In English | En español
¿Preguntas sobre el cáncer? 1-800-422-6237

Grados de comprobación científica de los estudios de investigación sobre detección y prevención del cáncer (PDQ®)

  • Actualizado: 16 de octubre de 2014

Opciones

  • Imprimir página
  • Imprimir documento
  • Ver documento
  • Enviar este documento

Introducción

El Consejo Editorial sobre Detección y Prevención resume su comprensión de grado de los datos probatorios por la magnitud del efecto (incluso riesgos absolutos y relativos) tanto para las ventajas como para los perjuicios de realizar intervenciones de detección y prevención del cáncer. El Consejo Editorial utiliza la expresión “Grado de comprobación científica" para referirse a la certidumbre de su cálculo de los efectos en la salud de la intervención en cuestión.

Hay una variedad de grados de comprobación para apoyar cada sumario de detección o prevención del PDQ. Los datos probatorios que indican, dentro de una gama restringida, la dirección y magnitud del efecto sobre en resultados en materia de salud se denominan datos probatorios “sólidos". Los datos probatorios que permiten un cálculo de la dirección y la magnitud de los resultados en materia de salud dentro de una más amplia gama, pero que todavía permiten un cálculo razonablemente seguro, se denominan “razonables". Los datos probatorios que no permiten ningún cálculo o solo un cálculo que es muy amplio se denominan “inadecuados”.

El grado de comprobación más alto (“sólido") se obtiene a partir de varios ensayos aleatorizados controlados (EAC) bien diseñados y bien conducidos en entornos generalizables con poblaciones generalizables que notifican datos probatorios acerca tanto de las ventajas como de los perjuicios. Sin embargo, no siempre es práctico realizar tales ensayos para abordar cada interrogante en el campo de la detección y la prevención. Por lo tanto, el Consejo editorial del PDQ sí considera los datos probatorios “razonables" en el cálculo de las ventajas y los perjuicios de una intervención en la población general. Cuando los datos probatorios de los beneficios o los perjuicios de una intervención son “inadecuados", el Consejo expresa este resultado.

El Consejo Editorial del PDQ evalúa los datos probatorios en dos pasos. El primer paso es describir los datos probatorios dentro de cinco dominios (véase abajo); el segundo es juzgar el “grado" general de los datos probatorios como "sólido", "razonable" o "inadecuado". El Consejo conduce el mismo proceso por separado para los beneficios y los perjuicios posibles de cada intervención. El Consejo Editorial del PDQ no evalúa explícitamente el "beneficio neto" (es decir, beneficios menos perjuicios) de las intervenciones, ni formula recomendaciones.

El asunto en cuestión para el Consejo es determinar la dirección y la magnitud de los efectos importantes en la salud a raíz de la introducción de la intervención en la población general. Esta es una cuestión de efectividad más que de eficacia sola, y el Consejo busca datos probatorios tanto acerca de la efectividad como de la eficacia. Cuando solo se dispone de datos probatorios sobre la eficacia, el Consejo debe juzgar la incertidumbre adicional al calcular los efectos sanitarios reales de la ejecución generalizada.