English
¿Preguntas sobre el cáncer? 1-800-422-6237
  • Ver el documento completo
  • Imprimir
  • Enviar por correo electrónico
  • Facebook
  • Twitter
  • Google+
  • Pinterest

Prevención del cáncer de endometrio (PDQ®)

Aspectos generales

Nota: también se dispone de sumarios del PDQ por separado sobre Exámenes de detección del cáncer de endometrio, Tratamiento del cáncer de endometrio y Tratamiento del sarcoma uterino.

Intervención relacionada con la disminución de riesgo

Anticonceptivos orales

Con base en pruebas sólidas, al menos 1 año de uso de anticonceptivos orales con estrógeno y progesterona disminuye el riesgo de cáncer de endometrio, proporcional a la duración de su uso. Este beneficio permanece al menos por 15 años después de su suspensión.[1,2]

Magnitud del efecto: el uso de anticonceptivos orales por 4 años redujo el riesgo en 56%; por 8 años, en 67% y por 12 años, en 72%.

  • Diseño del estudio: estudios de casos y controles, y estudios prospectivos.
  • Validez interna: buena.
  • Congruencia: buena.
  • Validez externa: buena.
Perjuicios

Con base en pruebas sólidas, el uso actual de anticonceptivos orales se relaciona con un aumento de riesgo de coágulos de sangre, derrame cerebral e infarto del miocardio, en particular, en mujeres que fuman cigarrillos y que son mayores de 35 años.

  • Diseño del estudio: ensayos clínicos controlados aleatorizados.
  • Validez interna: buena.
  • Congruencia: buena.
  • Validez externa: buena.

Actividad física

Con base en pruebas sólidas, el aumento de la actividad física se relaciona con una disminución del riesgo de cáncer de endometrio.[3-5]

Magnitud del efecto: el ejercicio regular se puede relacionar con una disminución de riesgo de 38 a 46%, aunque no se ha observado una tendencia hacia la de reducción de riesgo con el aumento de la duración y la intensidad.

  • Diseño del estudio: varios estudios de cohortes, y de casos y controles.
  • Validez interna: buena.
  • Congruencia: razonable.
  • Validez externa: buena.

Factores relacionados con la disminución de riesgo

Aumento del número de partos y lactancia

Con base en pruebas sólidas, el aumento de número de partos y de la duración de la lactancia se relacionan con una disminución de riesgo de cáncer de endometrio.[6,7]

Magnitud del efecto: las mujeres que han tenido algún hijo tienen una disminución de riesgo de cáncer de endometrio de 35% (cociente de riesgos instantáneos = 0,65; intervalo de confianza [IC] 95%, 0,54–0,77) en comparación con las mujeres nulíparas. La duración de la lactancia también se relaciona con una disminución de riesgo; se observó una disminución de riesgo de 23% al lactar por más de 18 meses. La reducción de riesgo se atenuó cuando se ajustó por número de partos. [8,9]

  • Diseño del estudio: estudio prospectivo de cohortes.
  • Validez interna: buena.
  • Congruencia: buena.
  • Validez externa: buena.

Factores relacionados con el aumento de riesgo

Terapia con hormonas (TH)

Con base en pruebas sólidas, el estrógeno sin oposición se relaciona con un aumento de riesgo de cáncer de endometrio.[10] Este exceso de riesgo de cáncer de endometrio relacionado con la terapia de estrógeno sin oposición posmenopáusica se puede eliminar al agregar progestina, pero esto se vincula con un aumento de riesgo de cáncer de mama.[11,12]

Magnitud del efecto: el riesgo de cáncer de endometrio, que se relaciona con el uso de estrógeno sin oposición por más de 5 años, es 10 veces más alto en comparación con el desuso de hormonas. La adición de progesterona al estrógeno invalida este riesgo, pero la TH combinada aumenta el riesgo de cáncer de mama, lo que no se observa con estrógeno sin oposición.

  • Diseño del estudio: ensayos controlados aleatorizados, de cohortes, y de casos y controles.
  • Validez interna: buena.
  • Congruencia: buena.
  • Validez externa: buena.
Perjuicios

Con base en pruebas sólidas, el uso combinado de estrógeno y progestina se relaciona con un aumento de riesgo de cáncer de mama, cardiopatía, derrame cerebral y trombosis.[11,13,14] Con base en pruebas sólidas, el estrógeno sin oposición se relaciona con un exceso de riesgo de derrame cerebral y trombosis.[15]

Magnitud del efecto: combinación de estrógeno y progestina después de una media de 5 años de tratamiento, aumento relativo de la incidencia del cáncer de mama invasivo de aproximadamente 26%; aumento relativo de cardiopatía de 29%; aumento relativo de derrame cerebral de 41% relacionado con la combinación de estrógeno y progestina, y aumento relativo de embolia pulmonar de 113%.

Estrógeno solo después de una media de seguimiento de 6,8 años, aumento relativo de derrame cerebral de aproximadamente 39% y aumento relativo de embolia pulmonar de 34%. El riesgo de cardiopatía y de cáncer de mama no fue significativamente más bajo desde el punto de vista estadístico en el grupo tratado con estrógeno.

  • Diseño del estudio: ensayos aleatorizados controlados con placebo.
  • Validez interna: buena.
  • Congruencia: buena.
  • Validez externa: buena.

Moduladores selectivos de los receptores de estrógeno

Con base en pruebas sólidas, el uso de tamoxifeno por más de 2 años se relaciona con un aumento de riesgo de cáncer de endometrio.[16,17] Un modulador selectivo de los receptores de estrógeno diferente, raloxifeno, no presenta esta relación.[18,19]

Magnitud del efecto: las mujeres que toman tamoxifeno por más de 2 años tienen un riesgo relativo (RR) de 2,3 a 7,5 más alto de cáncer de endometrio.

  • Diseño del estudio: varios ensayos controlados aleatorizados.
  • Validez interna: buena.
  • Congruencia: buena.
  • Validez externa: buena.

Obesidad

Con base en pruebas sólidas, el sobrepeso o la obesidad se relacionan con un aumento de riesgo de cáncer de endometrio.[20-22]

El riesgo de cáncer de endometrio aumenta 1,59 veces por cada 5 kg/m2 de cambio en la masa corporal. [23]

  • Diseño del estudio: varios ensayos controlados aleatorizados.
  • Validez interna: buena.
  • Congruencia: buena.
  • Validez externa: buena.

Intervenciones con efectos refutados o sin confirmar

Pérdida de peso

Las pruebas son insuficientes para concluir si la pérdida de peso se relaciona con la disminución de la incidencia de cáncer de endometrio. Con base en un estudio, la pérdida intencional de peso autonotificada en tres períodos de edad no se relacionó con una disminución de la incidencia del cáncer de endometrio.[24]

Magnitud de los efectos: el RR de cáncer de endometrio de las mujeres que perdieron intencionalmente 20 lb fue de 0,93 (IC 95%, 0,6–1,44).

  • Diseño del estudio: estudio de cohortes con datos retrospectivos autonotificados.
  • Validez interna: buena.
  • Congruencia: buena.
  • Validez externa: buena.

Bibliografía

  1. Combination oral contraceptive use and the risk of endometrial cancer. The Cancer and Steroid Hormone Study of the Centers for Disease Control and the National Institute of Child Health and Human Development. JAMA 257 (6): 796-800, 1987. [PUBMED Abstract]
  2. Weiderpass E, Adami HO, Baron JA, et al.: Use of oral contraceptives and endometrial cancer risk (Sweden). Cancer Causes Control 10 (4): 277-84, 1999. [PUBMED Abstract]
  3. Moradi T, Weiderpass E, Signorello LB, et al.: Physical activity and postmenopausal endometrial cancer risk (Sweden). Cancer Causes Control 11 (9): 829-37, 2000. [PUBMED Abstract]
  4. Schouten LJ, Goldbohm RA, van den Brandt PA: Anthropometry, physical activity, and endometrial cancer risk: results from the Netherlands Cohort Study. J Natl Cancer Inst 96 (21): 1635-8, 2004. [PUBMED Abstract]
  5. Terry P, Baron JA, Weiderpass E, et al.: Lifestyle and endometrial cancer risk: a cohort study from the Swedish Twin Registry. Int J Cancer 82 (1): 38-42, 1999. [PUBMED Abstract]
  6. Newcomb PA, Trentham-Dietz A: Breast feeding practices in relation to endometrial cancer risk, USA. Cancer Causes Control 11 (7): 663-7, 2000. [PUBMED Abstract]
  7. Salazar-Martinez E, Lazcano-Ponce EC, Gonzalez Lira-Lira G, et al.: Reproductive factors of ovarian and endometrial cancer risk in a high fertility population in Mexico. Cancer Res 59 (15): 3658-62, 1999. [PUBMED Abstract]
  8. Dossus L, Allen N, Kaaks R, et al.: Reproductive risk factors and endometrial cancer: the European Prospective Investigation into Cancer and Nutrition. Int J Cancer 127 (2): 442-51, 2010. [PUBMED Abstract]
  9. Karageorgi S, Hankinson SE, Kraft P, et al.: Reproductive factors and postmenopausal hormone use in relation to endometrial cancer risk in the Nurses' Health Study cohort 1976-2004. Int J Cancer 126 (1): 208-16, 2010. [PUBMED Abstract]
  10. Shapiro S, Kelly JP, Rosenberg L, et al.: Risk of localized and widespread endometrial cancer in relation to recent and discontinued use of conjugated estrogens. N Engl J Med 313 (16): 969-72, 1985. [PUBMED Abstract]
  11. Anderson GL, Judd HL, Kaunitz AM, et al.: Effects of estrogen plus progestin on gynecologic cancers and associated diagnostic procedures: the Women's Health Initiative randomized trial. JAMA 290 (13): 1739-48, 2003. [PUBMED Abstract]
  12. Effects of hormone replacement therapy on endometrial histology in postmenopausal women. The Postmenopausal Estrogen/Progestin Interventions (PEPI) Trial. The Writing Group for the PEPI Trial. JAMA 275 (5): 370-5, 1996. [PUBMED Abstract]
  13. Writing Group for the Women's Health Initiative Investigators: Risks and benefits of estrogen plus progestin in healthy postmenopausal women: principal results From the Women's Health Initiative randomized controlled trial. JAMA 288 (3): 321-33, 2002. [PUBMED Abstract]
  14. Persson I, Weiderpass E, Bergkvist L, et al.: Risks of breast and endometrial cancer after estrogen and estrogen-progestin replacement. Cancer Causes Control 10 (4): 253-60, 1999. [PUBMED Abstract]
  15. Anderson GL, Limacher M, Assaf AR, et al.: Effects of conjugated equine estrogen in postmenopausal women with hysterectomy: the Women's Health Initiative randomized controlled trial. JAMA 291 (14): 1701-12, 2004. [PUBMED Abstract]
  16. Fisher B, Costantino JP, Redmond CK, et al.: Endometrial cancer in tamoxifen-treated breast cancer patients: findings from the National Surgical Adjuvant Breast and Bowel Project (NSABP) B-14. J Natl Cancer Inst 86 (7): 527-37, 1994. [PUBMED Abstract]
  17. Fornander T, Rutqvist LE, Cedermark B, et al.: Adjuvant tamoxifen in early breast cancer: occurrence of new primary cancers. Lancet 1 (8630): 117-20, 1989. [PUBMED Abstract]
  18. DeMichele A, Troxel AB, Berlin JA, et al.: Impact of raloxifene or tamoxifen use on endometrial cancer risk: a population-based case-control study. J Clin Oncol 26 (25): 4151-9, 2008. [PUBMED Abstract]
  19. Cummings SR, Eckert S, Krueger KA, et al.: The effect of raloxifene on risk of breast cancer in postmenopausal women: results from the MORE randomized trial. Multiple Outcomes of Raloxifene Evaluation. JAMA 281 (23): 2189-97, 1999. [PUBMED Abstract]
  20. Bergström A, Pisani P, Tenet V, et al.: Overweight as an avoidable cause of cancer in Europe. Int J Cancer 91 (3): 421-30, 2001. [PUBMED Abstract]
  21. Weiderpass E, Persson I, Adami HO, et al.: Body size in different periods of life, diabetes mellitus, hypertension, and risk of postmenopausal endometrial cancer (Sweden). Cancer Causes Control 11 (2): 185-92, 2000. [PUBMED Abstract]
  22. Olson SH, Trevisan M, Marshall JR, et al.: Body mass index, weight gain, and risk of endometrial cancer. Nutr Cancer 23 (2): 141-9, 1995. [PUBMED Abstract]
  23. Renehan AG, Tyson M, Egger M, et al.: Body-mass index and incidence of cancer: a systematic review and meta-analysis of prospective observational studies. Lancet 371 (9612): 569-78, 2008. [PUBMED Abstract]
  24. Parker ED, Folsom AR: Intentional weight loss and incidence of obesity-related cancers: the Iowa Women's Health Study. Int J Obes Relat Metab Disord 27 (12): 1447-52, 2003. [PUBMED Abstract]
  • Actualización: 4 de diciembre de 2014