English
¿Preguntas sobre el cáncer? 1-800-422-6237
  • Ver el documento completo
  • Imprimir
  • Enviar por correo electrónico
  • Facebook
  • Twitter
  • Google+
  • Pinterest

Trasplante de células hematopoyéticas en la niñez: Tratamiento (PDQ®)

Trasplante de células hematopoyéticas autógeno

Extracción y almacenamiento de las células madre hematopoyéticas autógenas

Los procedimientos autógenos requieren la extracción de células madre de sangre periférica (CMSP) de los pacientes mediante el proceso de aféresis. Se puede usar la médula ósea para el trasplante, pero las CMSP mostraron llevar a una recuperación más rápida y producir menos efectos secundarios. Por lo general, a los pacientes que se consideran para el TCH autógeno se les administra quimioterapia para mostrar la respuesta tumoral y reducir al mínimo el riesgo de contaminación tumoral de la médula ósea. Después de cierta cantidad de cursos quimioterapéuticos, estos se someten al proceso de aféresis, mientras su conteo sanguíneo se recupera de la quimioterapia, o durante un descanso entre los tratamientos quimioterapéuticos. Los factores de crecimiento como el factor estimulante de colonias de granulocitos (G-CSF) se usan para aumentar el número de células madre y progenitoras en circulación (células CD34+). Los centros de recolección controlan el conteo de CD34+ en el paciente y el producto todos los días para decidir el mejor momento de empezar la extracción y cuándo está completa. Las CMSP extraídas se criopreservan para uso posterior; después de terminar el régimen preparatorio intensivo con el uso de quimioterapia de dosis altas que varía de acuerdo al tumor, las CMSP se administran de regreso al paciente en el momento del trasplante.

Indicaciones generales para los procedimientos autógenos, regímenes preparativos o purgación tumoral

En pediatría, las indicaciones más comunes del trasplante autógeno son el neuroblastoma de riesgo alto, el linfoma de Hodgkin y de no Hodgkin recidivantes, los tumores cerebrales recidivantes y de riesgo alto y los tumores de las células germinales resistentes o recidivantes. Los regímenes específicos a determinados tumores se describen en los sumarios de tratamiento del PDQ específicos a cada enfermedad.

Los regímenes preparatorios para el trasplante alogénico se necesitan principalmente para asegurar el injerto de la médula ósea o sangre del cordón umbilical del donante. Sin embargo, el uso de sustancias específicas al tumor en dosis altas no ha mostrado beneficio alguno, en especial, si dichas sustancias añaden efectos secundarios al abordaje. A diferencia de los procedimientos alogénicos, la actividad específica al tumor y la intensidad de las sustancias que se usan en los regímenes autógenos han mostrado ser importantes para mejorar la supervivencia. Una preocupación con los abordajes autógenos con respecto a estos y otros tipos tumorales ha sido la contaminación del producto de células madre extraídas por las células tumorales persistentes. Aunque se han diseñado una amplia variedad de técnicas para extirpar o "purgar" las células tumorales de los productos, la mayoría de estudios que analizan estos abordajes no mostraron ningún beneficio en la purgación tumoral.[1]

Bibliografía

  1. Kreissman SG, Villablanca JG, Seeger RC, et al.: A randomized phase III trial of myeloablative autologous peripheral blood stem cell (PBSC) transplant (ASCT) for high-risk neuroblastoma (HR-NB) employing immunomagnetic purged (P) versus unpurged (UP) PBSC: A Children's Oncology Group study. [Abstract] J Clin Oncol 26 (Suppl 15): A-10011, 2008. Also available online. Last accessed December 11, 2014.
  • Actualización: 9 de julio de 2014