English
¿Preguntas sobre el cáncer? 1-800-422-6237
  • Ver el documento completo
  • Imprimir
  • Enviar por correo electrónico
  • Facebook
  • Twitter
  • Google+
  • Pinterest

Exámenes de detección del cáncer de hígado (hepatocelular) (PDQ®)

Exámenes de detección del cáncer de hígado (hepatocelular)

Hay pruebas que se usan para detectar diferentes tipos de cáncer.

Algunos exámenes de detección se usan porque han mostrado ser útiles para encontrar cánceres temprano y disminuir la probabilidad de morir por estos. Hay otros exámenes que se usan porque mostraron que pueden encontrar cáncer en algunas personas; sin embargo, no se ha comprobado en ensayos clínicos que su uso disminuya el riesgo de morir por cáncer.

Los científicos estudian los exámenes de detección para identificar los que tienen menos riesgos y más beneficios. Los ensayos de exámenes de detección del cáncer también tienen el propósito de mostrar si la detección temprana (encontrar el cáncer antes de que cause síntomas) disminuye la probabilidad de que una persona muera por la enfermedad. Para algunos tipos de cáncer, la probabilidad de recuperación es mayor si la enfermedad se encuentra y se trata en un estadio temprano.

En muchas partes del país, se realizan ensayos o estudios clínicos en los que se estudian métodos de detección del cáncer. Para mayor información en inglés sobre ensayos clínicos en curso, consulte el portal de Internet del NCI.

No hay una prueba de detección estándar o de rutina para el cáncer de hígado.

Aunque no hay un examen de detección estándar o de rutina para el cáncer de hígado, se han estudiado o usado los siguientes exámenes para identificarlo:

Ecografía

La ecografía es un procedimiento en el que se hacen rebotar ondas sonoras de alta energía (ultrasonido) en el hígado y producen ecos. Estos ecos forman una imagen del hígado que se llama ecograma. Se puede imprimir la imagen para observarla más tarde.

Exploración por tomografía computarizada

La exploración por tomografía computarizada (TC) es un procedimiento en el que se toman series de imágenes detalladas del hígado desde diferentes ángulos. Las imágenes son creadas por una computadora conectada a una máquina de rayos X. Se puede ingerir un tinte o inyectarlo en una vena para hacer que el hígado se destaque con mayor claridad. Este procedimiento también se llama exploración por TAC o tomografía computarizada.

Marcadores tumorales

Los marcadores tumorales, que también se llaman biomarcadores, son sustancias producidas por el tumor que se pueden encontrar en la sangre, otros líquidos del cuerpo o los tejidos. Una concentración elevada de un marcador tumoral específico puede indicar la presencia de cierto tipo de cáncer en el cuerpo.

La alfafetoproteína (AFP) es el marcador tumoral que se usa más ampliamente para detectar el cáncer de hígado. Sin embargo, otros cánceres y algunos estados y afecciones, incluso el embarazo, la hepatitis y otros tipos de cáncer, también pueden aumentar las concentraciones de AFP.

Están en estudio marcadores tumorales específicos que pueden ayudar a la detección temprana del cáncer de hígado.

Para mayor información en inglés sobre ensayos clínicos en curso, consulte el portal de Internet del NCI.

  • Actualización: 10 de julio de 2014