¿Prequntas sobre el cáncer?

Exámenes de detección del cáncer de cuello uterino (PDQ®)

Versión para pacientes

Exámenes de detección del cáncer de cuello uterino

Hay pruebas para detectar diferentes tipos de cáncer.

Algunos exámenes de detección se usan porque mostraron ser útiles tanto para encontrar cánceres en sus inicios como para disminuir la probabilidad de morir por estos cánceres. Otros exámenes se usan porque mostraron que pueden encontrar cáncer en algunas personas; sin embargo, no se ha comprobado en ensayos clínicos que el uso de estos exámenes disminuya el riesgo de morir por cáncer.

Los científicos estudian los exámenes de detección para encontrar cuáles son los que tienen menos riesgos y más beneficios. Los ensayos de exámenes de detección del cáncer también se dirigen a determinar si la detección temprana (encontrar el cáncer antes de que cause síntomas) disminuye la probabilidad de que una persona muera por la enfermedad. Para algunos tipos de cáncer, la probabilidad de recuperación es mejor si la enfermedad se encuentra y se trata en un estadio.

Los ensayos clínicos que estudian los métodos de los exámenes de detección del cáncer se realizan en muchas partes del país. Para mayor información sobre ensayos clínicos en curso, consulte el portal de Internet del NCI.

Los estudios muestran que los exámenes de detección del cáncer de cuello uterino ayudan a disminuir el número de muertes por esa enfermedad.

Los exámenes de detección regulares mediante la prueba de Pap para las mujeres de 21 a 65 años disminuyen la probabilidad de morir por cáncer de cuello uterino.

Por lo general, la prueba de Pap se usa para detectar el cáncer de cuello uterino.

La prueba de Pap es un procedimiento en el que se toman muestras de células de la superficie del cuello uterino y la vagina. Se usa un pedazo de algodón, un cepillo o un palillo de madera para raspar suavemente las células del cuello uterino y la vagina. Estas células se observan al microscopio para ver si son anormales. Este procedimiento también se llama frotis de Pap. Se creó un método nuevo para tomar muestras y observar las células, en el que estas se sumergen en un líquido antes de ponerlas en un portaobjetos. No se sabe si el método nuevo funcionará mejor que el convencional para reducir el número de muertes por cáncer de cuello uterino.

Prueba de Pap; la imagen muestra una vista lateral de la anatomía del aparato reproductor femenino durante una prueba de Pap. Se observa un espéculo que ensancha la abertura de la vagina. Se ve un cepillo que se introdujo en la vagina abierta y que toca el cuello uterino en la base del útero. También se puede ver el recto. En un recuadro, se observa el cepillo tocando el centro del cuello uterino. En otro recuadro, se observa a una mujer cubierta por una sábana en una camilla con las piernas separadas y los pies colocados en estribos.
Prueba de Pap. Se introduce un espéculo en la vagina para ensancharla. Luego, se introduce un cepillo en la vagina para obtener células del cuello uterino. Las células se observan al microscopio para determinar si hay signos de enfermedad.

Después de ciertos resultados positivos de la prueba de Pap, se puede realizar una prueba del ADN del VPH

Una prueba del VPH es una prueba de laboratorio que se usa para verificar el ADN o el ARN de ciertos tipos de infección por el VPH. Se recogen células del cuello uterino y se analiza el ADN y el ARN de esas células para determinar si hay una infección causada por un tipo de virus del papiloma humano que se relaciona con el cáncer de cuello uterino. Esta prueba se puede realizar con células tomadas durante una prueba de Pap. También se puede realizar la prueba si los resultados de la prueba del Pap muestran ciertas células anormales del cuello uterino. Cuando en ambas pruebas, la del VPH y la del Pap, se usan las células de la misma muestra de tejido que se extrae durante la prueba de Pap, esto se conoce como prueba conjunta.

Para detectar el cáncer de cuello uterino, se puede realizar una prueba de VPH con una prueba de Pap o sin esta.

Los exámenes de detección con la prueba de Pap y del VPH en mujeres mayores de 30 años cada 5 años identifican más cambios en el cuello uterino que pueden conducir a un cáncer que un examen de detección con la prueba de Pap solamente. Los exámenes de detección, tanto con las pruebas de Pap y de VPH, disminuyen el número de casos de cáncer de cuello uterino.

Se puede usar una prueba del ADN del VPH sin una prueba de Pap para detectar el cáncer de cuello uterino en las mujeres de 25 años y más.

Otros exámenes de detección están en estudio en ensayos clínicos.

Los ensayos clínicos que estudian los exámenes de detección se realizan en muchas partes del país. La información sobre los ensayos clínicos en curso está disponible en el portal de Internet del NCI.

  • Actualización: 17 de diciembre de 2014