English
¿Preguntas sobre el cáncer? 1-800-422-6237
  • Ver el documento completo
  • Imprimir
  • Enviar por correo electrónico
  • Facebook
  • Twitter
  • Google+
  • Pinterest

Timoma y carcinoma tímico: Tratamiento (PDQ®)

Información general sobre el tratamiento del timoma y el carcinoma tímico

Descripción de la enfermedad

Los timomas y los carcinomas tímicos son tumores epiteliales del timo. El término timoma generalmente se utiliza para describir neoplasias que no presentan atipia manifiesta del componente epitelial. Un tumor epitelial tímico que exhibe claramente atipia citológica y características histológicas que ya no son específicas del timo se conoce como carcinoma tímico (también conocido como timoma tipo C).[1]

Incidencia y mortalidad

Los timomas invasivos y los carcinomas tímicos son tumores relativamente poco frecuentes y juntos representan entre 0,2 y 1,5% de todas las neoplasias malignas.[2] La incidencia general del timoma es de 0,15 casos por 100.000, según los datos del National Cancer Institute Surveillance, Epidemiology and End Results (SEER) Program.[3] Los carcinomas tímicos son poco frecuentes y se notificó que constituyen solamente 0,06% de todas las neoplasias tímicas.[4] En general, los timomas son tumores de escasa malignidad, con más tendencia a la recidiva local que a la metástasis. Sin embargo, los carcinomas tímicos son típicamente invasivos con un riesgo más alto de recaída y muerte.[5,6]

Edad en el momento de presentación

La mayoría de los pacientes de timoma o carcinoma tímico tienen entre 40 y 60 años de edad.[7]

Características distintivas de la enfermedad

Se desconoce las características etiológicas de estos tipos de tumores. En alrededor de 50% de los pacientes, los timomas o los carcinomas tímicos se detectan por casualidad con una radiografía simple de tórax.[7]

Características anatómicas

De los timomas y carcinomas tímicos, 90% se presentan en el mediastino anterior.[8]Estas son las neoplasias malignas más comunes del mediastino anterior.[9]

Características histológicas

La clasificación patológica de los tumores del timo de la Organización Mundial de la Salud y el estadio se correlacionan con el pronóstico.[1] Aunque algunos tipos histológicos de timoma tienen más probabilidades de ser invasivos y de gran malignidad desde el punto de vista clínico, el resultado del tratamiento y la probabilidad de recidiva parecen correlacionarse más estrechamente con las propiedades invasivas o metastatizantes de las células tumorales.[1,10] Por lo tanto, algunos timomas que parecen ser relativamente benignos según criterios histológicos, se pueden comportar con mucha malignidad. En las evaluaciones independientes se debe combinar tanto la capacidad invasiva (utilizando un criterio de estadificación) como la histología del tumor para predecir la conducta clínica de un timoma.

El timoma y el carcinoma tímico se deben diferenciar de una variedad de neoplasias tímicas no epiteliales como las siguientes:[1,11]

  • Tumores neuroendocrinos.
  • Tumores de células germinativas.
  • Linfomas.
  • Tumores del estroma.
  • Lesiones de tipo tumoral (como la hiperplasia tímica verdadera).
  • Quiste tímicos.
  • Tumores metastásicos.
  • Cáncer de pulmón.

Características patológicas

La enfermedad autoinmunitaria relacionada con el timoma incluye una alteración en los subconjuntos de linfocitos T circulantes.[12,13] La anomalía principal de los linfocitos T parece relacionarse con la adquisición del fenotipo CD45RA+ por los linfocitos T CD4+ indiferenciados durante la timopoiesis intratumoral terminal, seguido de una exportación de estos linfocitos T CD4+ activados hacia la circulación. [14] Además de los defectos de los linfocitos T, se observó linfopenia de células B en la inmunodeficiencia relacionada con el timoma, con hipogammaglobulinemia (síndrome de Good) e infecciones oportunistas.[15,16] Los pacientes de miastenia grave relacionada con un timoma pueden producir anticuerpos contra una variedad de antígenos neuromusculares; en particular, el receptor de acetilcolina y titina, un antígeno de músculo estriado.[17,18]

Diagnóstico

Aproximadamente 50% de los timomas se diagnostican cuando se localizan dentro de una cápsula y no se infiltran.

En el momento del diagnóstico, la mayoría de los pacientes de timoma o carcinoma tímico son asintomáticos.[7] Los síntomas y signos clínicos típicos que indican una masa anterior mediastínica incluyen los siguientes:

  • Tos.
  • Dolor de pecho.
  • Signos de congestión de las vías respiratorias superiores.

Los síndromes autoinmunitarios paraneoplásicos se relacionan con un timoma y raras veces se relacionan con carcinomas tímicos.[19-21]

  • La miastenia grave es la enfermedad autoinmunitaria que más comúnmente se relaciona con un timoma. Aproximadamente entre 30 y 65% de los pacientes de timoma se diagnosticaron con miastenia grave en las series notificadas.[22,23]
  • La aplasia pura de glóbulos rojos autoinmunitaria y la hipogammaglobulinemia son los siguientes síndromes paraneoplásicos más comunes después de la miastenia grave y afectan aproximadamente a 5%, y de 5 a 10% de los pacientes de timoma, respectivamente.[8]

Otros trastornos autoinmunitarios relacionados con el timoma son los siguientes:[7,15,24]

  • Pericarditis aguda.
  • Enfermedad de Addison.
  • Agranulocitosis.
  • Alopecia areata.
  • Síndrome de Cushing.
  • Anemia hemolítica.
  • Encefalopatía límbica.
  • Miocarditis.
  • Síndrome nefrótico.
  • Parahipopituitarismo.
  • Anemia perniciosa.
  • Anemia aplásica.
  • Polimiositis.
  • Artritis reumatoide.
  • Sarcoidosis.
  • Escleroderma.
  • Radiculopatía sensitivomotora.
  • Síndrome de Sjögren.
  • Síndrome de la persona rígida.
  • Lupus eritematoso sistémico.
  • Tiroiditis.
  • Colitis ulcerosa.

Pronóstico y supervivencia

Aunque se notifica que el pronóstico oncológico de un timoma es más favorable en pacientes de miastenia grave que en pacientes sin esta,[8,25] los datos son contradictorios sobre si la presencia de miastenia grave es un factor pronóstico independiente de un desenlace mejor. Los pacientes de miastenia grave se diagnostican en un estadio más temprano de la enfermedad y con más frecuencia se someten a una resección quirúrgica completa. [25] El tratamiento con timectomía puede no mejorar significativamente la evolución de la miastenia grave relacionada con un timoma.[26,27]

El timoma se relacionó con un aumento del riesgo de segundas neoplasias malignas. En un análisis de la base del SEER sobre casos de timoma en los Estados Unidos entre 1973 y 1998, se identificaron 849 casos (incidencia general anual de 0,15 por 100.000 personas).[3] En este estudio, hubo un exceso de riesgo de linfoma no Hodgkin y de sarcomas de tejido blando.

El riesgo de una segunda neoplasia maligna no parece relacionarse con ninguno de los siguientes aspectos:[3,27,28]

  • Timectomía.
  • Radioterapia.
  • Antecedentes clínicos de miastenia grave.

El tratamiento estándar primario para pacientes con estos tipos de tumores es la resección quirúrgica, con resección en bloque para tumores invasores, cuando sea posible.[5,7,8,29] Se cuenta con opciones de tratamiento de modalidad múltiple de acuerdo con el estadio del tumor, que incluyen el uso de radioterapia y quimioterapia, con cirugía o sin esta.[7,30]

Los carcinomas tímicos tienen una mayor propensión a la invasión capsular y la metástasis que los timomas. Los pacientes se presentan más a menudo con una enfermedad en estadio avanzado, con una supervivencia a 5 años de 30 a 50%.[31] Debido a la escasez de los casos, todavía no se definió el tratamiento óptimo del carcinoma tímico. Del mismo modo que para el timoma, el tratamiento primario es la resección quirúrgica; sin embargo, se usa a menudo el tratamiento de modalidad múltiple con cirugía, radiación y quimioterapia debido al estadio más avanzado y al mayor riesgo de recaída.

Seguimiento

Debido al aumento del riesgo de segundas neoplasias malignas y al hecho de que el timoma puede recidivar después de un largo intervalo, se recomendó que la vigilancia debe ser vitalicia.[27] La medición de anticuerpos de interferón α e interleucina-2 resulta útil para identificar a pacientes con recidiva de timoma.[32]

Sumario relacionado

El siguiente es otro sumario del PDQ que contiene información relacionada con el timoma:

Bibliografía

  1. Rosai J: Histological Typing of Tumours of the Thymus. New York, NY: Springer-Verlag, 2nd ed., 1999.
  2. Fornasiero A, Daniele O, Ghiotto C, et al.: Chemotherapy of invasive thymoma. J Clin Oncol 8 (8): 1419-23, 1990. [PUBMED Abstract]
  3. Engels EA, Pfeiffer RM: Malignant thymoma in the United States: demographic patterns in incidence and associations with subsequent malignancies. Int J Cancer 105 (4): 546-51, 2003. [PUBMED Abstract]
  4. Greene MA, Malias MA: Aggressive multimodality treatment of invasive thymic carcinoma. J Thorac Cardiovasc Surg 125 (2): 434-6, 2003. [PUBMED Abstract]
  5. Ogawa K, Toita T, Uno T, et al.: Treatment and prognosis of thymic carcinoma: a retrospective analysis of 40 cases. Cancer 94 (12): 3115-9, 2002. [PUBMED Abstract]
  6. Blumberg D, Burt ME, Bains MS, et al.: Thymic carcinoma: current staging does not predict prognosis. J Thorac Cardiovasc Surg 115 (2): 303-8; discussion 308-9, 1998. [PUBMED Abstract]
  7. Schmidt-Wolf IG, Rockstroh JK, Schüller H, et al.: Malignant thymoma: current status of classification and multimodality treatment. Ann Hematol 82 (2): 69-76, 2003. [PUBMED Abstract]
  8. Cameron RB, Loehrer PJ, Thomas CR Jr: Neoplasms of the mediastinum. In: DeVita VT Jr, Lawrence TS, Rosenberg SA: Cancer: Principles and Practice of Oncology. 9th ed. Philadelphia, Pa: Lippincott Williams & Wilkins, 2011, pp 871-81.
  9. Detterbeck FC, Parsons AM: Thymic tumors. Ann Thorac Surg 77 (5): 1860-9, 2004. [PUBMED Abstract]
  10. Okumura M, Ohta M, Tateyama H, et al.: The World Health Organization histologic classification system reflects the oncologic behavior of thymoma: a clinical study of 273 patients. Cancer 94 (3): 624-32, 2002. [PUBMED Abstract]
  11. Strollo DC, Rosado-de-Christenson ML: Tumors of the thymus. J Thorac Imaging 14 (3): 152-71, 1999. [PUBMED Abstract]
  12. Hoffacker V, Schultz A, Tiesinga JJ, et al.: Thymomas alter the T-cell subset composition in the blood: a potential mechanism for thymoma-associated autoimmune disease. Blood 96 (12): 3872-9, 2000. [PUBMED Abstract]
  13. Buckley C, Douek D, Newsom-Davis J, et al.: Mature, long-lived CD4+ and CD8+ T cells are generated by the thymoma in myasthenia gravis. Ann Neurol 50 (1): 64-72, 2001. [PUBMED Abstract]
  14. Ströbel P, Helmreich M, Menioudakis G, et al.: Paraneoplastic myasthenia gravis correlates with generation of mature naive CD4(+) T cells in thymomas. Blood 100 (1): 159-66, 2002. [PUBMED Abstract]
  15. Levy Y, Afek A, Sherer Y, et al.: Malignant thymoma associated with autoimmune diseases: a retrospective study and review of the literature. Semin Arthritis Rheum 28 (2): 73-9, 1998. [PUBMED Abstract]
  16. Ritter JH, Wick MR: Primary carcinomas of the thymus gland. Semin Diagn Pathol 16 (1): 18-31, 1999. [PUBMED Abstract]
  17. Voltz RD, Albrich WC, Nägele A, et al.: Paraneoplastic myasthenia gravis: detection of anti-MGT30 (titin) antibodies predicts thymic epithelial tumor. Neurology 49 (5): 1454-7, 1997. [PUBMED Abstract]
  18. Gautel M, Lakey A, Barlow DP, et al.: Titin antibodies in myasthenia gravis: identification of a major immunogenic region of titin. Neurology 43 (8): 1581-5, 1993. [PUBMED Abstract]
  19. Tarr PE, Sneller MC, Mechanic LJ, et al.: Infections in patients with immunodeficiency with thymoma (Good syndrome). Report of 5 cases and review of the literature. Medicine (Baltimore) 80 (2): 123-33, 2001. [PUBMED Abstract]
  20. Montella L, Masci AM, Merkabaoui G, et al.: B-cell lymphopenia and hypogammaglobulinemia in thymoma patients. Ann Hematol 82 (6): 343-7, 2003. [PUBMED Abstract]
  21. Cucchiara BL, Forman MS, McGarvey ML, et al.: Fatal subacute cytomegalovirus encephalitis associated with hypogammaglobulinemia and thymoma. Mayo Clin Proc 78 (2): 223-7, 2003. [PUBMED Abstract]
  22. Morgenthaler TI, Brown LR, Colby TV, et al.: Thymoma. Mayo Clin Proc 68 (11): 1110-23, 1993. [PUBMED Abstract]
  23. Souadjian JV, Enriquez P, Silverstein MN, et al.: The spectrum of diseases associated with thymoma. Coincidence or syndrome? Arch Intern Med 134 (2): 374-9, 1974. [PUBMED Abstract]
  24. Thomas CR, Wright CD, Loehrer PJ: Thymoma: state of the art. J Clin Oncol 17 (7): 2280-9, 1999. [PUBMED Abstract]
  25. Kondo K, Monden Y: Thymoma and myasthenia gravis: a clinical study of 1,089 patients from Japan. Ann Thorac Surg 79 (1): 219-24, 2005. [PUBMED Abstract]
  26. Budde JM, Morris CD, Gal AA, et al.: Predictors of outcome in thymectomy for myasthenia gravis. Ann Thorac Surg 72 (1): 197-202, 2001. [PUBMED Abstract]
  27. Evoli A, Minisci C, Di Schino C, et al.: Thymoma in patients with MG: characteristics and long-term outcome. Neurology 59 (12): 1844-50, 2002. [PUBMED Abstract]
  28. Pan CC, Chen PC, Wang LS, et al.: Thymoma is associated with an increased risk of second malignancy. Cancer 92 (9): 2406-11, 2001. [PUBMED Abstract]
  29. Moore KH, McKenzie PR, Kennedy CW, et al.: Thymoma: trends over time. Ann Thorac Surg 72 (1): 203-7, 2001. [PUBMED Abstract]
  30. Ogawa K, Uno T, Toita T, et al.: Postoperative radiotherapy for patients with completely resected thymoma: a multi-institutional, retrospective review of 103 patients. Cancer 94 (5): 1405-13, 2002. [PUBMED Abstract]
  31. Eng TY, Fuller CD, Jagirdar J, et al.: Thymic carcinoma: state of the art review. Int J Radiat Oncol Biol Phys 59 (3): 654-64, 2004. [PUBMED Abstract]
  32. Buckley C, Newsom-Davis J, Willcox N, et al.: Do titin and cytokine antibodies in MG patients predict thymoma or thymoma recurrence? Neurology 57 (9): 1579-82, 2001. [PUBMED Abstract]
  • Actualización: 9 de diciembre de 2014