In English | En español
¿Prequntas sobre el cáncer?

Exámenes de detección del cáncer de seno (mama) (PDQ®)

Versión Profesional De Salud
Actualizado: 18 de abril de 2014

Diagnóstico del cáncer de mama y características patológicas

Evaluación de los síntomas mamarios
Diagnóstico patológico del cáncer de mama
Carcinoma ductal in situ



Evaluación de los síntomas mamarios

Las mujeres con síntomas mamarios no son idóneas para los exámenes de detección porque necesitan una evaluación diagnóstica. Durante 10 años, 16% de 2.400 mujeres de 40 a 69 años solicitó atención médica a su seguro de salud por síntomas mamarios.[1] Las mujeres menores de 50 años tuvieron el doble de probabilidades de solicitar una evaluación. Se realizaron pruebas adicionales en 66% de estas mujeres como procedimientos invasivos en 27% de ellas. Se diagnosticó cáncer en 6,2%, con mayor frecuencia, en estadios II o III. De los síntomas mamarios que fueron el motivo de la atención médica, fue más probable el diagnóstico de cáncer ante la presencia de una masa (10,7%) y menos probable ante la presencia de dolor (1,8%).

Diagnóstico patológico del cáncer de mama

El cáncer de mama se diagnostica con mayor frecuencia con un examen patológico de un espécimen fijo de tejido mamario. El tejido mamario se puede obtener de un área sintomática o de un área identificada por medio de una prueba de imaginología. Una lesión palpable se puede someter a una biopsia central con aguja o, con menor frecuencia, a una biopsia por aspiración con aguja fina o una escisión quirúrgica; la guía con imágenes mejora la precisión. Se puede tomar una muestra de las lesiones impalpables con una biopsia central con aguja guiada por radiografía estereotáctica o ecografía, o se puede extraer con cirugía después de una localización guiada por imágenes. En un estudio retrospectivo de 939 pacientes con 1.042 lesiones que se detectaron con mamografía, quienes se sometieron a una biopsia central con aguja o localización con aguja quirúrgica guiada con radiografía, la sensibilidad para identificar neoplasias malignas fue mayor de 95% y la especificidad fue mayor de 90%. En comparación con la localización quirúrgica con aguja guiada con radiografía, la biopsia central con aguja dio lugar a menos procedimientos quirúrgicos para el tratamiento definitivo, con una mayor probabilidad de márgenes quirúrgicos amplios en la escisión inicial.[2]

Carcinoma ductal in situ

El carcinoma ductal in situ (CDIS) es una afección no invasiva que puede evolucionar hasta convertirse en cáncer invasivo, con frecuencia y tiempo variables.[3] Algunos autores incluyen el CDIS en las estadísticas de cáncer de mama invasivo, pero otros argumentan que el término se debe remplazar por neoplasia intraepitelial ductal, de acuerdo con la terminología que se usa para designar las lesiones precursoras del cuello uterino y la próstata, y que se deben excluir estos casos de CDIS de las estadísticas de cáncer de mama.

Con suma frecuencia, el CDIS se diagnostica con mamografía. En Estados Unidos, solo 4.900 mujeres recibieron un diagnóstico de CDIS en 1983, en comparación con aproximadamente 64.000 mujeres de las que se prevé recibirán un diagnóstico en 2013, cuando la adopción de exámenes de detección con mamografía esté más generalizada.[3-5] En el Canadian National Breast Screening Study-2 con mujeres de 50 a 59 años, se observó un aumento cuádruple de casos de CDIS en las mujeres que se sometieron al examen clínico de la mama (ECM) más mamografía, en comparación con quienes se sometieron solo al ECM, sin diferencia en la mortalidad por cáncer de mama.[6] (Para mayor información, consultar el sumario del PDQ sobre Tratamiento del cáncer de seno (mama)).

La evolución natural del CDIS no se entiende del todo, porque en casi todos los casos de CDIS se les da tratamiento. En una sola revisión retrospectiva de 11.760 biopsias de mama realizadas entre 1952 y 1968, se identificaron 28 casos de CDIS [7,8] que se detectaron con examen físico, se sometieron a biopsia sin resección y se les dio seguimiento durante 30 años. Nueve mujeres presentaron cáncer de mama invasivo y cuatro murieron por la enfermedad. Estos hallazgos son interesantes, pero es posible que no sean importantes para las mujeres con CDIS identificado mediante exámenes de detección en una era que cuenta con una mejor atención para el cáncer.

La presentación del cáncer de mama después del tratamiento del CDIS depende de las características de la lesión y también del tratamiento que se le administre. En un ensayo aleatorizado grande, se encontró que 13,4% de las mujeres que se sometieron a una sola lumpectomía presentó cáncer de mama invasivo ipsolateral en un término de 90 meses, en comparación con 3,9% de quienes se sometieron a lumpectomía y radiación.[9] Las pruebas más relevantes indican que la mayoría de las lesiones de CDIS no se convertirán en cáncer invasivo y que aquellas que lo hagan todavía se logran manejar, incluso después de esta transición. De este modo, la detección y el tratamiento del CDIS impalpable da lugar a menudo a sobrediagnóstico y sobretratamiento.

De 1984 a 1989, solo 1,9% de las mujeres diagnosticadas con CDIS (y que recibieron tratamiento) murieron por cáncer de mama en el trascurso de 10 años;[10] esto representa una tasa de mortalidad más baja que la de la población general de la misma edad. Este desenlace favorable puede reflejar la naturaleza benigna de la afección, los beneficios del tratamiento o el efecto voluntario (las mujeres que se someten a exámenes de detección del cáncer de mama son, por lo general, más saludables que quienes no lo hacen).

Son importantes los esfuerzos para determinar los casos de CDIS de riesgo bajo que se pueden manejar con menos tratamientos. En uno de estos esfuerzos, se analizó una serie de 706 pacientes con CDIS, quienes permanecieron bajo vigilancia durante el establecimiento del Pronostic Scoring Index de la University of Southern California/Van Nuys, que determina el riesgo de CDIS recidivante y cáncer invasivo en las mujeres con CDIS según la edad, la amplitud de los márgenes, el tamaño y el grado del tumor.[11] El grupo de riesgo bajo, que comprende un tercio de los casos, presentó solo 1% de las recidivas de CDIS y cánceres no invasivos, independientemente del uso de radioterapia posoperatoria. Los grupos de riesgo alto y moderado tuvieron tasas de recidiva más altas y se beneficiaron de la radiación poslumpectomía. En general, solo aproximadamente 1% murió por cáncer de mama. En un estudio separado, la terapia con tamoxifeno adyuvante redujo la incidencia del cáncer de mama invasivo.[12]

Bibliografía
  1. Barton MB, Elmore JG, Fletcher SW: Breast symptoms among women enrolled in a health maintenance organization: frequency, evaluation, and outcome. Ann Intern Med 130 (8): 651-7, 1999.  [PUBMED Abstract]

  2. White RR, Halperin TJ, Olson JA Jr, et al.: Impact of core-needle breast biopsy on the surgical management of mammographic abnormalities. Ann Surg 233 (6): 769-77, 2001.  [PUBMED Abstract]

  3. Allegra CJ, Aberle DR, Ganschow P, et al.: National Institutes of Health State-of-the-Science Conference statement: Diagnosis and Management of Ductal Carcinoma In Situ September 22-24, 2009. J Natl Cancer Inst 102 (3): 161-9, 2010.  [PUBMED Abstract]

  4. American Cancer Society.: Cancer Facts and Figures 2013. Atlanta, Ga: American Cancer Society, 2013. Available online. Last accessed January 10, 2014. 

  5. Virnig BA, Tuttle TM, Shamliyan T, et al.: Ductal carcinoma in situ of the breast: a systematic review of incidence, treatment, and outcomes. J Natl Cancer Inst 102 (3): 170-8, 2010.  [PUBMED Abstract]

  6. Miller AB, To T, Baines CJ, et al.: Canadian National Breast Screening Study-2: 13-year results of a randomized trial in women aged 50-59 years. J Natl Cancer Inst 92 (18): 1490-9, 2000.  [PUBMED Abstract]

  7. Page DL, Dupont WD, Rogers LW, et al.: Intraductal carcinoma of the breast: follow-up after biopsy only. Cancer 49 (4): 751-8, 1982.  [PUBMED Abstract]

  8. Page DL, Dupont WD, Rogers LW, et al.: Continued local recurrence of carcinoma 15-25 years after a diagnosis of low grade ductal carcinoma in situ of the breast treated only by biopsy. Cancer 76 (7): 1197-200, 1995.  [PUBMED Abstract]

  9. Fisher B, Dignam J, Wolmark N, et al.: Lumpectomy and radiation therapy for the treatment of intraductal breast cancer: findings from National Surgical Adjuvant Breast and Bowel Project B-17. J Clin Oncol 16 (2): 441-52, 1998.  [PUBMED Abstract]

  10. Ernster VL, Barclay J, Kerlikowske K, et al.: Mortality among women with ductal carcinoma in situ of the breast in the population-based surveillance, epidemiology and end results program. Arch Intern Med 160 (7): 953-8, 2000.  [PUBMED Abstract]

  11. Silverstein MJ: The University of Southern California/Van Nuys prognostic index for ductal carcinoma in situ of the breast. Am J Surg 186 (4): 337-43, 2003.  [PUBMED Abstract]

  12. Fisher B, Dignam J, Wolmark N, et al.: Tamoxifen in treatment of intraductal breast cancer: National Surgical Adjuvant Breast and Bowel Project B-24 randomised controlled trial. Lancet 353 (9169): 1993-2000, 1999.  [PUBMED Abstract]