English
¿Preguntas sobre el cáncer? 1-800-422-6237
  • Ver el documento completo
  • Imprimir
  • Enviar por correo electrónico
  • Facebook
  • Twitter
  • Google+
  • Pinterest

Timoma y carcinoma tímico: Tratamiento (PDQ®)

Aspectos generales de las opciones de tratamiento del timoma y el carcinoma tímico

Timoma

La mayoría de los timomas se diagnostican y clasifican durante una intervención quirúrgica. Cuando hay una masa mediastínica que parece ser un timoma y el paciente puede tolerar la cirugía, la resección quirúrgica es el tratamiento preferido. Se recomienda la resección quirúrgica completa para los pacientes de enfermedad en estadio I o estadio II. La resección completa de todos los tumores se puede lograr en casi todos los pacientes en estadio I y estadio II, y en 27 a 44% de los pacientes en estadio III (RTPO) . Para los pacientes en estadio II y estadio III, se usa generalmente radioterapia posoperatoria. En los pacientes de enfermedad en estadio IVa, la resección completa es posible solo en algunas ocasiones; se les suele ofrecer cirugía citorreductora y RTPO, con quimioterapia o sin ella.

Carcinoma tímico

El tratamiento óptimo del carcinoma tímico permanece indefinido debido a su escasa frecuencia. La mayoría de los pacientes de carcinomas tímicos presentan inicialmente alguno de los siguientes trastornos:

  • Tos.
  • Dolor de pecho.
  • Parálisis del nervio frénico.
  • Síndrome de vena cava superior.

En el momento de la presentación, la mayoría de los pacientes exhiben pruebas de invasión de las estructuras mediastínicas contiguas.

El carcinoma tímico puede hacer metástasis a cualquiera de las áreas siguientes:

  • Ganglios linfáticos regionales.
  • Hueso.
  • Hígado.
  • Pulmones.

Las opciones de tratamiento incluyen los siguientes procedimientos:[1]

  • Cirugía.
  • Radiación.
  • Enfoques multimodales como los siguientes:
    • Resección quirúrgica.
    • Radioterapia.
    • Quimioterapia con base en cisplatino.

Para los pacientes con enfermedad clínicamente resecable, la resección quirúrgica es a menudo la intervención terapéutica inicial. Para las lesiones clínicamente dudosas o francamente inoperables, se administra quimioterapia neoadyuvante (preoperatoria), radioterapia torácica o ambas.[2] Los pacientes que se presentan con enfermedad localmente avanzada se deben evaluarse cuidadosamente y recibir terapia multimodal. En general, los pacientes con nivel funcional precario sumado a los altos riesgos operatorios que suponen los procedimientos no se consideran para estos tipos de tratamientos intensivos. Los pacientes de enfermedad metastásica pueden responder a la quimioterapia combinada.

Bibliografía

  1. Hsu HC, Huang EY, Wang CJ, et al.: Postoperative radiotherapy in thymic carcinoma: treatment results and prognostic factors. Int J Radiat Oncol Biol Phys 52 (3): 801-5, 2002. [PUBMED Abstract]
  2. Koizumi T, Takabayashi Y, Yamagishi S, et al.: Chemotherapy for advanced thymic carcinoma: clinical response to cisplatin, doxorubicin, vincristine, and cyclophosphamide (ADOC chemotherapy). Am J Clin Oncol 25 (3): 266-8, 2002. [PUBMED Abstract]
  • Actualización: 9 de diciembre de 2014