In English | En español
¿Prequntas sobre el cáncer?

Cáncer de páncreas: Tratamiento (PDQ®)

Versión Profesional De Salud
Actualizado: 25 de marzo de 2014

Información general sobre el cáncer de páncreas

Incidencia y mortalidad
Factores de riesgo
Anatomía
Características clínicas
Evaluación diagnóstica y estadificación
        Imaginología
        Citología peritoneal
        Marcadores tumorales
Pronóstico y supervivencia
Terapia paliativa

Este sumario proporciona información sobre el tratamiento del cáncer de páncreas exocrino. Los siguientes son otros sumarios del PDQ que contienen información relacionada con el cáncer de páncreas:

Incidencia y mortalidad

Cálculo del número de casos nuevos y defunciones por cáncer de páncreas en los Estados Unidos en 2014:[1]

  • Casos nuevos: 46.420.
  • Defunciones: 39.590.

La incidencia del carcinoma de páncreas ha tenido un incremento significativo durante las últimas décadas y se encuentra en cuarto lugar entre las principales causas de muerte por cáncer en los Estados Unidos. A pesar de las altas tasas de mortalidad relacionadas con el cáncer de páncreas, no se comprende bien su etiología.[2]

Factores de riesgo

Los factores de riesgo del cáncer de páncreas son los siguientes:[3,4]

  • Antecedentes familiares de cáncer de páncreas.
  • Hábito de fumar cigarrillos.
  • Obesidad.
  • Pancreatitis crónica.
Anatomía



Por lo general, los cánceres de páncreas se identifican según el sitio comprometido en el páncreas. Los abordajes quirúrgicos difieren según se encuentren masas en la cabeza, el cuerpo, la cola o el gancho del páncreas.

Características clínicas

Los síntomas del cáncer de páncreas dependen del sitio del tumor en el páncreas y del grado de compromiso tumoral.

En los estadios tempranos del cáncer de páncreas no hay muchos síntomas perceptibles. A medida que el cáncer crece, los síntomas pueden ser los siguientes:

  • Ictericia.
  • Materia fecal de color claro u orina de color oscuro.
  • Dolor en el abdomen superior o medio, y en la espalda.
  • Pérdida de peso sin razón conocida.
  • Pérdida de apetito.
  • Fatiga.
Evaluación diagnóstica y estadificación

El cáncer de páncreas es difícil de detectar y diagnosticar por las siguientes razones:

  • No hay síntomas o signos perceptibles en los estadios tempranos de cáncer de páncreas.
  • Los signos del cáncer de páncreas, cuando están presentes, son como los de muchas otras enfermedades, como la pancreatitis o una úlcera.
  • El páncreas está oculto por otros órganos del abdomen y es difícil de visualizar con claridad en las pruebas de imágenes.

Para tratar el cáncer de páncreas de forma adecuada, es primordial evaluar si el cáncer se puede resecar.

Imaginología

El uso de tecnología de imágenes puede ayudar en el diagnóstico del cáncer de páncreas y la identificación de pacientes con enfermedad que no se puede resecar. Las siguientes son las pruebas de imaginología que se pueden usar:[5]

  • Exploración con tomografía computarizada helicoidal.
  • Exploración con imaginología por resonancia magnética.
  • Ecografía endoscópica.
  • Las técnicas mínimamente invasivas, como la laparoscopia y la ecografía laparoscópica se pueden usar para disminuir el uso de la laparotomía.[6,7]
Citología peritoneal

En una serie de casos de 228 pacientes, la citología peritoneal positiva tuvo un valor pronóstico positivo de 94%, especificidad de 98% y sensibilidad de 25% para determinar la irresecabilidad.[8]

Marcadores tumorales

No hay marcadores tumorales específicos para el cáncer de páncreas; los marcadores como el antígeno de cáncer (CA) 19-9 sérico tienen especificidad baja. La mayoría de los pacientes de cáncer de páncreas tienen un CA 19-9 elevado en el momento del diagnóstico. Después del tratamiento definitivo o durante este, el aumento de las concentraciones de CA 19-9 puede identificar a los pacientes con crecimiento tumoral evolutivo.[9][Grado de comprobación: 3iDiii] Sin embargo, la presencia de CA 19-9 normal no impide la recidiva.

Pronóstico y supervivencia

Los siguientes son los factores primarios que influyen en el pronóstico:

  • Si el tumor está localizado y se puede resecar por completo.
  • Si el tumor se diseminó hasta los ganglios linfáticos u otros sitios.

El cáncer de páncreas exocrino es curable con poca frecuencia y la tasa de supervivencia general (SG) es menor de 6%.[10]

La tasa de curación más alta se produce si el tumor está verdaderamente localizado en el páncreas; sin embargo, este estadio de la enfermedad se presenta en menos de 20% de los casos. Para los pacientes con enfermedad localizada y tumores pequeños (<2 cm) sin metástasis en los ganglios linfáticos ni diseminación más allá de la cápsula del páncreas, la resección quirúrgica completa se relaciona con una tasa de supervivencia actuarial a 5 años de 18 a 24%.[11][Grado de comprobación: 3iA]

La resección quirúrgica es la base del tratamiento curativo y proporciona un beneficio de supervivencia para los pacientes con tumores de páncreas pequeños y localizados. Los pacientes de enfermedad irresecable, metastásica o recidivante tienen menores probabilidades de beneficiarse con una resección quirúrgica.

Los tumores de páncreas son resistentes al tratamiento con quimioterapia y radiación.

Los pacientes de cáncer de páncreas en cualquier estadio se pueden considerar aptos para participar en estudios o ensayos clínicos debido a la respuesta precaria a la quimioterapia, la radioterapia y la cirugía tal como se utilizan convencionalmente.

Terapia paliativa

La paliación de los síntomas se puede lograr con un tratamiento convencional.

Las siguientes son las intervenciones paliativas que pueden mejorar la calidad de vida sin afectar la SG:[12,13]

  • Descompresión biliar quirúrgica o radiológica.
  • Alivio de la obstrucción de la salida gástrica.
  • Control del dolor.
  • Atención psicológica para hacer frente a las situaciones psicológicas potencialmente discapacitantes relacionadas con el diagnóstico y el tratamiento del cáncer de páncreas.[14]

(Para mayor información, consultar la sección Intervenciones paliativas en el sumario del PDQ sobre Dolor).

Bibliografía
  1. American Cancer Society.: Cancer Facts and Figures 2014. Atlanta, Ga: American Cancer Society, 2014. Available online. Last accessed March 26, 2014. 

  2. Silverman DT, Schiffman M, Everhart J, et al.: Diabetes mellitus, other medical conditions and familial history of cancer as risk factors for pancreatic cancer. Br J Cancer 80 (11): 1830-7, 1999.  [PUBMED Abstract]

  3. Tersmette AC, Petersen GM, Offerhaus GJ, et al.: Increased risk of incident pancreatic cancer among first-degree relatives of patients with familial pancreatic cancer. Clin Cancer Res 7 (3): 738-44, 2001.  [PUBMED Abstract]

  4. Nöthlings U, Wilkens LR, Murphy SP, et al.: Meat and fat intake as risk factors for pancreatic cancer: the multiethnic cohort study. J Natl Cancer Inst 97 (19): 1458-65, 2005.  [PUBMED Abstract]

  5. Riker A, Libutti SK, Bartlett DL: Advances in the early detection, diagnosis, and staging of pancreatic cancer. Surg Oncol 6 (3): 157-69, 1997.  [PUBMED Abstract]

  6. John TG, Greig JD, Carter DC, et al.: Carcinoma of the pancreatic head and periampullary region. Tumor staging with laparoscopy and laparoscopic ultrasonography. Ann Surg 221 (2): 156-64, 1995.  [PUBMED Abstract]

  7. Minnard EA, Conlon KC, Hoos A, et al.: Laparoscopic ultrasound enhances standard laparoscopy in the staging of pancreatic cancer. Ann Surg 228 (2): 182-7, 1998.  [PUBMED Abstract]

  8. Merchant NB, Conlon KC, Saigo P, et al.: Positive peritoneal cytology predicts unresectability of pancreatic adenocarcinoma. J Am Coll Surg 188 (4): 421-6, 1999.  [PUBMED Abstract]

  9. Willett CG, Daly WJ, Warshaw AL: CA 19-9 is an index of response to neoadjunctive chemoradiation therapy in pancreatic cancer. Am J Surg 172 (4): 350-2, 1996.  [PUBMED Abstract]

  10. Siegel R, Naishadham D, Jemal A: Cancer statistics, 2013. CA Cancer J Clin 63 (1): 11-30, 2013.  [PUBMED Abstract]

  11. Yeo CJ, Abrams RA, Grochow LB, et al.: Pancreaticoduodenectomy for pancreatic adenocarcinoma: postoperative adjuvant chemoradiation improves survival. A prospective, single-institution experience. Ann Surg 225 (5): 621-33; discussion 633-6, 1997.  [PUBMED Abstract]

  12. Sohn TA, Lillemoe KD, Cameron JL, et al.: Surgical palliation of unresectable periampullary adenocarcinoma in the 1990s. J Am Coll Surg 188 (6): 658-66; discussion 666-9, 1999.  [PUBMED Abstract]

  13. Baron TH: Expandable metal stents for the treatment of cancerous obstruction of the gastrointestinal tract. N Engl J Med 344 (22): 1681-7, 2001.  [PUBMED Abstract]

  14. Passik SD, Breitbart WS: Depression in patients with pancreatic carcinoma. Diagnostic and treatment issues. Cancer 78 (3 Suppl): 615-26, 1996.  [PUBMED Abstract]