperatura del agua para bañarse y cocinar con el miembro con linfedema. La pierna o el brazo afectados pueden tener menos sensibilidad (tacto, temperatura, dolor) y la piel se puede quemar con agua demasiado caliente.
  • Usar guantes cuando se realizan tareas de jardinería y cocina.
  • Usar protector solar y calzado cuando se está al aire libre.
  • Cortar derechas las uñas de los pies. Consultar con un podólogo (médico de los pies) cuando sea necesario para prevenir uñas encarnadas e infecciones.
  • Mantener los pies limpios y usar calcetines de algodón.

Evitar bloquear el flujo de líquidos por el cuerpo.

Es importante mantener los líquidos del cuerpo en movimiento, especialmente a través de un área con linfedema o en áreas donde se puede presentar un linfedema.

  • No cruzar las piernas cuando se está sentado.
  • Cuando esté sentado, cambie de posición por lo menos cada 30 minutos.
  • Usar solamente adornos y ropa flojos, sin bandas o elásticos ajustados.
  • No cargar bolsas en el brazo con linfedema.
  • No usar un brazalete para medir la presión arterial en el brazo con linfedema.
  • No usar bandas elásticas o medias con bandas ajustadas.

Evitar que la sangre se acumule en el miembro afectado.

  • Mantener el miembro con linfedema más elevado que el corazón cada vez que sea posible.
  • No balancear el miembro en círculos rápidos o dejar el miembro colgando. Esto hace que la sangre se acumula en la parte inferior del brazo o la pierna.
  • No aplicar calor al miembro.

En los estudios se observó que el ejercicio cuidadosamente controlado es seguro para los pacientes con linfedema.

El ejercicio no aumenta la probabilidad de que se presente linfedema en los pacientes que tienen riesgo de linfedema. Anteriormente, se aconsejaba a estos pacientes que evitaran ejercitar el miembro afectado. En la actualidad, los estudios mostraron que el ejercicio lento y cuidadosamente controlado es seguro y hasta puede ayudar a impedir que se presente el linfedema. En los estudios también se observó que el ejercicio de la parte superior del cuerpo no aumenta el riesgo de linfedema en los sobrevivientes de cáncer de mama. (Para mayor información, consultar el tema de Ejercicio en la sección sobre Tratamiento del linfedema.)

Tratamiento del linfedema

La meta del tratamiento es controlar la hinchazón y otros problemas que causa el linfedema.

El daño al sistema linfático no se puede reparar. El tratamiento se administra para controlar la hinchazón que causa el linfedema e impedir que se presenten o empeoren otros problemas. La fisioterapia (sin medicamentos) es el tratamiento estándar. El tratamiento puede incluir una combinación de varios métodos físicos. La meta de estos tratamientos es ayudar a que el paciente continúe con sus actividades de la vida diaria, reducir el dolor y mejorar la capacidad para moverse y usar el miembro (brazo o pierna) con linfedema. Por lo general, no se usan medicamentos para el tratamiento a largo plazo del linfedema.

El tratamiento del linfedema puede incluir los siguientes abordajes:

Prendas elásticas de compresión

Las prendas elásticas de compresión están confeccionadas con tela que presiona en forma controlada diferentes partes del brazo o la pierna para ayudar a circular el líquido e impedir que se acumule. Algunos pacientes pueden necesitar que estas prendas se confeccionen a medida para que se ajusten correctamente. El uso de una prenda elástica de compresión durante el ejercicio puede ayudar a prevenir la hinchazón en el miembro afectado. Es importante usar prendas elásticas de compresión cuando se viaja en avión porque el linfedema puede empeorar en grandes altitudes. Las prendas elásticas de compresión también se llaman mangas elásticas de compresión y mangas o medias elásticas para linfedema.

Ejercicio

Tanto los ejercicios livianos como los ejercicios aeróbicos (actividad física que hace que el corazón y los pulmones trabajen más intensamente) ayudan a que los vasos linfáticos saquen la linfa del miembro afectado y a reducir la hinchazón.

  • Consultar a un terapeuta de linfedema certificado antes de empezar a hacer ejercicios.

    Los pacientes que tienen linfedema o que corren el riesgo de sufrir de linfedema deben consultar a un terapeuta de linfedema certificado antes de empezar una rutina de ejercicio. (Consultar el portal de Internet de la Asociación de Linfología de América del Norte para obtener una lista en inglés de terapeutas de linfedema certificados en los Estados Unidos.)

  • Si se presentó el linfedema, usar prendas elásticas de compresión.

    Los pacientes que tienen linfedema deben usar una prenda elástica de compresión bien ajustada durante la ejecución de todos los ejercicios que afectan el miembro o la parte del cuerpo afectados.

    Cuando no se sabe con seguridad si una mujer tiene linfedema, los ejercicios de la parte alta del cuerpo sin una prenda elástica de compresión pueden ser más útiles que no realizar ningún ejercicio. Los pacientes que no tienen linfedema no necesitan usar prendas elásticas de compresión cuando realizan ejercicios.

  • Los sobrevivientes de cáncer de mama deben empezar con ejercicios suaves de la parte superior del cuerpo e ir aumentándolos lentamente.

    En algunos estudios de sobrevivientes de cáncer de mama se observa que los ejercicios de la parte superior del cuerpo son seguros para las mujeres que tienen linfedema o que corren el riesgo de tenerlo. El levantamiento de pesas que aumenta lentamente el peso puede impedir que el linfedema empeore. El ejercicio debe comenzar a un nivel muy bajo, aumentar lentamente con el transcurso del tiempo y ser supervisado por el terapeuta de linfedema. Si el ejercicio se interrumpe durante una semana o más, debe comenzar nuevamente a un nivel bajo y aumentarse lentamente.

    Si los síntomas (como hinchazón o pesadez en el miembro) cambian o aumentan durante una semana o más, se debe consultar con el terapeuta de linfedema. Es probable que la realización de ejercicios en un nivel bajo de exigencia y aumentándolo lentamente es mejor para el miembro afectado que interrumpir por completo los ejercicios.

Se necesita realizar más estudios para determinar si el levantamiento de pesas es seguro para los sobrevivientes de cáncer con linfedema en las piernas.

Vendas

Una vez que el líquido sale del miembro hinchado, los vendajes (envolturas) pueden ayudar a prevenir que el área se vuelva a llenar de líquido. Los vendajes también ayudan a aumentar la capacidad de los vasos linfáticos de movilizar la linfa. Las vendas a veces pueden ayudar al linfedema que no mejoró con otros tratamientos.

Cuidado de la piel

La meta del cuidado de la piel es prevenir la infección e impedir que la piel se seque y se rompa. Consultar las pautas para el cuidado de la piel en la sección Manejo del linfedema.

Terapia combinada

La fisioterapia combinada es un programa que incluye masajes, vendajes, ejercicios y cuidado de la piel que administra un terapeuta capacitado. Al comienzo del programa, el terapeuta administra muchos tratamientos durante un tiempo corto para reducir la mayoría de la hinchazón en el miembro con linfedema. Luego, el paciente sigue el programa en el hogar para mantener baja la hinchazón. La terapia combinada también se llama terapia descongestiva compleja.

Dispositivo de compresión

Los dispositivos de compresión son bombas conectadas a una manga que se envuelve alrededor del brazo o la pierna y aplica presión en forma intermitente. La manga se infla y se desinfla en un ciclo cronometrado. Esta acción de bombeo puede ayudar a mover el líquido a través de los vasos linfáticos y las venas, e impedir que el líquido se acumule en el brazo o pierna. Los dispositivos de compresión pueden ser útiles cuando se agrega a la terapia combinada. El uso de estos dispositivos debe ser supervisado por un profesional capacitado porque demasiada presión puede dañar los vasos linfáticos cerca de la superficie de la piel.

Pérdida de peso

Los pacientes que tienen sobrepeso pueden mejorar el linfedema relacionado con el cáncer de mama si pierden peso.

Terapia láser

La terapia láser puede ayudar a disminuir la hinchazón y el endurecimiento de la piel que produce el linfedema después de una mastectomía. Se usa un instrumento manual que funciona con una batería para enviar rayos láser de baja potencia al área del linfedema.

Farmacoterapia

El linfedema generalmente no se trata con medicamentos. Se pueden usar antibióticos para tratar y prevenir las infecciones. Otros tipos de medicamentos, como los diuréticos o los anticoagulantes, habitualmente no son útiles y pueden empeorar el linfedema.

Cirugía

Cuando la causa del linfedema es el cáncer, se trata con muy poca frecuencia con cirugía.

Terapia de masaje

La terapia de masaje (terapia manual) para el linfedema debe comenzar con alguien especialmente entrenado para tratar el linfedema. En este tipo de masaje, se rozan, golpean y se masajean suavemente los tejidos blandos del cuerpo. Se trata de un toque muy liviano, casi como un cepillado. El masaje puede ayudar a mover la linfa fuera del área hinchada hacia un área con vasos linfáticos que funcionan bien. Se puede enseñar a los pacientes a realizar ellos mismos este tipo de terapia del masaje.

Cuando se realiza correctamente, la terapia de masaje no causa problemas médicos. No se debe aplicar masajes sobre ninguna de las siguientes áreas:

Cuando el linfedema es grave y no mejora con tratamiento, puede haber otros problemas que lo causan.

A veces, el linfedema grave no mejora con tratamiento o se presenta varios años después de la cirugía. Si no hay una razón conocida, los médicos tratarán de investigar si la causa del problema es algo más que el cáncer original o el tratamiento de cáncer, por ejemplo otro tumor.

El linfangiosarcoma es un cáncer de los vasos linfáticos poco frecuente y de crecimiento rápido. Es un problema que se presenta en algunos pacientes de cáncer de mama y aparece, en promedio, 10 años después de una mastectomía. El linfangiosarcoma empieza con lesiones de color púrpura en la piel, que pueden ser planas o levantadas. Se utiliza una exploración por TC o un procedimiento de IRM para verificar si hay un linfangiosarcoma. Por lo general, el linfangiosarcoma no se puede curar.

Ensayos clínicos en curso

Consultar la lista del NCI de estudios o ensayos clínicos sobre cuidados médicos de apoyo y cuidados paliativos que se realizan en los Estados Unidos y que actualmente aceptan participantes. Para realizar la búsqueda, usar el término en inglés lymphedema. La lista de ensayos se puede reducir aun más por lugar, medicamentos, intervención y otros criterios. Nota: los resultados obtenidos solo estarán disponibles en inglés.

Asimismo, se dispone de información general sobre ensayos clínicos en el portal de Internet del NCI.

Modificaciones a este sumario (12/20/2013)

Los sumarios del PDQ con información sobre el cáncer se revisan con regularidad y se actualizan en la medida en que se obtiene nueva información. Esta sección describe los cambios más recientes introducidos en este sumario a partir de la fecha arriba indicada.

Se incorporaron cambios editoriales en este sumario.

Información sobre este sumario del PDQ

Información sobre el PDQ

El Physician Data Query (PDQ) es la base de datos integral del Instituto Nacional del Cáncer (NCI) que contiene información completa sobre el cáncer. La base de datos del PDQ incluye sumarios de la última información publicada sobre la prevención, detección, genética, tratamiento, cuidados médicos de apoyo, y medicina complementaria y alternativa relacionada con el cáncer. La mayoría de los sumarios se presentan en dos versiones. Las versiones para profesionales de la salud tienen información detallada escrita en lenguaje técnico. Las versiones para pacientes se escriben en un lenguaje fácil de comprender, que no es técnico. Ambas versiones tienen información sobre el cáncer que es exacta y actualizada. Además, las versiones también están disponibles en inglés.

El PDQ es uno de los servicios del NCI. El NCI forma parte de los Institutos Nacionales de la Salud (NIH). El NIH es el centro principal de investigación biomédica del gobierno federal. Los sumarios del PDQ se basan en una revisión independiente de la literatura médica. No son declaraciones de políticas del NCI o el NIH.

Propósito de este sumario

Este sumario del PDQ con información sobre el cáncer contiene información actualizada sobre las causas y el tratamiento del linfedema. Tiene como objetivo informar y ayudar a los pacientes, las familias y las personas a cargo de pacientes. No provee pautas o recomendaciones formales para la toma de decisiones relacionadas con la atención de la salud.

Revisores y actualizaciones

Los Consejos Editoriales redactan los sumarios de información sobre el cáncer del PDQ y los actualizan. Estos Consejos están compuestos por expertos en el tratamiento del cáncer y otras especialidades relacionadas con este. Los sumarios se revisan regularmente y se les incorporan cambios a medida que se obtiene nueva información. La fecha de cada sumario ("Actualizado") indica la fecha del cambio más reciente.

La información en este sumario para pacientes se tomó de la versión para profesionales de la salud, que el Consejo Editorial sobre Cuidados Médicos de Apoyo del PDQ revisa con regularidad y actualiza cuando es necesario.

Información sobre ensayos clínicos

Un estudio o ensayo clínico es un estudio para responder a una pregunta científica; por ejemplo, si un tratamiento es mejor que otro. Los ensayos se basan en estudios anteriores y lo se aprendió en el laboratorio. Cada ensayo responde a ciertas preguntas científicas dirigidas a encontrar maneras nuevas y mejores de ayudar a los pacientes de cáncer. Durante los ensayos clínicos de tratamiento, se recoge información acerca de los efectos de un tratamiento nuevo y su eficacia. Si un ensayo clínico indica que un tratamiento nuevo es mejor que el tratamiento estándar, el tratamiento nuevo se puede convertir en "estándar". Los pacientes deberían considerar participar en un ensayo clínico. Algunos ensayos clínicos están abiertos solo a los pacientes que no han comenzado un tratamiento.

La lista en inglés de ensayos clínicos del PDQ están disponibles en línea en el portal de Internet del NCI. La lista de muchos médicos que participan en ensayos clínicos también se encuentra en el PDQ. Para mayor información, llamar al Servicio de información sobre cáncer al 1-800-4-CANCER (1-800-422-6237).

Permisos para el uso de este sumario.

PDQ es una marca registrada. Aunque el contenido de los documentos del PDQ se puede usar libremente como texto, este no se puede identificar como un sumario de información sobre cáncer del PDQ del NCI, a menos que se reproduzca en su totalidad y se actualice con regularidad. Sin embargo, se permitirá que un usuario tendría permiso para escribir una oración como "El sumario de información sobre el cáncer del PDQ del NCI sobre la prevención del cáncer de mama indica los siguientes riesgos: "[incluir extracto del sumario]".

El formato preferido para citar un sumario del PDQ es el siguiente:

National Cancer Institute: PDQ® Linfedema. Bethesda, MD: National Cancer Institute. Última actualización: <MM/DD/YYYY>. Disponible en: http://cancer.gov/espanol/pdq/cuidados-medicos-apoyo/linfedema/Patient. Fecha de acceso: <MM/DD/YYYY>.

Las imágenes que aparecen en los sumarios del PDQ se usan con permiso de los autores, artistas o la casa editorial para su sola inclusión en los sumarios del PDQ. El permiso para usar imágenes fuera del contexto de información del PDQ se debe obtener del propietario; el Instituto Nacional del Cáncer no lo puede otorgar. Para mayor información sobre el uso de las gráficas en este sumario, así como muchas otras imágenes relacionadas con el cáncer, consultar el enlace Visuals Online. Visuals Online es una colección de más de 2.000 imágenes científicas.

Cláusula sobre el descargo de responsabilidad

No se debe usar la información contenida en estos sumarios para tomar decisiones acerca del reembolso de seguros. Para mayor información sobre cobertura de seguros, consultar la página Información económica, legal y de seguro médico, disponible en Cancer.gov.

Para mayor información

En Cancer.gov/espanol se ofrece más información sobre cómo comunicarse o recibir ayuda en la página ¿En qué podemos ayudarle?. Las preguntas también se pueden enviar por correo electrónico utilizando el Formulario de comunicación.

Preguntas u opiniones sobre este sumario

Si tiene preguntas o algún comentario sobre este sumario, por favor envíelas a través del formulario de opinión disponible en nuestro portal de Internet, Cancer.gov/espanol.

Obtenga más información del NCI

Llame al 1-800-4-CANCER

Para obtener más información, las personas que residen en los Estados Unidos pueden llamar gratis al Servicio de Información del Instituto Nacional del Cáncer (NCI) al 1-800-4-CANCER (1-800-422-6237), de lunes a viernes de 8:00 a. m. a 8:00 p. m, hora del Este. Un especialista en información sobre el cáncer estará disponible para responder a sus preguntas.

Escríbanos

Para obtener información del NCI, sírvase escribir a la siguiente dirección:

  • NCI Public Inquiries Office
  • 9609 Medical Center Dr.
  • Room 2E532 MSC 9760
  • Bethesda, MD 20892-9760

Busque en el portal de Internet del NCI

El portal de Internet del NCI provee acceso en línea a información sobre el cáncer, ensayos clínicos, y otros portales de Internet u organizaciones que ofrecen servicios de apoyo y recursos para los pacientes con cáncer y sus familias. Para una búsqueda rápida, use la casilla de búsqueda en la esquina superior derecha de cada página Web. Los resultados de una gama amplia de términos buscados incluirán una lista de las “Mejores Opciones,” páginas web que son escogidas de forma editorial que se asemejan bastante al término que usted busca.

Hay muchos lugares donde las personas pueden obtener materiales e información sobre tratamientos para el cáncer y servicios. Los hospitales pueden tener información sobre instituciones o regionales que ofrecen información sobre ayuda financiera, transporte de ida y vuelta para recibir tratamiento, atención en el hogar y sobre cómo abordar otros problemas relacionados con el tratamiento del cáncer.

Publicaciones

El NCI tiene folletos y otros materiales para pacientes, profesionales de la salud y el público en general. Estas publicaciones describen los diferentes tipos de cáncer, los métodos para tratarlo, pautas para hacerle frente e información sobre ensayos clínicos. Algunas publicaciones proveen información sobre las diferentes pruebas de detección del cáncer, sus causas y cómo prevenirlo, además de estadísticas e información sobre actividades de investigación llevadas a cabo en el NCI. Los materiales del NCI sobre estos y otros temas, se pueden solicitar en línea al Servicio de Localización de Publicaciones del Instituto Nacional del Cáncer (National Cancer Institute Publications Locator) o imprimirse directamente. Estos materiales también se pueden solicitar con una llamada gratuita al Servicio de Información sobre el Cáncer del Instituto Nacional del Cáncer (National Cancer Institute's Cancer Information Service) al 1-800-4-CANCER (1-800-422-6237).

  • Actualización: 20 de diciembre de 2013