English
¿Preguntas sobre el cáncer? 1-800-422-6237
  • Ver el documento completo
  • Imprimir
  • Enviar por correo electrónico
  • Facebook
  • Twitter
  • Google+
  • Pinterest

Cáncer de vagina: Tratamiento (PDQ®)

Información general sobre el cáncer de vagina

Incidencia y mortalidad

Cálculo del número de casos nuevos y defunciones por cáncer de vagina (y otros tipos de cáncer del sistema genital femenino) en los Estados Unidos en 2014:[1]

  • Casos nuevos: 3.170.
  • Defunciones: 880.

Los carcinomas de vagina son tumores poco comunes que comprenden cerca de 1% de los cánceres que aparecen en el sistema genital femenino.[1,2]

A menudo, los tumores en estadio temprano se pueden curar con modalidades terapéuticas locales, pero no hay un tratamiento estándar de eficacia comprobada para la enfermedad metastásica. Una gran proporción de mujeres (30 a 50%) con carcinomas vaginales se sometieron anteriormente a una histerectomía por una enfermedad benigna, premaligna o maligna.[2,3]

El sistema de estadificación del American Joint Committee on Cancer (AJCC) indica que los tumores en la vagina que comprometen el cuello uterino de las mujeres con el útero intacto se clasifican como cánceres de cuello uterino.[4] En consecuencia, los tumores que en realidad se originaron en la vagina apical, pero que se diseminaron hasta el cuello uterino, se clasificarán como cánceres de cuello uterino.

El cáncer de células escamosas (CCE) representa aproximadamente 85% de los casos de cáncer de vagina.[5] Inicialmente, el CCE se disemina de forma superficial dentro de la pared de la vagina y más tarde invade los tejidos paravaginales y el parametrio. Las metástasis hematógenas a distancia se presentan con mayor regularidad en los pulmones y con menos frecuencia en el hígado, los huesos u otros sitios.[5] El CCE de vagina se relaciona con una tasa alta de infección con cepas oncógenas del papilomavirus humano (PVH) y tiene muchos factores de riesgo en común con el CCE del cuello uterino.[6-8] La infección por el PVH también se describió en un caso de adenocarcinoma de vagina.[8]

Factores de riesgo

Aproximadamente 5 a 10% de los casos de cánceres de vagina son adenocarcinomas. Una forma poco frecuente de adenocarcinoma (carcinoma de células claras, descrito más abajo) se presenta en relación con una exposición al dietilstilbestrol (DES) in utero, con una incidencia pico en edades tempranas (menos de 30 años). Sin embargo, los adenocarcinomas que no se relacionan con una exposición al DES se presentan principalmente después de la menopausia.

La relación entre el carcinoma de células claras y la exposición a DES in utero se notificó por primera vez en 1971.[9] La incidencia de esta enfermedad, que es la más alta para quienes se expusieron durante el primer trimestre, alcanzó su pico a mediados de la década de 1970 y reflejó el uso de DES en la década de 1950. En la actualidad, es extremadamente poco frecuente.[5] Sin embargo, las mujeres con antecedentes conocidos de exposición al DES in utero deben recibir un seguimiento cuidadoso para detectar este tumor.

La adenosis vaginal se encuentra más comúnmente en mujeres jóvenes que estuvieron expuestas al DES in utero y puede coexistir con un adenocarcinoma de células claras, aunque muy pocas veces evoluciona hasta convertirse en adenocarcinoma. La adenosis se remplaza por metaplasia escamosa, que se presenta de forma natural y requiere seguimiento pero no extracción.

Con poca frecuencia, se describe a los melanomas (generalmente despigmentados), los sarcomas o los carcinomas de células pequeñas como cánceres primarios de vagina.

Factores pronósticos

El pronóstico de la paciente depende principalmente del estadio en que se encuentra la enfermedad, pero la supervivencia se reduce en pacientes mayores de 60 años, si son sintomáticos en el momento del diagnóstico, tienen lesiones del centro y tercio inferior de vagina o tienen tumores mal diferenciados.

Además, se encontró que la extensión comprometida de la pared de la vagina se relaciona con la supervivencia y el estadio de la enfermedad en pacientes con CCE de vagina.

El pronóstico adenocarcinomas no relacionados con DES, por lo general, es peor que el de los tumores del tipo CCE pero el pronóstico de los tumores de células claras relacionados con DES es relativamente bueno.[5] La historia natural, el pronóstico y el tratamiento de otros cánceres vaginales primarios (es decir, sarcoma, melanoma, linfoma y tumores carcinoides) son diferentes y no se abordan en el presente sumario.

Opciones de tratamiento

Las opciones terapéuticas dependen del estadio del tumor, la cirugía y la radioterapia son altamente eficaces en los estadios iniciales, mientras que la radioterapia es el tratamiento primario para estadios más avanzados. No se ha mostrado que la quimioterapia sea curativa en el caso del cáncer de vagina avanzado y no hay regímenes farmacológicos estándar.

Bibliografía

  1. American Cancer Society: Cancer Facts and Figures 2014. Atlanta, Ga: American Cancer Society, 2014. Available online. Last accessed November 24, 2014.
  2. Eifel PJ, Berek JS, Markman MA: Cancer of the cervix, vagina, and vulva. In: DeVita VT Jr, Lawrence TS, Rosenberg SA: Cancer: Principles and Practice of Oncology. 9th ed. Philadelphia, Pa: Lippincott Williams & Wilkins, 2011, pp 1311-44.
  3. Stock RG, Chen AS, Seski J: A 30-year experience in the management of primary carcinoma of the vagina: analysis of prognostic factors and treatment modalities. Gynecol Oncol 56 (1): 45-52, 1995. [PUBMED Abstract]
  4. Vagina. In: Edge SB, Byrd DR, Compton CC, et al., eds.: AJCC Cancer Staging Manual. 7th ed. New York, NY: Springer, 2010, pp 387-9.
  5. Eifel P, Berek J, Markman M: Cancer of the cervix, vagina, and vulva. In: DeVita VT Jr, Hellman S, Rosenberg SA, eds.: Cancer: Principles and Practice of Oncology. Vols. 1 & 2. 8th ed. Philadelphia, Pa: Lippincott Williams & Wilkins, 2008, pp 1496-1543.
  6. Daling JR, Madeleine MM, Schwartz SM, et al.: A population-based study of squamous cell vaginal cancer: HPV and cofactors. Gynecol Oncol 84 (2): 263-70, 2002. [PUBMED Abstract]
  7. Parkin DM: The global health burden of infection-associated cancers in the year 2002. Int J Cancer 118 (12): 3030-44, 2006. [PUBMED Abstract]
  8. Ikenberg H, Runge M, Göppinger A, et al.: Human papillomavirus DNA in invasive carcinoma of the vagina. Obstet Gynecol 76 (3 Pt 1): 432-8, 1990. [PUBMED Abstract]
  9. Herbst AL, Ulfelder H, Poskanzer DC: Adenocarcinoma of the vagina. Association of maternal stilbestrol therapy with tumor appearance in young women. N Engl J Med 284 (15): 878-81, 1971. [PUBMED Abstract]
  • Actualización: 21 de marzo de 2014