In English | En español
¿Preguntas sobre el cáncer? 1-800-422-6237

Exámenes de detección del cáncer de estómago (gástrico) (PDQ®)

  • Actualizado: 9 de mayo de 2014

Opciones

  • Imprimir página
  • Imprimir documento
  • Ver documento
  • Enviar este documento

Exámenes de detección del cáncer de estómago (gástrico)



Hay pruebas que se usan para detectar diferentes tipos de cáncer.

Algunos exámenes de detección se usan porque han mostrado ser útiles para encontrar cánceres en estadio temprano y disminuir la probabilidad de morir por estos. Hay otros exámenes que se usan porque mostraron que pueden encontrar cáncer en algunas personas; sin embargo, no se ha comprobado en estudios o ensayos clínicos que su uso disminuya el riesgo de morir por cáncer.

Los científicos estudian los exámenes de detección para identificar los que tienen menos riesgos y más beneficios. Los ensayos de exámenes de detección del cáncer también tienen el propósito de mostrar si la detección temprana (encontrar el cáncer antes de que cause síntomas) disminuye la probabilidad de que una persona muera por la enfermedad. Para algunos tipos de cáncer, la probabilidad de recuperación es mayor si la enfermedad se encuentra y se trata en un estadio temprano.

En muchas partes del país, se realizan estudios o ensayos clínicos en los que se estudian métodos de detección del cáncer. Para mayor información en inglés sobre ensayos clínicos en curso, consulte el portal de Internet del NCI.

No hay un examen de detección estándar o de rutina para el cáncer de estómago.

Se han estudiado varios tipos de exámenes de detección para encontrar cáncer de estómago en un estadio temprano. Los siguientes son los exámenes de detección:

  • Fotofluorografía del tránsito esofagogastroduodenal: serie de rayos X del esófago y el estómago. El paciente toma un líquido que contiene bario (un compuesto metálico, blanco plateado), que cubre el esófago y el estómago en la medida en que se ingiere. Se toman fotografías de las imágenes por rayos X. Estas se procesan para facilitar la observación de los órganos y, luego, crear una película que hace posible ver el movimiento de los órganos sin exponer al paciente a más radiación.

  • Endoscopia superior: procedimiento para observar el interior del esófago, el estómago y el duodeno (la primera parte del intestino delgado) a fin de determinar si hay áreas anormales. Se introduce un endoscopio por la boca, pasando por la garganta, hasta el esófago. Un endoscopio es un instrumento delgado, en forma de tubo, con una luz y una lente para observar. También puede tener una herramienta para extirpar tejido, que se examina al microscopio a fin de determinar si hay signos de cáncer.
    Ampliar
    Endoscopia superior; muestra un endoscopio insertado a través de la boca y el esófago hacia el estómago. El recuadro muestra al paciente en una camilla haciéndose una endoscopia superior.
    Endoscopia superior. Un tubo delgado con iluminación se inserta por la boca para identificar áreas anormales en el esófago, el estómago y la primera parte del intestino delgado.

  • Concentraciones de pepsinógeno sérico: prueba para medir las concentraciones de pepsinógeno en la sangre. Las concentraciones bajas de pepsinógeno son un signo de atrofia gástrica crónica, la cual puede producir cáncer de estómago.

En algunos estudios, se mostró que los exámenes de detección del cáncer de estómago mediante estas pruebas en un gran número de personas no disminuyeron el riesgo de morir por esta enfermedad.

Son necesarios más estudios para determinar si vale la pena someter a exámenes de detección a los estadounidenses con riesgo alto de cáncer de estómago. Los científicos piensan que las siguientes personas con ciertos factores de riesgo se pueden beneficiar de los exámenes de detección del cáncer de estómago :