In English | En español
¿Preguntas sobre el cáncer? 1-800-422-6237

Exámenes de detección del cáncer de seno (mama) (PDQ®)

  • Actualizado: 11 de julio de 2014

Opciones

  • Imprimir página
  • Imprimir documento
  • Ver documento
  • Enviar este documento

Modalidades de los exámenes de detección del cáncer de mama: más allá de la mamografía

Examen clínico de la mama
Autoexamen de la mama
Ultrasonografía
Imágenes por resonancia magnética
Termografía
Muestreo de tejido (aspiración con aguja fina, aspirado de pezón, lavado ductal)



Examen clínico de la mama

No se ha informado todavía sobre ningún ensayo aleatorizado sobre el examen clínico de la mama (ECM) como modalidad única de exámenes de detección. En el Canadian National Breast Screening Study (NBSS), se comparó el ECM de calidad alta más mamografía con el ECM solo en mujeres de 50 a 59 años (para mayor información, consultar la sección sobre Examen clínico de la mama, en la sección de este sumario sobre Aspectos generales). Profesionales de la salud capacitados llevaron a cabo ECM que duraron de 5 a 10 minutos por mama y se incluyeron evaluaciones periódicas de la calidad de la ejecución. La frecuencia del diagnóstico de cáncer, el estadio, los cánceres de intervalo y la mortalidad por cáncer de mama fueron similares en ambos grupos y se compararon de forma favorable con otros ensayos de mamografía sola, tal vez debido a la capacitación minuciosa y la supervisión de los profesionales de la salud que realizaron el ECM.[1] La mortalidad por cáncer de mama con seguimiento de 11 a 16 años posteriores al ingreso en el ensayo (mediana = 13 años) fue similar en los dos grupos de exámenes de detección (cociente de tasa de mortalidad, 1,02; (intervalo de confianza [IC] 95%, 0,78–1,33]).[2] Los investigadores calcularon las características operatorias del ECM solo; en 19.965 mujeres de 50 a 59 años, la sensibilidad fue de 83, 71, 57, 83 y 77% en los años 1, 2, 3, 4 y 5 del ensayo, respectivamente, y la especificidad osciló entre 88 y 96%. El valor pronóstico positivo (VPP), que es la proporción de cánceres que se detectan por examen anormal, se calculó entre 3 y 4%. Para 25.620 mujeres de 40 a 49 años que solo se sometieron a un examen al ingreso en el ensayo, se calculó una sensibilidad de 71%, una especificidad, de 84%, y un VPP, de 1,5%.[3]

Entre los médicos comunitarios, el examen de detección con ECM tiene mayor especificidad (97–99%) [4] y menor sensibilidad (22–36%), en comparación con los examinadores de ensayos clínicos de detección del cáncer de mama.[5-8] En un estudio de exámenes de detección en mujeres con antecedentes familiares positivos de cáncer de mama, se mostró que, tras una evaluación inicial normal, la paciente misma o el médico que realizó el ECM identificó más cánceres que la mamografía.[9] En otro estudio, se examinó la utilidad de agregar el ECM a los exámenes de detección con mamografía; en 61.688 mujeres mayores de 40 años y sometidas a mamografía y ECM, la sensibilidad de la mamografía fue de 78% y de la mamografía y el ECM combinados, de 82%. La especificidad fue más baja en las mujeres que se sometieron a ambas modalidades de exámenes de detección, que en las que solo se sometieron a mamografía (97 vs. 99%).[10] Dos ensayos internacionales de ECM se encuentran en curso en la India y Egipto.

Autoexamen de la mama

Se ha promovido el autoexamen de la mama (AEM) mensual, pero no hay pruebas sólidas de su eficacia en la reducción de la mortalidad por cáncer de mama.[11,12] En el único estudio o ensayo clínico aleatorizado grande bien realizado de AEM, se asignó al azar a 266.064 mujeres trabajadoras de una fábrica en Shanghái para recibir capacitación, refuerzo y motivación para realizarse el AEM, o capacitación para la prevención del lumbago. Ningún grupo se sometió a otro examen de detección del cáncer de mama. Al cabo de 10 a 11 años de seguimiento, se presentaron 135 muertes por cáncer de mama en el grupo que recibió la capacitación y 131, en el grupo de control (riesgo relativo [RR] = 1,04; IC 95%, 0,82–1,33). Si bien el número de cánceres de mama invasivos que se diagnosticó en los dos grupos fue prácticamente el mismo, las mujeres del grupo de capacitación tuvieron más biopsias de mama y más lesiones benignas que las mujeres del grupo de control.[13]

Otras investigaciones sobre el AEM son limitadas. En primer lugar, investigadores de Leningrado agruparon al azar a más de 100.000 mujeres y las asignaron a recibir capacitación para el AEM o a control. El grupo que recibió la capacitación para el AEM se sometió a más biopsias de mama, pero no presentó mejorías en la mortalidad por cáncer de mama.[14] En segundo lugar, en el Trial of Early Detection of Breast Cancer en dos distritos del Reino Unido, se invitó a más de 63.500 mujeres de 45 a 64 años a sesiones educativas sobre el AEM. Al cabo de 10 años de seguimiento, no hubo diferencia en las tasas de mortalidad por cáncer de mama, en comparación con aquellas mujeres de centros sin capacitación organizada del AEM (RR = 1,07; IC 95%, 0,93–1,22).[15] En tercer y último lugar, en un estudio de casos y controles insertado dentro del NBSS canadiense, se compararon la frecuencia de la realización del AEM, en que las pacientes presentan un autoinforme antes de su admisión, con la mortalidad por cáncer de mama. Las mujeres que se examinaron las mamas visualmente y utilizaron la yema de los tres dedos del medio para palparlas tuvieron tasas de mortalidad por cáncer de mama más bajas.[16]

Ultrasonografía

La función primaria de la ecografía es la evaluación diagnóstica de masas palpables o identificadas con mamografía, en lugar de una modalidad primaria de exámenes de detección. En una revisión de la literatura médica y opiniones expertas del European Group for Breast Cancer Screening, se concluyó que "son escasos las pruebas que respaldan el uso de la ecografía como examen de detección del cáncer de mama en la población de cualquier edad".[17] En el ámbito de mamografías y ecografías normales, menos de 3% de las mujeres que presentan un nódulo se les encontrará finalmente cáncer de mama.[18-21]

Imágenes por resonancia magnética

Las imágenes por resonancia magnética (IRM) de la mama se pueden usar en las mujeres para una evaluación diagnóstica, incluso la evaluación de la integridad de los implantes mamarios de silicona, la evaluación de masas palpables posterior a cirugía o radioterapia, la detección de cáncer de mama oculto con mamografía y ecograma en pacientes con metástasis ganglionar axilar y la planificación preoperatoria de algunas pacientes con cáncer de mama identificado. No hay exposición a la radiación ionizante durante este procedimiento. Las IMR de la mama se han promovido como un examen de detección del cáncer de mama para las mujeres con riesgo elevado de presentar este cáncer por mutaciones de BRCA-1/2.[22-24] Esta modalidad es más sensible, pero menos específica que los exámenes de detección con mamografía y es más costosa.[25,26]

Las comparaciones directas entre las IRM de la mama y la mamografía en mujeres jóvenes de riesgo alto indican que la sensibilidad de las IRM oscila entre 71 y 100%, en comparación con la sensibilidad de la mamografía que oscila entre 20 y 50%. En las mamas sanas, se observan con frecuencia focos con aumento de contraste; por lo tanto, son comunes los resultados positivos falsos.[27,28] En estos estudios, la especificidad de las IMR oscila entre 37 y 97%, con tasas de repetición de 3 a 5 veces más altas y VPP sustancialmente más bajos. De este modo, las mujeres que se someten a los exámenes de detección por IRM tienen más resultados negativos de biopsias quirúrgicas.[25]

Dado que todos los estudios de exámenes de detección con IRM son de observación, ninguno puede evaluar la morbilidad, la supervivencia o la mortalidad, en comparación con otras modalidades de exámenes de detección,[29] pero es probable que los exámenes de detección con IRM den lugar a sobrediagnósticos (para mayor información, consultar la sección sobre Sobrediagnóstico, en la sección de este sumario sobre Perjuicios de los exámenes de detección con mamografía).

Termografía

Con el uso de técnicas de imaginología infrarroja, la termografía de la mama identifica los cambios de temperatura en la piel como indicadores de un tumor subyacente, al mostrar estos cambios en patrones de colores. La FDA aprobó los dispositivos termográficos conforme al proceso 510(k), que no requiere datos sobre la eficacia clínica. No hubo ensayos aleatorizados de termografía para evaluar el efecto en la mortalidad por cáncer de mama o la capacidad para detectar este cáncer. En estudios de cohortes pequeños no se indica ningún beneficio adicional en cuanto al uso de la termografía como una modalidad auxiliar para los exámenes de detección del cáncer de mama.[30,31]

Muestreo de tejido (aspiración con aguja fina, aspirado de pezón, lavado ductal)

Se han propuesto distintos métodos para analizar el tejido mamario a fin de identificar neoplasias malignas como métodos de exámenes de detección del cáncer de mama.

Se realizaron aspirados periareolares con aguja fina al azar en 480 mujeres con riesgo alto de cáncer de mama, a quienes se les dio seguimiento durante una mediana de 45 meses.[32] Veinte mujeres presentaron neoplasias malignas de mama (13 invasivas y 7 carcinomas ductales in situ [CDIS]). Con el uso de una regresión logística múltiple y el análisis proporcional de riesgos de Cox, se encontró una relación entre un diagnóstico de hiperplasia con atipia y la presentación posterior de CDIS y cáncer de mama invasivo.

Se evaluaron las citologías de los líquidos del aspirado de pezón de 2.701 mujeres a las que se les dio un seguimiento promedio de 12,7 años a fin de determinar la incidencia posterior de cáncer de mama.[33] La incidencia general del cáncer de mama fue de 4,4%, incluso 11 casos de CDIS y 93 de cáncer invasivo, y se relacionó con una citología anormal del líquido del aspirado de pezón. Mientras que la tasa de neoplasias mamarias fue de solo 2,6% en 352 mujeres a quienes no se les pudo aspirar líquido, esta fue de 5,5% en 327 mujeres con hiperplasia epitelial y de 10,3% en 58 mujeres con hiperplasia atípica.

Un estudio, informó de los resultados de la aspiración del pezón, seguida por un lavado ductal en 507 mujeres con riesgo alto de cáncer de mama.[34] Se obtuvo líquido aspirado del pezón de 417 mujeres, pero solo 111 (27%) de las muestras fueron adecuadas. Se evaluó un total de 383 muestras de lavado ductal, de las cuales 299 (78%) fueron adecuadas para el diagnóstico. Se identificaron células anormales en 92 (24%) muestras de lavado ductal, incluso 88 (17%) con atipia moderada, 23 (6%) con atipia marcada y 1 (<1%) maligna. Los números y los porcentajes correspondientes para el líquido aspirado del pezón fueron 16 (6%), 8 (3%) y 1 (<1%). Las participantes compararon la incomodidad durante el procedimiento de lavado ductal con la de la mamografía. Dado que los exámenes de detección con lavado ductal no se han comparado con la mamografía y no hay pruebas de la eficacia o la reducción de la mortalidad, su uso como una herramienta de detección o diagnóstico permanece en investigación.

Bibliografía
  1. Baines CJ: The Canadian National Breast Screening Study: a perspective on criticisms. Ann Intern Med 120 (4): 326-34, 1994.  [PUBMED Abstract]

  2. Miller AB, To T, Baines CJ, et al.: Canadian National Breast Screening Study-2: 13-year results of a randomized trial in women aged 50-59 years. J Natl Cancer Inst 92 (18): 1490-9, 2000.  [PUBMED Abstract]

  3. Baines CJ, Miller AB, Bassett AA: Physical examination. Its role as a single screening modality in the Canadian National Breast Screening Study. Cancer 63 (9): 1816-22, 1989.  [PUBMED Abstract]

  4. Fenton JJ, Rolnick SJ, Harris EL, et al.: Specificity of clinical breast examination in community practice. J Gen Intern Med 22 (3): 332-7, 2007.  [PUBMED Abstract]

  5. Fenton JJ, Barton MB, Geiger AM, et al.: Screening clinical breast examination: how often does it miss lethal breast cancer? J Natl Cancer Inst Monogr (35): 67-71, 2005.  [PUBMED Abstract]

  6. Bobo JK, Lee NC, Thames SF: Findings from 752,081 clinical breast examinations reported to a national screening program from 1995 through 1998. J Natl Cancer Inst 92 (12): 971-6, 2000.  [PUBMED Abstract]

  7. Oestreicher N, White E, Lehman CD, et al.: Predictors of sensitivity of clinical breast examination (CBE). Breast Cancer Res Treat 76 (1): 73-81, 2002.  [PUBMED Abstract]

  8. Kolb TM, Lichy J, Newhouse JH: Comparison of the performance of screening mammography, physical examination, and breast US and evaluation of factors that influence them: an analysis of 27,825 patient evaluations. Radiology 225 (1): 165-75, 2002.  [PUBMED Abstract]

  9. Gui GP, Hogben RK, Walsh G, et al.: The incidence of breast cancer from screening women according to predicted family history risk: Does annual clinical examination add to mammography? Eur J Cancer 37 (13): 1668-73, 2001.  [PUBMED Abstract]

  10. Oestreicher N, Lehman CD, Seger DJ, et al.: The incremental contribution of clinical breast examination to invasive cancer detection in a mammography screening program. AJR Am J Roentgenol 184 (2): 428-32, 2005.  [PUBMED Abstract]

  11. Baxter N; Canadian Task Force on Preventive Health Care: Preventive health care, 2001 update: should women be routinely taught breast self-examination to screen for breast cancer? CMAJ 164 (13): 1837-46, 2001.  [PUBMED Abstract]

  12. Humphrey LL, Helfand M, Chan BK, et al.: Breast cancer screening: a summary of the evidence for the U.S. Preventive Services Task Force. Ann Intern Med 137 (5 Part 1): 347-60, 2002.  [PUBMED Abstract]

  13. Thomas DB, Gao DL, Ray RM, et al.: Randomized trial of breast self-examination in Shanghai: final results. J Natl Cancer Inst 94 (19): 1445-57, 2002.  [PUBMED Abstract]

  14. Semiglazov VF, Moiseyenko VM, Bavli JL, et al.: The role of breast self-examination in early breast cancer detection (results of the 5-years USSR/WHO randomized study in Leningrad). Eur J Epidemiol 8 (4): 498-502, 1992.  [PUBMED Abstract]

  15. Ellman R, Moss SM, Coleman D, et al.: Breast cancer mortality after 10 years in the UK trial of early detection of breast cancer. UK Trial of Early Detection of Breast Cancer Group. The Breast 2 (1): 13-20, 1993. 

  16. Harvey BJ, Miller AB, Baines CJ, et al.: Effect of breast self-examination techniques on the risk of death from breast cancer. CMAJ 157 (9): 1205-12, 1997.  [PUBMED Abstract]

  17. Teh W, Wilson AR: The role of ultrasound in breast cancer screening. A consensus statement by the European Group for Breast Cancer Screening. Eur J Cancer 34 (4): 449-50, 1998.  [PUBMED Abstract]

  18. Moy L, Slanetz PJ, Moore R, et al.: Specificity of mammography and US in the evaluation of a palpable abnormality: retrospective review. Radiology 225 (1): 176-81, 2002.  [PUBMED Abstract]

  19. Houssami N, Irwig L, Simpson JM, et al.: Sydney Breast Imaging Accuracy Study: Comparative sensitivity and specificity of mammography and sonography in young women with symptoms. AJR Am J Roentgenol 180 (4): 935-40, 2003.  [PUBMED Abstract]

  20. Georgian-Smith D, Taylor KJ, Madjar H, et al.: Sonography of palpable breast cancer. J Clin Ultrasound 28 (5): 211-6, 2000.  [PUBMED Abstract]

  21. Dennis MA, Parker SH, Klaus AJ, et al.: Breast biopsy avoidance: the value of normal mammograms and normal sonograms in the setting of a palpable lump. Radiology 219 (1): 186-91, 2001.  [PUBMED Abstract]

  22. Warner E, Plewes DB, Hill KA, et al.: Surveillance of BRCA1 and BRCA2 mutation carriers with magnetic resonance imaging, ultrasound, mammography, and clinical breast examination. JAMA 292 (11): 1317-25, 2004.  [PUBMED Abstract]

  23. Kriege M, Brekelmans CT, Boetes C, et al.: Efficacy of MRI and mammography for breast-cancer screening in women with a familial or genetic predisposition. N Engl J Med 351 (5): 427-37, 2004.  [PUBMED Abstract]

  24. Warner E, Hill K, Causer P, et al.: Prospective study of breast cancer incidence in women with a BRCA1 or BRCA2 mutation under surveillance with and without magnetic resonance imaging. J Clin Oncol 29 (13): 1664-9, 2011.  [PUBMED Abstract]

  25. Lord SJ, Lei W, Craft P, et al.: A systematic review of the effectiveness of magnetic resonance imaging (MRI) as an addition to mammography and ultrasound in screening young women at high risk of breast cancer. Eur J Cancer 43 (13): 1905-17, 2007.  [PUBMED Abstract]

  26. Lehman CD, Gatsonis C, Kuhl CK, et al.: MRI evaluation of the contralateral breast in women with recently diagnosed breast cancer. N Engl J Med 356 (13): 1295-303, 2007.  [PUBMED Abstract]

  27. Lawrence WF, Liang W, Mandelblatt JS, et al.: Serendipity in diagnostic imaging: magnetic resonance imaging of the breast. J Natl Cancer Inst 90 (23): 1792-800, 1998.  [PUBMED Abstract]

  28. Kuhl CK, Bieling HB, Gieseke J, et al.: Healthy premenopausal breast parenchyma in dynamic contrast-enhanced MR imaging of the breast: normal contrast medium enhancement and cyclical-phase dependency. Radiology 203 (1): 137-44, 1997.  [PUBMED Abstract]

  29. Bermejo-Pérez MJ, Márquez-Calderón S, Llanos-Méndez A: Cancer surveillance based on imaging techniques in carriers of BRCA1/2 gene mutations: a systematic review. Br J Radiol 81 (963): 172-9, 2008.  [PUBMED Abstract]

  30. Wishart GC, Campisi M, Boswell M, et al.: The accuracy of digital infrared imaging for breast cancer detection in women undergoing breast biopsy. Eur J Surg Oncol 36 (6): 535-40, 2010.  [PUBMED Abstract]

  31. Arora N, Martins D, Ruggerio D, et al.: Effectiveness of a noninvasive digital infrared thermal imaging system in the detection of breast cancer. Am J Surg 196 (4): 523-6, 2008.  [PUBMED Abstract]

  32. Fabian CJ, Kimler BF, Zalles CM, et al.: Short-term breast cancer prediction by random periareolar fine-needle aspiration cytology and the Gail risk model. J Natl Cancer Inst 92 (15): 1217-27, 2000.  [PUBMED Abstract]

  33. Wrensch MR, Petrakis NL, King EB, et al.: Breast cancer incidence in women with abnormal cytology in nipple aspirates of breast fluid. Am J Epidemiol 135 (2): 130-41, 1992.  [PUBMED Abstract]

  34. Dooley WC, Ljung BM, Veronesi U, et al.: Ductal lavage for detection of cellular atypia in women at high risk for breast cancer. J Natl Cancer Inst 93 (21): 1624-32, 2001.  [PUBMED Abstract]