English
¿Preguntas sobre el cáncer? 1-800-422-6237
  • Ver el documento completo
  • Imprimir
  • Enviar por correo electrónico
  • Facebook
  • Twitter
  • Google+
  • Pinterest

Timoma y carcinoma tímico: Tratamiento (PDQ®)

Información sobre los estadios del timoma y los carcinomas tímicos

La tomografía computarizada (TC) con contraste intravenoso puede ser útil para el diagnóstico y la estadificación clínica del timoma, particularmente de los tumores no invasores. Habitualmente, la TC es exacta para predecir los siguientes aspectos:

  • Tamaño del tumor.
  • Localización.
  • Invasión hacia los vasos, el pericardio y los pulmones.

Sin embargo, la TC no puede predecir la invasión o la resecabilidad con exactitud.[1,2] La apariencia del tumor en la TC se puede relacionar con el tipo histológico de la Organización Mundial de la Salud (OMS).[3] En un estudio retrospectivo que incluyó a 53 pacientes sometidos a timectomía por tumores epiteliales tímicos, se indicó que los contornos suaves de forma redondeada fueron indicadores importantes de timomas de tipo A, y que los contornos irregulares fueron indicadores importantes de carcinomas tímicos. La calcificación fue un indicador de timomas de tipo B. En este estudio, sin embargo, la TC resultó tener un valor limitado para diferenciar timomas de tipo AB, B1, B2 y B3.[4]

La mayoría de los pacientes de carcinomas tímicos se presentan inicialmente con alguno de los siguientes trastornos:

  • Tos.
  • Dolor de pecho.
  • Parálisis del nervio frénico.
  • Síndrome de vena cava superior.

En el momento de la presentación, los pacientes pueden mostrar pruebas de invasión de las estructuras mediastínicas contiguas. El carcinoma tímico puede hacer metástasis hasta cualquiera de los siguientes

  • Ganglios linfáticos regionales.
  • Hueso.
  • Hígado.
  • Pulmones.

En estos pacientes, se puede justificar una evaluación de los sitios de metástasis.

En series pequeñas de diagnóstico y evaluación de resultados terapéuticos del carcinoma tímico, se notificó el uso de la tomografía con emisión de positrones con 18-flúor desoxiglucosa (TEP-FDG) así como de la tomografía computarizada con emisión de un fotón único de talio.[5-8] En dos series pequeñas, se notificó que la absorción de FDG se relacionó con la propiedad invasora del carcinoma tímico.[7,8] Esto plantea la posibilidad de utilizar la TEP-FDG para el diagnóstico, la planificación del tratamiento y la vigilancia de la recidiva. Queda por definirse su sensibilidad y efecto específico en las decisiones clínicas de tratamiento.

La clasificación histológica del timoma no resulta suficiente para distinguir los timomas biológicamente benignos de los timomas malignos. Se considera que el grado de invasión o el estadio del tumor es el factor más importante para la supervivencia general.[1,9,10]

La evaluación del grado de invasión del timoma implica el uso de un criterio de estadificación que indica la presencia y grado de invasión contigua, la presencia de implantes y ganglios linfáticos o metástasis a distancia, independientemente del tipo histológico. Aunque no hay un sistema de clasificación estandarizado, el propuesto por Masaoka en 1981 es el que se emplea de ordinario.[11] Este se revisó en 1994 y se presenta a continuación.[11]

Sistema de estadificación del timoma de Masaoka de 1994a
EstadioDescripción
a[12]
IMacroscópicamente, completamente encapsulado; microscópicamente, sin invasión capsular
IIInvasión macroscópica hacia el tejido adiposo circundante o pleura mediastínica; invasión microscópica hacia la cápsula
IIIMetástasis linfógenas o hematógenas.
IVaDiseminación pleural o pericárdica.
IVbMetástasis linfógenas o hematógenas.

La aplicación de este sistema de estadificación en una serie de 85 pacientes tratados quirúrgicamente confirmó su valor para determinar el pronóstico, con tasas de supervivencia a 5 años de 96% para la enfermedad en estadio I, 86% para la enfermedad en estadio II, 69% para la enfermedad en estadio III y 50% para la enfermedad en estadio IV.[11,13] En un estudio retrospectivo amplio de 273 pacientes de timoma, se notificaron tasas de supervivencia a 20 años (definida como libre de muerte por un tumor) de acuerdo con el sistema de estadificación de Masaoka de 89% para la enfermedad en estadio I, 91% para la enfermedad en estadio II, 49% para la enfermedad en estadio III y 0% para la enfermedad en estadio IV.[9]

En un análisis retrospectivo de 130 pacientes de timoma resecado, la clasificación patológica de la OMS se relacionó ajustadamente con el estadio y, por un análisis multivariado, el tamaño del tumor, el carácter integral de resección, el subtipo histológico y el estadio fueron factores pronósticos significativos de la supervivencia. Cabe destacar que sólo cuatro pacientes recibieron quimioterapia neoadyuvante basada en cisplatino y que la resección completa fue posible en 95% de casos. La tasa de supervivencia a 5 años de los 11 pacientes en estadio IV fue de 47%.[12]

Algunos investigadores mantienen que el sistema de estadificación de Masaoka no predice de manera precisa el desenlace de un carcinoma tímico.[14,15] En un estudio retrospectivo que evaluó 43 casos de carcinoma tímico, se determinó que el pronóstico dependió solamente de la invasión del tumor en el tronco braquiocefálico.[15]

Bibliografía

  1. Sperling B, Marschall J, Kennedy R, et al.: Thymoma: a review of the clinical and pathological findings in 65 cases. Can J Surg 46 (1): 37-42, 2003. [PUBMED Abstract]
  2. Rendina EA, Venuta F, Ceroni L, et al.: Computed tomographic staging of anterior mediastinal neoplasms. Thorax 43 (6): 441-5, 1988. [PUBMED Abstract]
  3. Rosai J: Histological Typing of Tumours of the Thymus. New York, NY: Springer-Verlag, 2nd ed., 1999.
  4. Tomiyama N, Johkoh T, Mihara N, et al.: Using the World Health Organization Classification of thymic epithelial neoplasms to describe CT findings. AJR Am J Roentgenol 179 (4): 881-6, 2002. [PUBMED Abstract]
  5. Sasaki M, Kuwabara Y, Ichiya Y, et al.: Differential diagnosis of thymic tumors using a combination of 11C-methionine PET and FDG PET. J Nucl Med 40 (10): 1595-601, 1999. [PUBMED Abstract]
  6. Kageyama M, Seto H, Shimizu M, et al.: Thallium-201 single photon emission computed tomography in the evaluation of thymic carcinoma. Radiat Med 12 (5): 237-9, 1994 Sep-Oct. [PUBMED Abstract]
  7. Adams S, Baum RP, Hertel A, et al.: Metabolic (PET) and receptor (SPET) imaging of well- and less well-differentiated tumours: comparison with the expression of the Ki-67 antigen. Nucl Med Commun 19 (7): 641-7, 1998. [PUBMED Abstract]
  8. Kubota K, Yamada S, Kondo T, et al.: PET imaging of primary mediastinal tumours. Br J Cancer 73 (7): 882-6, 1996. [PUBMED Abstract]
  9. Okumura M, Ohta M, Tateyama H, et al.: The World Health Organization histologic classification system reflects the oncologic behavior of thymoma: a clinical study of 273 patients. Cancer 94 (3): 624-32, 2002. [PUBMED Abstract]
  10. Chen G, Marx A, Wen-Hu C, et al.: New WHO histologic classification predicts prognosis of thymic epithelial tumors: a clinicopathologic study of 200 thymoma cases from China. Cancer 95 (2): 420-9, 2002. [PUBMED Abstract]
  11. Masaoka A, Monden Y, Nakahara K, et al.: Follow-up study of thymomas with special reference to their clinical stages. Cancer 48 (11): 2485-92, 1981. [PUBMED Abstract]
  12. Nakagawa K, Asamura H, Matsuno Y, et al.: Thymoma: a clinicopathologic study based on the new World Health Organization classification. J Thorac Cardiovasc Surg 126 (4): 1134-40, 2003. [PUBMED Abstract]
  13. Cameron RB, Loehrer PJ Sr, Thomas CR Jr: Neoplasms of the mediastinum. In: DeVita VT Jr, Hellman S, Rosenberg SA, eds.: Cancer: Principles and Practice of Oncology. 7th ed. Philadelphia, Pa: Lippincott Williams & Wilkins, 2005, pp 845-58.
  14. Ritter JH, Wick MR: Primary carcinomas of the thymus gland. Semin Diagn Pathol 16 (1): 18-31, 1999. [PUBMED Abstract]
  15. Blumberg D, Burt ME, Bains MS, et al.: Thymic carcinoma: current staging does not predict prognosis. J Thorac Cardiovasc Surg 115 (2): 303-8; discussion 308-9, 1998. [PUBMED Abstract]
  • Actualización: 9 de diciembre de 2014